Cuadro de honor (Corrupción)

Son “corruptus cum laude” todos los que están y no están todos los que son

(Ninguno es presunto)

.

Por votos o por botas

La imagen de Fernando Soto Rojas (un pobre hombre, que a duras penas es capaz de hilvanar dos frases seguidas) como nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (Congreso de Diputados) sosteniendo la espada de Bolivar, hecho este que ha sido y será repetido hasta el hartazgo por el “amo y señor” de un feudo llamado Venezuela, es en sí misma el testimonio y demostración del grado de devaluación a que se ha llegado en la que alguna vez fue República de Venezuela.

Esa espada que tanto exhiben es otra alegoría degradada, cuya copia ha sido regalada cual baratija a lo más granado del club de déspotas y bufones del planeta.

En ese gobierno baboso, de pancarta, de pantalla de TV y descojonante palabrería todo es despliegue, ofensiva, marcha, incremento, avance, profundización, proceso, vanguardia, expansión, desarrollo, impulso, ataque, frente, guerra, fuerza, operativo, misión, victoria, batalla, actuación, maniobra, campaña, táctica, ejecución y sobre todo patria, repatria y requetepatria….

Pues bien, esa ficción de patria que machaconamente repiten y repiten, no es tal ni por asomo ¡No señor!, los venezolanos, por no tener, no tienen ni patria, ni país, ni nación. Venezuela es sencillamente un feudo  cubano. Con el inaudito cinismo que lo caracteriza, Fidel Castro, en las reuniones del Partido Comunista de Cuba se refiere a Venezuela como la provincia número 15…. patético.

Toda esa parafernalia de gobiernucho bananero, camorrero, patriotero, relamido, estrafalario y ridiculo a más no poder, es la foto fija de su autoproclamado comandante supremo, nuevo mesías de la igualdad y justicia universal, aventajado discípulo del autócrata criminal cubano paradigma de dictadores.

A nombre de un invento trasnochado de andar por casa, una caricatura de socialismo “ni fu, ni fa” para consumo de idiotas, ese mal imitador de su padre putativo Fidel Castro, obliga al pueblo decente de su país, a tragarse uno tras otro los sapos y culebras de la espantosa corrupción, del escandaloso asalto a los caudales públicos, de la trágica conversión de las ciudades en capitales del crimen, de la inflación más alta del hemisferio occidental, de la demolición sistemática de libertades, políticas, económicas, sindicales, informativas etc. etc.

Así es todo en esa revolución de pacotilla. Diputados que se disfrazan de “pueblo” con sombrero de cogollo y camisa roja para ocupar sus mal habidos escaños.

Ministros (siempre los mismos que rotan en su tiovivo de una cartera a otra). Alcaldes y gobernadores (narco-generales mafiosos, compadres enchufados y familiares del mandamás). Directores, consejeros y todo tipo de “comisionados comisionistas”, fauna de sinvergüenzas que esquilman hasta su quiebra total la infinidad de corporaciones y empresas del Estado.

Son las excelsas figuras salvadoras de la patria, son la llamada “boliburguesía” chavista. Son no otra “cosa” que petulantes, ladrones, oportunistas y logreros, que han hecho del latrocinio gobiernero el negoción de su vida. Son lumpen puro de ignorantes mantenidos revolucionarios falsificados, montados en una ruleta amañada ganan siempre en el “rojo”: robos, fiestas, lujos, copas, viajes… y vuelta otra vez.

En nombre de Bolívar se autocalifican redentores de la igualdad, pero viven en casas amuralladas rodeados por escoltas y se mueven en blindados 4×4 de lujo. La ostentación de riqueza de estos inmorales nuevos ricos insulta la miseria de millones de sus compatriotas a los cuales dicen redimir.

Nunca, ni bajo la Venezuela llamada saudita de Carlos Andrés Pérez, se habían visto exhibiciones tan descaradas de riquezas repentinas en la “clase política” como las de ahora.

Nunca antes en la historia del país se habían “confabulado” y por tanto tiempo, tal magnitud de calamidades provocadas por tal cantidad de mediocres, ladrones, e irresponsables gobernando. Con el agravante además de que son comunistas, socialistas o lo que sea que dicen ser y que ni siquiera disimulan lo que en realidad son.

Nunca gobierno alguno había permitido un asalto a los bienes públicos como el actual. Nunca había habido tanta disponibilidad a la orden de los corruptos ni tanta impunidad.

Esta piara de impresentables (con el comandante de manada a la cabeza) son de costumbres muy aburguesadas. En sus viajes turísticos (siempre en primera clase) de neoriquismo bolivariano a ciudades como París por ejemplo, suelen “guindar sus chinchorros” en ranchitos como el Crillon o el Ritz, se surten de las “baratijas” que se venden en los “mercadillos” de la Place Vendôme, visten de Armani y se despachan las “arepas” que sirven en La Tour d´Argent, esto me consta.

Nadie puede llamarse a engaño, Venezuela se encuentra a merced de una (o varias) bandas de redomados delincuentes mafiosos. Esta “nomenklatura” de maleantes no soltarán así por así la teta de oro de la que están pegados. Son peligrosos porque están invadidos de un enfermizo temor a perder el poder y harán cualquier cosa para conservarlo.

Esa plaga de malandros no se va ni desaparece por sí misma, esa peste hay que erradicarla por las buenas o por las malas, o lo que es lo mismo: por los votos o por las botas, así de claro. (*)

Cantaclaro

————————————-

(*) Parecería una contradicción, pero de ninguna manera trato de justificar un golpe de estado ya que sería una derivación del régimen autocrático actual, sólo que visto lo visto en estos 14 años de trágica pesadilla donde un gobierno corrupto y tramposo que pretende quedarse en el poder indefinidamente, ha puesto en práctica todo un arsenal de chanchullos de bulto (desde desvergonzado ventajismo hasta el fraude masivo) anulando toda posibilidad de cambio mediante elecciones.

Si bien el camino electoral es el ideal, en las condiciones actuales resulta imposible aplicarlo como instrumento para salir definitivamente de esa montonera de incompetentes depredadores. Así que, ¿qué es lo que queda? ¿sacarlos a patadas y en pijama como al hondureño Zelaya y que vayan a montarle la llorona a Fidel?

Dice el refrán que puede ser peor el remedio que la enfermedad y estoy consciente de que no todo cambio es siempre para mejorar, pero también creo que un pronunciamiento militar con el fin de desalojar del gobierno esta desgraciada “democracia cubano-chavista”, probablemente no sería ni tan “ilegal” ni tan “inmoral” y desde luego ni peor.

 

La doctrina del miedo II

Hace ya unos tres años publiqué en este mismo espacio una nota que titulaba “La doctrina del miedo”. Me refería allí al estado latente y permanente de perturbación que padecía la colectividad decente venezolana, ante los desmanes del régimen opresor liderado por un sempiterno ignorante inmoral que subyugaba Venezuela.

Pues bien, sobre esa situación, sobre esa sensación de miedo que ponía de manifiesto en el escrito aquél, puedo decir con absoluta convicción que lejos de disminuir ha aumentado y mucho desde entonces a hoy. Sin riesgo alguno de exagerar, en términos generales la sociedad venezolana actual vive más atenazada que nunca por ese trauma impuesto que la oprime y a veces hasta paraliza.

El venezolano de estos días (aquí entrarían ricos, pobres, tirios, troyanos, moros y cristianos) le tiene miedo a una infinidad de cosas:

Le tiene miedo a quedarse sin empleo pasando en un santiamén de técnico industrial o ejecutivo financiero a vendedor callejero de cebollas, aguacates, pañales infantiles o bragas de señora, engrosando así la lista del “colectivo buhoneril”.

A dejarse la piel y que le salgan canas verdes, en el eterno peregrinar por supermercados, farmacias, mercadillos etc. y no encontrar a ningún precio determinados alimentos o medicinas básicas para sus necesidades diarias. Mientras que en los puertos y almacenadoras (feudos cubanos) se pudren miles y miles de toneladas de alimentos importados, por culpa claro está, de los opositores golpistas infiltrados en el gobierno.

A que al llegar a su casa la encuentre (algo muy probable por lo demás) o robada, o sin luz, o sin agua, o las tres cosas. Y para colmo de males (estos son menores) le tenga que ver y escuchar al comandante supremo en un Aló Presidente de los de siete horas, asegurar que son sabotajes cometidos por la oposición en conchupancia con el Imperio.

A enfermarse y tener que “caer” en algún hospital público, creado sí, por gobiernos anteriores vasallos del Imperio, pero en el que hoy no funcionan los equipos, ni los aseos, ni los ascensores (de quedar alguno vivo es por obra y gracia de la Divina Providencia) y donde desde el instrumental básico de trabajo, hasta insumos tan elementales como guantes, inyectadoras, gasa, termómetros etc. etc. se encuentran desaparecidos desde los tiempos de la gripe española.

A que un mal día reciba la “visita” de una panda de piqueteros profesionales (lumpen puro) de boina y camiseta roja, comandados por el típico “enteradillo de barrio” que no ha dado palo al agua en su inútil vida y le saquen a empellones de su finca, negocio, empresa etc. aduciendo que ha sido “expropiado por la revolución”.

A que una mañana cualquiera lo pongan a hacer “turismo urbano” con una 9 mm. en la sien, en uno esos secuestros exprés tan de moda hoy y que con suerte lo pueda contar, porque el siniestro itinerario no terminó (algo que ocurre muchas, muchísimas veces todos los días) en alguna morgue, acrecentando la estadística.

A que lo maten y rematen para quitarle el teléfono móvil, o las zapatillas, o el escapulario de la Virgen de Coromoto que le dio su abuelita, o cualquier cosa (de algún valor o no) que como dijo el Comandante sea “motivo de provocación capitalista burguesa”.

A verse forzado a emigrar y buscarse la vida en países de los que en un pasado reciente, salieron (por y en circunstancias muy parecidas) muchos padres o abuelos de los que se van hoy. (1*)

Yo…o el diluvio

Mientras tanto, el comandante del micrófono acaba de sentar otro precedente. Si bien es cierto que los regímenes dictatoriales ­de cualquier signo ideológico siempre han sido y son especialmente duchos en apelar al miedo como instrumento de manipulación y control político, al menos en Latinoamérica jamás se había escuchado decir a un Presidente o aspirante a serlo semejante parida: voten por mi porque si no gano vamos a una guerra civil.

Así pues, el miedo al que me refiero y denuncio otra vez hoy guarda directa relación con la salud democrática e institucional de la Nación, y nos da la medida de la catadura legal y moral de la primera magistratura del país, ahora en la doble función de presidente y candidato a ser reelegido, por ser él quien lo promueve.

En segundo lugar, tiene que ver con la supuesta independencia e imparcialidad del ente regulador Consejo Nacional Electoral (CNE) integrado por la reputada banda de “las cuatro fieles sirvientas” (cuatro de los cinco rectores son militantes oficialistas) que en el transcurso de estos 14 años de apagón democrático chavista ha alcahueteado con cinismo y descaro intolerables todo tipo de ventajismos, ilegalidades y trampas varias en favor del régimen. Ventajismos, argucias y artimañas que se han visto corregidas y aumentadas en los últimos meses (o años) de campaña electoral.

Este miedo inmovilista, especie de pánico paralizante que con las bendiciones del CNE el primate inflado trata de imponer, es promovido también de otras maneras y está dirigido a dos audiencias específicas. A los más pobres se les pretende atemorizar con la amenaza de que si  Chávez perdiera el poder, ellos serían humillados, atropellados y despreciados por los más ricos. Y a los menos pobres (clase media incluida) se busca intimidar con la amenaza de que si el animal de monte no ganara las elecciones, los primeros bajarían de los cerros (favelas) y los arrasarían.

La tesis magistral que propone el ilustre resentido social (furriel-cantinero héroe del museo militar) no es otra cosa que la continuación ad infinitum de la lacerante realidad actual, es decir, el reparto de las migajas del “festín patrio” entre sus tuteladas y amadas huestes de malvivientes, saqueadores, invasores, ocupas, refugiados permanentes y mendigantes profesionales, esclavizados todos ellos a su “benefactora voluntad”.

Esas fulanas encuestas

Las encuestas de opinión (que las hay para todos los gustos, colores y olores) proyectan resultados muy ajustados, con posibilidades ciertas de que la oposición unificada logre los votos necesarios que desalojen de la presidencia a un ególatra criminalmente incompetente y termine una larga etapa de desafueros, recuperando Venezuela la democracia que Chávez ha desnaturalizado al punto de hacerla irreconocible.

En todo caso, Hugo Chávez en lugar de demostrar con hechos el acatamiento democrático al resultado de las urnas, en sus mensajes de todopoderoso führer charlatán, insinúa por activa y por pasiva que cualquiera fuere el resultado no abandonará el poder. (2*)

En su acostumbrado lenguaje soez y escatológico el esclarecido comandante por la “desgracia de Dios”,  ha salpimentado su campaña electoral de amor patrio eterno con frases que engrosarán el ya abultado volumen de la insoportable babosearía socialista bananera del siglo XXI

  • Tenemos que neutralizar los planes golpistas de la burguesía.
  • Se puede desencadenar una guerra civil porque ¿quién puede pensar que el pueblo se quedaría con los brazos cruzados?.
  • Tengo informaciones sobre un plan de la oposición para desconocer los resultados del 7 de octubre y cantar victoria para el candidato opositor.
  • Ellos (la oposición) se están preparando con algunos aliados en otras partes del mundo, con medios de comunicación y organizaciones internacionales de la derecha para cantar victoria antes de que el Consejo Nacional Electoral anuncie los resultados.
  • La oposición desconoce la Constitución y las leyes y se dedica a criticar al árbitro y a anunciar que el fraude ya está montado.
  • Nosotros tenemos que estar preparados para hacer frente a esa situación, porque la oposición va a promover la violencia con el apoyo del gobierno de Estados Unidos y otros gobiernos de la extrema derecha.
  • Tenemos que neutralizar los planes golpistas, los planes desestabilizadores para garantizar la estabilidad del país, para garantizar la paz y la continuidad del proceso.
  • La oposición venezolana tiene un paquetazo neoliberal oculto para ser aplicado en caso de llegar a la presidencia.
  • ¿Qué les conviene, una guerra civil? eso sólo le conviene a la derecha fascista encarnada por el majunche (término despectivo para referirse al candidato opositor Capriles Radonski)
  • Hasta a los ricachones, hasta a las familias ricas que les gusta la tranquilidad, les interesa que gane Chávez.

———————————–

Para tratar de impedir lo que pareciera ser inevitable, una vez más Hugo Chávez no oculta su intención de imponer el temor generalizado y está tratando de meterle en el cuerpo al pueblo, ese miedo que él mismo está experimentando ante una muy posible derrota que lo liquidaría definitivamente del panorama político.

Hace ya mucho quedó evidenciado que ese mal chiste del tal Socialismo del Siglo XXI, con sus comunas, fundos zamoranos, desarrollo endógeno, agricultura urbana, guerra asimétrica contra el imperio, poder popular, gallineros verticales etc. etc. solo existía en la mente calenturienta del comandante hablador de chorradas. Como evidenciado ha quedado que este gobierno corrupto y corruptor, ha dado todo tipo de facilidades para crear una inmensa red de complicidades que saquea y desangra impunemente al país.

Algunos definen como incapaz a ese disparate desgraciado hecho gobierno, otros de ser la culminación de la podredumbre, probablemente ambos tengan razón. Aunque nada es fatalmente irreversible, la sociedad venezolana tardará varias generaciones en expulsar del alma nacional las toxinas que le han sido inyectadas durante todos estos años de auténtica pesadilla.

Finalizaba mi escrito aludido al comienzo de estas líneas, con una pregunta: quisiera saber cual es el antídoto del miedo…la respuesta estará en las urnas el próximo 7 de Octubre.

Cantaclaro

 ———————————–

(1*) Cerca de 2 millones de venezolanos, mayoritariamente jóvenes profesionales bien formados, han emigrado. Los he visto desempeñando los trabajos más modestos en países como España, Reino Unido, Francia, Italia, Alemania y hasta en Eslovaquia, es una realidad que me consta. Esa pérdida de capital humano era desconocida en Venezuela hasta la llegada del chavismo.

Según Transparencia Internacional, Venezuela es el país más corrupto de Latinomérica y uno de los más descompuestos del mundo. Ocupa el puesto 178 en la lista de los 183 países del globo, compartiendo ese honor con las peores satrapías africanas y asiáticas. Se parece a la cueva de Ali Babá, solo que con más ladrones.

Los venezolanos, cada año que pasa son como mínimo un 28% más pobres, aun cuando la Nación debido al precio del petróleo, ha ingresado sin control alguno más de US$ 1.500.000.000.000.- sí como lo lee un millón y medio de millones, es decir, supera de largo a lo obtenido por todos los gobiernos anteriores juntos desde que se independizó en 1823. No obstante, la deuda del país con entidades y gobiernos extranjeros asciente a la escandalosa cifra de US$ 320.000.000.000.- A lo que habría que añadir la incalculable “hipoteca” que mantiene con China por la venta de petróleo a futuro a precios viles y demás “calderilla”.

“Llega a la patria de Bolívar el oro que nunca debió salir de nuestro territorio, el Gobierno bolivariano continúa afianzando la soberanía nacional, asegurando el futuro económico de Venezuela”… así decía la voz del locutor y las imágenes de TV mostraban una sucesión de camiones blindados y tanques militares, que trasladaban a las bóvedas del Banco Central las reservas monetarias de oro que estuvieron depositadas durante dos décadas en bancos de Europa. Pero así como llegó, comenzó a irse. Desde agosto de 2011, el gobierno de Hugo Chávez ha vendido 10.200 Kg. de sus reservas de oro, urgido por la necesidad de dólares en efectivo. La noticia se ha conocido apenas esta semana, tras la publicación de un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En reciente documento publicado por la Confederación Venezolana de Industrias (Conindustria), se dice que en la última década han cerrado en Venezuela el 70% de las empresas industriales. Cientos de miles de trabajadores han perdido sus puestos de trabajo.

La infraestructura de Venezuela está literalmente cayéndose a pedazos luego de años de abandono, y su capacidad industrial y agrícola ha sido sistemáticamente diezmada tras miles de expropiaciones y nacionalizaciones arbitrarias e ilegales. El país importa ahora más del 80% de sus alimentos y el petróleo constituye un 95% de lo que recauda en exportaciones. El problema es que, junto con la empresa petrolera nacional PDVSA, el socialismo castro-chavista arrasó con casi tres cuartas partes del parque industrial nacional (de 15.000 empresas privadas que había en 1999, solo quedan 4000), e invadió, confiscó o expropió más del 80 por ciento de las tierras productivas agrícolas y ganaderas privadas para reducirlas a rastrojos, lo que ha dado como resultado que con los dólares de una PDVSA prácticamente quebrada, el país pasó a importar los productos que ya no proporcionan las improductivas industria y agroganadería ahora en manos del “pueblo”.

El llamado bolívar fuerte fue devaluado un 35% y puede que no sea suficiente luego que la vorágine del gasto público ante la próxima elección presidencial de octubre dejara un enorme déficit fiscal. El dólar se cotiza en el mercado negro a más de tres veces el valor del último tipo de cambio oficial por lo que una devaluación todavía más significativa se ve venir en el futuro inmediato a las elecciones.

El presidente Chávez está bajo mínimos en lo que a seriedad y cordura se refiere. Alguien que acusa al Pentágono de haber destruido a Haití con un arma secreta que provoca terremotos, o no está en sus cabales, o es un payaso, o las dos cosas a la vez.

Chávez tiene un cáncer con metástasis de sombrío pronóstico. Si muere en el ejercicio de la presidencia, dejará en herencia tal caos de gobernabilidad, que puede desembocar en un baño de sangre. Es una irresponsabilidad aspirar a la reelección en esas condiciones físicas, pero más irresponsable aun sería elegirlo. Eso lo saben los venezolanos.

(2*) Chávez ha aceptado de buen grado, indignos pronunciamientos violatorios de la Constitución Nacional y de la reglamentación militar, por parte de altos oficiales (ascendidos por él a “dedo” y que siguen activos en importantes cargos), de no reconocer los resultados si no le favorecen.

Según afirma en su libro “Militares y control civil en Venezuela” el profesor (USB) Hernán Castillo, en Venezuela actualmente hay 1.875 generales, dice también que en los gobiernos anteriores a Chávez nunca hubo más de 10 entre generales y almirantes. A título personal añado que en EEUU la legislación castrense sólo permite 11 generales de cuatro estrellas en activo, incluyendo al jefe del estado mayor.

Ni qué decir que tanto el CNE, como el própio presidente están obligados a aclararle al país, si esas deshonrosas declaraciones, la guerra sucia desatada y la movilización de pandilleros armados hasta los dientes actuando impunemente, forman parte de un plan para desconocer la voluntad popular en el muy probable escenario de resultar electo Henrique Capriles Radonski.

 

No más preguntas, please

Hablaba el otro día con un viejo amigo y entre los muchos dimes y diretes venezolanos que por obligado precepto tenemos a “mal” tratar, me recordaba una entrevista un tanto ya lejana que pese a lo interesante y esclarecedora había pasado algo inadvertida, casi bajo la mesa según me comentaba.

Se extrañaba de que ni yo la hubiera nunca mencionado, yo que para eso de ponerle de vuelta y media al presidente del micrófono venezolano no escatimaba letras ni mala leche. Este amigo, insistente como solo él puede llegar a ser, me arrancó la promesa de que la publicaría, así que me ocupo de ella hoy.

Aló mico-mandante

He de confesar que pocas veces he disfrutado tanto (morboso que uno es) de una entrevista de TV como la que el inmenso profesional británico Stephen Sackur le “propinó” al (tan venido a menos hoy) pico-e-plata sabanero venezolano, para su prestigioso espacio HARDtalk que retransmite la cadena BBC.

Días después de emitido el programa y ante las críticas de algún pro-rojito inglés (siempre hay alguno) el entrevistador Stephen Sackur revelaba en un artículo por él escrito para el diario The Guardian los entretelones de aquél, según decía, “peculiar encuentro”.

Sobre los detalles no conocidos ni vistos en la entrevista, el periodista resaltaba que la reunión fue acordada con Oliver Stone para hacer coincidir con la premier de la película “South of the Border”, donde el cineasta norteamericano muestra a Chávez en el rol de héroe protagónico al más puro estilo Hollywood (1*).

Aclarar que el documental en cuestión del que oportunamente me ocupé aquí, pese a la masiva publicidad promocional (Mostra de Venezia incluída) no la vio ni el familiar más cercano del actor presidente estrella.

Como la entrevista la había conseguido Stone para promover su película financiada claro está, por el Gobierno venezolano a un costo multi-millonario, el camarada comandante creyó que se trataba de un encuentro complaciente más. De otra de las tantas farsas que disfrazan de ruedas de prensa o entrevistas y que no pasan de ser simples, aburridas y repetitivas plataformas de propaganda del régimen. Evidentemente con la BBC y Stephen Sackur la cosa no fue así.

Relata el periodista que durante la entrevista hubo un instante en el que Chávez perdió definitivamente los papeles y quería marcharse, se mostró tan agitado y violento que el propio Oliver Stone quien permanecía sentado en una esquina del set, mostraba su desesperada desaprobación haciéndole continuamente señas con ambas manos, como si estuviera dirigiendo alguno de sus films y tratara sin lograrlo de reconducir aquél desastre.

Con esta entrevista se confirmó una vez más lo que siempre digo, mucho comandante del micrófono sí, pero de andar por casita y a la sombra de docena y media de gorilones cubanos, esos que le espantan cualquier criatura que tenga escama, pluma o pelo que le pueda resultar respondón… así es fácil, así cualquiera es comandante, hasta yo.

Hay episodios, situaciones, hechos, que por más que uno pueda entender no logra asimilar, lo que me sucede con este “presidente y su gobierno” es un ejemplo de ello. (2*)

Cada vez que veo y detallo las tan recurridas, demagógicas y tendenciosas respuestas del personaje a la zaparapanda de hostias (y no precisamente consagradas) que le diluviaban del inglés, me pregunto: ¿cómo es posible que este patán a la enésima potencia, este astuto ignorante que no deja de ofender la dignidad de su cargo como Jefe de Estado, este resentido del que lo único que brota es atropello, desprecio y vergüenza ajena, pueda ser presidente de algo? la respuesta la tengo… confío en que el próximo 7 de Octubre la mayoría de los venezolanos también.

Cantaclaro

————————————

(1*) Mediante su populismo, demagogia, el uso masivo de propaganda, dádivas y corruptelas de todo tipo, Chávez ha logrado “atraer” a algún que otro “astro” (la media docena de “insumisos” de siempre) de Hollywood, al hatajo de seudo intelectuales tirapiedras antisistema ídem y a ciertas “organizaciones sociales” interesadas. La complicidad internacional ha sido uno de los principales pilares de apoyo en estos 15 años y que, por razones energéticas, económicas, ideológicas o geopolíticas, jefes de Estado, gobiernos, organismos regionales y mundiales han obviado principios morales y tratados internacionales, legitimando así esa farsa que llaman “Revolución Bolivariana o Socialismo del siglo XXI” dando forma a una estructura fraudulenta absolutamente corrupta que le permitió en su momento incursionar en el exterior de su país como el líder revolucionario genuino de un estado democrático con un pueblo políticamente organizado y maduro.

De esa falsa imagen, de la vergonzosa complicidad internacional y de la descomunal cuantía de más de US$ 1.500.000.000.000.- del ingreso petrolero de los últimos 15 años es que ha vivido Chávez y su llamado chavismo. 

.

(2*) La llegada de Chávez en 1999, para muchos representaba el medio de saldar las cuentas pendientes de una democracia imperfecta, pero otros más conscientes, percibian el regreso de todas las pesadillas totalitarias que se creían superadas, las mismas que siempre habían fustrado el sueño democrático.

En toda la historia republicana y anterior, nunca se había visto un grupo tan inepto, tan corrupto y tan ridículo en funciones de gobierno, nunca. Es lo más parecido a un circo de feria donde coexisten “fieras” y “payasos” con “equilibristas” uniformados de genelales que no pasan de ser todos ellos auténticos jalabolas del supremo maestro de ceremonias, quien con látigo en una mano y fajo de billetes en la otra dirige el esperpéntico espectáculo.

De militar exgolpista a exponente de la antipolítica, de personajillo parlanchín a hijo putativo del “caimán barbudo cubano” las muchas caras de Chávez se resumen en una sola: la de un dictador al uso, de lo que precisamente los latinoamericanos saben y mucho de ellos.

————————————

Aquí les dejo la entrevista… súfranla.

http://www.bbc.co.uk/mundo/america_latina/2010/06/100614_chavez_bbc_entrevista_pea.shtml


La soberana milonga de YPF

A su regreso de la mal habida y peor lograda 6ª Cumbre de las Américas que con total pena y ninguna gloria se celebró en Cartagena (Colombia), la viuda alegre “Botox” de América Sra. Cristina Fernández (1*) presidenta de un país que curiosamente ostenta el record de poseer el mayor número de psicólogos por m2 del planeta, decidió “expropiar” el 51% de las acciones de YPF sin que nadie sepa ni cómo, ni cuando, ni cuanto se va a pagar a los accionistas de la citada empresa petrolera. (2*)

Conociendo al soberano

Una de las principales banderas a las que se abrazan estos payasos de la llamada nueva izquierda latinoamericana, (desde la susodicha Sra. Botox argentina hasta el violador de hijastras nicaragüense, pasando por el cocalero boliviano y el chantajista corrupto ecuatoriano) es la de la soberanía. Repiten incesantemente como loros enseñados el mantra de la soberanía. Esta manera de actuar es típica del hamponato político populista-engañabobos (tantas veces denunciado aquí), que ha sentado sus “soberanos” culos socialistas de opereta en los países parásitos antes mencionados. De Cuba ni hablamos pues sería llover a cántaros y sobre mojado.

Para quienes no conocen las peculiaridades de los países forajidos anteriormente citados les aclaro que dentro de sus fronteras no existen reglas de juego económicas, ni contratos, ni acuerdos de reciprocidad (y de haberlos se los pasan por el forro de sus caprichos) y la credibilidad, seriedad y respeto internacional les importa un mismísimo carajo.

Lo que sí hay y es de lo que van sobrados, es la voluntad indiscutible siempre “soberana” del líder, en este caso “lideresa” populachera de turno. Estos modernos hampones socia-listos del Siglo XXl tan de moda hoy, siempre justifican sus fechorías echando mano del gastado argumento de la soberanía de sus países, como si la única manera de garantizarla fuera con el asalto a la propiedad privada, con el robo del esfuerzo de los demás.

La Unión Industrial Argentina (UIA) respaldó a medias la decisión del su Gobierno al declarar en su cínico comunicado que: debe considerarse un hecho de “excepción”. Hasta Marcelo Bielsa entrenador (argentino por lo demás) del equipo de fútbol de mis amores ha metido su cuchara en este hoy patriotero tarro de miel, mañana caja de truenos. (3*)

Un poco de memoria

A todos aquellos que celebran con entusiasmo esta arbitraria e ilegal medida, recordarles que lo que hoy festejan ha sido confeccionado con el mismo “patrón de sastre” de aquél 2.001 negro donde el gobierno de turno también soberano, después de apropiarse de los fondos de pensiones, después de ramplar con las reservas del Banco Central, después de arrasar con los ahorros de toda la vida del común de los ciudadanos mediante el célebre “corralito”, incurrió en la peor suspensión de pagos (default) de que se tenga noticia en la historia americana y que llevó al país al borde de la disolución nacional. (4*)

Oportuno es también recordar que muchos de los que hoy aplauden el atraco a YPF son los mismos que en aquellos días de quiebra económica, social y moral, clamaban al cielo enrabietados por el escaso (decian) apoyo internacional obtenido aquél “anno terribilis” de cacerolazos, huelgas, pancartas, gases, porras, detenciones y demás deportes de calle.

Fueron días donde los mismos perros con diferentes collares se “morfaron las guitas” de la casi totalidad de los argentinitos de a pie. Días en que Argentina ante los ojos de la comunidad financiera internacional manchó su historia con un borrón (fraude como ese jamás se olvida) que al día de hoy no ha podido lavar ni creo que lo logre. Días que como dice el tango podrían volver. (5*)

Sobre el enfado de la viuda en Cartagena, llama la atención observar cómo al igual que sus “coleguitas bolivarianos”, estos hiper-soberanos del cono sur americano, luego de ser los primeros en desconocer la legalidad y el derecho ajeno, son los últimos en enterarse de que las islas Malvinas, Falkland o como se les quiera llamar, por muy argentinas que pudieran ser, fueron ocupadas en 1.833 (con idéntico procedimiento que hoy se aplica a Repsol) por unos “desaprensivos” que no toman mate sino té, que tampoco son inocentes criaturas, que también tienen sus amiguetes y que nunca han sido facilones de pelar en materia, nunca mejor dicho, de “soberana soberanía”. Son súbditos de Su Graciosa Majestad, paisanos y condiscípulos de Sir Henry Morgan para más señas, a quienes no les duelen prendas a la hora de aplicarles la misma arbitraria, chulesca, prepotente e ilegal medicina del recetario argentino actual, endosándoles soberanamente y por el morro aquello de: we’re here because we’re here 

La historia Argentina, al menos la reciente, es fácilmente predecible por lo recurrente. Hasta donde uno recuerda, Argentina siempre ha sido un país en permanente “crisis” donde porfiadamente se repiten las mismas crisis… y en el que periódica, inexorable y fatalmente lo que toca es hacer la maleta y salir corriendo.

De ahí que como resultado de todo lo anterior, haya por el mundo tanto psicólogo che… cansino contador de viejas y nuevas pero siempre repetidas milongas.

Cantaclaro

————————————–

(1*) Su objetivo era lograr el apoyo de los países asistentes al reclamo argentino de soberanía sobre las islas Malvinas en un documento final que no logró. La Sra. Cristina Fernandez abandonó prematuramente y muy disgustada la cumbre el domingo por la mañana y el lunes anunció la expropiación de YPF. Al día de hoy, según han hecho público altas fuentes oficiales, la intención de pagarle a Repsol un precio nulo es una “decisión soberana fuera de toda negociación”.

El caso de los Kirchner (de quienes siempre se dijo que lo que les unía eran el dinero y los secretos) es particularmente trágico. Amasaron una inmensa fortuna desde su posición política, fueron rescatados con dinero público dado por Chávez y la elección de la Sra. Cristina fue financiada por el sátrapa venezolano. Esta farsa hecha mujer se llena la boca con la palabra soberanía pero deja que un país africano le decomise el buque escuela “Libertad” por impagos de deudas. Inglaterra es su enemiga a muerte (tema Malvinas) pero ello no le impide contratar con empresas de ese país. Alquila aviones a costos millonarios para sus viajes al exterior, pues teme que si usa su avión presidencial se lo vayan a incautar en algún sitio.

Guido Antonini Wilson apareció el 4 de agosto de 2007 en el aeropuerto de Buenos Aires con un maletín cargado de 800.000 dólares. El hecho destapó una ruta Venezuela-Argentina de funcionarios de ambos países que viajaban con maletas de dinero en efectivo sin ningún tipo de registro fiscal. Tras el escándalo, el gordo Antonini apareció en Miami como testigo protegido de un juicio, en el que declaró que la famosa “valija” era una de varias que sumaban 7 millones, cuya destinataria era la presidenta Cristina Fernández.

Esta hoy “revolucionaria” presidenta que disfruta de los “orondos maletines modelo Antonini” repletos de malditos dólares del imperio, propiedad del erario público venezolano, pero obsequiados por su aliado y mecenas electoral Hugo Chávez como si de él fueran, curiosamente coincide con el venezolano en muchos “gustos y haberes” capitalistas. Odia a la prensa y a los periodistas que la componen, de quienes critica que se ocupan demasiado en detalles de su vida privada, como por ejemplo:

No sale ni a dar un paseíto con menos de US$ 50.000 encima en joyas. En sus habituales “viajes privados” de renovación de guardarropa se hospeda en el Four Seasons George V parisino donde una suite “normalita” no baja de € 7.000/dia. Según reseña la prensa de su país, entre zapatos, bolsos, vestidos y demás nimiedades gasta anualmente y por cuenta del fisco claro está, la insignificancia de US$ 470.000.- Nunca se le ha visto repetir indumentaria (por descontado de diseñadores famosos). En su defensa la Sra. Fernandez afirma que el hecho de ser presidenta no implica que deba vestir como una persona pobre. En apenas siete años, su fortuna se ha visto multiplicada por veinte. Posee (demostrado y admitido por ella) más de veintisiete inmuebles, un hotel de lujo y varios locales comerciales. Se ha visto implicada en la compra venta especulativa de terrenos, mediante adjudicaciones a dedo de bienes del Estado. Es la más rica entre sus colegas presidentes de Sudamérica, tras el venezolano de quien se sospecha es el primero y el chileno Piñera, que ya era empresario y multimillonario antes de dedicarse a la política. Así de bajo ha caído Argentina con esta mujer que junto a su esposo primero y en solitario después, pasarán a la historieta de las indignidades como inequívocos protagonistas.

(2*) Argentina como nación tiene su propia leyenda negra sobre incumplimientos de compromisos tanto nacionales como internacionales, lo que le ha dado la fama y bien ganada lana de ser el país maula por antonomasia de América. Posee un amplio prontuario de violaciones al ordenamiento jurídico dentro y fuera de sus fronteras, al menos eso es lo que dicen: el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo económico (OCDE), el Tribunal de Arbitraje del Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio (OMC). Recientemente EE.UU excluyó al país del Sistema Generalizado de Preferencias, por impagos de laudos del CIADI hasta la fecha sin honrar. Se trata de unos US$ 750 millones por las “expropiaciones” de las empresas Adurix, Blue Ridg y alguna otra más.

(3*) El Gobierno español ha pedido esta semana al Parlamento Europeo y a la Organización Mundial de Comercio (OMC) “medidas muy concretas” como la suspensión de las preferencias arancelarias o la posibilidad de suspender las negociaciones para un acuerdo comercial con Mercosur, visto que ese bloque tiene en su seno un país “que no respeta la legalidad internacional”. La compensación  a los accionistas de YPF está claramente establecida en el contrato y leyes argentinas que se estima en unos US$ 10.000 millones. El país no tiene ese dinero de modo que para satisfacela tendría que seguir emitiendo más deuda de la que escandalosamente ya tiene contraida, y que a duras penas logra satisfacer.

(4*) Según las encuestas, una inmensa mayoría de argentinos apoya la medida expropiatoria. Esto es por lo menos sorprendente ya que Argentina tiene un largo y lamentable historial de nacionalizaciones que terminaron en monumentales desastres. De hecho, originalmente YPF junto a Agua de Buenos Aires, Aerolíneas Argentinas y varias compañías de electricidad eran sociedades del Estado cuya mala gestión (léase corrupción) acumulaba inmensas pérdidas para la Nación. La secular necesidad de liquidez del país y la nefasta administración de esas entidades, fueron las causas que motivaron sus privatizaciones. En los años noventa estas mismas empresas fueron nuevamente nacionalizadas (han vuelto las pérdidas y el pésimo manejo) con argumentos muy parecidos a los que ahora ha utilizado la Sra. Fernández con YPF.

(5*) Las últimas declaraciones de la Sra. Cristina Fernández referidas a la situación económica de su país son las siguientes: “esperamos” una recuperación a partir del último trimestre que aseguraría los recursos para pagar los vencimientos de deuda atrasada. En caso contrario Argentina puede recurrir al crédito multilateral y a los mercados internacionales, para lo cual habría que reabrir la negociación con el Club de París y concertar con los que no aceptaron el canje que se les propuso el 2005.

Argentina según publicaciones del FMI, Club de París y la propia Tesorería del Estado mantiene una deuda externa de US$ 275.000 millones de la que más de US$ 54.000 millones son exigibles y están sin regularizar. Sumados amortizacion más intereses, Argentina deberá pagar anualmente durante los próximos 10 años más de US$ 35.000 millones. En estas circunstancias nadie está dispuesto a comprale más deuda, lo que implica que el financiamiento externo lo tiene agotado. Según el índice elaborado por la banca JP Morgan, la prima de riesgo país tocaba esta semana los 1.215 puntos básicos con una rentabilidad del 16,45%. Supera a la de Venezuela y se confirma así como la plaza con mayor riesgo en latinoamérica. A título comparativo les anoto que la prima de riesgo de Grecia estaba esos días en el orden de los 1.352 puntos básicos.

————————————–

Espléndido editorial del prestigioso diario La Nación que no tiene desperdicio:

http://www.lanacion.com.ar/1466963-cont-ypf-confiscacion-y-no-expropiacion


Hugo Pinocho Chavez & Company

La mentira más común es aquella con la que un hombre se engaña a sí mismo. Engañar a los demás es un defecto relativamente vano.

Friedrich Nietzsche

—————-

Hugo Chávez tiene al menos 22 años cayéndole a mentiras a los venezolanos y por extensión al mundo, esta falsificación de comandante ha hecho de la mentira su forma de vida. Desde febrero de 1992 cuando se atrevió a dar un golpe de estado atentando contra la vida de personas inocentes, el teniente coronel no ha producido más que mentiras. Nunca se había visto en la historia de América Latina (excepción hecha con Fidel Castro y compañia) mentir tanto y de forma tan continuada como lo ha venido haciendo en todos estos años el susodicho comandante charlatán.

Conocedor de la frágil memoria histórico-política que caracteriza a la gran mayoría de sus connacionales, ha hecho de esta “debilidad” su mejor aliado, por lo que miente a diestra y siniestra sin el menor rubor. Es más, este gobierno Pinocho ha mentido y miente tanto y tan seguido, que hace ya la intemerata pasó el umbral de enredarse en sus propias patrañas y chorradas.

Son 22 años para el recuerdo de la indignidad golpista, que condujeron a 14 años enervantes por la monserga rompetímpanos y el desparpajo con que miente este impresentable charlatán de feria. Mentir, mentir que algo queda era la doctrina Goebbels. La de Chávez en cambio parece ser la de mentir, mentir, hasta que no quede una sola verdad. (1*)

En sus continuos viajes a Cuba su padre putativo Fidel Castro seguro le dirá que en las dificultades es preciso culpar a la oposición golpista, al imperio yanki, al fenómeno climático El Niño, a la crisis económica mundial, al sionismo internacional, a los colombianos, a la capa de ozono… en fin a cualquier cosa que sirva para distraer la atención o justificar el entuerto. Pero seguramente no le mandará escupir mentiras bajo la premisa de que los venezolanos son unos imbéciles, tan escandalosamente ridículas que ni el más tonto de sus seguidores cree.

¿Qué pasó con aquellos saboteadores eléctricos detenidos, que en los próximos días presentaría al país? ¿Y los magnicidios? Que yo sepa, Venezuela a lo largo de toda su historia ha sufrido un solo magnicidio, uno solo, en cambio en estos años de “revolución magnicida” se han denunciado decenas. Eso sí, sin que aparezcan los culpables, sus armas, documentos capturados, indicios, pruebas, nada de nada. Comoquiera que la reiteración latosa, aburrida y gratuita de magnicidios, terrorismo y golpes de estado no convence a nadie, el baboso telepredicador mayor, grita y grita más y más, y promete y promete más y más pruebas, e insiste una y mil veces en el timo de los fulanos magnicidios y demás patrañas. (2*)

Este comandante bocazas parece sufrir una extraña enfermedad llamada “magniciditis recurrente aguda” debe ser alguna dolencia pasajera (a los pocos días ya no habla más de ello) pero que vuelve y se repite cada dos por tres dándote la lata hasta aburrir a todo Dios con la misma tabarra.

Para más señas, este farsante fabulador cuenta sus novelas sin siquiera tener en cuenta que para mentir, como lo hace a diario, debe ofrecer al menos por mínima que sea alguna base de credibilidad, algún elemento racional en el cual fundar sus extravagantes afirmaciones, pues ni eso. 

Sólo hay que detenerse a observar cinco minutos un Aló Presidente cualquiera, para darse uno cuenta de la cantidad de embustes que este esclarecido cretino es capaz de largar delante de una cámara de TV. todo para meterte con calzador las bondades de una colosal estafa económica, política, social y moral solo comparable a la que padecen desde hace más de cinco décadas en la isla de la felicidad cubana.

Hay sistemas de gobierno, donde la mentira está penalizada, sistemas de gobierno donde mentir es un delito. En la Venezuela de Chávez ocurre todo lo contrario: allí decir mentiras es ley, quien no sepa mentir no puede pretender acceder a ningún cargo por modesto que este sea.

El engaño es una condición sine qua non para optar a ser “alguien” en el gobierno, y mientras mejor sea la falsificación, más posibilidades hay de llegar a ser ese alguien de primera linea en su igualmente falsa revolución. Chávez ha hecho de ello una virtud, ha instaurado el régimen de la “falsocracia”. De ahí que uno vea falsos generales, ministros, diputados, gobernadores, alcaldes, embajadores, jefes de tal o cual empresa del estado u organismo oficial etc., de tan supina ignorancia y en consecuencia total incapacidad para el ejercicio de sus funciones, que el estado general de improvisación, postración y desidia que se aprecia por todas partes sea algo lógico y normal.(3*)

Otro ejemplo palpable de lo que significa mentir para ese gobierno lo constituye el tema de la enfermedad de su Presidente, en este caso y desde un primer momento lo que han hecho es mentir, mentir y más mentir, ¿no les dolerá la boca?.

Cualquier gobierno mínimamente serio y responsable habría informado a sus gobernados, desde las primeras de cambio y con lujo de detalles, sobre los males que aquejan al Jefe del Estado.

El gobierno de Chávez hizo todo lo contrario: lo ocultó hasta que ya no pudo aguantar más. Chávez no quería informar nada sobre su enfermedad, los rumores respecto al cáncer que lo aqueja circulan desde el año 2009, fue una complicación ocurrida en La Habana en Junio de 2011 lo que lo obligó a cambiar los planes.

Cuando sus médicos le informaron que debían operarlo, el Presidente optó por hablarle al país y confirmar lo que hacía tiempo se decía en cada pasillo del Palacio de Miraflores.

Contrariamente a la manera de actuar de Hugo Chávez, el único que dijo la verdad sobre su estado de salud fue el Dr. Salvador Navarrete: al Presidente le quedan poco menos de 2 años de vida, dijo. Ya todos sabemos lo que pasó con el médico, debió abandonar el país y poner los pies en polvorosa porque en Venezuela decir la verdad es un delito de lesa patria. Y es que obligatoriamente detrás de una mentira siempre hay una verdad pero nunca hay una mentira detrás de una verdad, esa es la razón de pura lógica por la cual la verdad termina imponiéndose siempre.

Impedir y negar lo inevitable

Aunque trate de disimularlo  con cadenas de radio y TV, con discursos de 9 horas en la Asamblea Nacional y “consejos de ministros” televisados donde algunos actores se duermen delante de las cámaras, el Presidente Hugo Chávez sabe desde hace bastante tiempo (al parecer sin asumirlo plenamente) que su enfermedad es muy grave. (4*)

En tal sentido, ejecuta acciones y adopta decisiones que constituyen un claro mensaje de que las cosas no andan nada bien. Una de las primeras decisiones adoptadas por el chavismo, como consecuencia de la enfermedad que afecta a su mandamás, fue el adelanto de la fecha de las elecciones presidenciales para el 7 de octubre de 2012.

Las presidenciales por lo general siempre se realizaron en diciembre, pero esta vez de manera inexplicable, el Consejo Nacional Electoral (que él controla) las adelantó 2 meses y postergó para abril de 2013 los comicios municipales.

Otra decisión que, indudablemente tiene que ver con la enfermedad que aqueja al comandante del micrófono, fue el nombramiento de Diosdado Cabello en la Presidencia de la Asamblea Nacional. El oficialismo quiere sellar todos los huecos, la presencia de Cabello en la Asamblea Nacional es para cubrir una posible vacante presidencial, evitando que el gobierno caiga en manos de algún diputado “blandengue” o de alguien que no esté lo suficientemente comprometido con lo que ellos llaman “el proceso”.

La designación del general Henry Rangel Silva como Ministro de la Defensa es otra decisión que obedece al mismo escenario. Chávez colocó al frente de las Fuerzas Militares a un oficial pana-compinche al 100%. Allí no se trató de preservar la institucionalidad allí se primó defender a Chávez. Importante es recordar que Rangel Silva fue el mismo oficial que dijo con su cara muy lavada que las Fuerzas Armadas no reconocerían a otro Comandante en Jefe que no fuera Hugo Chávez.

Pero en la historia latinoamericana abundan episodios de experiencias previas donde los “herederos del poder” (gallinas que quisieron cantar como gallos) no lograron “calzar las botas” del caudillo predecesor. Las figuras de Perón en Argentina, Velasco Alvarado en Perú, Torrijos en Panamá, Duvalier en Haití, Castro en Cuba, etc, etc ilustran el fracaso de los escogidos en equipararse a sus progenitores.

Aunque solo fuera  por un hecho insoslayable, Venezuela no es ni podrá ser en este sentido una excepción histórica. Entre todos los posibles herederos del supremo comandante (desde multi-ministros lamebotas choferes de autobús hasta tenientitos mega-corruptos devenidos en presidentes del Congreso Nacional, pasando por adulterados narco-generales jalabolas) como dice la jerga popular…”ninguno va pal baile porque ninguno tiene con qué”.

Y para variar, termino esta nota con otra noticia del deporte nacional venezolano del rumor. Se dice que el Consejo Nacional Electoral (CNE) podría cambiar (otra vez) la fecha de las elecciones presidenciales. Chávez será operado una vez más en La Habana y de los resultados de esa operación dependerá que haya elecciones o no el 7 de octubre.

Se lo preguntaremos a Fidel…

Cantaclaro

————————————–

(1*) Son 14 años “impartiendo doctrina” por TV a todo aquél que tenga la paciencia u obligación de escucharlo. Enchufa el ventilador de sus babas y larga la cantinela de que ser rico es malo, que hay que repartir entre los pobres lo que a uno le sobre, que su revolución es de amor y toda esa diarrea de chorradas que pone en órbita cada vez que le da por vestir la túnica de profeta bíblico y vocear sus grotescos delirios sobre lo que cree (o dice creer) que es el socialismo.

(2*) En 1950 fue asesinado (se dice que por orden de Marcos Pérez Jiménez) el teniente coronel Carlos Delgado Chalbaud, presidente de la Junta Militar de Gobierno. Una oscura conspiración de su entorno presidencial puso fin a la vida del militar que abogaba por la celebración de elecciones y por la vuelta a la constitucionalidad, contra el criterio de Marcos Pérez Jiménez que sostenía la tesis de no dejar el poder bajo ninguna circunstancia. Este es el único magnicidio registrado en Venezuela en toda su historia republicana. 

El tal comandante del los multi-magnicidios es algo parecido al típico fantasma, monstruo o asusta viejas de película barata de terror, que por más que se empeñe en asustar, lo más que provoca en el espectador es alguna risa antes del cabreo que causa el haber pagado por ver el bodrio.

(3*)  ¿Algún día se llegará a hacer un descarnado ejercicio autocritico donde se analice sobre todo el por qué (el cómo lo sabemos de sobra) se llegó en Venezuela al estado actual de degradación y ruina en todos los aspectos?. Destacar que como colofón vergonzante además de lo demás, el país tuvo y en varias oportunidades, las mejores y más evidentes potencialidades económicas y sobre todo humanas para salir del atraso.

(4*) Ahora más que nunca Venezuela tiene un presidente-comandante bien “cubanizadamente peculiar”. Está enfermo pero está curado. No se deja ver por estar enfermo de lo que se curó. Se va a Cuba para seguir curándose de lo que tenía pero que ya no tiene. Sin haber venido se va otra vez y regresa sin haberse ido. Lo enseñan de vez en cuando junto a Fidel para certificar que ambos están vivos… cualquier día ni siquiera eso.

Nada divertido

Hace un par de días, hablaba por teléfono con un viejo amigo y como era de esperar, entre bla y bla, surgió inevitable el “tema Chávez”…dijo mi interlocutor, es que ¡estás obsesionado con Chávez! a lo que automáticamente respondí: no te lo creas, el tipo me divierte.

Comoquiera que mi respuesta pudiera dar lugar a interpretaciones erradas, pues va a contrapelo con lo que cualquier persona mínimamente sensible (entre las que quisiera contarme) pueda hallar divertido en la tragedia venezolana de hoy, desde aquí me corrijo y le digo a mi amigo que NO, que NO me resulta nada divertido ver lo que acontece desde hace ya 14 años en la atribulada Venezuela. (1*)

No me resulta divertido ver y escuchar por años al “gracioso” Cantinflas-bolivariano cantar y contar chistes, más las mil y una babosadas que de su bocaza puedan salir en hasta 8 horas seguidas de TV. en cadena nacional, mientras que millones de venezolanos, unos dentro y otros (por razones obvias) fuera de su país, padecen las mil calamidades obra y gracias a un patán telepredicador que no sabe ni de qué lado le da en viento. (2*)

No me resulta divertido comprobar cómo un oscuro e ignorante teniente coronel golpista, del que hace apenas 13 o 14 años (históricamente nada) lo único que se sabía es que administraba la cantina del cuartel donde cumplía destino, al día de hoy se haya transmutado en un “estadista” de alcance mundial, venerado y admirado por su magna obra …”verborréica”, lubricada eso sí con el petróleo de todos sus connacionales pero del que dispone como si fuera suyo.

No me resulta divertido ver continuamente cómo este “sacamuelas” a golpe de micrófono y TV, le ha dado al quehacer político (por lo menos americano) una nueva y hasta ahora desconocida dimensión, haciendo del despropósito, de lo grotesco, de lo ridículo, de la descalificación, del insulto, de la burla y el desprecio a los demás el ideario ideológico que rimbombantemente llama socialismo del siglo XXl y de cuya fuente está obligado a beber todo hijo de vecino, so pena de ser escarnecido y arrojado al foso de los “apátridas condenados”.

No me resulta divertido contemplar todos los días a este atracador mayor al frente de su gobierno forajido, cómo se roba las fábricas, las haciendas, las fincas, las empresas, todo…el caradura les llama expropiaciónes pero son robos por el morro. No paga ni céntimo a sus propietarios, y si el muy maula cancela algo es bajo presión de los acreedores (siempre grandes transnacionales) quienes para poder cobrar lo amenazan con embargarle las refinerías, los tanqueros, el lago de Maracaibo, el Panteón Nacional y si se “hace el loco” (más de lo que ya está) le ramplan hasta el carrito de chicha. Siendo después, que si aquello que fue robado sigue funcionando con algún éxito, es porque dejaron a la gerencia anterior como acuerdo de transición, el resto va a la quiebra directa y vivirá del subsidio y la limosna. Ese es el esquema socialista del siglo XXl, el asalto y saqueo a la propiedad privada y el simulacro de la “eficiencia popular”. (3*)

No me resulta divertido comprobar cómo el gobierno dinástico de los hermanos Castro, (sin contar Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Argentina y algún otro que se me escapa) se está comiendo las servilletas, los platos y la bandeja de plata en que les sirve día a día una millonada de dolares de los que no han pagado uno, ni tienen intención de hacerlo. Terminarán comiéndose hasta la mesa y va a resultar que con el cuento de los médicos, los asesores militares, los matones de seguridad, los entrenadores deportivos etc., más bien es Venezuela la que les debe a ellos. (4*)

No me resulta divertido abrir un periódico cualquiera y ver que no hay día en que los titulares puedan dar cuenta de algo distinto a la muerte, a las cifras semanales de asesinados (93% quedan impunes) en las principales ciudades. A las interminables noticias de secuestros, robos, hurtos, violaciones y constatar cómo decenas de delitos más son parte de la vida cotidiana. Cuesta creer que la delincuencia desbordada, la barbarie a que se ha llegado en ese país, ya no se satisface con despojar al ciudadano de sus pertenencias, ahora se ensaña con su humanidad hasta aniquilarlo. (5*)

No me resulta divertido percibir a diario la verdadera vocación dictatorial del grotesco comandante instalado en su trono vitalicio, con sus cortesanos-compadres-compinches, inútiles impedidos de intelecto y formación, resentidos sociales y mega-corruptos que han envilecido todos los poderes del Estado, poniéndolos a su servicio. El poder judicial, por ejemplo, está empeñado en hacer evidente lo que sin rubor alguno dijo su señoría presidenta: la potestad judicial es del comandante Chávez.

En fin, que a los que han pegado las mil carreras para poder hacer la compra. A los que saben lo que es tener una 9mm. en la sien. A los que han perdido a familiares y amigos a manos del hampa. A los que han sido matraqueados (extorsionados) por malandros (delincuentes) sin o con uniforme y placa policial. A los que tienen familiares o amigos presos por manifestar su desacuerdo con ese gobierno corrupto e inmoral. A los que han limpiado sus cuentas o recurrido a familiares para reunir el rescate de un secuestro exprés. A los que se han visto obligados a abandonar su país, familia y emigrar. A los que eligieron alcaldes que el régimen encarcela y destituye porque le da la gana. A los que hacen interminables colas para ser atendidos en un miserable hospital. A los que mendigan en las redes sociales para conseguir medicinas. A los que esperan horas para ver si les despachan una bombona de gas. A los que se quedan sin agua o si les llega no pueden beberla porque tiene olor y sabor a cloaca. A los que mentan madres cada vez que se va la luz, etc. etc. etc… A los que llevan 14 años en ese calvario padeciendo las maravillas de la tal democracia socialista del siglo XXI, seguro que tampoco les resulta divertido.

En definitiva, no resulta divertido para nadie ver cómo Venezuela es hoy a los ojos del mundo, un país hipotecado por varias generaciones, decadente y peligroso. Ya pasaron los años en que los circos montados por un militarucho baboso y gritón que hablaba de justicia y verdadera democracia, llamaban la atención de los países civilizados.

El tiempo fue poniendo las cosas en su verdadero lugar y el “buen salvaje” que tanto divierte a los europeos (siempre que esté localizado fuera de sus fronteras) se reveló como lo que realmente es, un ególatra improvisado y medio loco de inequívoco talante antidemocrático, amo y señor de un país donde la vida perdió todo valor y donde el odio de clases se tornó en política de estado.

Hugo Chávez no saldrá del poder por el cáncer (si es verdad que lo padece), ni por los juicios internacionales que lleguen a hacérsele. Saldrá por el único camino que conocen los pueblos para salir de las dictaduras, por más que estas se vistan con ropaje democrático y sean fruto de amañadas elecciones.

Como sea pero que salga y que lo haga rápido…que ocurra antes de que el iluminado de Sabaneta despierte una mañana creyéndose el Sumo Pontífice del siglo XXI (lo de ser Bolivar está ya asumido) “degrade” y mande a poner preso al Cardenal Urosa Sabino (cosas más originales ya le hemos visto) nombrando en su lugar a Fernando Soto Rojas como “purpurato papabile”.

Que salga sí, que salga más rápido que inmediatamente, que salga antes de que se coman el país entero los cubanos… antes que el hampa mate el último venezolano.

Felices Pascuas y que en el próximo 2.012 se cumplan todos los deseos y esperanzas de los hombres y mujeres de bien.

Cantaclaro

————————————-

(1*) En lo personal y en lo que se refiere a mi “ideario político”, hace ya muchos años que dejaron de importarme las siglas, los colores, las ideologías… asumí como modelo el sentido común, la racionalidad y la coherencia con lo que uno es o cree ser. De todo ello se desprende mi, de alguna manera, “desencanto” con la política, adoptando como patrón un pragmatismo muy elemental. Como lo dijera el célebre Deng Xiaoping incondicional de la realpolitik: me importa muy poco el color del gato, lo que me importa es que cace ratones.

(2*) Siempre ha habido en Venezuela por parte del gobierno de turno, la desagradable práctica de “encadenar” todos los canales de Radio y TV para difundir alguna noticia o acontecimiento oficial supuestamente importante. Pero ese accionar despótico como pocos es, en las actuales insoportables dimensiones, un invento de Hugo Chávez. Sin duda para satisfacer su inagotable egocentrismo y compulsión a hablar hasta por los codos y de cualquier tema conocido o desconocido, generalmente lo segundo. El colmo de ese actuar abusivo lo encontramos en su “inefable” programa Aló Presidente, donde un idem transmutado en tele-predicador, es muy capaz de torturar al público televidente durante 7 horas seguidas y hasta más. El muy caradura. con un morro que se lo pisa, dice que usa el espacio radioeléctrico que es de todos los venezolanos para cumplir con el sagrado deber de informar… ¡habrase visto!

(3*) El país enfrenta más de 40 demandas en tribunales internacionales por parte de empresas transnacionales que exigen indemnizaciones por la nacionalización de sus activos. Los montos de compensación que solicitan las compañías extranjeras superan los US$ 70 mil millones. En la base de datos del Consulado General de España en Caracas había en abril pasado unos 250 expedientes abiertos. Lo habitual son propiedades e intereses de españoles que llegaron a Venezuela hace décadas y que tras años de esfuerzo, trabajo y éxito acumularon un patrimonio más o menos importante de sociedades mercantiles, constructoras, fincas agrarias, urbanas, negocios, empresas, comercios, etc. El propio embajador reconoce que el número de españoles afectados es por desgracia mucho mayor que el de aquellos que han recurrido a la Representación Consular. Sólamente en materia de tierras, de las 8.000 fincas agrarias existentes en Venezuela, 3.500 serían de origen español, 750 estarían ya ocupadas, muchas de las restantes amenazadas y sólo 13 han sido “examinadas” por el Instituto Nacional de Tierras (INTI). El número de empresas, comercios, negocios y propiedades de todo tipo bajo asedio es enorme.

El Centro Internacional de Arreglo de Inversiones del Banco Mundial, publicó en su último informe que Venezuela ha pasado a ser el país más demandado judicialmente del mundo, batiendo así a Argentina que sustenta el segundo lugar. La alianza política entre Chávez y la Sra. Fernández consolida ese dudoso honor. En el presupuesto de 2012 no figura ninguna partida para pagar la deuda del Estado con los propietarios expropiados, lo que indica que no hay ninguna intención de hacerlo.

(4*) Según informes oficiales cubanos, la principal fuente de divisas entimadas en 13.000 millones de US$ para este año con la que el país equilibra su balanza de pagos, proviene del Convenio Integral de Cooperación Cubano-Venezolano el que incluye médicos, enfermeras, maestros, entrenadores deportivos, asesores de seguridad, el petróleo venezolano y la intermediación comercial (comisiones y sobreprecios) de productos que Venezuela importa a través de empresas cubanas.

La International Energy Agency (París) publicaba en su informe del pasado año que Cuba consumió aprox. 80.000 b/d de petróleo, produjo 50.000 b/d y recibió de Venezuela 120.000 b/d. Esto representa un diferencial sobrante de 90.000 b/d que exportó a precios internacionales. En el 2010 Cuba vendió en el mercado mundial productos derivados de petróleo de las refinerías de Ciefuegos y Hermanos Díaz (equipadas y puestas en funcionamiento por Venezuela) por US$ 980 millones.

(5*) Caracas con una tasa de asesinatos de 118 por cada 100 mil habitantes es la ciudad más violenta del mundo. Se trata de un índice escandalosamente superior al de Sao Paulo (81.7) o Cali (75.6). Venezuela tiene un registro de asesinatos mucho mayor que Irak y México, según datos basados en estadísticas policiales citados por el diario The New York Times.

De acuerdo a cifras hechas públicas por el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) en 2011 fueron asesinadas más de 26.000 personas, mientras que el número de muertos de forma violenta en Irak en ese mismo año, según publica la ONG Iraq Body Count que basa sus cálculos en datos oficiales e informaciones de otras ONGs, fue de 4.464 homicidios.

En Venezuela el 93% de los delitos con resultado de muerte no se esclarecen ni se produce un solo arresto. La impunidad es la primera causa del aumento en el número de homicidios. A medida que se incrementa su cifra, disminuyen paralelamente las detenciones. Más del 39% de los delitos (atracos, secuestros y asesinatos en general) son cometidos por ex-policias, escoltas de funcinarios o miembros en activo de los diferentes cuerpos de seguridad del Estado. El Gobierno no aporta información sobre violencia desde hace años y es la prensa la que semanalmente presenta estadísticas sobre crímenes basándose en el número de cuerpos que ingresan a las morgues.

Una de las causas (tal vez la principal) de la espantosa criminalidad que padece el país, se debe a que ese gobierno “populachero” trata a los delincuentes (multi-reincidentes en su inmensa mayoría) como “víctimas de la sociedad” y no al contrario, es decir, a los ciudadanos todos como los inmolados por las bandas delictivas. Esta “política de estado blandengue” con el hampa se aplica bajo la premisa de evitar el enfrentamiento decidido e implacable con la delincuencia, pues sería “perseguir al pueblo” que a fin de cuentas es el sustento de la revolución.


La ley soy yo …

.

Este Tribunal Supremo de Justicia y el resto de los tribunales de la República, deben aplicar severamente las leyes para sancionar conductas o reconducir causas que vayan en desmedro de la construcción del Socialismo Bolivariano.

.

Fernando VegasTorrealva (Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia) en el acto de apertura de las Actividades Judiciales para 2011

——————————

En la democracia, además de la consagración del principio de libertades, es fundamental el establecimiento de la división de poderes entre los diversos organismos de Estado.

.

Sabido es que uno de los pilares que sustentan el estado de derecho es el Poder Judicial, toda democracia se fundamenta siempre en una judicatura autónoma e independiente, de ahí que cuando nos referimos a un estado democrático damos por hecho que el gobierno de dicha nación se subordina en todas sus actuaciones al imperio de la ley, esto es de perogrullo.

.

Hoy en día esa es la característica de las principales democracias de mundo, aunque lamentablemente algunos países, entre los que se cuenta la Venezuela chavista, prefieren seguir adoptando el modelo totalitario impuesto por los regímenes despóticos del siglo XX, es decir, la Italia fascista, la España de Franco, el comunismo soviético, el nacional socialismo alemán, el castrismo, etc.etc.

.

Siempre se ha dicho que la profesión o desempeño más degradante de un hombre o mujer de leyes es dado cuando dicha función se ejerce como juez bajo una dictadura, la historia esta llena de ejemplos que corroboran tal afirmación.

.

En la Alemania nazi, si un magistrado juez no actuaba en “aras del interés del gobierno nacionalsocialista” como así lo expresaba la ley del Servicio Civil, podía ser obligado a retirarse, o peor, podía se juzgado por traición al Estado, varios fueron condenados a largas penas de prisión.

.

Ronald Freisler, presidente del Volksgerichtshof o Tribunal del Pueblo pasó a la historia como uno de los personajes más siniestros del régimen nazi, encarnó el abuso del Poder Judicial del sistema de gobierno, arbitrario, dictatorial y criminal por antonomasia.

.

Entre sus frases célebres destaca una que encaja perfectamente con el tema que me ocupa hoy: puesto que nacionalsocialismo y justicia no pueden separarse, no podrá haber distinción entre los criterios del fiscal del estado, juez y supremo líder.

.

¿Nota el lector alguna analogía con lo que acontece hoy en Venezuela?

.

Cantaclaro

 

A dedo limpio

Articulo 328 de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela

La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y con la ley. En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna. Sus pilares fundamentales son la disciplina, la obediencia y la subordinación. La Fuerza Armada Nacional está integrada por el Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional, que funcionan de manera integral dentro del marco de su competencia para el cumplimiento de su misión, con un régimen de seguridad social integral propio, según lo establezca su respectiva ley orgánica.

———————————–

Les traigo hoy otra prueba de lo mal que está en estos tiempos “robolucionarios” una Venezuela que se cae de merma (además de lo demás) en materias de legalidad, seriedad política e institucional y pérdida de la brújula de gobierno, por parte del “dedo-delincuente” más grotesco, ladrón e inútil, que haya posado jamás sus asentaderas en silla presidencial de nación americana alguna.

La dedocracia en acción

No dejo de expresar mi asombro y vergüenza ajena, cuando en días pasados vi por internet, cómo el comandante del micrófono, en su reciente visita a la población de La Grita, y en un acto entre litúrgico y castrense, o de ser ello posible ambas cosas, hacía gala de su mejor estilo al uso pantallero-populachero, norma y sello del sabio iluminado estadista tan de moda…por ahora.

Hablaba, es decir, hacía lo que siempre hace, con uno de los militares que lo recibieron y como es ya precepto, le hacen la pelota en cuerpo, alma y corazón (al menos lo aparentan) en cuanta ocasión se les presenta.

De pronto se asombró de que el referido oficial no era mayor general, con lo que acto seguido, así como en una inspiración divina le dijo ¡¡ asciéndase a mi compadre !! … no te preocupes que esta semana ordenamos el acto, y te ponemos la otra pepa … propinándole a continuación un delicado manoseo (chepa incluida) ante una tropa y séquito de cortesanos chupamedias, que en sublime éxtasis (también al menos aparente) celebraban la ocurrencia.

Lo ascendió como si fuera un premio salido de una caja de cereales, como una chuchería en reparto de piñata, así, a dedo limpio y por voluntad real del generalísimo comandante vitalicio (si el cuerpo aguanta pero va a ser que no).

Ordenó en plena cadena de TV nacional, el ascenso del oficial al grado inmediato superior. Es decir, que allí no valen los méritos académicos, estudios, acciones destacadas, años de servicio etc., donde el militar tiene derecho a su promoción, siempre y cuando sea la comisión de defensa del Senado quien postule y apruebe el ascenso, sin intervención o “entrometimiento” alguno por parte del Poder Ejecutivo. Así lo dictan específicamente (ordinal 5º artículo 150) la Constitución Nacional y las ordenanzas militares. (1*)

Puede que al oficial de marras no le falten genuinos méritos que lo hagan acreedor al nuevo grado. Aunque a juzgar por el narco-generalato y demás fauna rojita que apaciblemente pasta en la hacienda (el país entero) propiedad del comandante del prodigioso dedo, seria lógico pensar que sí.

Queda claro que en esa República venecubana-banano-bolivariana lo que vale es ser compadre del portento hecho comandante-lider del omnipotente dedo. Lo que vale y cuenta es ser soldado de la revolución y “pana” (léase compinche) del supremo payaso, el mismo que se cobra y se da el vuelto. (2*)

Y me pregunto, ¿qué mamarrachada es esta? ¿qué otra fantochada queda por presenciar?. Por cosas como estas y desde luego peores que estas, se entiende cómo ve uno venezolanos por el mundo que hasta se avergüenzan de reconocer en público su nacionalidad. Sinceramente no es para menos, es de vergüenza pertenecer a esa “patria nueva” chavista.

Conclusión

Todo en ese mediocre y taimado sujeto autoinvestido (también a dedo) Comandante en Jefe es una vulgar imitación, es un fraude, una simple lamentablemente trágica tomadura de pelo que resulta inconcebible en el mundo de hoy.

Como inconcebible es la forma tan burda, chabacana, ilegal e indigna, conque el reencarnado Simón Bolivar versión hablador de chorradas, envilece todo lo que toca.

Cantaclaro

———————————–

(1*) En lo que va de este gobierno se han colocado en la administración pública centenares de militares activos y retirados (especialmente los que acompañaron al “dedócrata” en su fracasado golpe de 1992) con el agravante de que en su casi totalidad son oficiales con muy bajo nivel educativo, estos “designados” han llegaron a ocupar los niveles más altos de la administración pública en ministerios, empresas del estado, embajadas etc. Más grave aún, es que se han insertado además decenas de militares cubanos en el sistema administrativo y militar del país.

(2*) Este falso comandante en jefe, este adulterado estadista que fue designado presidente gracias a su frondosa labia invocadora de pretéritas glorias patrias, grandes dosis de mentiras, astucia y conceptos vacíos, se encuentra en las antípodas del cometido para el que fue elegido hace 14 años. Pasó de ser “un mal menor” a ser “el mayor mal” para Venezuela. Nada tiene que ver con lo que se supone debe ser un presidente responsable, capaz y sobre todo democrático. Este ficticio gobernante forma parte activa del club de déspotas al que pertenece lo más granado del “gorilismo” mundial: Mugabe, Gadaffi, Castro, Lukashenko, Hussein, Ahmadinejad, Kim Il-sung… por nombrar solo algunos.

 ———————————–

Típico ascenso de “patria, patria, más patria y re-patria” bananera, díganme si no es de risa…

http://www.youtube.com/watch?v=3RZOhEE80sU&feature=results_main&playnext=1&list=PL9C34A11246FB0FE4

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar…

Fue un 1º de septiembre de 1969 cuando el anciano rey Idris de Libia, encontrándose en Turquía tomando las aguas para aliviar su reumatismo, es depuesto por un grupo de jóvenes oficiales del ejército mediante cruento golpe de estado. El resultado de aquella escaramuza trajo el derrocamiento de un rey supuestamente pro occidental y el advenimiento de un desconocido y extraño personaje, un joven oficial llamado Muamar el-Gadafi.

Trágica opereta

Este estrambótico sujeto del desierto petrolero africano, estaba llamado a ser un importante foco de atención tanto para occidente como para el mundo árabe en los siguientes 42 años. Este personaje de tragedia y risa, con sus trajes estrafalarios, su narcisismo incurable y su exhibicionismo de nuevo rico, ha atormentando a su pueblo por casi medio siglo y es un corrupto de marca mayor, junto a su familia y asociados (*). Impetuoso, místico y caprichoso, el beduino libio fascinó por mucho tiempo a buena parte de la prensa europea y norteamericana. Su Libro Verde pasó a ser moda y formó parte de la literatura tercermundista de la época.

Gadafi estableció un régimen que denominó como socialista, panárabe, antioccidental y antiisraelí. Proclamó la Yamahiriya (república de las masas) una especie de gobierno directo y protagónico por parte (faltaría más) del pueblo. Libia pasó a ser el centro de erupción de cuanta causa anti imperialista, anti capitalista, anti sistema y anti occidental hubiera. Trípoli se convirtió por varias décadas en el lugar predilecto de “peregrinación” de muchos de los revolucionarios, fundamentalistas, terroristas (o aspirantes a serlo) de extrema izquierda del planeta, quienes encontraron refugio, armas, dinero y entrenamiento.

Con poco más de seis millones de habitantes Libia era el principal productor de petróleo de la cuenca del Mediterráneo al oeste de Suez. Hasta 1981 el 40% del petróleo libio alimentaba la maquinaria industrial de EEUU y Gadafi hizo uso y abuso de ese poder.

Este otro iluminado intervino directa y abiertamente en la vida política interna de más de veinte países de África y Medio Oriente. Fue aliado de lo más granado de la satrapía criminal del momento desde Idi Amim hasta Hugo Chávez pasando por Mugabe, Zenawi, Museveni, El Bashir, Ahmadineyad, Al Assad (padre e hijo) etc. etc.

Este pobre loco (no por loco menos peligroso) invadió Chad, estuvo directamente implicado en los atentados de los aeropuertos de Viena y Roma en 1985, en la discoteca Belle de Berlin, en los vuelos 103 de Pan Am (Lockerbie) y 772 de UTA (Niger) etc. etc…

Este comediante criminal, patrocinó gran parte del terrorismo internacional hasta que en 1986 Ronald Reagan, quien lo consideraba el hombre más peligroso del mundo, ordenó bombardear Trípoli y Bengasi en represalia al atentado contra la discoteca de Berlín, instalación esta frecuentada por marines estadounidenses donde murieron tres militares y más de un centenar resultaron gravemente heridos.

A partir de entonces se percibe un cambio. El otrora anti occidental por antonomasia se va acercando progresivamente a las potencias occidentales: asume la responsabilidad por los atentados, paga indemnizaciones a las víctimas, reparte a manos llenas contratos para la explotación de crudo a las transnacionales del petróleo e incluso apoya la “guerra contra el terrorismo” de George W. Bush. En compensación a lo anterior Estados Unidos y la Unión Europea restablecen relaciones diplomáticas.

Este grotesco elemento, pudo dar esos espectaculares giros en la política mundial gracias al petroleo que tenía para pagarlo. En 2010 Libia era el decimoséptimo productor mundial, pero su cercanía a los clientes europeos acrecentaba enormemente su importancia.

El petróleo le permitió comprar el “aparente apoyo” de las potencias occidentales, pero cuando la situación (efecto dominó) cambió aprovecharon la oportunidad para cobrarse viejas facturas guardadas. Hasta el reino de Arabia Saudita se apresuró en suplir el millón de barriles de crudo que el conflicto libio había dejado fuera del mercado mundial, con lo que anuló la mejor arma de Gadafi.

Conclusión

Siempre se ha dicho que en politica no hay amigos que lo que hay son intereses. Este es otro caso donde queda demostrada tal afirmación. Todos los gobiernos que como quien dice ayer apoyaban al iluminado camellero libio, hoy se apresuran a reconocer al gobierno de los rebeldes.

Otros como los hermanos Castro guardan un prudente pero sonoro silencio desde la Habana. Los chinos que prestan dinero a cambio de cargamentos de petróleo a futuro y los rusos, que suministran armas, se pronuncian a favor del inminente cambio en el poder.

Mientras tanto el comandante del micrófono venezolano, el mismo que condecoró con la máxima distinción que se puede otorgar en ese país, regalandole además una réplica de la espada del Libertador, debe de estar pensando como pedir que le devuelvan ambas distinciones.

Es difícil encontrar (aunque hay varios que se le aproximan mucho) un gobernante que haya llevado la desvergüenza, el descaro, la mentira y el cinismo, a los extremos de Muamar Gadafi, pero esto tampoco lo ha salvado. Esa mezcla de cinismo y petróleo fue muy eficaz para mantenerse en el poder, hasta que un buen día dejó de servir…Mi enemigo del pasado puede ser mi amigo hoy, pero si las circunstancias son propicias no dejaré de recordar que me debe tal factura y pasaré a cobrarla.

Los espejos en que se miran esos viejos y nuevos “iluminados tropicales” hace ya tiempo que reflejan las arenas de Libia.

Cantaclaro

 —————————————-

(*)  Bajo la tirania de este ladrón mayor y asesino consuetudinario Libia se convirtió en un feudo personal de él y de sus hijos. Ha construido un vasto imperio financiero de colosales dimensiones. Tiene cuentas bancarias secretas en Suiza, Dubai, sureste de Asia y países del Golfo Pérsico. Es el 5º inversionista de la bolsa de Milán, es importante accionista del Juventus de Turin, del UniCredit Bank y Royal Bank of Scotland, de la editorial Pearson (propietaria del diario Financial Times) del gigante metalúrgico ruso RusAL, de la armamentística Finmeccanica, de Fiat, etc. etc. Tiene inversiones cuantiosas en Inglaterra, EEUU y otros países y sus “ahorros” se cuentan por decenas de miles de millones.


El perifollo asimétrico del siglo XXI

Los que vimos por televisión el desfile militar realizado en Caracas con motivo del 200 aniversario de su independencia, pudimos presenciar la puesta en escena de un aberrante espectáculo destinado a humillar a los venezolanos en general y a sus Fuerzas Armadas en particular.

No fue tan solo un show más de los tantos escenificados por ese  chauvinista y ridículo gobierno, fue la culminación de todo un mega programa de propaganda política y culto a la personalidad, al estilo “clásico” de los dictadores clásicos, montado bajo la excusa de la celebración de una fecha señalada.

El ritual, el escenario, sus acabados, los disfraces, las palabras emanadas de los guiones “declamados” con engolada voz por los locutores militares exaltando al socialismo sectario y a la revolución chavista, excedieron con creces cualquier manifestación (y las ha habido muchas) anterior. (1*)

La figura del general (cuyo nombre ni puedo ni quiero recordar) que montado sobre un tanque (bien grandote por cierto) presidiendo, dirigiendo o lo que sea que pintara allí subido, con un atuendo recargado, extraño, con los adornos más insólitos: boina roja, guantes rojos, bufanda roja, mangas rematadas en rojo y puños bordados en oro, daba la impresión de estar en presencia del torero-polichinela chavista del siglo XXl.

Si lo anterior que les describo fuera poco perifollo, el general en cuestión lucia su corpachón de muchomacho, “enchapado de hojalata” desde el bigote hasta la bragueta, insinuando mil batallas pero ninguna realizada, como no sean las efectuadas contra estudiantes, amas de casa, empleados y demás apátridas o traidores a la misma.

Para qué contarles más, la esperpéntica imagen, mezcla de traje de torero Art Decó con modelito de John Galliano, era todo un canto al absurdo, a lo estrafalario, a lo ridículo… al más puro estilo Chávez.

La guerra asimétrica (lo que no dijeron los locutores del desfile)

Y desfilaron con la marcialidad y gallardía que era de esperar de estos “rangers” socialistas de nuevo cuño, insuperables Rambos al servicio del socialismo amenazado.

Habían recibido completísima formación por parte de los cubanos, para llevar a cabo con éxito la tan cacareada “guerra asimétrica” mil veces anunciada (como debe ser) en Aló presidente por su Comandante en Jefe. Disponían además de un importante arsenal en armamento de última generación comprado a los rusos, el mismo que vimos en el desfile de marras.

Contaban pués, con sobradas garantías para consolidar la fe avalada en la gloriosa guerra de independencia, donde se acreditó el destino de la Nación forjadora de libertad de cinco naciones americanas.

Consumarían la insigne misión de destruir el imperio más poderoso de todos los tiempos, que amenazaba otra vez con aquello de: “la planta insolente del extranjero ha profanado el sagrado suelo de la patria”  bla, bla, bla…

Comenzarían por rechazar la inminente invasión, después con las fuerzas yankis derrotadas y en desbandada vendría el asalto final a Washington, luego la White House donde vive aquél negro pelo-malo traidor a su raza y después… la gloria.

En principio la guerra asimétrica se dio, y se dio bien (más abajo doy el desenlace). El enemigo fue rodeado por el aguerrido ejercito del pueblo (muy pueblo) atacando con pequeñas unidades de combate situadas detrás de sus líneas. Las operaciones militares fueron de carácter y estructura guerrillera popular. Se aplicaron tácticas milenarias de resistencia y “ataque en la selva” que eludían el regular frente a frente, al invasor había que derrotarlo con unidades pequeñas y móviles. Y así ocurrió… (2*)

La batalla (tampoco la mencionaron… secreto militar)

La batalla se dió en La Paragua, un pequeño enclave en el Estado Bolivar a orillas del rio del mismo nombre. Allí había mineros (indígenas en su mayoría) de varias generaciones dedicados a la extracción artesanal de oro y diamantes.

Estos mineros, fueron brutalmente desalojados de las explotaciones y despojados de sus rudimentarios yacimientos mediante la habitual fórmula del ¡exprópiese!  ¡exprópiese! esta vez el pretexto usado fue la noble causa ambiental.

Una vez que hubieron salido del lugar los antíguos tenedores de las minas, cayeron en masa como plaga de langosta decididos a quedarse con el negocio los mismos Guardias Nacionales que poco antes habían participado en el expolio, es decir, usaron el consabido argumento del: te quitas tu, para ponerme yo. Se “arrecharon” pués y con razón los pemones… se desencadenó la batalla…se desató el salvajismo, la barbarie y estalló el Armagedón indígena del siglo XXI.

Los pemones, la etnia más grande y belicosa de la Gran Sabana, se cabrearon tal y como lo habían hecho en el siglo XVII con Dominicos, Franciscanos, Capuchinos y después con los conquistadores españoles que les sucedieron.

Provistos con armamento (arcos y flechas) del principio de los tiempos, esta vez se enfrentaron a los abusadores “chabestias”, les quitaron sus relucientes Kalashnikov, los amarraron de pies y manos y los encerraron en una gran jaula de madera hasta que se presentó en el lugar un muchomacho generalote que negoció el “armisticio”.

Un detalle triste de este episodio tragicómico es (así lo cuentan los pemones) que el coronel que comandaba la expedición de saqueo, cuando vio a los indígenas con arco y flecha en mano desarmando a sus soldados, puso los pies en polvorosa y salió corriendo como alma que lleva el diablo. Dicen (sinceramente, esto no lo creo) que aún no ha aparecido.

La pregunta obligada es ¿son esos los oficiales asimétricos de la guerra asimétrica del comandante asimétrico que como  “simétricos muñecos” desfilaban el otro día en Los Próceres?

Es de suponer que ya el “imperio” habrá tomado nota de que para su invasión en ciernes, no necesitará marines ni cosa que se le parezca. Les bastará con enviar un par de docenas de emplumados pieles rojas (como no tienen pemones, creo que los que aparecen en la peli “Bailando con lobos” podrían valer) y…auuuuuuuuuu adiós luz que te apagaste…adiós a la gloriosa guerra asimétrica del comandante del micrófono.

Cantaclaro

———————————–

(1*) Hay un hecho cierto en torno a los desfiles militares en general y en algunos más que en otros en particular, donde la profusión y el ondear de banderas es muy sospechosa. Entre sus pliegues suele siempre esconderse camuflado mucho hijo de puta.

Estos bochornosos espectáculos de generales cargados de medallas de hojalata, vociferando consignas alusivas al socialismo cubanoide de patria o muerte y de lealtad hacia un “supremo comandante”, son hechos que vivirán eternamente en el libro de las infamias. El tiempo, árbitro inexorable, es quien siempre delata este tipo de actuaciones, solo que demasiado tarde…

(2*) El término guerra asimétrica comenzó a ser usado por Chávez para referirse a una nueva doctrina de la Fuerza Armada Nacional (FAN), según la cual era necesario prepararse para enfrentar una agresión imperialista contra la patria a través de una estrategia que involucraba también a la milicia y a las organizaciones populares.

La guerra asimétrica incluye el uso de bandas civiles armadas como agentes de la represión y prácticas extremadamente brutales y violentas destinadas a infundir terror en la población. La conclusión de que buena parte de esta brutalidad exacerbada obedece a la influencia del castrismo cubano en Venezuela es imposible evitar.

 

Jorge Olavarría… (Premoniciones de una catástrofe)

       El pasado 5 de Julio se cumplieron 12 años de aquel memorable discurso (denuncia abierta) ante el Congreso de Venezuela en oportunidad del acto celebración de la Declaración de la Independencia, pronunciado por uno de los tres o cuatro intelectuales venezolanos más destacados de los últimos 50 o más años, me refiero a Jorge Olavarría.

Breve semblanza

Descendiente de vascos, nació en Caracas el 12 de diciembre de 1.933

Licenciaturas de Derecho en la Complutense de Madrid, Historia y Letras en Oxford y La Sorbona. Post grados académicos en Bélgica, Luxenburgo y EEUU.

Columnista del diario El Nacional era considerado uno de los mejores articulistas de Venezuela. Fundador editor de la revista Resumen de Caracas.

Senador y Constituyente.

La polémica y la denuncia fueron el sello indeleble de su vida pública. No se doblegó jamás ante nada ni nadie. Se fue del país por un largo tiempo, me voy dijo, porque yo no entiendo a este país ni este país me entiende a mí.

Pasará a la historia como un gran hombre (otro más) adelantado a su tiempo que aró en el mar, nadó contra corriente, superó tempestades y torpedeó inmensos portaaviones.

Falleció en Caracas el 18 de abril de 2005

Sobre el discurso

Designado Orador de Orden por el Congreso Nacional, manifestó públicamente su rechazo al proyecto de Chávez que ya lo vislumbraba hegemónico y con visos de anular la democracia. La vigencia del discurso profético de Jorge Olavarría nos debe llamar a la reflexión hoy en día a todos.

Este discurso, además de ser una impecable pieza oratoria al más puro “estilo Olavarria”, representa, a mi modo de ver, una composición fundamental de análisis, para comprender lo sucedido en la sufrida Patria de Simón Bolivar en estas (como él decía) horas menguadas de supuesta revolución.

Fue la primera, última y única vez que le han cantado al entonces pichón de dictador, “las verdades del barquero” de forma directa y personal, frente al parlamento en pleno y ante la presencia de los miembros de las misiones diplomáticas acreditadas en el país. Fue una jornada reálmente inolvidable de seguro única e irrepetible.

Constituye bajo mi punto de vista, un verdadero hito en la historia política contemporánea de Venezuela, primero por su contenido, segundo por el contexto en el que se produjo y tercero y más importante por sus “características premonitorias de lo que sucedería después”.

Algunos pasajes:

  • Si los venezolanos nos dejamos alucinar por un demagogo dotado del talento de despertar odios y atizar atavismos de violencias, con un discurso embriagador de denuncia de corruptelas presentes y heroicidades pasadas, el año entrante Venezuela no va a entrar al siglo veintiuno, se quedará rezagada en lo peor del siglo veinte o retornará a lo peor del siglo diecinueve.
  • Que más se puede decir para sacudir a los venezolanos que me escuchan y sacarlos de su apatía, de su conformismo, de su cobardía cívica. Para alertarlos de lo que puede suceder y va a suceder si se deja pasar lo que se está diciendo y se está haciendo.
  • En su día fueron más los que siguieron a Boves que a Bolívar. Pero para nuestra fortuna, no todos los venezolanos de entonces se hicieron soldados de Boves. Y no todos los venezolanos de hoy, son como los que ayer siguieron a Boves.
  • Y es por mis hijos y mis nietos y los hijos y los nietos de todos los que tienen hijos y nietos, por quienes he hablado. Ellos son los que van a vivir en la Venezuela del próximo siglo. Ellos son los que van a tener que pagar lo que hoy hagamos o dejemos hacer para detener, o dejar pasar, lo que tanto daño amenaza.
  • Mañana, mis hijos y mis nietos no me podrán reclamar el no haber dicho lo que debía decir cuando pude y debí decirlo. Lo dije.Yo cumplí. Ahora les toca a ustedes…

——————————————

Videos:

1) http://www.youtube.com/watch?v=Z64ql4hLkFg

2) http://www.youtube.com/watch?v=m3_ausL_aJE

3) http://www.youtube.com/watch?v=zDfTJjhmURY&NR=1

4) http://www.youtube.com/watch?v=CfdAnLlPkyI

5) http://www.youtube.com/watch?v=o7dRg9Gab2M

6) http://www.youtube.com/watch?v=-u0Tn6zdd5M

——————————————

Cantaclaro

.

Tarde piaste pajarito…

Los desconcertados personeros del gobierno están fervorosamente postrados en torno a la cama de su enfermo lider paracaidista teniente coronel, hoy visiblemente “perjudicado” por las intervenciones quirúrgicas que le practicó uno de los insignes médicos cubanos que el padre putativo del paciente no mandó para Venezuela. Traducido a un lenguaje llano, bien criollo y comprensible, ello significa que están “guindados de la brocha” y se vigilan unos a otros “como gallina que mira sal”.

Esos babosos asustados que no supieron manejar de forma medianamente seria y eficaz una situación tan simple como la información sobre la enfermedad de su único líder y presidente…¿de todos los venezolanos? se enredaron como “perro en patio de bolas criollas” y necesariamente deben sentir una excitación apasionada en cobijarse bajo el ala protectora del Mesias salvador de sus frágiles pellejos, dependientes claro está, del modelo político imaginario que sólo existe en la mente calenturienta de dicho Mesias pupilo del barbudo decadente de la fracasada revolución cubana.

La ausencia del hombre de la boina roja dejó al descubierto que el gobierno no funciona ni con él ni sin él. Los altos funcionarios, los ministricos de pacotilla y ese Congreso de Diputados de utilería, no han tenido ni capacidad ni poder de decisión alguno para tomar la más mínima resolución para asumir la conducción y las riendas de algo que sea un ápice más importante que la escogencia de cuál mano usar para echarle la pezuña al erario público.

En medio del desconcierto de no oír la voz del amo, el pánico se apoderó de los funcionarios, y los asuntos de Estado y otras menudencias se vieron convertidos en un “vainero” peor que durante la “normal ineficiencia” de los 12 años y pico de desgracia socialista. 

Los escribidores chupamedias, arrastrados de siempre, se pusieron más virulentos y enfilaron las baterías contra todo lo que se moviera en dirección distinta a la que apuntaban desde la caribeña isla de la felicidad. Los factores de distracción se utilizaron con más ahínco y los atropellos verbales llegaron a niveles digamos que también “normales”.

Pusieron caras largas y lloraron a manta (cómo no) con la perspectiva de perder hasta la gracia santificante de su lider, y no se les ocurrió otra cosa que arrecharse con el país entero (“escualidos” incluidos), como si fueran los culpables de la enfermedad del “amoroso comandante-presidente-líder de la patria grande venecubana”. (1*)

Sin la presencia en “cuerpo presente” del comandante del micrófono, lo que quedaba de gobiernucho se dedicó a exigir el respeto y la humanidad de la nación toda, por el “primer enfermo” del país, pero a esos dechados de repentinas virtudes de piadosa misericordia,  se les olvidó que “amor con amor se paga” y un gentío no pudo dejar de pensar en los presos políticos personales del mandamás que también están en las malas, y en que el gobierno de marras ha sido insensible con sus enfermedades y las angustias de sus familias.

Durante más de 12 años los venezolanos han sido irrespetados, insultados y despreciados desde la cúpula del poder que se empeñó en sembrar odio, enfrentamiento, división y separación entre sus compatriotas, y ahora pretende que los frutos sean diferentes a la calidad de lo sembrado. Una espina no se transforma en rosa, y así como el amor obliga, el oprobio también, o lo que es lo mismo: el que a hierro mata no puede pretender morir a sombrerazos. (2*)

¿Piden humanidad? ¿respeto? ¿ahora es que lo hacen?, en doce años ese sufrido pueblo ha soportado desde arriba tantas amarguras, tantos abusos y tantos desengaños que poco puede importarle que su causante padezca la peor enfermedad.

Tarde piaste pajarito…

Cantaclaro

—————————————

(1*) Chávez ha logrado montar un escenario teatral, uno en donde su enfermedad y vida misma es utilizada como objeto pasional destinado a infundir compasión y lástima. Hasta el momento ese escenario parece rendirle buenos dividendos.

(2*) El léxico anti-presidencial (por decir lo menos) de Hugo Chávez ha ido degradándose de tal manera que es al día de hoy francamente insoportable. El “Presidente” no puede ya mantener un lenguaje mínimamente convencional o decoroso, sino que larga de manera incontrolada los peores insultos contra todo aquél que difiera de su modo de actuar.

El realismo mágico…

El ilustre presidente Hugo Chávez será distinguido hoy con el Premio Rodolfo Walsh: Presidente Latinoamericano por la Comunicación Popular. Creamos esta categoría del premio para presidentes como el venezolano que están comprometidos con Latinoamerica. Lo que realizaron en Venezuela con la cadena Telesur es un ejemplo claro de reafirmación de Comunicación Popular, donde la palabra la tienen los que han sido siempre postergados.

Universidad de La Plata (Facultad de periodismo y comunicación social)

—————–

Hay una frase que todos hemos escuchado alguna vez: yo lo he visto todo, así que nada me sorprende. Pues bien, a ellos van dirigidas las siguientes líneas.

El otro día, como lo vengo haciendo siempre después de desayunar, revisaba la prensa. Los titulares de los principales periódicos destacaban los últimos acontecimientos “importantes”: Libia y Fukushima. De pronto, desde una de las páginas interiores de un periódico que ni voy a mencionar, me golpeó la noticia que ha servido de sub título a la nota de hoy.

El realismo mágico

La Universidad es el templo del saber, es el recinto donde hombres y mujeres se forman y someten a continuo debate los diversos temas, allí se discute, se analiza y hasta se “confronta” con ideas, planteamientos, opiniones… La Universidad instruye y moldea el carácter de sus egresados, eso sería al menos el ideal que se pretende. De la Universidad salen (lamentablemente no siempre es así) los futuros dirigentes políticos, los futuros investigadores, los futuros científicos, los futuros escritores, etc. etc. De la Universidad surgen ciudadanos sobre los que recaerán mañana las mayores responsabilidades y el rumbo de su país y del mundo.

Que la facultad de una Universidad (no importa cual) premie a un personaje con el “prontuario” de Hugo Chávez, cuyos delitos serán sin dudarlo juzgados en tribunales tanto nacionales como internacionales, dice mucho del “pelaje” de tal institución.

Este personajillo bananero ha cerrado 38 emisoras de radio y una planta de TV, mantiene bajo permanente acoso a la prensa escrita de su país, ha perseguido y agredido a periodistas, y ha manipulado a su antojo los diferentes medios… al menos eso es lo que dice el abultado catálogo de denuncias de La Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el capítulo Venezuela. Por todo lo anterior, por todo lo que ya he dicho en notas anteriores y por todo lo que me falta por decir, es que afirmo que la noticia proveniente de Argentina es sencillamente repugnante.

Si en algo ha destacado el ignorante sátrapa, ha sido en destruir lo que otros construyeron, tal ha sido su quehacer, que hasta ha logrado fracturar la propia naturaleza de la convivencia civilizada. Ha puesto de un lado al lumpen de toda sociedad y del otro a los que sí se formaron en universidades plurales, libres y democráticas.

La sociedad Argentina debería estar preocupada a la vez que abochornada. Una institución universitaria de ese país ha reconocido como meritoria la fundación de Telesur, una plataforma propagandística más del monopolio comunicacional que impera en Venezuela.

El premio o galardón otorgado por la Universidad de La Plata al comandante de la desinformación, el atropello y el pillaje, se correspondería perfectamente con lo que el ilustre Arturo Uslar Pietri dio en llamar “El Realismo Mágico Latinoamericano”, es decir: se pretende dar credibilidad a lo falso, extraño y anormal, presentándolo como válido y verdadero. Suena chocante pero yo lo veo así.

Dicho galardón podría solo justificarse si se reconocieran las sopotocientasmil horas y requetecientosmil minutos de programas Aló Presidente, tribuna desde donde el hoy galardonado lenguafloja, pretende lavar el cerebro de los que comen todo lo que les echa. En eso le reconozco un mérito singular, premio sí, pero a la manipulación, a la mentira, al abuso, al desparpajo, a la pesadez y al fastidio.

Hubieran quedado mucho mejor distinguiendo al (nunca mejor dicho) comandante del micrófono, con un premio que se me ocurre podría ser “el micrófono de oro al mérito”…de la insustancialidad mental.

Cantaclaro


Sus señorías diputados…

Se dice que una imagen vale más que mil…. pues bien, aquí les dejo cuatro perlas “naturales”, verdaderas joyas parlamentarias que les dará una idea muy aproximada de lo que hoy es la representación oficialista en la Asamblea Nacional (Diputados) de Venezuela. Recordarles que muchas veces la realidad supera la ficción…este es uno de esos casos.

Permítanme presentarlos:

Orlando Zambrano

A este legislador (a tiempo completo) no lo conocia ni la madre que lo parió y menos aún oficio ni beneficio, hasta que participó (a riesgo de su vida) como lugarteniente de la “comandanta” Lina Ron, en el épico asalto a la hasta entonces inexpugnable fortaleza del Arzobispado de Caracas. Es un elemento salido de nadie sabe donde, que por no saber no sabe ni hablaL, emite sí, unos alaridos guturales que según dicen es el sonido de la selvas de Petare. Asiste a las sesiones ataviado con sombrero de cogollo y camisa roja, por descontado made in China …como para no desentonaL puÉ.

Braulio Alvarez

Este ejemplar híbrido de “el tonto del pueblo y pirata somalí”, sabe hablaL pero no se le entiende un carajo. Afortunadamente habla poco, es como “disimuloso” “guabinoso” como resbaloso diría…además mira raro. Es lo más parecido a un “aguaitacamino”, siempre está como acechando en la noche eterna, que es en lo que se ha convertido la Venezuela de hoy. Aparece siempre tocado con gorra (esta es made in Bangladesh) de guerrillero fidelista como para meterte el miedo en el cuerpo, se le ve como con ganas de fusilaL a toiiiitos tos…mala vaina el tipo.

Dario Vivas

Este sujeto hablaL habla hasta por los codos, pero de lo que no sabe ni sabrá, es otro híbrido, en este caso de Chávez, culebra mapanare y un “toquecito” de araña mona. Dicen que es malo hasta decir basta. En su haber pondría…nada, todo en este “asusta viejas” está en el debe pues según cuentan debe todo lo que tiene, todo lo que come y todo lo que bebe. Apuntar sí que apunta buenas maneras, según refieren los dueños de botiquines de carretera que el susodicho frecuenta, después que se ha tragado todo el “miche” que había y más, se va lisito pero diciendo: apunta esto en mi cuenta. Otra mala vaina pero más piol. Por cierto lo llaman “el mapurite”.

Cristobal Jiménez

Ilustre y nunca justamente ponderado interprete y compositor de “música clásica”… populaL de alpargatudos, peloeguamas, galleros, amanecidos y demás “marramucios”. Doctor Honoris Causa (no es coña) por La Universidad Nacional Experimental de los Llanos Occidentales Ezequiel Zamora (Unellez). Escucharlo una vez es no dormir en tres días (mínimo)… sus interpretaciones son tan tan… “pegajosas” que te persiguen hasta debajo de la cama y terminan por pegársete, osea que te pegan hasta que te dejan grogui. Dios !!! qué “plasta” de hombrecito éste, irritante e incómodo como piña bajo el brazo y “resabío” como policía de Achaguas.

——————————

El país puede dormir tranquilo, estos “ejemplares ciudadanos” son los que se proponen legislar para sacar a la nación de la ignorancia y el atraso. Estos son los redentores de la patria, estos son los que enfrentarán la inminente invasión del imperio yanki y lo derrotarán. Estos son los que deben ser tomados como ejemplo… pero de lo que no debe ser.

——————————

Si hay alguna palabra cuyo significado el lector no reconoce, aclararle que son modismos venezolanos, concretamente de la región de los llanos. Son de muy baja ralea, sus significados los podrá obtener (si su cuerpo y mente lo resiste) viendo un Aló Presidente cualquiera… sale académico de “la lengua”, eso garantizado.


Cantaclaro
.

Del oro negro al excremento del diablo…

A estas alturas de la película, todo el mundo conoce con pelos y señales lo que ha sucedido, esta pasando y seguro seguirá en el norte de Africa y Oriente próximo.

Son los ciudadanos comunes y corrientes de países como Túnez, Egipto, Libia, Sudan, Siria, Marruecos, Jordania, Arabia Saudí, Yemen, Omán y alguno más, los que triturados bien por monarquías sacadas del “sombrero mágico occidental” o bien por “santones” iluminados oportunistas salvapatrias, los que han dicho basta.

Estos pueblos a pesar de sus innegables contradicciones culturales e históricas, ya no dan para más, han sido brutalmente sometidos a los mayores abusos, corrupción y pillaje.

Todo ello fue posible gracias a la alcahuetería y conchupancia de las potencias occidentales (en general) que por razones obvias, siempre miraron para otro lado e hicieron oídos sordos ante los desmanes de cuanto rey, general o iluminado profeta aparecía.

El tema da para mucho, en él confluyen innumerables circunstancias políticas, económicas, sociales, culturales, religiosas etc. pero sin duda, el común denominador de todas ellas tiene que ver con lo que aquél ilustre venezolano Juan Pablo Pérez Alfonso dio en llamar “el excremento del diablo”, osea el petroleo.

Es este un importante añadido a los problemas que subyacen bajo la “inestabilidad” tanto política como económica del mundo actual. Problema que (más pronto que tarde) tendrá que ser resuelto. El diablo cada vez defeca menos y el planeta en su conjunto (tal y como lo tenemos montado) cada vez depende más de sus excrementos.

No se quien trajo el mundo, pero lo que si sé (de seguir así) quien se lo llevará: el diablo, o lo que es lo mismo, nosotros…

Loco, peligroso y suelto

Por fin estoy de acuerdo en algo de lo que ha dicho el patriarca de los dictadores Fidel Castro y que comparte (faltaría más) a pies juntitos su aventajado discípulo el comandante del micrófono Hugo Chávez. El primero con 52 años de “glorias patrias” acuestas y el segundo con 12 de ídem.

Me refiero a las declaraciones de ambos sobre Libia, donde afirman que en ese país existe el estado de guerra civil.

Pero en lo que no estoy para nada de acuerdo, es en el enfoque (interesado) que le dan al asunto cuando matizan que el coronel beduino “le hace frente” a una guerra civil. Eso ni es lo mismo ni se escribe igual.

Gadafi pésele a quien le pese, forma parte de esa guerra civil. Gadafi es además parte propiciatoria de esa guerra civil. Gadafi y nadie más, es quien ha convocado, reclutado, armado y lanzado a sus milicias y mercenarios, a esa guerra civil. Gadafi y solo él es quien califica de perros, de drogados y de locos a quienes se le oponen y que apenas ayer llamaba amados hijos.

La realidad que ya nadie puede ocultar y menos manipular es que este coronel hace ya tiempo perdió la razón, enloqueció de tal forma que no le bastó ordenar el derribo del avión de PanAm en Lockerbie y múltiples fechorías más, este pobre pero peligroso loco se negó a escuchar el clamor popular y ahora está empeñado en teñir de sangre las arenas de Libia.

Cantaclaro

 

.

John Barry…

Un poco tardía pero por “fuerza mayor”, tengo que poner hoy aquí una nota que nada tendría que ver con lo que trato normalmente en este blog. Es algo triste, algo que nos trajo este 2.011 en materia musical.

Aunque muy superficialmente me referiré a un genero musical, ligero sí, pero no por ello (al menos para mi) menos importante: es la música de cine y con ella uno de sus mayores exponentes.

En los comienzos, cuando el cine era mudo, el propio público pedía acompañamientos musicales a lo que veía, así nació lo que con el pasar del tiempo se llamó banda sonora o música de cine. Sin duda que este “duende melodioso” nos ha marcado a muchos, para bien y para siempre.

Son varios los grandes compositores de este género, cuyo talento ha hecho del cine “algo más”. Obligatorio es mencionar por citar solo algunos, a Max Steiner, Dimitry Tiomkin, Miklos Rozsa y más recientemente Herry Mancini, John Williams, Ennio Morricone y otros.

Pero entre todos ellos hay (aquí entraría, lo reconozco, a jugar un papel determinante mi admiración o más bien devoción) uno que con diferencia se lleva la palma: John Barry.

Este notable compositor le dio al cine una dimensión distinta, magnífica, espectacular… Son (somos) muchos los que nos hemos emocionado y hasta conmocionado con su inmenso talento y somos muchos también los que nos hemos enamorado con sus esplendidas melodías.

La música de Barry no desaparecerá ni pasará jamás de moda porque fue construida sobre valores eternos que llaman a nuestros mejores sentimientos.

Las nuevas generaciones, los jóvenes de hoy, tienen otros gustos musicales, lo sé, pero creo que valdría la pena mostrar a nuestros hijos y nietos esas joyas de siempre que perdurarán por siempre…quiero creer que sabrían reconocer esos nobles sonidos del pasado.

Aquí les dejo una pequeña muestra de mi “anacronismo” que espero lo disfruten:

  • Born free
  • Smile (Chaplin)
  • Dances with wolves
  • Hanover street
  • Indecent proposal
  • Midnight cowboy
  • Out of Africa
  • Somewhere in time
  • Until september
  • Give me a smile

——————————————–

 

 

He sentido mucho esta desaparición, pero al mismo tiempo me encuentro agradecido por los muchos inolvidables momentos que he vivido acompañado de su música. Donde quiera que esté le dedico un guiño de homenaje deseándole lo mejor de lo mejor, se lo merece. Nos dejó un inmenso tesoro que sabremos apreciar y disfrutar… gracias John.

Cantaclaro

.

País de emigrantes…

Triste calificativo para un pobre país rico. Sin embargo, esa es la realidad de la Venezuela del año 2011. De la Venezuela del siglo XXI, de la que todos se ufanaban y creían tener en sus manos el paraíso terrenal. La tierra de la esperanza a la que acudieron en oleadas, durante las décadas de los cincuenta y sesenta, excelsos grupos migratorios de gente noble, honesta y trabajadora de Europa, principalmente de España, Portugal e Italia, así como de muchas naciones del medio oriente, del norte, del centro y de sur América. Esos grupos, mezclados entre ellos y con los autóctonos, dieron vida, color y sabor a esa nueva generación de venezolanos que con su belleza, caballerosidad y honestidad eran recibidos como buenos mensajeros en todas las latitudes del planeta.

Sin embargo, hoy en día todo eso ha cambiado. Con la excepción de las reinas de belleza, quienes son sus mejores embajadoras, en la generalidad de los casos los venezolanos de hoy son mal vistos y hasta repudiados. Muchos para sobrevivir tienen que permanecer ilegales y soportar vejaciones en esos países en los que hasta hace poco los recibían con alegría y ahora son llamados sudacas indeseables.

Las causas que motivaron esta catástrofe social han sido variadas, desde no saber sembrar el petróleo, pasando por la administración de gobiernos mediocres, incapaces, populistas y corruptos, hasta lo más sencillo: no saber apreciar lo que tenían. Tristemente ese es el resultado y en eso se han convertido en estos tiempos de “oscurantismo revolucionario”, en eso se ha convertido en estos últimos 11 años la por ahora República Bolivariana de Venezuela.

A ello se suman nuevas presiones y descrédito interno, propaganda oficial xenofóbica y acciones en la que los máximos jerarcas del Gobierno actual irresponsablemente pregonan e incitan la fuga de talentos con la célebre frase de que se vaya el que quiera. En la que el atentado trasnochado de la libertad, de la intervención o de la persecución y las posibilidades de surgir son nulas si no te adaptas servilmente al sistema.

Ese es el país que construyeron Carlos Andrés Pérez, en sus dos gobiernos, Jaime Lusinchi, Luis Herrera Campíns, Luis Alfaro Ucero y al que el actual “comandante iluminado redentor” le ha dado la puntilla. Es ese el país que como borregos y como una sociedad de cómplices les dejaron construir, perdón destruir. Ese es el país que al día de hoy es una nación emigrante. ¿Es eso lo que merecen?

A ese territorio maltrecho, ultrajado y dolorido es al que se le fugan sus cerebros más valiosos, su juventud, su clase media formada y consolidada con sacrificios a través de décadas porque sencillamente no quieren vivir en otra Cuba, Irak, Libia, Uganda, Corea del Norte o en un país en el que se despilfarran miles de millones de dolares en exportar revoluciones, donde se malversan otros tantos y dónde la trampa electoral el atropello la violación constante de la Constitución Nacional aprobada a instancias del propio Gobierno en referendo popular y el estado de derecho son el pan nuestro de cada día.

A esa Venezuela, no la del neoliberalismo salvaje, sino la del populismo salvaje, la de la buhonería salvaje, la de la marginalidad salvaje y la delincuencia salvaje es a la que abandonan sus hijos, que prefieren ser inmigrantes o ciudadanos de cuarta categoría en países del primer mundo, que esclavos de primera en una república de cuarta. Por lo menos eso es lo que comentan centenares de jóvenes y familias temerosas que huyen hacia Canadá, Australia, Estados Unidos o hasta la misma España, de donde hasta ayer venían grandes grupos migratorios (mis padres entre ellos) buscando mejor futuro como tierra de asilo político y promisión.

Al pensar con dolor en lo que se ha convertido ese país, veo con más estupor el inmoral deseo de que el se quiera ir que se vaya, así como la disparatada política de abrir sus fronteras a grupos de indeseables que llegan de otras comarcas con sus vicios y su miserias a convertirlos en una nación de quinta clase, cuando pudieran ser un nación de primer orden ¿Por qué ese irresponsable deseo de que se vayan los talentos y la clase media honesta y trabajadora? ¿Será acaso cierto el principio de que en el país de los ciegos el tuerto es rey?

Ojalá que estas líneas sirvan de reflexión, aunque ya sea tarde para evitar tantas lágrimas, ante la dura despedida de un ser querido, de ese balsero venezolano que se va a otras latitudes a buscar lo que en estos momentos el Gobierno de su patria le niega: respeto al ser humano, seguridad, dignidad y posibilidades de trabajar y surgir.

El inicio de una nueva vida, dejando atrás tantos recuerdos para no saber cuándo volver, es traumático y desalentador. Si lo dudamos, preguntémoselo a los que ya vivieron esa amarga experiencia de ser emigrantes.

Venezuela, llámese como se llame o como la quieran llamar, es la tierra de Guaicaipuro, Bolívar, Páez, Pérez Bonalde, Pedro Elías Gutiérrez, Gallegos, Uslar Pietri y de millones más, en la que unos nacieron y otros fueron a sentirse libres, luchar y prosperar en esa ribera del Arauca vibrador, donde los hombres deben tener las mismas oportunidades, donde todos son hermanos de la espuma, de las garzas, de las rosas y del sol.

Cantaclaro

.

¡¡ Exprópiese-exprópiese-exprópiese !!

Cada lunes los venezolanos amanecen con la noticia de que hay otra empresa expropiada, o mejor, otra empresa robada.

Ese edificio de allá ¿privado? ¡¡exprópiese!! ¿y esta casita de aquí? ¿privada también? ¡¡exprópiese!! ¿y esa finca de más allá? ¿de quien es? ¡¡exprópiese!! ¿aquella fábrica de perinolas es de algún oligarca? ¡¡exprópiese!! ¿la chupeta de aquel niñito catire que me mira asustado, de qué sabor es? ¿de mandarina? ¡¡exprópiese!!

No importa la actividad a que se dedique, se envía una montonera de inadaptados resentidos sociales acompañados de la Guardia Nacional y punto. Las indemnizaciones se harán efectivas cuando la rana eche pelo. Que se sepa solo se ha cancelado una ínfima parte (testimonial) de todo lo que deben, ¡¡ qué cinismo !! ¡¡ qué desvergüenza !! (*)

Ese gobierno forajido y rapaz le debe a cada santo una vela, en la lista hay: cementeras, siderúrgicas, vidrio, azucareras, agroindustrias varias, empresas suplidoras de servicios petroleros, transportes, bancos, hoteles, centros comerciales, complejos habitacionales, edificios, distribuidoras de alimentos, automercados, miles de hectáreas arrebatadas por asalto a modestos legítimos propietarios etc.etc.

Es de público conocimiento que como el Estado tiene cada día más deudas y menos ingresos, las “expropiaciones” conservan su nombre pero en realidad son meras confiscaciones.

No hay en el planeta país “democrático” que sufra impunemente esas expoliaciones, ese ritmo frenético de sustituir el aparato productivo privado por un monopolio estatal ineficiente y corrupto que convertirá más pronto que tarde a Venezuela, en una mala versión de lo peor que ha ocurrido en la Cuba dinástica de los hermanos Castro durante sus 52 años de reinado.

Mientras que en la “isla de la felicidad” están tratando en corregir los errores por no decir horrores de la economía dirigida y buscan desesperadamente la vía de China y Vietnam, en los “predios” del comandante lenguaraz, los aprendices de brujos quieren reeditar el más salvaje e ineficiente capitalismo de Estado al que con eufemismo característico lo denominan socialismo del siglo XXI.

Y es que ese desgobierno maula, marrullero y contumaz, sabedor de que ya tiene fecha de caducidad, te roba lo que con tanto trabajo y sacrificios has logrado construir, mostrándolo luego como, nunca mejor dicho, obra “robolucionaria”.


Cantaclaro
——————————————-

(*) Según cifras convalidadas por: Asociación de Propietarios de Inmuebles Urbanos (Apiur), Federación de Centros Españoles de Venezuela (Feceve), Confederación Nacional de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice) y Consejo Nacional de la Industria (Conindustria), el Estado venezolano adeuda a empresas locales y extrajeras que fueron expropiadas unos US$ 50.000 millones de los que sólo se ha cancelado US$ 2.500 millones, se totaliza pues una deuda pendiente de pagar del orden de US$ 47. 500 millones. Una muestra de los retrasos en los pagos son los juicios abiertos en tribunales internacionales por 22 empresas con las cuales el gobierno continúa sin llegar a un acuerdo sobre sus indemnizaciones. El caso de la cementera mexicana Cemex es elocuente, expropiada en 2008 es en diciembre del 2.011 cuando recibió el pago de US$ 600 millones, US$ 240 millones en efectivo y el resto en instrumentos negociables de muy dudoso valor. También está la petrolera estadounidense Exxon-Mobil, la cual recibió US$ 250 millones recientemente, pero la empresa no conforme, busca una compensación mucho mayor ante el Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) y amenaza con la vía de embargo de los distintos activos (buques tanqueros, refinerías etc.) propiedad de la Nación fuera de sus fronteras.

Se desconoce el número exacto de expropiaciones realizadas por el gobierno de Chávez a lo largo de 13 años, pues son dos las formas en que se efectúan, una por vía decreto y la otra con la toma compulsiva y arbitraria por parte de grupos anarquizados acompañados de efectivos militares. Solamente el año pasado se produjeron 699 expropiaciones, lo que equivale a unas 15 por semana. Es importante destacar que los “afortunados” que han logrado ser indemnizados pertenecen a un “club selecto” de empresas (grandes transnacionales) que pudieron recurrir a instancias internacionales para hacer valer sus derechos. Pero el venezolano común, el pequeño y mediano empresario en el contexto actual no tiene dónde reclamar.

——————————————-

Les pongo un vídeo donde se aprecia a la diputada María Corina Machado tratando este tema y propinandole un buen “repaso” al muchomacho comandante, quien como siempre en situaciones como estas y no sabiendo por donde salir recurre a la burla fácil.

.

Historias para no dormir…

Parte de mis lectores podrian suponer que las cosas que aquí digo son exageradas, inexactas y malintencionadas. De hecho algunos de los correos que a diario recibo se refieren a ello.

Pues bien, empezaré por la última y lo diré en buen criollo: hay momentos en la vida en que ante algunos temas (en este caso políticos) no le cabe a uno otra cosa que estar “arrecho” y en consecuencia, comentarlo arrecho y escribirlo arrecho.(*)

En todo caso, que sí, que lo admito, tengo la peor de las intenciones respecto al dictador venezolano, tan es así, que le deseo unas vacaciones (vitalicias) en algún paraíso comunista o definitivamente totalitario como Irán, Corea del Norte, Zimbabwe, Cuba, Bielorrusia o Libia, países cuyos “lideres” y sistemas de gobierno tanto admira.

Sobre la segunda, que los datos en que se basan mis notas, son fácilmente contrastables y sencillos de cotejar. Cualquiera con un mínimo de “curiosidad” puede buscar y verlos en Internet, son “hechos” ampliamente publicados y difundidos.

Y sobre la primera, solo recordarles aquél viejo aforismo que dice: muchas veces la realidad supera la ficción, este es el caso.

Hablando de datos

Se hace difícil exagerar al hablar de la magnitud del declive y derrumbe de Venezuela. La nación más rica per cápita de América Latina se está hundiendo más y más en lo que puede conducir inevitablemente a su quiebra, así lo muestran todos los indicadores económicos, el país se encuentra en estado comatoso y va a peor.

Es imposible encontrar un sólo sector cuyo resultado sea mínimamente aceptable. Por el contrario, la agricultura, el comercio y la industria se encuentran en una postración desesperada.

La única industria del país, el petróleo, sufre en todos sus niveles de la peor gestión posible, el ordeño financiero del gobierno y la corrupción, han prácticamente aniquilado un sector que no haces mucho fuera modélico por su eficiencia y resultados.

El gasto caprichoso y derrochador del Sr. Chávez, tanto en el país como en el extranjero, ha dejado las finanzas en un estado crítico, paralizando el financiamiento real del sector privado.

Los signos del deterioro están en todas partes: el Producto Interno Bruto cayó, según cifras del gobierno, un 3,6% en 2009 y se contrajo en 6,8% durante los tres primeros meses de 2010, mientras que todas las otras economías regionales están creciendo. El Fondo Monetario Internacional estima un declive (como mínimo) de 4,8% para el año 2010, poniendo al país con las mayores reservas petroleras fuera del Medio Oriente en una situación económica comparable a la de Argentina en tiempos del “corralito”.

La inflación hasta junio, según ha informado el gobierno, ascendió a 15,2% y se dirige hacia (según informes del Fondo Monetario Internacional) un 50% o más sobre la base anualizada.

El tipo de cambio flotante, uno de los tres tipos (al cual pronto se le unió un cuarto), cayó más del 25% durante abril y mayo. En vez de reconocer su masiva mala gestión, el gobierno culpó a las empresas financieras de llevar a cabo una especulación salvaje, proporcionando así la excusa perfecta para intervenir a más de 30 de ellas en una semana.

La inversión, nacional y extranjera (salvo las gangas otorgadas a las transnacionales en la faja del Orinoco), es prácticamente inexistente y la desinversión se generaliza. En la última década, más de siete mil empresas han cerrado sus puertas, mientras que varias fábricas importantes se mudaron a localidades menos “incómodas”.

La confiscación gubernamental de empresas privadas sobrepasa ya las 160 compañías establecidas en cada sector de la economía, con más del 85% en el sector petrolero.

El crimen violento es incontrolable, tanto que los caraqueños se resignan a describir su ciudad como la capital mundial del asesinato. Las cifras (19.000 asesinatos el 2.009) son sencillamente aterradoras.

La fuga de cerebros en todas las profesiones es elevadísima. Numerosos médicos venezolanos estudian y practican ahora en Colombia. Los estimados aproximados señalan que alrededor de 5.000 médicos y enfermeras han huido del país y viven y trabajan actualmente en Colombia, Panamá, España y Estados Unidos.

Esto no incluye los profesionales cubanos de la salud que son explotados por los hermanos Castro en Venezuela, a cambio del salvavidas de 100 mil barriles diarios de petróleo que La Habana recibe de Hugo Chávez. Se calcula que más de 1.500 profesionales de la medicina cubana han huido también a Colombia, la mayoría de ellos han pasado a otros países.

El desarrollo de la infraestructura, potencialmente una excelente fuente de empleo, es prácticamente inexistente. Las carreteras están en mal estado y casi ninguna nueva construcción está en marcha. Las caídas de tensión de la electricidad son frecuentes en ciudades y pueblos, y el agua escasea.

Además de todo lo anterior hay que señalar el enorme peso muerto que genera la corrupción en todos los segmentos de la economía.

Basta con observar el Fondo Nacional de Desarrollo del gobierno FONDEN creado en 2005, ha recibido más de US $ 100 mil millones en sus primeros cinco años y medio, financiando “supuestamente” más de 600 proyectos, de acuerdo con lo dicho por el ministro de Finanzas, Alí Rodríguez. Sin embargo, no se han especificado los proyectos y el Fondo no ha publicado informe financiero de ningún tipo.

Resulta evidente que FONDEN, no es más que un pozo sin fondo del “financiamiento” a una incalculable corrupción personal e institucional, cuyo monto exacto es imposible estimar de forma confiable, es más, podría asegurar que ni el propio “administrador” el comandante Don Regalón lo sabe.

Hugo Chávez ha influido en gran parte en ese gasto despilfarrador, prodigando recursos a países y líderes que trata de incorporar a su red socialista bolivariana, un ejemplo basta: la decisión del comandante en jefe de invertir US $ 5.000 millones en bonos argentinos de muy dudoso valor.

Por otra parte, el extravagante estilo de vida personal de Chávez y su familia va desde la “afición” coleccionista de costosos relojes, trajes y demás abalorios, hasta viajes al extranjero de él, y de sus familiares y amigos, con comitivas de cientos de personas. Los viajes al extranjero han ocupado más de 15% de sus 11 años como Presidente, y han dado cuenta de una cantidad sustancial de recursos que nadie ha podido ni podrá contabilizar.

En las últimas semanas, las inspecciones realizadas a instalaciones gubernamentales de PDVAL y Mercal (de ello ya me ocupé en nota anterior) han confirmado la existencia de más de 180 mil toneladas de alimentos descompuestos. Que tal situación pudiese producirse, dada la escasez crítica de alimentos básicos, pone de relieve la magnitud y profundidad del problema en que vive la nación.

Lo que viene

La insatisfacción con el comandante-presidente y su régimen es tan grande que algunos observadores creen que la oposición podría lograr la mayoría en las próximas elecciones legislativas. En todo caso diré lo que creo pueda suceder y sus consecuencias:

1) Que efectivamente Chávez obtenga una mayoría abrumadora. Si esto ocurre el destino de la nación tendrá sus días contados. El de la oposición, y toda disidencia también.

2) Que la oposición pierda, pero obteniendo un porcentaje respetable de votos, digamos, alrededor del 45%. Si eso ocurre, se mantendrá hasta el 2012 (cuando tengan lugar las elecciones presidenciales) el desquiciante empate “técnico” que caracteriza la vida política de Venezuela. En este sentido, aún perdiendo, la oposición podría obtener ganancias relativas importantes: aumentar su presencia en la Asamblea Nacional, y sumar las futuras deserciones que sin duda las habrá, en el campo chavista.

3) Dado el sistema truculento que inventó el comandante y sus secuaces para hacer imposible un triunfo de la oposición (Ley Orgánica de Procesos Electorales), podría ser posible que la oposición obtenga la mayoría nacional, pero no la mayoría parlamentaria. En esas condiciones la pérdida de legitimidad del gobierno y el descrédito a nivel internacional sería enorme.

4) La obtención de ambas mayorías, la nacional y la parlamentaria. Se trata, por cierto, de un objetivo dificilísimo, mas no absolutamente imposible. Si eso ocurriera, la dictadura, aunque no el gobierno de Chávez, habría llegado a su fin.

Por último, no es exagerado pensar en los extremos hasta los que Hugo Chávez puede llegar para no perder lo que más le interesa, que es “el poder en sí”.

Un escenario perfectamente posible es que se cancelen las elecciones al Parlamento por “supuestas” razones de seguridad nacional.

Alternativamente, podría simplemente anular los resultados electorales, en caso de que se lleven a cabo y al estadista barinés no le guste el desenlace.

Sin olvidar lo que el autócrata en jefe de Venezuela podría llevar a cabo y que ha amenazado hacer: decretar que el país se guíe por los Consejos Comunales, nombrados y tutelados por el propio y omnipresente comandante.

En fin, que todo está abierto y en veremos… mientras tanto seguirán circulando en Venezuela las historias para no dormir.

Cantaclaro

———————————————-

(*) Para los que no estén familiarizados con el léxico popular venezolano, a diferencia de otros países de la región en que su significado guarda relación con la actividad sexual masculina, en Venezuela la palabra “arrecho” significa: molesto, enfadado, cabreado en extremo. Así es como se sienten al menos la mitad de los venezolanos de hoy ante el criminal desbarajuste del régimen.

———————————————-

Informe de Reiters sobre FONDEM

http://documents-cdn.mcs.thomsonreuters.com/506343fc8812a_Espa%C3%B1ol_Venezuela.pdf

Pecados, mentiras y cuentos

 Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
Que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan
con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos…
y sé todos los cuentos.

León Felipe

———————–

De mis pecados de juventud he de confesar hoy uno:

Sí amigo que me lee, este contador de cuentos también pasó a sus veintipocos años, aquellas virulentas fiebres contestatarias y revolucionarias de furor sedicioso puro. Eramos jóvenes idealistas, sin concesiones a todo lo que considerábamos injusto y antidemocrático, amábamos la libertad y creíamos en ella.

De pronto un buen día nos enteramos que en aquella Latinoamerica plagada de dictadores, apareció un abogado barbudo que se había echado al monte. Hablaba de justicia, libertad, democracia… desde la sierra cubana del Escambray este singular guerrillero le traía a monte y plomo al dictador Fulgencio Batista.

Poco después habiendo ya Batista abandonado la isla, sintonizábamos Radio Habana Cuba y nos emocionábamos (más bien conmocionábamos) al escuchar a los comandantes, Camilo Cienfuergos, Ernesto Che Guevara y al mismísimo Fidel Castro.

No hizo falta mucho más para que nos diéramos cuenta de que aquello que sucedía en la isla, de revolución libertadora y democrática, tenia poco. Empezaron los fusilamientos, las persecuciones políticas, el exilio, el servilismo y entrega a la URSS, la aventura africana… en fin, que el resto es historia.

Cuento 1 – La gran estafa

53 años después de aquello en la maloliente, hambreada, destartalada y emputecida Cuba de hoy ya muy pocos hablan de aquél héroe temerario, no hablan ni bien ni mal, están acostumbrados a su perenne presencia y existe un absoluto grado de resignación, pero sobre todo temor.

Entre los jóvenes cubanos de hoy, está presente una total apatía y desesperanza, están desencantados de un régimen que data de la época de sus abuelos y no les ofrece nada, sienten que no tienen ningún futuro. La revolución se hizo hereditaria y la represión con Raúl Castro se incrementó todavía más.

No es casual que Cuba tenga la tasa de natalidad más baja del continente americano, los jóvenes no quieren amarrarse para poder irse. “Cada quien está para lo suyo” es la frase significativa que define lo poco que les interesa la política, solo quieren su mejoría económica. Los cubanos buscan por todos los medios salir del país, el año pasado estuvo de moda escaparse para Ecuador, la tarifa del visado en el mercado negro era de 3.000 dólares y salieron miles.

No hay ni una sola librería en La Habana con títulos mínimamente actualizados, aquella promesa y sueño revolucionario de ser una nación libre de analfabetismo no se traduce en nada positivo y práctico pues no existe nada que leer, no hay dónde ni con qué comprar libros. Las pocas bibliotecas públicas que hay no exhiben mayor diversidad fuera de la propaganda.

En contraposición a lo anterior, en todas las tiendas, negocios, estaciones de servicio y mercados se exhiben cantidades asombrosas de bebidas alcohólicas, especialmente ron Havana Club y cervezas Bucanero y Cristal.

Cuento 2 – La revolución del hombre nuevo

Hay un lugar en la ciudad de La Habana llamada la Zona de Construcciones Modernas, que se refiere a las edificaciones hechas bajo el gobierno de Fulgencio Batista hace más de  60 años. Las construcciones de nueva factura son casi inexistentes, básicamente hoteles españoles y algunas edificaciones de viviendas con inequívoco “estilo soviético” de pésima calidad.

Los cubanos tienen un sistema muy ingenioso para arreglarlo todo: “por la izquierda”, es decir, con sobornos y actividades ilegales como vender ropa, hacer dulces, vender tabacos, reparar viejos artefactos, limpiar casas, alquilar habitaciones sin permiso, etc. etc.

Por la izquierda se consiguen CD de los últimos estrenos cinematográficos, telenovelas y programas que emite la TV de Miami.

Todo el mundo anda buscando “resolver”. En las escuelas se llevan la comida de los escolares, los maestros venden las notas, los médicos piden regalos, los policías cobran sobornos discretamente por “hacer la vista gorda” a pequeñas irregularidaes cometidas en el transporte de alimentos, en los restaurantes, en los mercados… cada quien se lleva lo suyo. Todos tienen que resolver.

El desempeño “ilegal” de los cubanos ante los alimentos de la dieta diaria es asombroso. No sería temerario decir que prácticamente el total de la población realiza una u otra actividad contra el Estado para procurarse el diario sustento.

Hay pequeños locales privados para reparaciones de viejos artefactos eléctricos y talleres de coches que son autenticas piezas de museo. Es corriente que le digan a uno que regrese más tarde con más discreción debido a que tiene muchos clientes y eso es irregular y sospechoso, pues podría ser considerado como capitalismo.

Hay numerosos sitios turísticos para visitar en La Habana, caminar por el Malecón, el Casco Histórico, El Barrio Chino, Quinta Avenida, El Morro Cabaña, La Plaza de Armas, la Catedral, etc. La atención (todo sea dicho) es correcta y la seguridad aceptable.

Dado que las mejores playas están alejadas de la capital los cubanos no las pueden frecuentar, no existe prácticamente transporte público, el que hay es destinado solo al turismo extranjero, es decir a los “yumas”.

La llamada Habana Vieja o Colonial está siendo reconstruida lentamente por el arquitecto Eusebio Leal con dádivas del gobierno de Hugo Chávez. El estado general del resto la ciudad capital y las demás ciudades de provincias es deplorable.

Cuento 3 – ¿Lo de prostíbulo de America no era con Batista?

Es difícil entender cómo una revolución supuestamente liberadora de los vicios y lacras imperialistas, se reiventa y muta en el mayor lupanar a cielo abierto de que se tenga noticia en el nuevo mundo. Cuba al día de hoy y tras casi 6 décadas de “reeducación y aleccionamiento”, ha resuelto la cuestión del ejercicio del oficio más viejo del mundo (jineteras y jineteros que practican todo tipo de equitación sexual) con más de lo mismo, es decir con más prostitución, más degradación y más corrupción, solo que esta vez bajo la tutelar alcahuetearía del Estado. En definitiva, en el “paraíso socialista” la prostitución se convirtió en un mecanismo legítimo y masivo de supervivencia.

Hay numerosos lugares para el turismo sexual permitido y supervisado por la Seguridad del Estado, como el Salón Rojo del Hotel Capri, la Discoteca Johnny, El Delirio Habanero etc. donde abundan las omnipresentes “jineteras” especialmente “palestinas” (provincianas). En una noche se ganarían lo que 5 médicos de primera durante un mes. El 23 y El Malecón de noche está repleto de los llamados “pingueros” que satisfacen los requerimientos del turismo gay, empiezan a aparecer los primeros transexuales, para las damas turistas también hay “jineteros” a granel. Por cierto, a Fidel se le atribuye una frase donde decía que Cuba tenía las putas más cultas del mundo.

Si una mujer cubana es encontrada con un “yuma” en situación amorosa y no puede demostrar ningún vínculo razonablemente estable al respecto, le pueden dar una “advertencia” que queda registrada en el sistema de la Policía Nacional Revolucionaria, con tres advertencias es condena inmediatamente de 2 a 5 años de prisión, esto es pura teoría, lo cierto es que con ello se genera un lucrativo negocio para los policías, quienes cobran por no procesar la “advertencia” o “peligrosidad”.

El DNI tiene la dirección de habitación del portador y el nombre de sus padres, si alguna autoridad lo requiere y la ciudad en la que se encuentra el ciudadano no es la misma que figura en el documento de identidad, será multado y deportado de inmediato a su Provincia de origen. Cualquier “acto irregular o sospechoso” será notificado ipso facto a la Central de la Policía Nacional Revolucionaria…todo lo anterior y por razones de la corrupción policial imperante es también teoría pura.

Hay raterismo, estafadores, chulos y delitos de diversa naturaleza que acechan al turista. El sistema de vigilancia con cámaras que giran 360 grados es masivo. Cada dos manzanas en todas las avenidas y calles turísticas de La Habana hay una cámara instalada, se comenta que son pocas las que funcionan en razón de las necesidades de recambios, materiales para registro, control y archivo.

La mayoría de los policías en La Habana provienen de regiones remotas del oriente de la isla, las más pobres. Son apodados “palestinos”, aborrecidos por la población habanera, pues son vistos como corruptos invasores que solo vienen buscando una mejoría económica.

La Policía tiene bastante presencia en las calles, adicionalmente los días que hay rumores de jaleo, sacan a los milicianos a patrullar. Se dice, que ya están previstas las movilizaciones de tropa, y arrestos previos de disidentes para el día que se anuncie que “el caballo partió”.

Cuento 4 – La revolución asistencial y la salud

La asistencia sanitaria es otro fracaso, es un mito que sólo se mantiene mediante propaganda que trata de dejar una impresión contraria a la realidad en algunas conciencias, artículos o declaraciones.

La atención del supuesto “alto nivel” que reciben algunas personalidades mundiales en la isla está sustentada por tecnología médica y especialistas venidos del mundo capitalista, para luego ser presentados como éxitos de la medicina cubana.

Los pocos hospitales que hay se encuentran en situación deplorable, los equipos con los que cuentan proceden del legado de la antigua URSS, en su mayoría desfasados e inoperativos. La escasez de medicinas es una verdadera pandemia en toda la isla.

El Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (Cimeq) a pesar de ser considerado el mejor hospital de la isla, (rigurosamente reservado a los altos cargos del Partido Comunista, militares y alguna “personalidad destacada” a nivel internacional) cuenta con tomógrafos y demás dotación instrumental que supera fácilmente los 25 años de uso. Están armados con piezas de viejos equipos, rusos, holandeses y franceses.

Hace dos años un cardiólogo del Cimeq padeció un tumor en el páncreas y fue a tratarse al Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo (Brasil). En un telegrama de la misión diplomática americana de 2009 divulgado por Wikileaks, se afirma que el neurocirujano jefe del Cimeq viajó a Inglaterra a operarse un ojo y desde entonces regresa periódicamente para su control.

Los médicos que trabajan en Cuba son recién graduados o sin especialización alguna, los mejores son enviados al exterior (Venezuela) como forma de obtener divisas. Un médico cubano le cuesta a Venezuela 1.300 dólares mensuales, 300 para el galeno y 1.000 para el gobierno de los Castro.

Numerosos ancianos pululan por las calles sin mayores atenciones o cuidados, docenas de dementes deambulan sin rumbo, proliferan los borrachitos bebiendo “chispa de tren” o “planchado” y si lo que he mencionado anteriormente fueran poco, los pueblos y ciudades del interior están aún más abandonados. (1*)

Cuento 5 – La revolución alimentaria

Matar una vaca por hambre genera una penalidad más severa que asesinar a un vecino. Un kilo de carne de res se puede comprar libremente a 12 dólares americanos, más o menos la mitad del sueldo de un profesional universitario como economista o ingeniero. Ambos profesionales con postgrado ganan unos 600 pesos. Un coronel retirado recibe una pensión de 750 pesos mensuales.

Un dólar americano se cambia por 20 pesos cubanos, por lo tanto el sueldo mensual del coronel y el de los profesionales anteriormente citados serían de 37 y 30 dólares respectivamente. Un pantalón vaquero corriente cuesta 35 dólares. Unas zapatillas deportivas en promedio cuestan 100 dólares.

Es obvio que ningún cubano con su sueldo puede comprar tales artículos, excepto los militares y miembros de la Seguridad del Estado, los altos cuadros del Partido, los gerentes de las empresas del Estado trajeados con sus inconfundibles guayaberas con dos bolígrafos en el bolsillo, los cubanos que tienen pequeños negocios permitidos, la élite cultural, el jineteo y las roscas.

La fulana libreta de racionamiento todavía existe y goza de muy buena salud, ella contempla más o menos lo siguiente (el peso es muy aproximado): (2*)

1,5 libras (unos 675 gramos) de pollo por persona/mes, 5 libras (2.250 gramos) de arroz por persona/mes, ½ libra (225 gramos) de un pésimo aceite de palma por persona/mes, ½ libra (225 gramos) de una pasta atroz por persona/mes, 2 libras (900 gramos) de azúcar blanca o morena por persona/mes, 1 libra (450 gramos) de jabón para lavar ropa por persona/mes, no hay carne de res en la libreta sino para las personas con dietas especiales (ello cuando hay), 1 libra (450 gramos) de sal por persona cada 3 meses, 10 huevos por persona/mes, no se contemplan enlatados de ninguna especie.

En contadisimas oportunidades se distribuyen ½ libra (225 gramos) de un infame y grasiento jamón York, las verduras pueden ser adquiridas en una especie de mercados campesinos escasamente dotados llamados Agros.

Las mayonesas u otro tipo de salsas como tomate etc. están absolutamente desterrados de la libreta y se compran en tiendas de “lujo” donde se comercien con CUC (pesos cubanos convertibles a dólares o euros). Demás está decir que los cubanitos de a pie no disponen de ese tipo de moneda por lo que no tienen acceso a estas tiendas.

Es imposible que los vendedores entreguen la mercancía en bolsas plásticas (llamadas javas), es una odisea encontrar una en toda la isla, es hasta ilegal venderlas, si usted va a Cuba llévese al menos 100 “javas” grandes, se lo agradecerán eternamente.

No trate de comprar hojillas de afeitar, pasta dental o enjuague bucal y mucho menos las cremas de belleza de las que tanto uso hacen las damas “occidentales”.

No hay panaderías como tales ni mucho menos supermercados, la abundante oferta de productos que estamos acostumbrados a ver los europeos, es sencillamente un sueño imposible, por supuesto una aberración capitalista.

Cuento 6 – La revolución ocupacional y desarrollo

Los números oficiales de producción son desoladores. En 1925 Cuba produjo 5,16 millones de toneladas de azúcar, este año 2010 se estima una producción ligeramente superior a un millón de toneladas, la peor de su historia como productor de un renglón secularmente emblemático. El país ha pasado de exportador mundial a importador neto de este rubro. Mayor fracaso no puede haber, y si esto es en azúcar, el lector puede concluir con facilidad lo que pasa con el resto de la agricultura, la ganadería y ni decir sobre la producción industrial.

Cuba no produce prácticamente nada. Importa más del 80% de sus alimentos, y la producción agrícola cayó este semestre (dicen por la sequía) un 19%, el llamado de Raúl a aumentar la producción en el campo ha sido un fracaso total. Las exportaciones de Níquel han empezado a mejorar levemente este año, pero son insuficientes para cubrir el inmenso déficit de la balanza de pagos y la falta de liquidez en divisas.

Entre petróleo, operaciones de triangulación-intermediación comercial (recambios, alimentos, maquinaria etc. y convenios deportivos, médicos, seguridad, asesoría etc.) Venezuela le entrega cada día del año unos 15 millones de dólares a Cuba, es decir casi unos 5.500 millones de dólares anuales, algo que algún día deberá ser juzgado por los tribunales venezolanos. La verdad que comenta todo cubano: Cuba vive de Chávez, del turismo y de las remesas de los cubanos del exterior.

Toda la economía está dolarizada, utilizan una moneda, llamada Peso Convertible Cubano C.U.C o Moneda en Divisas, popularmente le llaman “chavito”, atribuyen su implementación con las ayudas del inefable Comandante del micrófono venezolano. Un CUC vale aproximadamente 1.20 dólares americanos. Anteriormente existían tiendas para turistas y diplomáticos donde los cubanos no podían comprar. En la actualidad pueden acceder a las tiendas de divisas, donde no se acepta moneda nacional. Estas divisas las reciben en remesas de familiares en el exterior unas 600.000 familias cubanas, es decir unos 3 millones de ciudadanos. Reciben dólares o euros, lo que los ha constituido en la nueva clase privilegiada del país.

No se conocen cifras exactas del desempleo dado que el concepto comunista clásico se basa en el pleno empleo. Hay unos 5 millones de “trabajadores”  3.5 de los cuales son funcionarios del gobierno. Los entendidos en la materia calculan que solamente en el Ministerio del Interior “trabajan” más de 500.000 personas, sus labores son fundamentalmente de “chivatos” de ahí que los cubanos sean tan desconfiados, sospechan hasta de sus propios vecinos.

El resto de los cubanos viven del “rebusque”, ellos afirman trabajar por su cuenta que es como decir: no trabajar para nada. Por cierto, el empleo más apetecido y el más disputado, que dicho sea, se logra por recomendación (enchufe) de algún “pez gordo”, es el de chófer de vehículos turísticos y empleado de hotel.

Recientemente Raúl Castro declaro que en Cuba sobran más de 2 millones de empleados públicos. El gobierno empezó a despedir primero a quienes recibiesen ayuda de familiares en el exterior.

Cuento 7 – La revolución del transporte y los servicios

El transporte público es totalmente deficiente, no hay prácticamente “guaguas” (autobuses), y los “almendrones”, coches particulares que hacen de mini busetas no se dan abasto, en Centro Habana y en el Casco Histórico abundan los bicitaxis, dar o pedir “botella” (dedo) es normal, y el transporte interprovincial es más caótico aún. Dada la escasez de transporte, la “araña” que es una carreta con dos neumáticos de desecho para automóvil, tirada por un caballo, es parte del paisaje cotidiano cubano.

La distribución de agua es lamentable, más de la mitad bombeada no llega a sus destino debido a roturas y escapes. No se ha construido ningún acueducto en los últimos 60 años, tampoco se han hecho labores de mantenimiento importantes.

Más del 75% de las carreteras están en pésimo estado. Las calles de Centro Habana y el Vedado están siendo asfaltadas después de décadas, podrán fácilmente adivinar quien mandó el asfalto. El 95% de las vías del tren están deterioradas y más de la mitad de los vagones se encuentran en un estado lamentable. Venezuela donó 200 millones de dólares para que los chinos inicien su reparación.

Hay pobreza generalizada, zonas de La Habana como San Miguel del Padrón, Guanabacoa, Coco Solo, La Corbata, La Lisa, presentan cuadros desoladores. Calles destrozadas, cloacas rotas, casas sin pintar, sin luz suficiente, delincuencia…En las zonas populares como Centro Habana, Marianao y El Cerro la mayoría de las casas están enrejadas. Hay pequeños robos: prendas de vestir, planchas para ropa, ollas y artículos de esa naturaleza, los “tirones” se incrementan día a día.

Cuento 8 – La revolución tecnológica

La electricidad es desastrosa por causa del escaso o nulo mantenimiento en plantas de generación, equipos de distribución etc. Cuando llega después de los frecuentes apagones los cubanos dicen sarcásticamente: llegó el alumbrón.

Solamente el 2% de la población cubana tiene acceso a Internet y menos del 3% a la telefonía móvil, es el menor índice de toda América incluyendo Haití.

Los cubanos que quieran alquilar un ordenador deben llenar un pliego de seguridad y los extranjeros presentar sus pasaportes, demás esta decir que lo que usted escriba será leído por la Seguridad del Estado. Una hora de Internet en los hoteles que disponen de tal servicio cuesta un ojo de la cara, son como mínimo 15 dólares la hora y la página de Google tarda más de 5 minutos en bajar, osea, una velocidad de tortuga pero no precisamente Ninja.

Circulan muy pocos periódicos, básicamente el Gramma y Juventud Rebelde, ambos son pasquines donde Fidel recibe más halagos que el “otro Castro”, incluso hasta sus fotos son siempre más grandes. Las “Reflexiones del Compañero Fidel”, las leen 3 veces en radio y otras tantas en TV. Las contadas estaciones de televisión y de radio tienen explosivas cargas ideológicas permanentemente, el bombardeo es incesante, continúo y atosigante. La televisión satelital está prohibida y es delito que se puede pagar con elevadas multas e inclusive con cárcel.

Epílogo

Pocos fuera de Cuba conocen las verdades que les he detallado hoy aquí. En Europa donde resido, (salvo contadas excepciones) hay un total desconocimiento de la realidad cubana actual. (3*)

Sabido es que el uso en política del término izquierda y derecha es hoy un anacronismo total que hace ya décadas perdió su originaria significación, pero resulta chocante constatar cómo partidos políticos de marcado (al menos en teoría) tinte “progresista”, cuyos dirigentes suelen ser casi siempre profesionales, gente de buen vivir, habitantes de barrios nada marginales, con hijos en buenos colegios privados, es decir, partidos cuya militancia mayoritaria no se diferencia (ni en gustos, ni en hábitos consumistas, ni en nivel cultural) de la tan denostada derecha, defienden cínicamente ese régimen opresor y hambreador sin que se les caiga la cara de vergüenza.

¿Por qué de la corrupción y fracaso en los regímenes “socialistas”, como la que ha existido, existe y denuncio aquí de la Cuba castrista, nunca les interesó ocuparse? ¿por qué gobernantes e intelectuales “izquierdistas” insisten en conducirnos por esa vía? ¿por qué no son fieles a los patrones morales de su ideología, y se ocupan también de denunciar los abusos, crímenes, fracasos y corruptelas de los “gobiernos afines”? ¿por qué hay en ellos esa especie de consenso general que perdona en la izquierda lo que sanciona en la derecha? ¿por qué existe esa matriz de opinión, en círculos intelectuales y políticos que dicen ser “progresistas” y presumen de una sensibilidad social a toda prueba?.

Curiosamente, la forma más fácil de identificar a un sociata-progre de estos a los que me refiero, es ver como al admitir (de estar inexcusablemente forzado a hacerlo) algún crimen de la tiranía secular que esclaviza Cuba, en lugar de denunciar al comunismo como tal, clama: ¡eso es fascismo puro!, es decir, el fascismo es lo malo por antonomasia, el comunismo sigue siendo por principio bueno no importa lo que hagan los Castro-comunistas. De hecho, cada vez que un comunista comete un crimen, eso no demuestra que sea criminal, sino que el camarada han sufrido una desviación fascista. Sólo lo fascista es malo y lo malo siempre es fascismo aunque lo perpetre un comunista, la idea es admitir los hechos que son inocultables, pero dejando intacta la franquicia del comunismo internacional y su coligado de siempre el socialismo. (4*)

En este saco de complicidades están también metidos (todo hay que decirlo) la práctica totalidad de los gobiernos latinoamericanos y muchos globales, que con las excepciones de turno de los “gorilismos” del pasado en el cono sur americano y alguno más en el resto del mundo, han alcahueteado desde 1969 la tiranía del barbudo, unos por el inconfesable y secular complejo de inferioridad anti yanki y los demás por la indignidad y cinismo de las “razones de estado”. En todo caso el cordero del sacrificio siempre ha sido el pueblo cubano.

El “caso cubano” es realmente único en su género. No se trata como en China o algún otro país ex-comunista, de negarle a sus compatriotas derechos humanos elementales a cambio de elevarles el nivel de vida material, con un acelerado crecimiento en el marco de un mercado liberal. Se trata de algo mucho más “peculiar”: les amputan las libertades ciudadanas a su mínima expresión y de propina los condenan a una vida de miseria y decadencia continuada.

Es increible que después de casi seis décadas miserables, inmorales, criminales, corruptas, hambreadoras y emputecidas, todavía hoy Fidel Castro tenga el desparpajo de pontificar consejos sobre lo que se debería o no hacer en las mismas materias de que adolece precisamente su país Cuba. Seguro estoy que estos “progres” que enciendes cirios en la capilla totalitaria fidelista y que tantos elogios le dedican al decano de dictadores por antonomasia, no soportarían vivir en Cuba más de una semana como lo hacen los cubanitos de a pie.

Me he limitado a relatarles algunos cuentos de la Cuba de hoy, cuentos que he acompañado de profuso material fotográfico reciente (ninguna fotografía tiene más de 3 años de antigüedad) que sirven como respaldo testimonial de lo que escribo, cuentos que quedarán para la antología de la mayor estafa continuada económica-politica-social-cultural y moral sufrida, al menos que uno sepa, en el continente americano en toda su historia, cuentos que desde hace mucho sé y me constan.

Mientras tanto y ante todo lo que aquí les digo que sucede en la postrada Cuba de la dinastía Castro y que forma parte de su “normal cotidianidad”, el pueblo cubano tiene un dicho que repite hasta el cansancio y que de alguna manera resume las penurias de su existencia miserable: no hay más ná.

Y colorín colorado, este cuento no ha acabado…

Cantaclaro

———————–

(1*) El planchado es una especie de envase de cartón que contiene 1/3 litro de ron blanco, un aguardiente sin ninguna refinación. La chispa de tren es un alcohol de bodega sumamente tóxico que provoca nauseas, vomito y perdidas de memoria. Se le llama sarcásticamente “chispa de tren” porque el sujeto después de ingerirlo sufre alucinaciones de estar viendo chispas como salidas de las ruedas de un tren cuando friccionan sobre los rieles. Estas bebidas son de fácil adquisición por lo baratas y constituyen una verdadera epidemia.

(2*) Sirve para mal vivir 12 días al mes, el resto lo tienen que “resolver” por el mercado subterráneo y el robo. Ya no pueden financiarla y no hay manera de elevar la producción nacional de alimentos en el corto plazo.

(3*) La Cuba castrista “castrada social, política y culturalmente”, cuenta con una Constitución que pretende legitimar un régimen tiránico que consagra el desvergonzado principio de la “legalidad socialista”. Las decisiones del gobierno se basan en el ordenamiento jurídico sancionado por un poder totalitario. En Cuba se celebran “elecciones” para simular que allí funciona una verdadera democracia popular. Obviamente, todas las elecciones que han tenido lugar en la Isla desde hace casi seis décadas son absolutamente controladas, no son auténticas elecciones. Sólo participan los candidatos del régimen, osea, no existe oposición alguna pues no hay libertad política, ya que se trata de un Estado militante con una ideología hegemónica que niega el pluralismo político y la alternabilidad en el poder. Son sencillamente funciones de circo, donde los electores votan por candidatos únicos de partido único que curiosamente ganan siempre por el 99%.

(4*) La llamada izquierda internacional (por lo menos desde que yo tengo uso de razón) dada su cercanía con el modelo estatal de la extinta Unión Soviética, omitió cínicamente (y lo sigue haciendo) la condena a la dinástica dictadura castrista ¿pragmatismo político?… hipocresía y desvergüenza como para sonrojar al mismísimo Maquiavelo.

Poli bueno, poli malo…

Estas ultimas semanas hemos asistido a la puesta en escena del 3º de los 4 actos de la novela Colombo-Venezolana titulada “Si te resbalas pierdes”. Los protagonistas principales: Hugo Chávez Frias (actor con mucha práctica, pero de poco recorrido…aficionado al fin), Alvaro Uribe Velez (buen actor neogranadino con muchas tablas y amplios vuelos) y Juan Manuel Santos (aventajado discípulo del anterior, del que poco sabemos, pero que apunta mucho y bien).

Para situar al lector, recordaré y resumiré los 2 capítulos anteriores:

El primero se refiere a la aventura expansionista de un oscuro teniente coronel golpista, algo pasado de maraca él, buchón de petrodólares y con algún tipo de insanía mental (esto se lo dejo a los psiquiatras) que le persuade a creerse la reencarnación de Simón Bolivar. En este capítulo se narran los entresijos de las peleas (verbales) con el neogranadino, las amenazas, los insultos al mayor y detal del teniente coronel, las “reconciliaciones” forzosas de ambos, la vuelta a la situación anterior, más insultos y amenazas…etc.etc.

El segundo capítulo es un mal refrito del primero, se repiten básicamente las mismas situaciones, se pudiera apreciar algún cambio (a peor) en el tono, mas no en el fondo de la temática. La situación empeora al punto que ya desesperado el teniente coronel, y viendo que sus amenazas en poco o nada afectan la linea que sigue su contendor (es empecinado con sus ideas) moviliza su acartonado ejercito a la frontera, pero ni con esas. El colombiano tranquilo y sin nervios…algo se trae entre manos.

Capítulo 3

Aquí si es donde el cerdito torció el rabito… a falta de apenas una semana para que el colombiano entregara su mandato presidencial, plum !! estalló la vaina.

Venezuela y su comandante-gritón son denunciados por Colombia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y horas antes de la entrega de la banda presidencial a Juan Manuel Santos (presidente sucesor), es demandado también ante el Tribunal Internacional de La Haya por una chorrera de fechorías. Se aportan pruebas fotográficas satelitales, coordenadas y declaraciones juradas de testigos.

El venezolano responde a la galería con más de lo mismo: rompe relaciones diplomáticas con su vecino (las comerciales ya estaban interrumpidas) y sigue con su desgastado discurso (que ya nadie cree) de inocente victima propiciatoria del Imperio y sus lacayos. No aporta ningún dato en su descargo, es más, se niega a permitir algún tipo de verificación in situ, y se abraza a la bandera patriotera populista barata, argumentando una supuesta soberanía, harto manida, por lo demás.

A todo evento, la cosa pinta fea para el autócrata Venezolano.

Poli bueno, poli malo

Ha quedado claro que tanto Alvaro Uribe como Manuel Santos (caimanes del mismo charco) han jugado con el venezolano a aquella vieja maniobra que todo hampón que se aprecie la conoce de carretilla: el policia bueno y el policia malo.

El poli bueno Manuel Santos, le dice al delincuente: Hugo compadre, yo no fui, la “coñaza” te la dio el otro. El poli maluco Alvaro Uribe, se desternilla de la risa y le dice: ¿como te quedó la cara? no llore y sea varón carajo !!

La denuncia ante la CIDH no implica mayores consecuencias contra el comandante del micrófono, sabido es que se trata de un organismo político, susceptible de cualquier “conchupancia” que pueda hacer posible que el denunciado salga vivito y coleando.

Ahora bien, la denuncia ante la Corte Penal Internacional, es asunto no grave, sino gravísimo. Ese tribunal compuesto por magistrados independientes, está obligado a investigar y emitir dictámenes por via penal, las sentencias son inapelables y los delitos allí tratados no prescriben.

Conteo final

El balance final de esta telaraña de despropósitos del venezolano parlanchin, y de aciertos colombianos ha quedado claro.

Chavez está contra las cuerdas y pidiendo la salvadora campana a lágrima viva. Ya reculó (una vez más). Está donde lo querían tener, mansito y dispuesto. Las últimas noticias de que dispongo son inequívocas. El mono rojo hecha mano nuevamente de su plañidera lastimosa y declara ante los medios que quiere paz, que ya están en el camino de la reconciliación, que son países hermanos… en fin, a toda esa diarrea verbal a que nos tiene acostumbrados, pero esta vez de poco le va a servir.

Colombia (punto importante) restablecerá relaciones comerciales con el país vecino, y punto no menor al anterior, fuerza la barra fronteriza de los campamentos-santuarios de las FARC, poniendo al titiaro-comandante en el disparadero de que o colabora de forma activa y expulsa de sus territorios a la guerrilla o le espera La Haya con todas sus consecuencias.

Todo se resume en una frase (por cierto) muy venezolana: el comandante o corre o se encarama.

El cuarto capítulo ni se molesten en verlo, total ya se los conté.


Cantaclaro

tic tac tic tac

Estos últimos días, hemos podido (una vez más) confirmar cómo Venezuela es la vanguardia mundial en materia de “cosas raras”.

Vimos la pachotada “necrológica” de la exhumación de los restos de Simón Bolívar en el Panteón Nacional, también presenciamos la novela rosa tipo culebrón televisivo en el mismo escenario, con los restos imaginarios de Manuelita Sáez.

También vimos cómo quiere cargarse a Globovisión (bueno, eso no es ninguna novedad) y consecuencia de ello, arrecia la persecución de sus propietarios, acosa a los empleados, y amenaza (tampoco es nada nuevo) a quién los defienda.

Una vez más y esto es llover sobre mojado, el iluminado de Sabaneta se mete a saco nada más y nada menos que con el Colegio Cardenalicio al completo. He llegado a sospechar (malpensado que uno es) que la “fijación” que tiene el nuevo Mesías robolucionario contra los purpurados en general y contra el cardenal Urosa Sabino en particular, obedece a dos razones: una que no soporta que alguien ajeno al “proceso” use el color rojo en su indumentaria, y dos que quiere participar (entiendase como participar, el uso del dedo para decir tu, tu y tu) en la escogencia de los cardenales “criollos”. La revolución también tiene que tener su silla y dedo en la iglesia de San Pedro de Roma, casi nada pués.

Si alguien, en este caso un cardenal, osa contradecir los designios del orate, hay que sufrir dos semanas de insultos, amenazas y burlas (algo normal por lo demás) contra la Conferencia Episcopal, la Iglesia Católica, el propio cardenal Urosa y todos los santos, apóstoles y ángeles del cielo.

Si a los senadores chilenos se les ocurre, como seria lo normal, venir a enterarse sobre el desarrollo “democrático” de las elecciones de septiembre, pues no entran, y si lo hacen los expulsa más rápido que inmediatamente.

Después que Colombia le da hasta en el cielo de la bocota al tigre de Sabaneta en la O.E.A, se anuncia por T.V la ruptura de relaciones diplomáticas con el vecino país, acompañado de un Diego Maradona, que no acababa de recuperarse de la zaparapanda de goles que le dieron en el Mundial.

Para cerrar la semanita con broche de oro, solo faltó otra noticia, este sí que seria no un suceso rojo, sino otra novela rosa: la Naomi Campbell anunciando que Hugo dice ser muy machoman pero que nanai.

Todo lo anterior no seria nada “extraño” en una Venezuela ya acostumbrada a estas cosas, otras como estas, y hasta mucho peores que estas, pero no se, no se… algo me dice que el gorila del siglo XXl anda preocupado y mucho.

Las cosas no pintan bien, Septiembre esta a la vuelta de la esquina y… tic, tac, tic, tac.

Cantaclaro

Oliendo a podrido en Dinamarca…

Al comandante del micrófono se le pudre el país, pero el locutor experto en crear chivos expiatorios, sigue en la línea de echarle la culpa al “otro”. Primero recurrió a la lV República (gobiernos anteriores a 1.990), después al imperio yanky y a la oligarquía nacional apátrida, ahora es un “segundón mandado” el que paga la cuenta de su desmadre administrativo y moral. Cualquiera es bueno para servir de chivo, cualquiera menos él claro.

El negoción socialista del siglo XXl

En días pasados se descubrieron en la Venezuela bananera socialista, no nuevas reservas petroleras como sería lo esperado. El nuevo descubrimiento se refiere a 8.800 contenedores con alimentos descompuestos, 8.000 en Pto. Cabello y 800 en el Edo. Cojedes. Una bicoca de 86.000 toneladas donde había de todo menos petróleo: cereales, aceite, carne de res, cerdo, pollo, leche en polvo, café, pastas… No había petróleo, no, ni tampoco vergüenza.

Sabido es que para la compra de alimentos y otros renglones esenciales, el gobierno del iluminado de Sabaneta, otorga divisas yankys a un cambio preferencial. También se sabe que los que “controlan” estos malditos dólares capitalistas son los llamados boliburgueses, es decir, los “enchufados chavistas” entre quienes se encuentran familiares del gorila inflado, ministros, ex ministros y demás coleguitas militares en funciones “estratégicas”.

Este dólar preferencial, el cual se entrega de inmediato, es utilizado por “empresarios”, luego que se ponen de común acuerdo con una firma exportadora foránea para sobrefacturar, lo que (en el caso que nos ocupa comida) van a traer a Venezuela.

Esta sobrefacturación se logra con productos o bien ya vencidos o de vencimiento casi inmediato. El vendedor factura como si fuesen productos recién producidos, lo que permite que las redes involucradas en estos negociados logren unos precios de gallina flaca.

Lo cierto es que el producto alimenticio llega descompuesto a Venezuela, lo significativo es que de una factura que, por poner un ejemplo, un millón de dólares en origen, el corrupto venezolano se embolsa unos 600 mil dólares de ganancias libres de polvo y paja. Todo esto sin importarle un pimiento el estado en que estén o lleguen los alimentos.

Esta es sólo una fase del timo, fase en la que se gastan menos dólares de los otorgados por el ente regulador Cavidi, para así obtener una ganancia multimillonaria o “utilidad” a ser repartida entre los “listillos” que rodean al mandamás robolucionario.

Estos dólares que fueron obtenidos a un precio de 2,15 ó 2,60 Bs., dado que son divisas preferenciales, son transados en el mercado paralelo, donde cuadruplican las ganancias de la importación, sin ni siquiera trasladar los alimentos que han traído al organismo distribuidor nacional oficial.

Otra parte del negocio consiste en la permanencia (se dice que los contenedores hallados estaban más de año y medio llevando agua y sol) en los patios de puertos o almacenadoras oficiales. Cada contenedor debe pagar una tarifa por estacionamiento de Bs. 14 mil diarios. Pdval (red de distribución gubernamental) es la encargada de pagar este monto día por día, llueva, truene o relampaguee.

Sólo basta multiplicar la cifra de 8.800 contenedores encontrados por Bs. 14.000, para así obtener un resultado de 123.200.000 bolívares diarios cancelados a los bolipuertos chavistas por este concepto, puertos controlados por la otra mafia: la cubana.

En este escándalo de colosales dimensiones, están involucrados: ministros, Fuerzas Armadas, Cavidi (entidad que otorga los dólares), Pdval (distribuidora oficial de alimentos) Puertos (controlados por cuba) y empresarios corruptos ligados al entorno oficialista.

Lo cierto es que en todo ello, hay un solo responsable en tal descomunal estafa, un solo chivo el expiatorio, el de turno… ¿y el comandante forajido embaucador? nada sabe y si te pones tonto vas preso por desestabilizador y traidor a la patria.

Hay que tener pero que bien dura la cara, para presentarse en TV (después que le reventó el bombazo) a decir que son cosas que se investigarán y los culpables serán castigados. Lo que traducido al genuino idioma chavista es: mássss nuncaaaa se supoooo…

Hamlet amigo, algo esta podrido sí, pero no es en el reino de Dinamarca… es en la Venezuela del rey Hugo I …la Venezuela de la patria, la del socialismo y la muerte.

Cantaclaro

 

Los logros de mico-mandante…

Hugo Chávez ha montado la legitimación de su dictadura comunista, socialista, militarista o lo que sea que es, sobre la disparatada fantasía de creerse Simón Bolivar. Falsificó su pensamiento, lo adaptó a su perturbada mente y de ahí su autoridad moral para mandar sobre los venezolanos por siempre.

Este pobre comandante lenguaraz, explota y manipula de forma miserable a los pobres, “sus pobres”, los excita, los estimula y los alienta para que vayan contra los “otros pobres”: los profesionales y los trabajadores en general que cosecharon algún éxito en la vida.

Ha creado su ejército personal (el otro) de inadaptados limosneros que niegan a la naturaleza humana el legítimo derecho a disfrutar de lo obtenido con su propio esfuerzo.

Resultados

Como lo vengo diciendo desde siempre, ese gobierno lumpen, marginal y foragido, es lo más ineficiente y corrupto de los que hayan padecido los venezolanos en toda su atormentada historia.

La calidad de vida mínima de cualquier sociedad se mide por seis elementos básicos: la alimentación, la vivienda, la electrificación, el transporte, el acceso al agua potable y la seguridad ciudadana. Pues bien, en los seis, la revolución del comandante-predicador ha transformado la existencia misma en una pesadilla.

La comida escasea, es muy pobre o es inalcanzable para el sueldo miserable en que la inflación desaforada (Enero-Abril 2.010 16.3%) y sin control ha convertido el ingreso de los trabajadores.

Hay un déficit de viviendas que excede al millón y medio de unidades habitacionales, mientras más de la mitad de los “hogares” (chabolas) son auténticos nidos de ratas rodeados de basura, droga, crimen, dengue, mal de Chagas, sarna, disentería y pare Ud. de contar.

Para hablar con propiedad de electricidad en la Venezuela actual, habría que retroceder al siglo XIX. Los apagones por fallas tanto en generación como en lineas de transmisión, ocasionados por el nulo mantenimiento así como el déficit de generación alternativa a la hidroeléctrica son algo generalizado.

El racionamiento se ha hecho cosa “normal”. La industria y comercio han tenido que autolimitar el consumo, con lo que ello significa en perdidas por hora trabajada o sufrir cuantiosas multas. A los reincidentes en este delito de lesa patria se les suspende (lease corta) directamente el servicio y punto. A la hora de explicar lo que ocurre con este desastre eléctrico, el gobierno dice y repite con descadado cinismo, que se trata de sabotajes de la oligarquía capitalista o del fenómeno de niño.

Este es el país que en boca de su comandante se ufana de ser un emporio energético que regala plantas de generación a sus “aliados estratégicos” Nicaragua, Bolivia y Cuba, pero que ha sido incapaz de asegurar un mínimo de la prestación interna.

Los medios de transporte, tanto públicos como privados, son realmente caóticos. Los primeros sencillamente o no existen o los que hay (restos de los sobrevividos a los procurados por gobiernos anteriores a 1.999) son pura chatarra rodante.

Los privados o “camioneticas” como les llaman por allí, son ni más ni menos furgonetas de transporte de mercancías adaptadas de alguna manera en mini autobuses que ruedan atestados de sufrientes pasajeros que si circulan es por que Dios en grande y lo permite.

Las calles y carreteras son un castigo demoníaco contra el ciudadano. Es corriente ver por todas partes calles, avenidas, plazas, autopistas o espacio publico de cualquier ciudad venezolana, inmensos huecos que en tiempo de lluvias se convierten en autenticas “simas” sin fondo que serian el deleite de todo expeleólogo que se precie de tal.

Los acueductos sin el menor mantenimiento, infectos y rotos, pierden el 60% de la ya escasa agua disponible que cuando llega es poca insalubre y esporádica. Son corrientes en los hogares venezolanos, las consabidas palanganas de agua de “reserva” por todos lados. Hay quienes hasta tienen mini “cisternas de acopio” hechos de forma artesanal o grandes toneles de PVC dispuestos para tales fines.

Hablar de seguridad o mejor de inseguridad ciudadana, seria llover sobre mojado. De todos es conocido que la ciudad de Caracas, también llamada capital del asesinato, se lleva el triste galardón por ser la más peligrosa en el mundo entero. Lejos quedaron Medellin (Colombia), Pernambuco (Brasil), Ciudad Juarez (México) o la misma Bagdad. Según fuentes oficiales, insisto, oficiales, el pasado año cerró con 19.094 homicidios en toda Venezuela. Por cierto, 6 de cada 10 asesinados registran 4 balazos o más, lo que demuestra el grado de ensañamiento.

¿Si en 11 años de gestión, sin ninguna obstrucción parlamentaria, lejos de solucionar estos problemas esenciales, algunos verdaderas tragedias, ese gobierno contumaz, minuciosamente torpe e irresponsable los ha agravado ¿quién puede creer que con el mismo sistema, con los mismos métodos, con la misma gestión y con la misma dirigencia, algún día los resultados puedan a ser diferentes?

En septiembre a examen

Ante el panorama nada halagüeño de las próximas elecciones parlamentarias, el mundo ve como el astro mediático de la Mostra veneciana se apaga inexorablemente… ya ni causa “curiosidad” por ver las “peculiaridades” del bocafloja bananero, sencillamente aburre al personal.

Al predicador-comandante televisivo, se le ve inflado, ojeroso, acorralado…

Por más que haya recurrido a la táctica de su “amigo” Ahmadineyad de inhabilitar a los principales oponentes, las cuentas no le cuadran.

Tratará de (una vez más) robar los votos opositores, y si eso no le funcionara, despojará al legislativo de todo poder, argucia que ya le ha funcionado antes.

En todo caso, este pobre hombre que quiso ser Simón Bolivar, será incapaz de detener la debacle económica, moral y social que campa en el país y en su enferma “revolución mental”.

Ante este panorama le quedan dos opciones:

1) Rendirse ante la evidencia de su absoluto fracaso (lo que no hará, pues su enfermedad lo ha cegado).

2) Gobernar por la fuerza de su ejército vendido (hasta que tenga con qué comprarlo)

Todo se andará…amanecerá y veremos.


Cantaclaro



El quinto jinete del Apocalipsis

Sentado frente a mi ordenador trataré hoy de trazarles algunas imágenes mentales, expresión de mi conmoción por lo que está sucediendo en la Venezuela de estos días. Las terribles consecuencias del gobierno del teniente coronel Hugo Chavez Frias han puesto en entredicho hasta la viabilidad de Venezuela como país. Transmitir un mensaje de tal naturaleza en pocas palabras, resulta si no imposible, difícil lo sé, pero lo intentaré:

El Apocalipsis

Con el enorme peso de los condicionantes gravitando que más abajo describiré, y así como hay gente cuyo oído siempre escucha algo más de lo que la orquesta toca, este garabateador y contador de cuentos ha desarrollado una especie de don para percibir el futuro. No es otra cosa que alguna experiencia y mucha memoria de lo que ha visto, escuchado y leído por esos mundos americanos de Dios, lo que me da alguna idea de saber cómo culminará este cuento que lleva el título de “Era una vez un país” y que terminará como las novelas rusas, es decir, mal.

El espectro de la inseguridad ciudadana con más 200 muertos semanales víctimas del hampa común, secuestros exprés que ya ni se denuncian, robos, atracos, violaciones, droga, corrupción policial y suciedad por doquier que han pasado a ser “pecata minuta”, se añaden a la violencia oficial abierta y soterrada de las bandas oficialistas “círculos bolivarianos”, (mezcolanza de delincuencia común y fanatismo bebe sangre armados hasta los dientes por el propio gobierno), única autoridad visible que impone su ley a extremos insospechados. Esta ruina económica, política, social y moral, refuerzan este estado de conmoción que vive hoy Venezuela patria de Simón Bolívar.

La principal industria generadora de ingresos se ha convertido en un antro inauditable, militarizado, corrupto y caótico. (1*) El Gobierno asedia todas las libertades, reprime con inusitada violencia criminal a la sociedad civil, persigue de forma sistemática cualquier tipo de manifestación de la inteligencia opositora desconociendo a gobernadores y alcaldes que ganaron sus mandatos en desiguales contiendas electorales, cierra canales de TV y secuestra todos los derechos civiles y económicos. (2*)

Esta agresión sistematizada sobre todo lo que tiene que ver con lo que aquí en Europa conocemos como nación libre y civilizada, solo deja dos trágicas opciones: dejar de luchar y abandonar el país (lo que está sucediendo desde hace ya 10 años con solución de continuidad) o la entrega, rendición y sumisión al medio. Ambas realidades ofrecen pocas razones para desestimar por imposible el desplome de la viabilidad de Venezuela como país mismo. Así están las cosas.

El quinto jinete

Una de las facultades más elementales que se necesitan para llevar con éxito un determinado rol, estriba entre otras cosas, en la capacidad intelectual que se tenga para afrontar dicho desempeño. Ante la ausencia de tal facultad, resultará vano todo esfuerzo por hacer de cualquier gestión una labor medianamente eficiente. Si trasladamos este planteamiento a la situación que he descrito más arriba, visualizaremos varios aspectos que le nutren y potencian.

El primer mandatario venezolano se hizo del poder hace 10 años en un momento colmado de frustraciones y desesperanzas, por ello, valiéndose del resentimiento y del apasionamiento colectivo, logró venderse como la única y mejor opción política de entonces. Las masas ignorantes y empobrecidas le brindaron la reciprocidad necesaria y poco a poco fue, muy a nuestro pesar, dando horma a las miserias que en su mente cohabitaban.

Lejos de exhibir credenciales y aptitudes acordes a tan exigente responsabilidad, se coló por la puerta trasera, manipuló elecciones, cambió la constitución fraudulentamente y henchido de “gloria revolucionaria” metió gato por liebre.

De sus capacidades intelectuales realmente no hace falta dilucidar mucho, escuchar y ver por TV en cadena nacional solo cinco minutos de sus peroratas (monólogos) casi diarios, cuya duración pocas veces es menor a seis o siete horas frente a sus ministros que cual focas amaestradas aplauden las gracias, ocurrencias, chistes, cantos poemas o cuanto disparate le pueda pasar en ese momento por su pobre mente, es suficiente para dejar patente la magna estupidez del personaje, el escaso o nulo contenido de sus propuestas y el efecto tragicómico que inspira su sola presencia. Un pefecto compendio que mueve a compasión, espanto y vergüenza ajena.

No conforme con lo ruinoso que significa tal realidad, este hombre, en igual o quizás mayor proporción, carece de la voluntad mínima por hacerlo bien, pues demás está decir que el bienestar de su “proyecto anacrónico” (por decirlo de alguna manera) no encuentra parecido alguno con la salud del país que supuestamente gobierna. De ahí que de manera contumaz apuesta incansablemente a su éxito personal, haciendo el ridículo con carácter superlativo.

Entonces, ¿qué se le puede pedir a este ser?, ¿cómo va a darle a su nación algo que sencillamente no puede ni quiere? Ante la ausencia de semejantes cualidades sólo es capaz de nacer una cosa: la más burda y rastrera incompetencia que hayamos podido apreciar en ejercicio de gobierno alguno.

Como conclusión final diré que: la historia nos dice que la decadencia de un país, pasa casi siempre desapercibida a los ojos de la mayoría de sus ciudadanos. La presencia en el poder de los más incapaces invariablemente ha sido un indicativo de que la sombra del ocaso y eventual desastre ha tomado las riendas del hundimiento colectivo.

Cantaclaro

————————–

(1*) Petroleum World, publicó el mes pasado un demoledor análisis en el cual señalaba que Pdvsa no ha entregado el informe financiero anual a la comunidad petrolera internacional, incluyendo la SEC (Security Exchange Comision) de EEUU. La publicación responsabiliza de tan grave omisión a la gerencia actual de la compañía que no es capaz de generar una declaración financiera razonablemente coherente.

(2*) Un control cambiario solo justificable por el deseo enfermizo de retaliación y con el único propósito de estrangular a sectores comerciales e industriales opuestos al llamado “proceso”.

Aló comandante, así se escribe la historia

Hugo Chávez Frias (hasta el momento en que escribo esta nota) presidente de la República Bolivariana de Venezuela, es también conocido por méritos propios ganados “a pulso” con otros alias:

El mico-mandante, el mono rojo aullador, el comandante del micrófono, el pichón de emperador antiimperialista (¿cómo se come eso?).

El humorista, el cantante, el declamador, el Cantinflas venezolano, el historiador, el sociópata, (perdón y corrijo) sociólogo quise decir.

El estratega militar, el ecomunista, (otra vez perdón y otra corrección) economista es lo que queria escribir.

El santero, el animador de radio y TV, el estadista, el defensor de los desamparados, el nuevo Mesias del socialismo del siglo XXl y demás siglos (pasados, presentes y futuros).

El educador, el austero (aunque vista de Armani) el generoso con sus “iguales”, el comprensivo (también con sus iguales) el demócrata (a su manera), el último justo entre los injustos justos. El, el el…y siga Ud. que yo me quedé sin más palabras con qué describir a este dechado de perfección.

Pues bien, este “curioso” sujeto, se está haciendo célebre por sus frases (no menos célebres) que suelta cual paridas sin placenta, allá donde va y va mucho, generalmente sin que le llamen.

Pongo aquí solo algunas de sus frases célebres, repito, solo algunas, que tener tiene la intemerata de ellas:

Lista parcial

  • Cuba es el mar de la felicidad. Hacia allá va Venezuela
  • Váyanse mucho pal carajo yanquis de mierda
  • Juro por Cristo, el más grande socialista de la historia, por todos los dolores, por todos los amores, por todas las esperanzas, que haré cumplir con los mandatos supremos de esta maravillosa revolución.
  • No sea pendejo Dr. Insulza, vaya que es bien pendejo el doctor Insulza, un verdadero pendejo, desde la P hasta la O  vaya con sus insulserías a otro lado.
  • Estamos sufriendo de impotencia política. Necesitamos un viagra político y socialista.
  • A mí no me tumba nadie. Derrotar a Chávez es como tragarse un crisol de aluminio o una barra candente de acero.
  • Ni muerto me sacan de Miraflores.
  • Si, llamenme golpista. Yo le di un golpe a Carlos Andrés Perez. ¿y qué? el golpe de Chávez es el golpe del pueblo.
  • El que me acuse de dictador o es loco de atar, o es un ignorante absoluto, o es un mal intencionado.
  • Váyase largo al cipote, señor Blair.
  • Chávez no se va Chávez se queda, estoy listo para estar con ustedes hasta el 2.000 siempre.
  • Me considero lo suficientemente macho para pulverizar cualquier acusación al respecto.
  • La supuesta victoria de la oposición fue una victoria de mierda.
  • Si lo tuviera cara a cara (a Bush), le diría Gringo de mierda go home.
  • La suspensión de RCTV no tiene nada que ver con la libertad de expresión.
  • El pueblo y la Patria venezolana son chavistas.
  • No habrá ni atropellos ni persecuciones ni abusos ni irrespeto a la libertad de expresión o de pensamiento.
  • Pajúos, los de la oposición son unos pajúos.
  • Realmente como Dios estamos inspirados en Dios, porque miramos a la maquina que es una maquina.
  • Soy un hombre que ama al pueblo y que el pueblo ama a este hombre.
  • Patria o muerte es lo que estoy dispuesto a hacer por mi país.
  • Si Jesucristo bajase de nuevo a la tierra de seguro que seria socialista.
  • Daria mi vida por vosotros, pero no tengo pechos con los que poder amamantaros como una buena nodriza.
  • Dios no existe, Dios a muerto, lo mato el imperio yanky.
  • Si tengo hambre y debo llevar comida a mi familia yo robo y mato.
  • Se que nos están espionando.
  • Margarita es una isla rodeada de agua.
  • Si a mi me matan y me muero, responsabilizo al imperio y a la oposición.
  • Nosotros vamos a mejorar la inseguridad.
  • Chávez tendría que durar 100 años, que es casi un siglo.
  • Trabajaremos 24 Horas y si no es suficiente trabajaremos toda la noche.
  • El que me acuse de dictador es un ignorante.

  • Sacando el 80% … 7×8= 52

  • La humanidad tiene 20 siglos de estar en este planeta.

————————————

Al pobre gorila inflado, ya sólo le falta un plátano y una bicicleta para convertirse en un genuino ser de circo. Ni Fidél Castro en sus mejores días (que ya es decír) logró ganarse tantos aplausos, risas y simpatizantes.


Cantaclaro


El buen hacer de Ramirito…

Tal y como anticipabamos en nota anterior, el “trabajo” del Adelantado de Indias, Ramiro Valdés Menéndez empieza a dar resultados:

Por órdenes del presidente Hugo Chávez, según un comunicado enviado al Ministerio de Defensa, 26 militares de alto rango pasarán a retiro. No se dan explicaciones de esta medida.

La lista del personal militar a retirar está compuesta por coroneles, tenientes coroneles y un capitán. Así lo denunció una fuente militar acreedora de la mayor credibilidad, la que calificó el adelanto del proceso de depuración en la Fuerza Armada Nacional como injustificado e ilegal.

La lista

Coronel Juan José Faria Molero
Coronel Luis Enrique Quintero Montemurro
Coronel Víctor Darío Díaz Paruta
Coronel Manuel Alberto Pascual Aranguren
Coronel Juan José González González
Coronel Franklin José Barboza Sojo
Coronel Ana Victoria Rondón García
Coronel Leonardo Guyon Celis
Coronel Juan Carlos Feijoo González
Coronel Ricardo José Padrón Quiroz
Coronel Pedro Emilio Picos Guerrero
Coronel Altair Hortensia Jaspe Castellano
Coronel Pablo Darío Collazo Jiménez
Coronel Wismar Alí Sarmiento Lilo
Coronel Sandro Capella Ritrovato
Coronel Alexis de Jesús González Cordero
Coronel Luis Ramón Mota Marrero
Coronel Dunia Ninoska Azuaje Nieves
Teniente Coronel Jesús Alberto Arteaga Moronta
Teniente Coronel Simón José Brito Cabrera
Teniente Coronel Ismael Francisco Cáceres Ramos
Teniente Coronel Guillermo José Beltrán Vielma
Teniente Coronel Nelson Elias Zambrano Galvis
Teniente Coronel Carlos Wilhelm Pérez Ramírez
Teniente Coronel Víctor Manuel Hidalgo Villaroel
Capitán Carlos Lucci Hernández

Se perfeccionan las purgas… Ramirito ejerce bien sus “funciones” 50 años de experiencia y buen hacer lo avalan.


Cantaclaro


El país cuartel…

Son muchos los países del planeta que han padecido y lamentablemente siguen padeciendo, los gobiernos de “militares providenciales” o “providenciales metidos a militares”.

En tiempos pretéritos en Lationamérica, tiempos que creíamos superados, se exhibían los uniformados como los verdaderos dueños de vidas y haciendas de sus connacionales: Trujillo, Stroessner, Pérez Jiménez, Somoza, Duvalier, Videla, Pinochet etc.

En el continente africano que desde la “descolonización” es pródigo en producir este tipo de personajes, también los ha habido y hay: Bocazza, Amín, Salassie, Omar el Bashir, Mugabe, Gaddafi etc.

Hay muchos rasgos digamos que comunes en todos ellos que ni los voy a mencionar por obvios, pero el más visible es que todos se cubren de hojalata desde el gañote hasta la panza.

Por fortuna, hoy la humanidad vive en esta materia nuevos tiempos, cada vez está más claro que la democracia es un asunto de civiles. No se trata de un prejuicio (aunque reconozco que también) personal. Se refiere más bien a que la política como definición, requiere en principio consensos, dialogo, acuerdos, debate etc. y estos requisitos, también en principio (salvo contadisimas excepciones) están negados a los militares. Los militares son educados y formados para mandar y obedecer, no hay disidencia posible, se ordena y se cumple.

Refiriéndonos a la Venezuela de nuestro ínclito Teniente Coronel Hugo Chávez, la pretensión de militarizar al país entero está más que clara, para ello se satura con imágenes, desfiles y uniformes al ciudadano común, con ello se persigue acostumbrar a la población a algo en origen opuesto a todo sistema realmente democrático: a que sean los militares los que ordenen y manden y a que sean los uniformados los únicos “capaces” de solucionar los problemas de la nación.

Pero hay más

Otro elemento lo constituye la reciente juramentación de 45 mil milicianos por parte del primer mandatario. Si bien esta política tiene como argumento la defensa de la soberanía nacional, voceros del alto gobierno han manifestado que dicha fuerza armada, cuya meta es ser integrada por 200 mil unidades, tiene como objetivo (de ser necesario) la confrontación con los sectores opositores al gobierno nacional.

El 5 de julio pasado Chávez anunció la creación de una Guardia Territorial, fuerza de civiles que lucharán clandestinamente y dependerán directamente del presidente. El diputado chavista Néstor León Heredia señaló en los medios que el grupo se inspirará en la resistencia iraquí. Más recientemente, Chávez anunció la expansión de la reserva militar de 100.000 civiles en la actualidad, a 500.000 en un corto plazo.

Son muy pocas las dependencias oficiales que no están bajo el mando de un militar: ministerios, empresas y bancos del Estado, gobernaciones, alcaldías. No importa que no se tenga conocimientos ni experiencia pertinentes para el cargo. Lo importante es su espíritu y formación militar… obedecer sin discutir las órdenes del superior y acatar ciegamente al mandamás.

Los amos del valle

Por si les quedaba alguna duda, aquí les dejo una lista que habla por si sola:

Presidente
Teniente Coronel (Ej)
Hugo Rafael Chávez Frías

Vicepresidente Ejecutivo
Coronel (Ej)
Ramón Alonso Carrizales Rengifo

Ministro del Poder Popular del Despacho de la Presidencia
Teniente (Ej)
Jesse Alonso Chacón Escamillo

Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia
Capitán de Navío
Ramón Rodríguez Chacín

Ministro del Poder Popular para las Finanzas,
Teniente (Ej)
Rafael Eduardo Isea Romero

Ministro del Poder Popular para la Salud
Teniente Coronel (Ej)
Jesús Mantilla Oliveros

Ministro del Poder Popular para la Alimentación
Teniente Coronel (Ej)
Félix Osorio Guzmán

Ministro del Poder Popular de Vivienda y Hábitat
Teniente Coronel (Ej)
Jorge Pérez Prado

Ministro del Poder Popular para la Infraestructura
Coronel (Ej)
Isidro Ubaldo Rondón Torres.

Ministro del Poder Popular para la Defensa
General en Jefe (Ej)
Gustavo Rangel Briceño

Director de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención DISIP (policía política)
General de Brigada (Ej)
Henry Rangel Silva.

Director de Protección Civil y Aministración de Desastres
General de Brigada (Ej)
Antonio Rivero.

Policía Metropolitana de Caracas
General de División (GN).
Juan Francisco Romero Figueroa.

Presidente de CADIVI (organismo que controla la distribución de dólares)
Teniente Coronel (Ej)
Manuel Antonio Barroso.

Presidente del Banco del Tesoro y Secretario Ejecutivo del Fondo de Desarrollo Nacional
Teniente Coronel (Ej)
César Augusto Giral Michelangeli.

Presidente del Instituto de la Seguridad Social
Teniente Coronel (Ej)
Carlos Rotondaro.

Superintendente del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria
Teniente (Ej)
José David Cabello.

Presidente de Fogade (ente que supervisa y garantiza los depósitos bancarios)
Mayor (Ej)

Humberto Ortega Díaz

Director General del Instituto Aeropuerto Internacional de Maiquetía
Mayor (Av)
Mario Ernesto Fernández Echandía

Empresa Producción y Distribución Venezolana de Alimentos (Pdval)
Teniente Coronel (Av)
Luís Pulido

Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela, Bandes (también ejerce otros cargos)
Teniente (Ej)
Rafael Eduardo Isea Romero

Fondo de Crédito Industrial (Foncrei)
Teniente Coronel (Ej)
William Fariñas

Electrificación del Caroní (Edelca),
General de Brigada
Hipólito Izquierdo

Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac)
Cnel. (Av)
Francisco Paz Fleitas

Instituto Nacional de Espacios Acuáticos e Insulares
Capitán de Navío
Rafael Da Silva Duarte

C. A. Metro de Caracas.
General (ej).
Gustavo Enrique González López

Gobernador del Estado Miranda
Teniente (Ej)
Diosdado Cabello

Gobernador del Estado Carabobo
General (GN)
Luis Felipe Acosta Carlez

Gobernador del Estado Lara
Teniente Coronel (AV)
Luis Reyes Reyes

Gobernador del Estado Bolívar
General (Ej.)
Francisco Rangel Gómez

Gobernador del Estado Vargas
Mayor
Antonio Rodríguez San Juan

Gobernador del Estado Mérida
Capitan (Ej)
Florencio Porras

Gobernador del Estado Táchira
Capitan (Ej)
Ronald Blanco La Cruz

Gobernador del Estado Apure
Capitan (Ej)
Jesús Alberto Aguilarte Gámez

Gobernador del Estado Cojedes
Teniente Coronel (Ej.)
Johnny Yánez Rangel

Embajador de Venezuela en Austria
General de División (ej.)
Alí Uzcátegui Duque.

Embajador de Venezuela en Portugal
General en Jefe (Ej)
Lucas Rincón Romero

Embajador de Venezuela en República Dominicana
General (GN)
Francisco Belisario Landis

Embajador de Venezuela en Brasil
General de División (Ej)
Julio José García Montoya

Embajador de Venezuela en Argentina
El General de Brigada (Ej)
Arévalo Méndez Romero

Embajador de Venezuela en Ecuador
Capitan (Ej)
Oscar Navas Tortolero

Embajador de Venezuela en Perú
Vice-Almirante
Armando Laguna Laguna

————————————-

Si, en Venezuela hay una nueva clase dominante, son los nuevos ricos hijos de la revolución, son los nuevos “oligarcas” amos y señores del valle… amos de un país cuartel.

Cantaclaro


El adelantado de Indias …

Un adelantado era un oficial de la Corona de España que tenia competencias judiciales y gubernativas sobre las tierras conquistadas. Los adelantados eran nombrados siempre entre los miembros de la alta nobleza y de la familia real. Las atribuciones de los adelantados eran de jurisdicción civil y criminal, nombraban regidores y otros cargos en los pueblos de nueva creación, designaban interinamente oficiales del ejército y redactaban ordenanzas para el gobierno de las tierras colonizadas.

A casi 200 años de la independencia, en la Venezuela de hoy pareciera que la historia se repite:

Cuando los venezolanos pensaban que era imposible volver a reeditar la pesadilla de verse “dirigidos” por otro sujeto sin escrúpulos, como lo es el inepto gordito teniente coronel, el destino se ensaña con ese país y le envía otro comandante protector, suerte de Adelantado de Indias, que será el llamado a poner “su orden” en el desorden del Sabaneta’s Comander: Ramiro Valdés Menéndez.

El Presidente acaba de decretar, o mejor oficializar, la cubanización de Venezuela. ¿Qué es lo que no controlan ya los cubanos en esa nación? esa es la pregunta que cualquier persona medianamente informada se hace hoy en día. Pues bien, hasta donde yo se, hacen, deshacen y controlan lo siguiente: la Onidex (identificación y extranjería), los registros, las notarias, la salud, la fuerzas armadas, los servicios de inteligencia y seguridad, la cancillería, las importaciones y los puertos… para decirlo más claro, controlan todas las áreas neurálgicas del país. Los cálculos más conservadores cifran en más de 50.000 los cubanos residentes que “asesoran” al gobierno de Hugo Chávez.

Ahora, con la llegada de Ramiro Valdés, el tercer hombre en la jerarquía cubana, se cierra el círculo. Ramirito, como lo llaman en confianza y “charco e sangre” en desconfianza, persiguió inmisericordemente a religiosos, periodistas, intelectuales, campesinos, estudiantes, obreros y a todo al que endilgara la más mínima sospecha de “desviación” ideológica incluidos marxistas, trotskistas, comunistas e izquierdistas cubanos.

Sus tribunales revolucionarios fueron célebres por los juicios sumarísimos que indefectiblemente terminaban en los paredones de fusilamiento en menos de 72 horas. A muchos por simple sospecha o denuncia anónima, se les ejecutaba allí donde lo arrestaban. Su implacable quehacer no reconoció límites ni compasión. Este infame “comandante” será el verdadero poder detrás del siniestrado trono del Palacio de Miraflores.

Sus prioridades serán purgar a los jefes militares venezolanos en activo sospechosos de tal o cual cosa, organizar el aparato de vigilancia, las milicias revolucionarias y pare Ud. de contar.

A esto ha llegado la revolución bonita…cosas veredes Sancho.

Cantaclaro


 

Analogías…

La democracia (del griego “demos-kratos”) se refiere al gobierno del pueblo. La dictadura (del latin “dictatura”) es una forma de gobierno en torno a la figura de un solo individuo, un solo hombre que ejerce el poder de manera absoluta. Las dictaduras emergen allí donde no hay, o dónde se quiebran las democracias. Este es el tema que me ocupará hoy:

La dictadura como forma de gobierno opuesta a la democracia supone la negación de las elecciones libres y sin ventajismo, la representación de las minorias, la negación de la división de los poderes públicos y la violación sistemática de los derechos humanos, en definitiva, supone la subordinación de toda una Nación a la voluntad de una persona… de un dictador. A esas características hay que agregar otras dos: la estructura militar y militarista, y el ejercicio personal y personalista del poder.

No obstante lo anterior, me interesa destacar en esta nota, que todo dictador está caracterizado por dos rasgos fundamentales: la concentración de todos los poderes públicos en él mísmo, y la militarización política. Eso lleva a concluir que toda dictadura, más allá de las formas que las caracterizan y de los hechos que las originaron, no puede prescindir de esos elementos.

Las dictaduras, se sirven de algunas formas democráticas, hecho que utilizan los dictadores para disfrazarse, sobre todo hacia el exterior. En algunos casos, muy a su pesar, toleran la actuación de sectores opositores a los que, cuando ya no pueden eliminar, los acosan incesantemente con el fin de intimidarlos. En otros casos, permiten algunos espacios de prensa libre a la que someten a constantes presiones, extorsiones y amenazas.

Hay dictaduras que provienen de elecciones y dictaduras que resultan de golpes de estado o de tomas violentas del poder democráticamente electo. Hay dictaduras dinásticas y hereditarias. Un caso muy conocido es el de la dictadura de Adolf Hitler en Alemania, fue el mismo Hitler quien marcó una pauta dictatorial que ha hecho escuela: la de legitimar su supremacía mediante plebiscitos y enmiendas constitucionales. Pinochet y los dictadores militares uruguayos intentaron consolidarse mediante estos instrumentos, Milosovic en Serbia también hacía lo propio y en nuestros días, tanto Lucashenko en Bielorrusia, Mugabe en Zimbabwe así como un “comandante” muy de moda, recurren al mismo expediente. Decir también que en Irán hay elecciones regularmente, aunque el poder central lo ocupan siempre los fundamentalistas religiosos.

Muchos dictadores no sólo concurren a elecciones (amañadas por supuesto) además abusan de ellas. Por extraño que parezca, existen regímenes dictatoriales donde curiosamente hay más elecciones que en regímenes democráticos. En este sentido puede decirse que algunos dictadores han comprendido que mediante la perversión del sistema electoral pueden tener lugar avances más expeditos hacia el poder que mediante su supresión.

De lo anterior se desprende, que lo que llevan a cabo sistemáticamente los “dictadores electorales”, es una perversión y un envilecimiento de los procesos elecionarios. Lo despreciable de este tipo de comicios no resulta siempre de la falsificación de los escrutinios, aunque hay que decir que bajo gobiernos militares lo habitual es que exista ese tipo de fraude.

El ideal de cada dictador no es la vida política sino la vida cuartelaria. La sociedad es para él un gran cuartel y el dictador se imagina y autoproclama “comandante”. Así se entiende cómo su lenguaje sea siempre el del ordeno y mando. Su proyecto final, es el de militarizar a la nación, lo que comienza con la militarización de sus propias huestes, y eso pasa por la conversión en tropas de los pueblos que tanto dice amar.

El envilecimiento electoral opera, además, por otros métodos. Uno, el más común de nuestro tiempo, consiste en la monopolización de los medios de comunicación. Suele suceder en el caso de las dictaduras electoreras, que el dictador de turno se apropie mediante confiscaciones de los canales privados y que una vez sumados a los públicos, sometan a la sociedad a verdaderos bombardeos publicitarios, donde la oposición poco o nada puede hacer para contrarrestar tal egemonía comunicacional.

Hay algunos que pasan más tiempo en la pantalla que en sus despachos de trabajo. Se podría decir sin exageración alguna que gobiernan desde la TV, hay incluso quien hasta tiene su propio programa televisivo.

Pero el atropello electoral no se limita a los medios de comunicación. Los dictadores electoreros, ponen todos los servicios y dependencias gubernamentales a su servicio, de tal modo que los ministerios y oficinas públicas se convierten en auténticas plataformas de propaganda. Sobra mencionar que los empleados públicos son sometidos a una espantosa coacción, si no votan por el dictador, se les dice, perderán sus puestos de trabajo.

Como atenuante de lo anterior, debo decir que antes de juzgarlos, habría que ponerse en el lugar de un modesto empleado público de quien depende el sostén de su familia. Por más secreto que supuestamente sea el voto, siempre le quedará la duda de que el dictador, tarde o temprano, se enterará por quién él votó, así que decide acatar y no correr ningún riesgo. Algunos, a fin de aliviar sus conciencias, terminan engañándose a sí mismos, afirmando incluso que votaron por convicción.

Si todo eso no fuera harto sobrado, todavía queda el recurso de la intimidación, ello por si el estado de la agresividad (algo “normal” de todo dictador que se precie) no fuera suficiente, en épocas electorales los dictadores se vuelven extremadamente violentos con quienes osan adversarlos, las amenazas, los insultos, las extorsiones y el terrorismo judicial se convierten en moneda corriente.

Durante esos períodos, aparecen por todos lados supuestas conspiraciones (todas ficticias, por supuesto), intentos de magnicidio (cuyos promotores jamás aparecen por ningún lado), amenazas de invasiones de países extranjeros y peligros de guerra con naciones vecinas. Cualquier pretexto es bueno a la hora de amedrentar y condicionar a los electores.

Señalar también, que si las agresiones y abusos de las bandas delicuenciales afectas (armadas hasta los dientes) en tiempos “normales” no bastaran, las calles de los países totalitarios en tiempo de elecciones, se llenan de comandos y piquetes pro-dictatoriales que imponen su ley con la mayor impunidad. En fin, el dictador logra crear un clima de miedo, incluso de terror, que en muchos casos induce a sus potenciales adversarios a quedarse en sus casas y no votar.

Por otra parte, el dictador suele ser muy generoso cuando convoca elecciones, tal generosidad se magnifica (más que nunca) hacia “su pueblo”. En esos momentos el dictador se vuelve extraordinariamente dadivoso, aparecen los obsequios, los aumentos de sueldo, las donaciones, las neveras, los televisores, los aguinaldos, etc. etc.

Por si todo lo anterior fuera poco, el dictador ordena a sus esbirros judiciales proscribir las candidaturas de los adversarios que estén en condiciones de lograr altas votaciones. El método de las “inhabilitaciones” judiciales inventado por Mussolini ha hecho escuela. Esa es una de las muchas razones que explican por qué no hay profesión más inmoral y degradante que la de un juez en una dictadura.

No hay que olvidar que prácticamente todos los dictadores son militares, y cuando realizan elecciones las ven como campos de batalla en donde es necesario vencer y aniquilar, de ahí aquella máxima que dice: en la guerra todo vale. Así se entiende cómo los dictadores más audaces logran revertir encuestas y resultados. Muchas veces ni siquiera requieren falsificar escrutinios. Las elecciones mismas son, bajo esas circunstancias, un simulacro electoral, una estafa total.

El dictador suele dominar muy bien el idioma de la barbarie puesto que tanto por su condición cultural como por su condición militar es, él mismo, un bárbaro. Así se explica que el proyecto de cada dictador es destruir las relaciones políticas que rigen la vida de toda nación democrática normal. El dictador impone su cultura, que no es otra que la militar.

Pero hay esperanza, siempre habrá opositores que se esforzarán en mantener vivo el ideal de la democracia y de la libertad, pues saben, que toda dictadura tiene sus horas contadas, y además saben que más temprano que tarde, los medios que usa y de los que abusa el dictador, se volverán en su contra. Así ha ocurrido y así ocurrirá siempre.


Cantaclaro


Gracias por sus gracias…

En la Venezuela de hoy, los comediantes, cómicos, humoristas y payasos, gozan de un gran éxito en politica, ello se debe (entre otras cosas) a que actúan con pasmosa naturalidad ante el absurdo, se debe a que hace ya tiempo perdieron toda noción del ridículo.

Venezuela tiene varios buenos comediantes, ¿o más bien tragicómicos? que si no fuera por el dolor y tragedia que propagan, seria para reír hasta morir, aunque esto último lo hagan posible con ausencia de la menor risa. También decir que las “masas” a quienes gobiernan tragan ruedas de molino como si fueran hostias.

Sube el telón

En días pasados el “comandante del micrófono” anunció al país entre risas, aplausos, chistes, canciones y amenazas, una mega-devaluación de la moneda, la que definió como “ajuste”. Entre las razones aducidas, la más importante según dijo, está la de estimular la producción de la industria exportadora.

En un país en el que en los últimos 11 años de “pesadilla revolucionaria”, se ha perseguido implacablemente a la industria y comercio privados y donde según cifras del Financial Times, han cerrado más de 7.000 empresas por falta de estímulo y seguridad jurídica, es ahora que se pretende favorecer a un supuesto tejido productivo, que por lo demás no existe. ¿Pero este tipo de que va? todo el mundo sabe que Venezuela importa hasta las alpargatas para bailar joropo y si algún responsable hay en este estado de cosas, tiene nombre, apellido y grado: Hugo Chávez Frias – Teniente Coronel.

Podríamos decir sin temor a equivocarnos, que la revolución bolivariana es una estafa completa. Chávez está sustancialmente desacreditado en el mundo entero, sus discursos al mejor estilo de Cantinflas son objeto del ridículo desde Nueva York hasta Sabaneta de Barinas pasando por Copenhagen, la corrupción es la principal industria del país, industria que con las recientes medidas anunciadas, se quiere estimular más, si ello fuera desde luego posible.

Este régimen nefasto habla mucho de imperios pero ni tan siquiera es anti imperialista, las empresas petroleras yankis, inglesas, chinas, españolas, francesas y brasileñas, han recibido jugosísimas concesiones capaces de sonrojar al mismísimo Marcos Pérez Jiménez.

Fin de la comedia

Este ha sido y es un gobierno pantallero, de cámaras, micrófonos, fotos y verborrea de chorradas a granel, bajo cuya protección ha florecido como nunca antes, la mayor corrupción de que se tenga noticia en país alguno de América.

Esta comedia de gobierno chavista ha destruido (con sus carencias y errores) la obra de más de medio siglo anterior, que tanto costó construir. Hugo Chávez figurará entre lo más nefasto ocurrido en la historia contemporánea de Venezuela, ha llevado la corrupción y el saqueo al pináculo más alto que se podía alcanzar, de eso no tengo la menor duda.

No sé cuanto más durará en el poder este payaso mayor, pero será echado a patadas de la Presidencia, es un final que nada ni nadie podrá evitar. Desconozco la forma de violencia que lo sacará del Palacio de Miraflores, el golpe de estado sigue siendo una lamentable posibilidad, la misma naturaleza del poder que detenta no deja otro camino, el propio Chavez lo confirma cuando se asusta y acusa de golpistas a sus opositores, y es que el comandante si de algo sabe es precisamente de golpismo.

Pudo y tuvo la oportunidad de transformar el país como nadie antes… pero también como nadie antes, lo hundió definitivamente en el abismo.


Cantaclaro

Militarismo latinoamericano y M*A*S*H

Aquellos “veteranos” de mi generación aficionados al buen cine, seguramente recordarán una magnífica película dirigida en los años 70 por Robert Altman y protagonizada por un brillante elenco entre los que podríamos destacar a Donald Sutherland, Elliott Gould, Robert Duval, Tom Skerritt y Sally Kellerman. El título es M*A*S*H (Siglas de identificación de los hospitales móviles del ejercito de EEUU.)

Esta película en la que muchas de las escenas fueron improvisadas por sus actores, y pese a que fue estrenada sin ningún tipo de promoción, pronto alcanzó un éxito de taquilla que por lo inesperado sorprendió y de qué manera a propios y extraños. La película en cuestión, hizo las delicias de los que (como yo) desde siempre sentimos un marcado sentimiento de rechazo a lo “impuesto” a lo “ordenado” a lo “indiscutible”…a lo militar.

La cinta trata de forma “grosera e irreverente” el dramático tema del conflicto belico, desde la óptica de unos cirujanos militares (con los que inmediatamente me sentí identificado) destinados en aquella guerra ya olvidada de Corea que por sistema desafiaban órdenes, reglas y jerarquías.

El método (locura) que se empleó en M*A*S*H no es otra cosa que interpretar estrictamente hasta reducirla al absurdo la petulancia del ordenamiento militar. Se trata, a mi modo de ver, de una despiadada critica al militarismo en el sentido más universal, dando rienda suelta al sufrimiento dolor y rabia de esos soldados que son enviados al matadero “legal” bajo las ordenes de sus jefes militares, cuya pompa y circunstancia detestan.

Hasta aquí, la concepción prácticamente general del norte americano respecto al estamento militar, pero ¿que piensan de ello sus vecinos del sur continental?

El caudillo necesario

Uno de los rasgos, digamos que común de las culturas latinoamericanas, es por desgracia, precisamente lo contrario. No destacan los latinoamericanos por reírse de buena gana a costa de lo militar. Desde que los próceres de la independencia propagaron con su exaltación y liturgia la cepa del militarismo por el sur del continente, el caudillismo que le siguió, encontró terreno fértil en el vacío de poder surgido tras las guerras de independencia, siendo así Latinoamérica marcada y condenada a una reverencial unción de lo civil por lo militar.

El militarismo en Latinoamérica no es un fenómeno accidental o ajeno a la realidad política de la región, sino que constituye una de sus constantes más significativas. En teoria, el ciudadano no tiene más que apoyar la tesis, técnicamente correcta, que lleva a cabo una élite profesional de honrados patriotas militares, y lo demás llega por añadidura.

Es por lo tanto la secular y principal tarea-misión interior del ejército, la de erradicar las corruptelas e ineficiencias de los gobiernos civiles, haciendo supuestamente con ello posible una política eficaz de progreso y desarrollo. Lo que desde luego jamás ha ocurrido y que por el contrario ha sumado siempre más ineficiencia, corrupción y sufrimiento de las que ya existían y existen.

La historia del sub-continente americano está plagada de ejemplos de una curiosa disposición de muchos civiles (incluidos presidentes) a tratar de “asimilarse” al mundo militar. En un principio son civiles los que alcanzan el poder político, tanto por la vía del derecho democrático como por la del hecho revolucionario, pero poco después los vemos con el título de caudillo adquirido a “pulso”, y de ahí a la autopromoción de Supremo Comandante solo hay un pequeño paso.

Podríamos citar también un caso, que por cercano a lo anterior, es importante señalar: Fidel Castro Ruz, abogado (civil) que una vez derrocado el Dictador (militar) Fulgencio Batista, irrumpe en el poder como nuevo Comandante, siendo posteriormente autonombrado General supremo de las Fuerzas Armadas de Cuba.

Esta aberración es la que explicaría, el cómo y el por qué de muchos gobernados y también gobernantes, civiles en origen, que poco o nada tendrían que deberle a sus compratriotas militares, acepten espontáneamente y de buen grado la vía uniformada como “solución final” a los problemas (civiles) que toda democracia que funcione como tal conlleva.

Muchas dictaduras Latinoamericanas, no hubieran sido posibles sin la anuencia y complacencia de la sociedad civil, que entregó en bandeja de plata el gobierno de su nación al estamento militar como “solucionador” de sus males.

Son pues los latinoamericanos, “distintos hasta en eso” a sus vecinos del norte, en América Latina hay una ceguera endémica casi general para esa inagotable fuente de risa que ha sido la supremacía moral de los militares, sean populistas, radicales de derecha, “liberales” o eventualmente “asimilados” a las Fuerzas Armadas de sus respectivos países.

De todo lo anterior se desprende que si no fuera por los males y sufrimiento que se añaden para conformar un resultado final siempre negativo, el tema militar Latinoamericano, daría para un buen guión cómico cinematográfico, mejor incluso al M*A*S*H que nos ha ocupado hoy.

Solo que la materia militar al sur del río grande, no es ni mucho menos, cosa de chiste. Por el contrario, es un asunto para ser tratado muy en serio, y más cuando los sempiternos fusiles, son convenientemente aceitados con abundante petróleo “revolucionario”.


Cantaclaro


La doctrina del miedo (Mensaje en la botella)

He titulado esta nota aludiendo una sensación de miedo, porque el miedo existe, la psiquiatría lo define como perturbación angustiosa aguda…yo añadiria algo más. Hoy me ocuparé de darle al miedo la venezolanidad como carta de naturaleza, sin más requisitos de los que están manifiestamente visibles a todos los ojos que lo quieran ver.

Antes que expresar un miedo personal que por lo demás, en mis años vividos en ese país bien que lo sufrí y nunca oculté, me referiré a un miedo ciudadano, generalizado…y es que una serie de factores puestos en escena por el gobierno que hoy desquicia Venezuela, parecen diseñados precisamente para amedrentar a su población en general, y en particular a todo aquél no identificado con esa parodia de Gobierno que se entretiene jugando a una supuesta revolución (aunque lo de jugar suene a mal chiste y lo de revolución a robolución).

Y lo hago abiertamente, aspirando a que sirva para advertir a otros acerca de las circunstancias hostiles que ciertamente campan hoy (y quien sabe hasta cuando) en un país maltrecho, caótico, anárquico, peligroso, rico pero miserable que lleva por nombre República y por (rebautizado) apellido Bolivariana, a partir (por decir solo algo) de la megalomanía de un cabito de ronda ignorante, delirante y gritón, en función de Jefe de Estado.

Los venezolanos (al menos las nuevas generaciones democráticas) siempre fueron libres para expresar su pensamiento. De ello han sido reflejo los periodistas, los columnistas y todos aquellos que de alguna manera tienen o han tenido acceso a los medios de comunicación. A veces con excesos, debe reconocerse, pero siempre preferible a la certeza del silencio…por miedo.

El miedo disgrega, levanta murallas reales y ficticias, y el miedo paralizante es el estado ideal que persigue el gobierno de Chávez y su “institucionalidad”. Para ello se han creado leyes amañadas y se penaliza la crítica al estamento militar o al funcionariado público. Si esto es así, como de hecho lo es ¿Qué decirles cuando esa crítica va dirigida al ocupa del Palacio de Miraflores?

Los periodistas que investigan y exponen sus dudas sobre los recientes comportamientos, modos de vida y repentina riqueza de altos funcionarios del Estado, terminan siendo los investigados y son señalados por el Gobierno como desestabilizadores. Algunos son llevados a juicio acusados de calumnia, difamación o vilipendio.

El objetivo es siempre el mismo, infundir miedo, tanto en ellos de manera directa tratando de inhibirlos en el cumplimiento de su profesión como en los “otros” a los que mediante el “ejemplo” se pretende amedrentar.

Cuando un dirigente político opositor o periodista realiza una denuncia pública, hecho absolutamente válido y normal en cualquier régimen democrático en el cual coexistan gobierno y oposición, la reacción del funcionario chavista denunciado no es la natural, es decir, proceder a contradecir la acusación, a explicarla… no.

Sin entrar en el fondo de la imputación, el funcionario aludido de manera automática denuncia una “conspiración” en su contra o un intento de desestabilizar la tan cacareada “institucionalidad”. Se abraza a su colectivo oficialista para tratar de hacer ver que la denuncia forma parte de un supuesto plan orquestado que no pretende sólo acusarlo a él, sino que peligra todo el sistema.

Arropado a ese colectivo se hace el gallito fuerte para destruir y sepultar a su denunciante, quien termina siendo el denunciado, investigado, hostigado y eventualmente sentenciado. ¿Y el gallito ? el rey de la gallera.

En manos de este mal llamado gobierno, dechado de carencias, corruptelas y complejos de todo tipo, este fatídico instrumento (tan viejo como el planeta mismo) ha venido siendo perfeccionado y sus frutos se observan en los diferentes sectores de la sociedad.

No queda institución o persona que pretenda ser autónoma del dominio presidencial que no reciba los insultos más soeces o sea víctima de la persecución más feroz. Este ocupa de la Presidencia de la Nación, no conoce la vergüenza, no se detiene ante nada, no tiene ningún escrúpulo…ninguno.

Pues bien, yo personalmente acuso a las altas jerarquías del estamento político-militar chavista de malversación de dineros públicos, de enriquecimiento ilícito continuado, de tráfico de influencias, de extorsión al empresariado, de complicidad necesaria en asesinato (puente Llaguno y Altamira entre otros) y de persecución despiadada a todo lo que no sea santo de la devoción de Castro y Chávez (cualquiera sea el orden).

Yo acuso a ese nefasto Gobierno de recibir y ejecutar las directrices del decrépito decano de los dictadores de América, Fidel Castro, quien ahora en el ocaso de su vida y por obra y gracia de los cuantiosos petro-recursos económicos de su compinche tonto útil Hugo Chávez (aprendiz de tirano que se adueño de Venezuela) vislumbra una luz en el túnel del oscurantismo insular y está ¡por fin! exportando su revolución, el “mar de felicidad” de Cuba, esa isla mártir sumida en el horror de un dictador perpetuado a sangre, fuego y miedo, sobre la tierra de José Martí.

Y responsablemente digo además que Venezuela se encuentra al día de hoy, en el más absoluto caos e inseguridad jamás vistos en América Latina y tal vez (salvedad hecha, si acaso, de Irak y Afganistán ) en el mundo. Tras 10 años de escarnio, regresaron al país la malaria, el dengue, el paludismo, los apagones eléctricos, el racionamiento de agua, la mendicidad, la desnutrición etc.etc. y pare Ud. de contar.

Los petrodólares van a Perú, Bolivia, Ecuador y Nicaragua a combatir el imperialismo Yankee y a Cuba como salvavidas de una revolución en la que ya nadie cree, mientras el país entero es un chiquero donde el hampa reina, la policía extorsiona a la luz del día, casi la mitad del parque automotor rueda sin siquiera matricula, conseguir un pasaporte es más difícil que subir al Everest y las invasiones a edificios y fincas se auspician desde el balcón del Palacio de Miraflores. Donde lo mas preciado del hombre, su vida, nada vale, nada importa.

Decir también, que el silencio que se ha logrado en varios medios de comunicación o la neutralidad (autocensura) que se ha obtenido de algunos periodistas o dirigentes políticos son evidentes y que la necesaria complacencia de una parte del mundo empresarial tratando de sobrevivir, se materializa cuando son exhibidos en reuniones televisadas cuyo único objetivo es mostrarlos ante el país cual borreguitos finalmente sometidos…qué vergüenza.

Termino esta nota con un mensaje (grito de esperanza) que meto en la botella y la arrojo al mar:

Sí, el miedo es como el veneno de la mala serpiente que al picar se extiende, genera desconfianza, paraliza, lo invade todo, lo descompone todo…contamina a niveles tales que termina por afectar incluso la credibilidad de aquellos a los que alguna vez uno consideró sus amigos.

Pero en el corazón del hombre siempre queda algún resquicio por el que introducir un antídoto neutralizador de la maldad y restablecedor de aquellos valores que un día dimos por perdidos.

Quisiera saber cual es el antídoto del miedo.

 

Cantaclaro

Guerra avisada… sí mata soldados

Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Después vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Más tarde vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Por último vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada.

Martin Niemüller

———————-

Hace ya algunos años recorrió Venezuela una frase que con en pasar del tiempo se sumó al acervo popular de aquellos días, decía así: la electricidad no llega por azar.

En un creativo spot publicitario la empresa eléctrica Electricidad de Caracas, explicaba los pasos sucesivos necesarios para hacer llegar el fluido eléctrico, desde sus orígenes en las centrales generadoras hasta el consumidor final.

He creído importante traer hoy aquí una lista de episodios (analogía de lo que digo en el párrafo anterior) que nos ayudarán a entender lo que conforma el resultado de lo que es hoy Venezuela.

Lo que ha ocurrido en esta década de supuesta revolución no es algo casual, es causal no ha sido producto del azar, para llegar a este “llegadero” ha sido preciso contar con varios factores condicionantes. Hay en todo lo sucedido una responsabilidad (y si me apuran complicidad culposa) colectiva, nacional e internacional.

En el resumen que les presento, pongo los pasos dados por un oscuro Teniente Coronel, para convertirse en el “estadista” que hoy es:

1.992

Hugo Chávez lidera un fustrado golpe militar contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez, el cuál ocasiona la muerte de docenas de soldados que llevó engañados, haciéndoles creer que iban a un desfile militar.

1.994

Electo Presidente Rafael Caldera decide sobreseer la causa y lo libera.

Hugo Chávez visita a Fidel Castro en La Habana. Comienza la estructuración de una estrategia para llevarlo al poder por vías electorales.

1.998

En elecciones para congresistas y gobernadores, los candidatos de Chávez obtienen 8 gobernaciones y 87 escaños, clara minoría frente a las 15 gobernaciones y 168 parlamentarios no chavistas.

1.999

Elegido presidente con minoría parlamentaria. Jura el cargo ante el congreso sobre una Constitución que llama “moribunda” la cual declara no respetar.

En clara violación de los artículos 3 y 4 de la Constitución vigente, emite un decreto llamando a convocar una Asamblea Constituyente, la cuál no solo redactaría una nueva Constitución sino que “transformaría el Estado” creando un nuevo orden judicial basado en un modelo de gobierno diferente al existente. Justifica el atropello anterior diciendo que este no es el momento para la ley sino para las grandes decisiones políticas.

Sin esperar por el resultado de esa convocatoria que él mismo según decreto anterior emitió, promulga un nuevo decreto aprobado por sus ministros, contentivo de las bases para la convocatoria de la Asamblea Constituyente. Esas bases violan los artículos 3 – 4 y 113 de la Constitución todavía vigente. El cambio en las reglas de juego electoral permite a Chávez obtener el 95% de los escaños de la Asamblea Constituyente con solo el 30% de los votantes registrados.

En carta a la Corte Suprema de Justicia, se pone por encima de las leyes al decir que “solo el Presidente posee autoridad sobre el manejo de los asuntos del Estado”, amenazando a los magistrados con represalias si no legislan de acuerdo a sus deseos.

Obtiene del Congreso una Ley Habilitante restringida al campo financiero, la cuál le permite pasar 58 leyes en apenas semanas sin consultar al Congreso.

El Congresista Jorge Olavarría, en su discurso del día de la independencia, ante el Congreso en pleno, el cuerpo diplomático acreditado y el propio Chávez, acusa al Presidente de violar el artículo 150 de la Constitución y de decidir ilegalmente la promoción de 33 miembros de las Fuerzas Armadas, lo cuál correspondía hacer al Senado, y pide su enjuiciamiento. En ese mismo discurso anticipa que nada pasaría y nada pasa.

La Asamblea Constituyente establece sus propios reglamentos atribuyéndose poderes supra constitucionales. Designa una comisión de emergencia para el Poder Judicial, la cuál, en violación de los artículos 3,4,68,69,205,207 y 208 de la Constitución, procede a destituir todos los jueces nombrando nuevos provisionales, muchos de ellos permanecen como tales por años (y aún existen).

La Asamblea Constituyente decreta la eliminación de todos poderes públicos establecidos. La Comisión de Derechos Humanos de la OEA se pronuncia en contra de esta medida, alegando que Venezuela es presa de una dictadura.

La Asamblea Constituyente aprueba una nueva Constitución, a la que se le hacen posteriormente numerosos cambios, cambios que no son sancionados por la Asamblea y mucho menos por el pueblo. En este momento existen tres versiones diferentes rodando por el país.

2.000

La Asamblea Constituyente aprueba una Ley de Telecomunicaciones dándole al Ejecutivo poderes sobre lo que se puede o no difundir por los diferentes medios de comunicación, esta ley constituye el primer golpe a la libertad de expresión en el país.

Una nueva Ley habilitante le otorga a Chávez autoridad para gobernar por decreto, emitiendo otras 59 leyes sin discusión pública alguna.

2.001

La Sociedad Inter Americana de Prensa y el Comité de Protección a los Periodistas denuncian a Hugo Chávez como el responsable por la falta de libertad de expresión en Venezuela, acusándolo de violar la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Carta Democrática de la OEA.

El Alto Mando Militar se pronuncia públicamente en apoyo a la “revolución”, en violación abierta de la Constitución que se había aprobado recientemente, la cuál prohibía taxativamente cualquier pronunciamiento político de las Fuerzas Armadas.

El Tribunal Supremo de Justicia, bajo el control político de Chávez, establece que las organizaciones no gubernamentales, ONG’s, no pueden recibir apoyo financiero del exterior y que sus directivas deberán ser nombradas en elecciones controladas por el Consejo Nacional Electoral. Se cercena así la libertad de asociación.

2.002

Después de una masiva protesta ciudadana, el alto mando militar se niega a obedecer las órdenes directas de reprimir al pueblo dadas por su Comandante en Jefe y Presidente de La República, y le pide su renuncia. Renuncia que según el General Lucas Rincón Moreno (hoy Embajador en Portugal), “acepta”. Un día después Chávez es re-instalado en la presidencia por otra facción militar.

En su programa “Aló Presidente” Chávez ordena a los militares, gobernadores y empleados públicos ignorar las decisiones judiciales que contraviniesen sus decisiones y decretos.

La Comisión Inter Americana de los Derechos Humanos pide urgentemente a la OEA hacer valer la carta democrática de esa organización, e intervenir con los medios que fueran necesarios, en contra del deterioro del Estado de Derecho imperante en Venezuela.

2.003

En grotesco acto por TV Chávez despide a 18.000 empleados gerentes y técnicos de Petróleos de Venezuela que se oponen a la politización de la empresa.

Petróleos de Venezuela, en clara violación de la Constitución, prohíbe a las compañías petroleras extranjeras que operan en el país, contratar trabajadores anteriormente despedidos.

2.004

La Asamblea Nacional, con el voto de una mayoría simple, decide ilegalmente y con el fin de controlar políticamente el organismo, aumentar el número de magistrados del Tribunal Supremo de Justicia de 20 a 38.

2.005

La Asamblea Nacional cambia los reglamentos del Banco Central para permitir al Gobierno usar discrecionalmente hasta $ 5.000 millones de las reservas internacionales en gastos corrientes.

La oposición, en craso error, rehúsa participar en las elecciones legislativas aduciendo la falta de transparencia y la manifiesta parcialidad del Consejo Nacional Electoral, con lo cuál la abstención en esos comicios alcanza el 80%.

2.006

Hugo Chávez por obra y gracia de la abstención opositora, es ganador de las elecciones presidenciales para un nuevo período de cinco años.

Agencias de noticias como Reuters, Europa Press, Associated Press y France Press informan que Hugo Chávez ha iniciado un camino similar al de Cuba para su proyecto político.

El Cardenal Rosalio Castillo Lara denuncia a Chávez como dictador.

2.007

En su discurso de toma de posesión el Presidente Chávez menciona la posibilidad de una re-elección indefinida. La reforma constitucional para permitirlo ya se está redactando.

La Asamblea Nacional le da al Presidente autoridad para gobernar por decreto sobre cualquier asunto, por los próximos 18 meses.

En uno de sus programas televisivos decide que no le renovará la licencia a la cadena de TV opositora RCTV, y en acto totalmente arbitrario e ilegal, confisca sus equipos de transmisión y demás activos.

El ejército genuflexo desfila en Caracas al canto de “Patria, Socialismo o Muerte”.

El Presidente instituye una condecoración en agradecimiento a quienes participaron en la sublevación de 1.992.

En este ya largo resumen faltarían los acontecimientos del año 1.998 y lo transcurrido del 2.009, que para no cansar demasiado al lector omito.

————————-

Esto es lo que ha ocurrido en la hasta hoy República Bolivariana de Venezuela, ha ocurrido ante la pasividad de unos, la complicidad de otros y la presencia de todos. Este es el libreto que se ha exportado y aplicado con éxito en Bolivia, Nicaragua y Ecuador, guión que se quería escenificar en Honduras y por los vientos que soplan posiblemente también se pondrá en escena.

Que cada quien saque sus propias conclusiones.

Cantaclaro

La gloria es para los héroes y el Oscar también

Ni siquiera el programa Aló Presidente en sus “mejores” momentos (que ya es decir) había logrado crear algo tan grotesco como la estrafalaria amiga y compañera de fatigas revolucionarias del Comandante-Presidente venezolano Hugo Chávez Frías. Me estoy refiriendo a la Sra. Lina Ron.

Breve recuento

Lina Ninette Ron Pereira nació hace 50 años en Anaco Edo. Anzoátegui, hija de Manuel Ron Chirauna y Herminia Pereira. Habiendo sido apresado su padre a causa de un homicidio, fue criada por su madre junto a sus seis hermanos y ocho primos. A los 27 años se traslada a Caracas donde desempeña trabajos como dependienta, poco después la vemos ya como propietaria en un puesto del mercadillo de Catia.

En febrero de 1.999 cuando accede a la presidencia Hugo Chávez, esta nada singular mujer, se convierte en una de sus más entusiastas seguidoras. Participa activamente en su campaña presidencial y con posterioridad en todas las empresas electorales de su benefactor protector Presidente. Una de sus frases más emblemáticas es “con Chávez todo, sin Chávez plomo”.

Esta nueva Juana de Arco (versión criolla) ha protagonizado las mayores gestas del socialismo de siglo XXl y tal vez de todos los socialismos habidos hasta hoy y por haber en el futuro, aunque de esto último no esté desde luego muy seguro.

Hazañas irrepetibles

Entre sus proezas se podrían mencionar las siguientes:

En múltiples ocasiones y al frente de su invencible ejército de motoristas, megáfono en mano y kalashnikov en ristre, esta heroína de nueva impronta, ha quemado banderas de los EEUU, tomado por asalto plazas y demás espacios públicos, proclamándolos territorios revolucionarios liberados de la plaga capitalista.

Saltó a los titulares de prensa, por aquel memorable mega secuestro express del ferry Puerto La Cruz – Margarita, donde varios afectos al Gobierno, compinches de la “comandanta,” pistola en mano obligaron a su capitán (so pena de matarlo en el acto e incendiar la nave) a retornar a puerto y recoger a 16 de sus compañeros que se habían retrasado.

Otra de las gestas de la comandanta, nos refieren al día en que violentando la barrera de la zona restringida del aeropuerto metropolitano de Caracas, protagonizó una monumental batalla campal a tiro limpio, contra los vigilantes y guardias nacionales apostados en el lugar.

Entre las hazañas de esta destacada “lideresa”, es también de significar, uno de los mayores esperpentos hecho espectáculo que se hayan tenido que presenciar por TV, como fue el asalto al palacio del Arzobispado de Caracas, donde en encarnizada batalla desigual, vencieron a tres curas y quien sabe a cuantas aterrorizadas monjitas.

Ha protagonizado también varios episodios de intimidación contra la sede de la televisora Globovisión. En el último de ellos, entró como elefante en cacharrería, se paseó como Pedro por su casa pintarrajeando paredes, amenazando con paredón revolucionario y rociando con “gas del bueno” a todo aquel oligarca pitiyanki e intoxicador mediático que encontró en su camino.

La ruta del Oscar

De no ser por lo deprimente de estos y otros “pequeños sucesos” que mantienen a la ciudadanía de la Venezuela actual al borde de la desesperanza, se podría apostar a que el teniente coronel como actor principal y la susodicha subalterna comandanta como actriz de reparto, son firmes candidatos ganadores, no en las próximas elecciones presidenciales de su país, sino al Oscar cinematográfico de La Meca del cine yanky. El protagonista principal tiene dos lustros de éxitos televisivos, ya realizó de la mano de Oliver Stone la singular apoteosis del paseo por la alfombra roja de la Mostra veneciana, y al unirsele ahora como actriz secundaria Lina Ron, se refuerza enormemente el poder interpretativo. Sin duda, el galardón californiano está prácticamente asegurado.

Impunidad por decreto

Entre tanto, grupos armados como Carapaicas, Tupamaros y demás fauna revolucionaria, andan por libre atemorizando a la población a plena luz del día con absoluta impunidad, impunidad que les otorga el propio Gobierno. Operan imponiendo su ley con armas largas, incitando al odio y practicándolo, mientras el Sr. Presidente recurre a sus actuaciones de opereta televisiva mandando su detención.

Ordenó (Dios sabrá si se cumplió) desde su programa la captura del otro camarada, terror de la barriada 23 de Enero, Valentín Santana, con el nulo resultado conocido y en gesto apaciguador para con sus propios seguidores puso (al menos así lo dijo) bajo arresto a la inefable guerrillera callejera. Ante la ausencia de más noticias al respecto, se comenta que ambos personajes están disfrutando las delicias de un merecido descanso en las caribeñas aguas de mar de felicidad cubano.

Lina Ron es el símbolo más significativo de lo que ha ocurrido en esta última década en Venezuela, un país en clara e inexorable decadencia, muy venido a menos, donde hasta el lenguaje está profundamente degradado, un país donde la vida humana no vale nada y donde la sociedad decente ha perdido hasta la capacidad de mirar hacia el futuro con un mínimo grado de esperanza positiva.

La Venezuela de las Lina Ron, la Venezuela de los Hugo Chávez, tendrá que ser como primera medida y antes que nada, limpiada y concienzudamente fumigada, única manera de reincorporarla al contexto de naciones libres, cultas y civilizadas. Amén.

Cantaclaro

————————————–

http://www.youtube.com/watch?v=i4qEqYd6rUo&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=I6okDNRNidQ&feature=related

  …

Qué grande es el cine…

Cuando Marcelo, el fiel guardián decía a Hamlet que Dinamarca estaba podrida, es porque ya intuía que las cosas no iban bien, no sólo en el palacio sino también en el país “something is rotten in the state of Denmark”. La corrupción, la tergiversación y la mentira, atacaban por otros frentes mucho más sutiles.

Hamlet – William Shakespeare

——————————

Lo que nos faltaba por ver, Oliver Stone paseando a Hugo Chávez por la alfombra roja de la Mostra Internacional de Venecia, ha nacido una nueva superstar en el firmamento cinematográfico. Qué grande es el cine.

 La película

No pretendo, faltaría más, emitir un juicio de valor (me confieso absolutamente incapacitado para ello) sobre las bondades o no en la ejecución, dirección, movimiento de cámaras, iluminación, edición etc., pero hasta para el más profano de los espectadores, salta a la vista que en este documental de Oliver Stone, “algo falta”. Nunca actividad humana alguna es totalmente perfecta, absolutamente veraz, sin opinión negativa o disidencia que señalar. Cuando esto ocurre nos da qué pensar, dudamos, vemos con recelo el asunto y terminamos por acordarnos de la famosa frase: algo huele a podrido en Dinamarca.

Stone lleva revoloteando alrededor de Chávez desde 2.006 cuando formó parte de la comitiva presidencial en la frustrada Operación Emmanuel, en la cual pretendía obtener las grandes tomas de su apología fílmica sobre la apoteosis heroica del comediante en jefe, nuevo Libertador americano, en uno de los países más violento del mundo. Con anterioridad había realizado otra película donde cantaba las proezas del cubano patriarca de dictadores, Fidel Castro, en una suerte de gesta, sesgada y manipulada en extremo, donde se silenciaba cualquier opinión contraria a los intereses que buscaba promover. Ya en este documental dejaba ver su “plumero” anti sistema (cosa extraña en un hijo de papá, nacido en el seno de una acaudalada familia Newyorkina) deshaciéndose en elogios para con el padre putativo del otro comandante, el venezolano Hugo Chávez Frias. En este sentido nada nuevo bajo el sol que nos alumbra.

El documental presentado ahora en Venecia, relata la eterna historia de abril de 2.002 narrada por su protagonista, consumado actor-estrella (hasta hoy de TV) donde una vez más cuenta y recuenta la misma historia eterna del “me querían matar” y “mis paracaidistas y el pueblo me rescataron”… la gira por su pueblo natal, infancia como arañero y escenas rebuscadas de sus “logros” revolucionarios pasados y presentes. Se trata de una epopeya cuya finalidad es comerle el coco al desinformado espectador, vendiéndole la burra coja de que su protagonista teniente coronel es el propio segundo libertador de América, el mismísimo heredero de Simón Bolívar.

Por favor la cuenta

Tan pronto leí la noticia acudieron a mi mente un montón de preguntas: ¿cuanto le habrá costado al pataenelsuelo corrientito venezolano ese paseíto? ¿y el documental de marras qué? ¿de donde habrán salido los “malditos dolares capitalistas” para las movilizaciones de Stone por Suramérica, recabando las rebuscadas opiniones (por descontado muy favorables) que sobre el Sabaneta’s comander tienen los parásitos bolivarianos Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega y Cristina Kichner?

Al elevado costo de financiar un film de Oliver Stone (de quien sabemos no se anda con pequeñeces) hay que agregar lo que cuesta la promoción mundial de este documental, además de colocarlo a través de las distribuidoras en las salas de cine de todo el mundo. Eso sin considerar lo que supuso el trayecto de 5.000 kilómetros de vuelo para trasladar a Chávez y su comitiva de 120 personas desde Turkmenistán (a saber donde queda) hasta Venecia, la estancia en la planta completa del lujoso hotel Des Bains (uno de los más caros del mundo) amén de la calderilla en propinas varias… todo ello para que el eximio comandante hiciera su paseo triunfal sobre la alfombra roja rojita veneciana.

Ese dispendio hubiera sido mejor empleado en dotar al país de infraestructuras más que necesarias, en asegurar el suministro de luz y agua, en proveer servicios hospitalarios que no existen, en crear escuelas que tampoco, en construir cárceles humanizadas, en limpiar la inmundicia de sus calles y urbanizaciones, en crear becas de estudios en el exterior, en instaurar una policía moderna, bien pagada y decente, en sustituir el chabolismo imperante por viviendas dignas, en definitiva, en impulsar la nación hacia el desarrollo y hacia una elemental calidad de vida que en la actualidad no tiene.

Lo que no cuenta

De ser Oliver Stone mínimamente objetivo, debería mostrar al gorila disfrazado de fulgurante astro, en su verdadero estado de desbocado energúmeno. Debería mostrarlo (para lo cual no tendría sino que copiar de sus discursos, mítines y programa televisivo) cuando recurriendo a su cuartelario lenguaje soez, llama pendejo a quien se le ocurre y califica de pitiyankis, pitiyankitos, escuálidos, apátridas, golpistas que hay que exterminar, pulverizar y barrer, a todo hijo de vecino opuesto a sus desmanes.

También debería mostrar aquel glorioso momento en que tildaba como victoria de mierda los resultados del referéndum que perdió, cuando gritaba amenazante a los cuatro puntos cardinales que su revolución está armada, cuando exigía a su servil Asamblea Nacional aprobar leyes inconstitucionales amañadas, cuando condecoraba a un adulador y servil teniente de la Guardia Nacional por reprimir brutalmente una manifestación opositora absolutamente pacífica etc. etc. etc.

Oliver Stone ha ¿olvidado? además Incluir en dicho documental el cuadro mental del sujeto, en todo caso y para que no quede nada por decir, yo lo pongo:

  • De naturaleza agresiva, confrontadora, que lo mantiene permanentemente exaltado.
  • Escaso control de lo impulsivo.
  • Sentimiento de agresividad que se revela en un discurso que pretende ser pomposo.
  • Imperiosa necesidad de ser admirado.
  • No soporta disenciones, críticas o preguntas incómodas.
  • Se siente único e insustituible.
  • Los que no comparten sus descerebradas ideas se transforman en enemigos potenciales a quienes hay que destruir.
  • Recurre permanebtemente al engaño a la manipulación y a la mentira.
  • Es egocéntrico patológico total.
  • Sustituye su falta de recursos por el sarcasmo, la burla y el desprecio a los demás.

No hay que ser psiquiatra para percatarse de lo afectado que se encuentra el comandante-star. Por más petrodolares que se derrochen en fabricar un mito viviente, este ídolo de sal con pies y cerebro de barro, está cada vez más alejado de la investidura para la cual fue electo y más cercano de pasar a la historia como el pobre infeliz que soñó ser Simón Bolivar y terminó como el loco de Sabaneta de Barinas… todo ello, dicho sea, a pesar de los muchos Oliver Stone que con el trabajo de sus sufridos compatriotas pudo comprar.

Cantaclaro

—————————————-

http://www.youtube.com/watch?v=5vnGEuk4rlY


Aló Presidente (El show debe continuar)

El Sr. Presidente había pedido actuar a “su” Fiscal General, ordenó proceder de forma inmediata contra los medios de comunicación que intoxican a la población, nosotros no podemos permitir este envenenamiento, dijo. Fue así que a los pocos días y con vergonzosa diligencia, digna de mejor causa, la Fiscalía General de Estado presentó el proyecto de una nueva Ley contra los delitos mediáticos ante la Asamblea Nacional.

El escandalo causado por las protestas tanto internas como internacionales de los diferentes medios de comunicación, Sociedad Interamericana de Presa, Reporteros sin Fronteras y demás asociaciones relacionadas, dieron al traste con un nuevo atropello en ciernes e hicieron poner (por ahora) marcha atrás a la promulgación de otro bodrio legal, una Ley (como todas las anteriores) hecha a imagen y semejanza del inefable comandante.

La principal argumentación leitmotiv de dicha proposición, se fundamentaba en la necesaria preservación de la “salud mental pública”, que por causa de la manipulación mediática de algunos medios estaba en manifiesto peligro, y por tanto era necesario proteger. Taxativamente su articulo 11 decía: el que por cualquier medio de comunicación social, realizare publicaciones o transmisiones destinadas a promover la guerra, la violencia, o el odio u hostilidad entre sus habitantes o colectividades, en razón de su raza, sexo, religión, nacionalidad, ideología o militancia política, será sancionado con pena de prisión de dos a cuatro años.

Si no fuera por el cúmulo de padecimientos que abruman en la actualidad a todos los venezolanos, el solo hecho de proponer tal proyecto y su declaración de motivos, es para echarse a reír y no parar hasta que el mundo se acabe. Es increíble lo que uno tiene que leer por tener ojos y oír por tener orejas. En esa revolución se superaron todos los limites de la cordura.

Y me pregunto, ¿acaso el interminable e idiotizante monólogo Aló Presidente que mete con calzador el Sr. Presidente, contribuye en algo al bienestar mental de la población? ¿ese esperpento soporífero, empalagoso, aburrido, repetitivo, agresivo, soez, vulgar y ponga Ud. los demás calificativos, que son decenas, no se podría considerar como una causal de demencia? No se trata de una supuesta amenaza, estamos frente a un hecho, ante un incontestable atentado contra la mente, la inteligencia y el resto de los sentidos del común de los mortales.

La escuela socialista

El Sr. Presidente ha dicho y repetido infinidad de veces que la verdadera razón de su programa es el interés pedagógico, que tiene que ser y es como una escuela pero en televisión.

Pues bien:

Todo él es una retórica pirotécnica incendiaria, desquiciada y desquiciante sin pies ni cabeza. El megaprograma de marras, no tiene hora de finalización definida, termina cuando lo decide su protagonista estrella, la duración promedio (hasta la fecha, porque puede cambiar…a más) ha sido de seis horas, en muchas ocasiones ha pasado de ocho, sí como se lee, ocho horas seguidas de una diarrea verbal que parece no tener fin. No he calculado en días la cantidad que corresponden al total acumulado, pero como diría un italiano, eso será la “intemeratta”…

En ese programa “pedagógico” se diseñan y ordenan políticas públicas de represión (gas del bueno a los manifestantes), planes militares (movilización de tropas a la frontera con Colombia), se denuncian supuestos magnicidios cada dos por tres, se hace apología de una guerra asimétrica contra una invasión gringa que se supone llegará.

En ese programa show el presidente-comandante-predicador, insulta, amenaza, da clases magistrales de geografía, de historia, de estrategia militar, de literatura…allí canta, echa chistes, habla de su infancia, del cambio climático, de las arañas que vendía de niño en su Barinas natal, de Fidel, de Mao, de beisbol, del imperio yanki, de la propiedad social, de María Lionza, del Che, de los gallineros verticales, de cine, del susto que le dio un fantasma, de la acupuntura que le aplica la negra Matea, de cómo una vez casi le pica una mapanare tuerta, de otro intento de magnicidio en su contra, del satélite chino y de una muralla inmensa que también es china, de lo buena que es la hoja de coca que le envía su amigo Evo Morales, de la oligarquía criolla pitiyanki y apátrida.

Otra vez habla de Fidel, de lo recuperado que está y lee un libro que le regaló, ahora saca un mapa y hace en él rayitas de colores, señala el atolón de Mururoa y dice que no está deshabitado, que hay unos doce indígenas que se parecen a Evo, (los vio una vez que pilotó un Sukhoi ruso camuflado de arrendajo llanero en misión de patrulla de combate), y que también son sus hermanos.

Jura exterminar a la oposición golpista y freír sus cabezas en aceite de ajonjolí, llama pendejo a José Miguel Insulza, ignorante a Mario Vargas LLosa y a Luis Herrera güevón, después canta una de Rafael Montaño y dice que le gusta pero que Alí Primera más, y también la canta. Otra vez Fidel, otra vez Mao. Saca otro libro y dice que como está en inglés lo leerá cuando perfeccione el idioma, que las lenguas vivas se le dan muy bien, que lo hablará mejor que aquel tal Shakespeare del que según le han dicho fue un capitalista converso, que entonces sí que dirá ¡yankis de mierdaaa go home! y ¿How are you Fidel? sin acento de Sabaneta de Barinas.

Otra vez el mapa y hace unos círculos que describe como ejes estratégicos del Socialismo del Siglo XXl, señala Japón y dice que el arroz revolucionario venezolano es mejor que el japonés porque es como más topocho, saca un teléfono móvil y lo bautiza como el vergatario, el mejor móvil del mundo porque es nacional y socialista, que hace hasta fotos, que ya le mandó uno a Fidel y otro a Evo para que no se ponga celoso, y que se preparen las transnacionales capitalistas Sony, Ericsson y Nokia, que las va a quebrar más rápido que inmediatamente.

Después enseña un pañal también venezolano, luego una lata de sardinas y dos paquetes de café, uno descafeinado que es el que toma porque el otro lo pone nervioso y cagón. Ahora saca a pasear al Libertador, a Miranda, a Ezequiel Zamora y a Lenin, dice que los colombianos mataron a Bolivar, que en el Panteón Nacional no están sus restos, que lo que enviaron fue unos huesitos de chigüire, que lo sabe porque él lo sabe todo, y grita ¡colombianos de mierdaaa, yankis de mierdaaa, vayanse mucho pal carajo!

Ahora anuncia una primicia informativa, dice que ha pensado en otro Aló Presidente pero en inglés con traducción simultánea al Wayuú, Yamomami y Aymara, que será mucho más corto, que durará solo cinco horas, bueno que tal vez hasta seis, porque el satélite es caro y hay que ahorrar.

Ahora sale Obama a relucir, dice que es como un hermano para él, pero por lo negro, que le regaló un libro, que tiene enmarcada la foto de ese momento histórico, que parece buena persona pero que no se fía del gringo, que gringo es gringo aunque baile joropo y masque chimó, que políticamente están en las antípodas, aclara que las antípodas no es una ciudad, que es como situar a su amigo Putin que está en Rusia y él que está en la luna… pero que no, que no ha quedado bien claro, que mejor lo explica con el mapa, y saca por enésima vez el mapa donde dibuja unas flechitas rojas rojitas.

Ahora muestra una lámina con un gráfico estadístico, dice que es la producción agrícola revolucionaria, que el año 2.059 cuando deje la presidencia solo habrá que importar alimentos de EEUU, Europa y Canadá. Pide aplausos y los seis ministros, ocho generales, doce alcaldes, seis gobernadores, veintiocho concejales y cincuenta y tres brigadistas del partido que se encuentran presentes se ponen de pie y aplauden frenéticamente como focas amaestradas.

Los manda a sentar, se pone muy serio y dice que no todo son buenas noticias, que por alguna razón que no logra entender hay que seguir importando leche, que consultó el asunto con Fidel y éste le dijo que allí tienen el mismo problema desde hace 50 años, que en Corea del Norte pasa igual, que debe ser cosa genética, que el asunto no tiene solución, que las vacas socialistas no dan leche ni poniéndoles música marcial en el ordeño.

Ahora le toca a la CIA al FBI y a Tarzán del que asegura es imperialista pero que Chita no, que ella es socialista, a Cristóbal Colón del que mandó a derribar su estatua porque fue un podrido capitalista, otra vez el magnicidio que tenia preparada la CIA, esta vez con un lanzacohetes envenenado con curare, ahora se ríe y cuenta cómo una vez casi se caga en un acto por haber comido queso de año que le mandó su compadre Timoteo también conocido como el Mapurite de Achaguas y otra canción y otra vez Bolivar y el poder popular, y las comunas socialistas y Manuel Zelaya y Daniel Ortega y Jesús de Nazaret y el llanero solitario y el Papa y el hombre invisible, y que el ser rico es malo y otra vez el mapa, y más rayitas y sigue y sigue y pasa una hora y otra y otra y sigue y dale que te pego…..

Paciente lector, (lo de paciente por tu demostrada paciencia, no lo quiera Dios por ser desde hoy paciente del psiquiátrico de Zamudio) si has llegado hasta aquí y resultado ileso, agradece a la autora de tus días por haberte dotado de una mente a prueba de bomba atómica.

No se tú, pero el menda que suscribe este infumable rollo está casi a punto de admitir que lo que dice y desdice, hace y deshace el señor presidente de Venezuela en su magnífico y nunca bien ponderado programa Aló Presidente, de haber estado en vigor la ley que querían aprobar, sí pudiera haber sido acusado de provocar insanía mental colectiva. ¿La condena?, bueno, si de mí dependiera, lo condenaría a pasar por un quirófano como los que había en los gulag siberianos, y no precisamente para ser sometido a una liposucción laser, sino para que le cosieran de una buena vez su inmensa bocota de Gargantúa de Bilbao.

Y si hecho lo anterior quisiera seguir hablando pistoladas, que lo hiciera por un orificio que por respeto a las damas no voy a mencionar. Aunque pensándolo mejor, no se si sería la solución, al fin y al cabo es por donde ha hablado siempre.

En fin, que apago este invento y me largo a dormir, hoy me siento especialmente cansado, confundido, desorientado… no sé por qué será… ¿cosas de la edad?

Nota:

Debo reconocer que el Aló Presidente del que me he ocupado hoy, tiene al menos (todo sea dicho) algún mérito que señalar. Su presentador ha logrado, supongo, un récord merecedor de figurar en el Guinness: hablar, hablar, hablar y más hablar, hasta 8 horas seguidas, sin levantarse a orinar. Se desconoce si aguanta las ganas, usa el famoso pañal que promueve o sencillamente se mea los pantalones… misterios del programa.

¿Y qué decir al respecto de sus focas amaestradas ? ¿les habrá enseñado además de aplaudir y en rigor de la disciplina castrense, a “soportar la tortura” hasta tales extremos?

Se descarta por obvio que no les den ganas.

Cantaclaro


Imprescindible – Irreemplazable

La lista de dictadores desde el principio de los tiempos, sería interminable: Mao, Hitler, Stalin, Hussein, Mussolini, Franco, Castro, Ceausescu, Idi Amin, Kim Jong Il… y el culto a la personalidad es una de las consecuencias inevitables en las que cae toda sociedad totalitaria. Ningún país que haya sido víctima de semejante malformación social ha podido evitar verse atrapado en la falsa aureola de concebir a sus funestos mandamáses como si los mismos fuesen enviados celestiales anunciadores de la Buena Nueva.

Es caudillismo es el camino más corto y directo para que se desarrolle el culto hacia esos personajes mesiánicos, arrogantes y absolutistas que abrazan el trono de manera indefinida como una de las graves deformaciones que emanan de los regímenes autoritarios.

El alarmante fenómeno de la adoración y entiéndase también adulación a los tiranos hizo (por citar solo un ejemplo) del comunismo una espantosa pesadilla de enorme costo en padecimientos para los pueblos que lo sufrieron (y aún sufren) y que a la larga llegó a convertirse en una espantosa pandemia.

Algo que se repite ininterrumpidamente dentro de los procesos comunistas, es que sus líderes se valoran a sí mismos como los grandes y únicos capacitados para conducir sus naciones hacia un supuesto “estado de bienestar” que jamás se alcanza.

Yo, y después yo…y después el diluvio

Esta es la razón por la que Hugo Chávez ha dicho y repetido infinidad de veces (tantas como yo las he escrito) que necesita ser reelegido de manera indefinida al frente de su gobierno porque se considera el único que podrá llevar a buen fin su “proceso”. Pero ¿acaso los regímenes de corte definitivamente estalinista como el que se desarrolla actualmente en Venezuela dependen exclusivamente de esos personajes que aplican ciega e implacablemente el “ordeno y mando”?

¿Qué pasará con dichos regímenes luego de que hayan desaparecido de escena sus caudillos (algo que ineludiblemente ocurrirá) si ellos son los únicos que están “dotados” para gobernar? ¿Dependerán siempre estos gobiernos marxistas de las decisiones y antojos de un solo individuo marcado a fuego por sus insaciables ambiciones de poderes absolutos? Es aquí precisamente donde subyacen las grandes interrogantes, las interminables intrigas palaciegas que nunca terminan de acechar al caudillo, líder o definitivamente dictador.

Son estos auténticos absolutistas los que se creen con el derecho exclusivo de decidir todo lo que se haga en sus dominios, porque de hecho, para ellos sus gobernados son súbditos, son objetos sin ningún valor que no pueden caer en el “pecado” de pensar y mucho menos en el de decidir por sí mismos.

¿Por qué Hugo Chávez está tan profundamente convencido de que solamente es él quien puede hacer viables las falsas promesas hechas a su “pueblo” por medio de su crispada y permanente verborrea política? ¿No existirá otro líder en Venezuela con suficiente determinación, capacidad, formación y decencia como para encaminar al país hacia un nuevo orden de justicia y progreso?. El culto a la personalidad de este grotesco ejemplar cuartelario, tragahombres, camorrista y bravucón, parece ser un hecho que ya se avizora como algo por desgracia inevitable.

Así ocurrió con los tiranos de las naciones de Europa oriental que se embarcaron bajo el despotismo y la represión de Moscú como también sucedió en la misma Unión Soviética y China y sigue manifestándose aún en Corea del Norte y en Cuba. Empezaremos a ver dentro de muy poco las fotos y los lemas del megalómano coronel inundando los edificios y oficinas públicas de todo el país, además de los bautizos de las nuevas obras con su nombre, atribuyéndole a su persona una falsa todopoderosa divinidad.

De hecho, ese soporífero monólogo televisivo llamado “Aló Presidente” creado a imagen y semejanza del personaje, es una muestra de que el profeta-comandante-predicador sueña con acaparar todo el tiempo la atención y estar constantemente en el centro de la opinión pública nacional y de ser posible internacional.

El futuro de Venezuela es muy incierto. Los hijos de esa tierra hospitalaria ya se acostumbraron a la adulación, a padecer infamias, a la persecución, a los azotes de un sujeto cuya meta es pasar a la historia como el nuevo y gran libertador de Latinoamérica, mientras el pueblo, ese “amado pueblo” que continuamente invoca, tendrá que enfrentarse (ya lo hace) a las peores penurias.

Cantaclaro


Maravilloso

Cada vez que abro los periódicos y me topo con una noticia de Fidel Castro, bostezo largamente y con ruidos. Este personaje momificado en el fracaso del pasado, a la par con su ruidosa y nada ocultable vocación de decano de dictadores, ya no me produce tan sólo indignación sino la más patética de las penas ajenas.

Por otra parte, según sentencian encuestadoras internacionales de ganado prestigio, más del ochenta por ciento de la población latinoamericana rechaza el sistema cubano. En Cuba sí que se puede hablar con propiedad de cincuenta años de cúpulas podridas y pisoteadoras de los derechos humanos, que parecen no haber sido suficientes para que el tirano asome sus barbas en todo evento, vendiendo como charlatán de feria, lo que según él se trata de una colosal revolución social , según la define el remitido estalinista que el embajador de la isla mandó a insertar no hace mucho en la prensa internacional.

Hace unos cinco años (cuando aun podía andar) se tuvo el descaro de invitarlo a hablar, osea, hablar, hablar, hablar y hablar, ante la Asamblea Nacional de Venezuela, la casa de la ley, como si los muertos del paredón ni la valiente y larga prisión de gente como Heberto Padilla o Armando Valladares, dos de los miles, cuyo único delito fue estar en desacuerdo con ese mar de la felicidad que agrede toda conciencia libre no bastaran.

Los asambleístas que decidieron no presentarse a la sesión, al menos salvaron el honor de la Venezuela que rechaza la presencia de quien tiene las manos manchadas de sangre al igual que Trujillo, Rojas Pinilla, Pérez Jimenez, Batista, Somoza, Videla, Pinochet y tantos otros.

Pero este ya hoy acartonado “comandante” sigue teniendo fieles que encienden cirios en la capilla de su dictadura secular y dinástica. Son la izquierda anacrónica a quien se le paró el reloj de la historia y que no vive sino de la babosadas de su fracaso, demostrada suficientemente con el derrumbe del socialismo mundial, sigue con el cuentito de la revolución (ahora la llaman del siglo XXl), pero que es en realidad más de lo mismo para el siglo XXI y si de ellos dependiera del XXXI. Toda esta patraña lo único que ha traído al mundo es más miseria, más muerte, más hambre y más violación de todas las libertades que tanto ha costado acotar a la humanidad desde siempre.

De un tiempo a esta parte, el mismo que lleva en Venezuela desquiciando, arruinando y pisoteando la dignidad del país el otro comandante Hugo Chavez (su más aplicado alumno) se le lee y escucha con pompa y circunstancia como si se tratase de un profeta del Antiguo Testamento que llega a anunciar la buena nueva del futuro ¿otros 50 años más? cuando en rigor es más palabrería de las mismas estafas políticas.

Pero para justificar estos apaleamientos colectivos a la historia de los pueblos, para la defensa de ese vodevil autoritario que es Cuba desde hace ya cinco décadas, se trae a colación una colección de medallas deportivas (como si el salto de garrocha llenase despensas o garantizase el respeto a una libre personalidad) o una promoción de médicos o los logros en educación de carácter ideológicamente sesgado que imparten en el “paraíso tropical, sin mencionar la pelazón colectiva a que el régimen somete a la población que supuestamente gobierna. Que se sepa, los países que han alcanzado el desarrollo llevados de la democracia, no andan por ahí pregonando la cantidad de neurocirujanos que gradúan sus institutos de educación superior.

Por cierto, las universidades públicas y privadas de cualquier país democrático del mundo han hecho y hacen infinitamente más que las cubanas pero sin tanta alharaca: han graduado profesionales a quienes no se les impone un criterio único de pensamiento, bastante más modestas, creen todavía en la especie romántica de que cada quien debe pensar y decidir por sí mismo.

Detrás de Fidel Castro, no queda nada positivo. Hay sólo circo y comedia que es lo poco que el decano dictador sabe hacer bien, además de patear a su propia nación y tratar de hacerlo con las demás.

En países de Latinoamericana como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua se ordenó el olvido de los muertos promovidos por la guerrilla castrista, allí se decretó la amnesia colectiva, allí pasa esto porque la historia se viene clausurando y licenciando la ignorancia, con el surgimiento de los mitos fabricados de la noche a la mañana por un delirante teniente coronel golpista, ignorante y soez cuya sola presencia provoca vergüenza ajena, pero buchón de petrodolares con los que exporta ese fraude mayúsculo de mentiras y atraso. En definitiva, quien le reconozca méritos a Fidel Castro o su monaguillo Hugo Chavez, o ignora la historia o milita en el cinismo.

Todo lo anterior, me ha hecho recordar el viejo chiste de dos amigos que se encontraron después de muchos años. Uno era rico y el otro pobre. El rico se dedicó a contarle todos sus éxitos. A cada afirmación, por cierto chocante, el amigo pobre respondía: Me parece maravilloso.

Me compré una mansión. Me parece maravilloso… tengo un Jet. Me parece maravilloso…viajo seis veces al año. Me parece maravilloso…

Después de mucho rato y ante el silencio de su interlocutor el rico le pregunta: ¿y tú que has hecho?, habla dime algo… Bueno chico, yo me paso la vida oyendo pendejadas y al que me las dice siempre le contesto lo mismo.

¿Hasta cuándo se celebrarán a los déspotas y bufones? ¿Dejarán algún día los latinoamericanos de ser perfectos idiotas?…. perfectos pendejos como dicen por allí.


Cantaclaro

O. E. A … soberanía y autodeterminación

En un articulo anterior en el que hacía referencia a la OEA , decía entre otras cosas, que solo había servido para volver autistas a sus secretarios generales. A juzgar por algunos correos recibidos, esta desafortunada frase me ha hecho acreedor (puede que merecido) al repudio de quienes discrepan tanto de lo que digo en ese articulo, como de lo que escribo aquí. Entre los “halagos” recibidos podría mencionar apelativos tan edificantes como: asalariado del imperio, deformador de la verdad y mentiroso.

Pues bien, hoy ampliaré lo dicho en aquel articulo, bien poco por cierto, y pondré algunas “cositas” más. Puede que por ello me condenen ya directamente a la hoguera, pero (temerario que es uno) me arriesgaré:

Lo que sucedió hace unas semanas en la Organización de Estados Americanos OEA al debatir el caso de Honduras, pone nuevamente de manifiesto, lo difícil que es tomar en “serio” el contenido de sus resoluciones. Salvo, (como claro ha quedado) que el país objeto de sanción sea de escasa significación o “poco peso” en la región.

Desde siempre, las resoluciones acordadas en la OEA solo han servido para salvar “las formas” en lo obvio: la defensa de la democracia. Pero cuando estos acuerdos se intentan convertir en acciones concretas y efectivas, siempre han aflorado tanto los conflictos de intereses como los de ideología política, que inexorablemente transforman en papel mojado la resoluciones aprobadas.

Los estatutos de la OEA autorizan a la organización para actuar en forma conjunta, cuando algún país miembro se aleja del sistema democrático, sobre eso no hay dudas, mejor dicho, sí que las hay, y muchas.

¿Cómo se define una violación al sistema democrático? ¿En qué momento y en virtud de cuál acción, un país deja de ser democrático? ¿Cuáles son los parámetros no negociables del sistema, que dispararía el mecanismo del repudio y las sanciones colectivas?.

Bueno para unos, malo para otros

El caso más visible de un atentado al sistema de libertades es, por supuesto, el golpe de Estado. En América Latina, por lo general de naturaleza militar, las fuerzas armadas se han levantado casi siempre contra algún gobierno legalmente constituido, y también casi siempre acompañadas de sectores interesados de la sociedad civil, deponen al Presidente, nombran un gobierno provisional y de allí en adelante pueden pasar cualquier cosa. Desde convertir lo provisional en permanente, como el caso del Chile de Pinochet, hasta una vez consumado el golpe y sacado el Presidente, vestir de democracia el paso siguiente y nombrar Presidente al Vice-presidente, como sucedió en Ecuador.

El presidente venezolano, ha dicho una y mil veces (bueno, ha dicho tantas cosas), que las instituciones como la OEA no tienen porqué inmiscuirse en las decisiones que tome su país como nación soberana. Sobre lo que se dice y sobre lo que se hace en la República Bolivariana de Venezuela, la única opinión que cuenta es la del “pueblo que él representa”, así sin más.

En lógica deducción con lo anterior, las infumables sentencias de los tribunales, su denigrante sistema carcelario, los resultados amañados en materia electoral, su absoluto control sobre la totalidad de los Poderes del Estado etc.etc., son competencia interna y de nadie más.

Y digo, si el derecho a la libre determinación de los pueblos es así de absoluto, entonces nadie tendría por qué preocuparse por lo que ocurra en otro país, ¿no?. Por extensión, ese criterio se podría aplicar también a todas las dictaduras, ¿verdad?.

Antes de que alguien “desinteresado” me mal interprete y se meta a saco con lo que acabo de decir arriba, me apresuraré a aclarar que de ser eso así, estaríamos poco menos que abdicando de todo lo logrado por la humanidad desde el principio de los tiempos, en materia de coexistencia civilizada. Sería como dar por bueno, apropiado y provechoso, no la época medieval sino la cavernaria.

Fachada de cartón

Mientras menos democrático sea un Gobierno, como por ejemplo el de Chávez, más le interesa exhibir ante la comunidad internacional (OEA incluida), una Constitución aprobada por la mayoría ciudadana, un Tribunal Supremo de Justicia independiente, una Asamblea Nacional plural, con participacíón de las minorías, un Consejo Nacional Electoral no viciado, libertad de expresión garantizada etc.etc.

Eso es así en la superficie, pero la realidad es otra. La realidad demuestra, que no quiere que cuerpos extraños” como ONG’s, Reporteros sin Fronteras, parlamentarios de la Comunidad Europea, y personalidades destacadas como Lech Walesa, Mario Vargas Llosa etc.etc. permanezcan hurgando demasiado tiempo en el país, porque se darían cuenta de que toda esa fachada es mera utilería de cartón, y desmontarían la ilusión de democracia que pretende mostrar al mundo el dictador venezolano.

Observadores que permanezcan en Venezuela durante algún tiempo oirán al Presidente, de viva voz, acosar a dueños de medios de comunicación, a periodistas, al clero, a opositores… Lo verán, permanentemente por la TV nacional promover al Chávez candidato, al Chávez único poseedor de la verdad, sin que sus opositores puedan replicar ni tener la menor presencia, en un canal supuestamente plural y de “todos los venezolanos”.

Y mientras tanto ¿qué pasa en la OEA? ¿por qué no se ha dignado ni siquiera emitir una sola declaración condenatoria? ¿por qué su Secretario General Sr. José Miguel Insulza, se hace el desentendido? ¿será que esa organización “come todo lo que le echa” el Sr. Presidente de la República Bolivariana de Venezuela?

No es nada nuevo, ver al Presidente y a su ex-conductor del metro caraqueño convertido en canciller, apelar una vez sí y otra también, al trapito ya bastante harapiento por lo usado, de la soberanía y el derecho a la autodeterminación, amén de un complejo de inferioridad que los lleva a atacar a todo lo que parezca ser Made in USA.

El resultado inevitable de todo lo anterior es, que una institución como la OEA, en cuyo seno conviven países como Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia cuya calidad democrática deja mucho que desear, y a quienes no conviene que les miren muy de cerca sus prácticas políticas, siga sin atreverse a condenar, o al menos hacerse de algún modo oír, sobre los abusos cometidos por el ex-presidente Zelaya y la chulesca intervención, por parte de quien todos sabemos, denunciados hasta la saciedad por Honduras.

Cuando la violación en un país, y me refiero a la Venezuela de Chávez y a la Honduras de Zelaya, donde la oposición denuncia lo que está sucediendo, como la acusación se parece demasiado a lo que acontece dentro del propio, se invoca ante la OEA (hasta la fecha con buenos resultados) la soberanía como comodín para dejar las cosas como están. Que es precisamente como no deberían estar, y para lo que la OEA se fundó y permanece. Si la auténtica y efectiva defensa de la democracia no es la meta, la institución puede ahorrarse los vacíos discursos y los sesudos estudios sobre los derechos humanos que publica.

En Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, el automóvil de la libertad y verdadera democracia solo tiene una marcha, la de retroceso. A ese automóvil se sube, lo afirmo, con sus complicidades la OEA.

Ya es hora de darle un descansito a la madre Soberanía y a su hija Autodeterminación, sobre todo, cuando en países como los mencionados, se invoca, para que no se enteren desde fuera de los desmanes que se comenten desde dentro.

Cantaclaro


¿El mejor chivo? el chivo expiatorio

Los recientes sucesos de Honduras, me obligan a poner hoy sobre el tapete un tema que además de actual es insoslayable. Me refiero a los golpes de estado. Antes de seguir debo aclarar que como ciudadano universal, desapruebo el recurso de la vía del hecho consumado, como forma de dilucidar cualquier tipo de problema, incluyendo por supuesto el político.

Actualizarse, modernizarse o …

A mi modo de ver, los golpes de estado “modernos” adquieren ciertas características que los organismos internacionales como la OEA parecieran desconocer. A diferencia de los golpes “tradicionales”, los golpes de estado actuales se realizan no contra del Estado, sino “desde” el mismo Estado en sí. Da la impresión que la ciencia política está desfasada en lo que al nuevo tipo de golpismo que avanza inexorable a lo largo de América Latina se refiere. A diferencia de los golpes de Estado cuyos ejecutantes se hacían de inmediato con todos los resortes del poder, la nueva modalidad se desarrolla ahora de forma gradual y progresiva.

Un día si, otro también

El caso más paradigmático de lo que digo arriba se halla sin duda, en la Venezuela del Tte. Coronel Hugo Chávez. Un buen día este hoy adalid de la Democracia, destituyó un alcalde, otro un gobernador (de oposición claro) otro asaltó los poderes públicos: Defensoría del Pueblo, Controlaría, Tribunal Supremo de Justicia y Tribunal Constitucional, otro expropió empresas privadas pagándolas con bonos basura, otro militarizó las públicas, otro verticalizó los sindicatos, otro puso cerco a las universidades condenándolas a desaparecer por falta de presupuesto, otro ilegalizó a todo dirigente político que pudiera hacerle sombra en unas elecciones ya de por sí fraudulentas, otro encausó con cargos falsos que no resisten el menor análisis a los que, no obstante lo anterior ganaron, obligándolos a huir al destierro, otro cerró un medio audiovisual, otro un impreso, otro ….

¿La OEA ?… bien gracias, ¿las Naciones Unidas?… también

Esta crisis hondureña ha puesto de manifiesto como nunca antes, la inoperancia tanto de la OEA como de las Naciones Unidas. Si bien es cierto que en el caso de la primera, esta organización solo ha servido desde su fundación para volver autistas a sus secretarios generales y legitimar los desaguisados regionales de los EEUU. al día de hoy, la vemos plegada a intereses de nuevo troquel.

Ahora sigue, como la sombra al cuerpo, las maromas del trapecista Secretario General del circo que ha montado el presidente comandante venezolano. Es realmente patético ver como una gran “personalidad” como el chileno Sr. José Miguel Insulza hace toda suerte de piruetas increíbles cuando le toca realizar su número.

El gorila venezolano declara a los cuatro vientos, que está dispuesto a hacer valer, hasta con la guerra, los 990 mil votos que sacó Zelaya, hace tres años y pico, pero los 750 mil de Antonio Ledezma alcalde electo de Caracas, se los pasa por el forro de sus huesos con pasmosa tranquilidad. Y lo peor del caso es que la OEA no se ha dignado siquiera emitir una triste declaración condenatoria, no ha pasado nada, nadita de nada. ¿Será que su flamante Secretario General está sufriendo algún tipo de ataque (selectivo) de sordera y ceguera también general?.

¿Se olvida Ud. Sr. Insulza de las constantes agresiones directas, diarias, verbales y de hecho, a la región por parte del comandante de moda? ¿Tampoco se acuerda Ud. de esas amenazas (Venezuela es una potencia, aulla a cada momento) de intervención armada con su flamante ejército modernizado y repotenciado por Rusia, en cualquier país del ALBA donde supuestamente fuera puesta en peligro “su estabilidad”? ¿Donde ha estado Ud. metido que no se ha enterado de los desmanes que a diario sufre Venezuela? ¿Donde está su voz (porque que se sepa mudo no es) cuando este nuevo Mesías libertario, insulta, amenaza y se burla con lenguaje de carretero borracho, a todo hijo de vecino?.

Cuando visitó Tegucigalpa ni se molestó en disimular su irrespeto hacia los hondureños, nadie se salvó de sus “chistes”. Ni siquiera el (aún no plegado a sus designios) presidente Zelaya, a quien llamó “comandante vaquero” se libró de su mala baba. A Ud. mismo Sr. Insulza le ha dedicado perlas como estas: vasallo del Imperio, inútil y pendejo ¿se acuerda?.

El mico-mandante está acostumbrado a hacer de su capa un sayo, para algo ha sembrado de petrodólares la región. Todos saben lo que hace y deshace este Mesías bolivariano uniformado de Armani, pero le aplauden como focas amaestradas o sencillamente miran para otro lado. Incluyéndole a Ud. Sr. Isulza.

En cuanto a las Naciones Unidas, qué decir. En todos estos años ¿de que han servido?, alguien recuerda Palestina ? ¿sobre Irak ya nadie dice nada? ¿alguno se ha tomado la molestia de contar cuantas de sus resoluciones se ha cargado el Estado de Israel?

Para concluir diré que en todo conflicto o problema siempre hay alguien que recurre al manido expediente de crear un chivo. Y no me refiero (aunque también) a aquel que con su magia literaria nos mostró en su obra hace ya algunos años el ilustre escritor peruano Mario Vargas Llosa. Es este un nuevo chivo que a todos contenta, que a todos satisface: a la OEA y la ONU, porque después de tantas resoluciones incumplidas contra países “intocables”, les da la oportunidad de acreditar (la soga se rompe siempre por el punto más débil) la “razón de ser” de ambas organizaciones. A los EEUU. porque su recién estrenado gobierno tiene la ocasión perfecta para persuadir al mundo de que su nueva política de intolerancia a “dictaduras latinoamericanas” rompe con todo lo anterior y es la línea a seguir en el futuro próximo. Y por último a Chávez y su combo, porque le proporciona la oportunidad de oro para “justificar su injustificable” política expansionista, otorgándole de alguna manera la patente de corso para seguir haciendo y deshaciendo tanto interna como externamente lo que le venga en gana.

Si, hoy en Latinoamericana hay un nuevo chivo, un chivo expiatorio cuyo nombre es Honduras.

Cantaclaro
——————————–


Amaneció de golpe

Las noticias provenientes de Honduras desde mediados de la semana pasada sobre el derrocamiento de su presidente Manuel Zelaya me hicieron (para usar una frase ya en desuso) meterme en honduras.

Breve semblanza

Descendiente de vascos con sus casi dos metros de estatura, sus bigotones de “mucho macho” y enfundado en sus inseparables guayabera, botas altas camperas y sombrero de ala ancha para moverse por su rancho de sopotocientasmil hectáreas, “Mel” como le gusta ser llamado nunca ocultó su condición (siempre se ha dicho que es uno de los más ricos de Honduras) de latifundista, ganadero y maderero.

El hasta el momento de escribir esta nota, ex-presidente hondureño, hombre de derechas al más puro estilo bananero y etiquetándolo según léxico muy familiar a los “progres” de siempre como terrateniente, oligarca, explotador y anti comunista, con cuyo curriculun se presentó hace tres años a unas elecciones más que dudosas (algo absolutamente normal en equellas latitudes) y las ganó.

 Salto de talanquera

De un tiempo al esta parte al Sr. Zelaya se le notaba muy “acarameladito” con el decano de los dictadores de América, sus continuos “viajes de trabajo” a Cuba así lo confirmaban. Más recientemente lo vemos, ya sin pudor alguno, formar parte de lo que en aquellas tierras se llama la “banda de los cuatro“ Rafael Correa, Evo Morales, Daniel Ortega y Hugo Chávez. Como en toda banda que se precie, para ser admitido plenamente debería “pasar la prueba” de rigor y lo hizo, mejor dicho, lo intentó.

Recibió el guión que le proporcinó su compinche Chávez y junto con la caridad cristiana de quién sabe cuantos millones de petrodólares, se dispuso a montar el quinto sainete bolivariano del siglo XXI, esta vez con nombre hondureño. En vísperas de las elecciones presidenciales, decide convocar un “referéndum-consulta-encuesta” al “pueblo”, ojo, es condición sinecuanon (así lo dicta el libreto) ponerle siempre el apelativo de pueblo, por delante o por detrás pero ponérselo siempre. Dado lo anterior la posibilidad de hacerse reelegir presidente vitalicio imponiendo una dictadura constitucional a la usanza de las vigentes hoy en Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, estarían dadas.

Se trata de elecciones repetidas, trucadas, manipuladas, a las que se les ha vaciado su verdadero sentido y contenido que so pretexto de haberlas ganado “legalmente”, estos nuevos apóstoles del mesías habanero se dedican sistemáticamente a violar las constituciones originarias que les permitieron acceder al poder y por si no fuera poco el hecho de pisotear a su propio país, se entregan en cuerpo y alma a intervenir con irritante chulería en otros, manteniendo permanentemente un clima de confrotación insurreccional dentro y fuera de sus fronteras. Ejemplos sobran.

Este “libreto” obedece al proyecto geo-estratégico del castrismo puro y duro que no ha cesado en su empeño desde 1959, y que hoy Hugo Chávez y su chequera ha tomado como bandera. Adaptándose a los tiempos, la maquinaria castrista de asalto al poder, el dictador cubano continúa sirviéndose hoy de la guerra de guerrillas, para ahora en lugar de armas, usar la manipulación del sufragio ¡¡ Qué listos son carajo !!

El golpe

Según el modelo clásico, los golpes de Estado en América latina (me ha tocado en surte presenciar personalmente muchos) ocurrían, o so pretexto de solventar una crisis política o de defensa de las fronteras o cualquier otra patraña y terminaban inexorablemente desnaturalizando las instituciones republicanas, violando los derechos humanos y debilitando la democracia o directamente anulándola.

La iniciativa que acaban de protagonizar las Fuerzas Armadas hondureñas es absolutamente inédita, es un gesto jamás visto en la historia del continente. Por mandato de los poderes públicos establecidos intervienen y deponen un presidente (con apego a la propia Constitución y Ley con la que fue electo y con estricto respeto a la salvaguarda ellas) puesto que aquél, que debía ser su garante las estaba violando descarada reiterada y deliberadamente.

Todas las instituciones, Asamblea Nacional, Consejo Supremo Electoral, Tribunal Supremo de Justicia, Contraloría General de la República etc. etc. siguen siendo las mismas y quedan intactas, con la sola diferencia de que el depuesto Presidente es sustituido por el Presidente del Congreso de forma provisional (según lo establece la Constitución de la República) hasta la finalización del período en curso, ocurrido lo cual se convocaría a nuevas elecciones.

Los recientes acontecimientos de Honduras, deberían dar lugar a una análisis sereno del contexto en que se dieron. No se les puede mirar con el mismo prisma con que se observaban los golpes de Estado del pasado. Si bien es cierto que se inscribe dentro de la mejor tradición golpista latinoamericana, es importante destacar la existencia de características muy particulares. Los analistas deberán reflexionar sobre estos acontecimientos que seguro estoy se volveran a repetir en otras partes de la geografía latinoamenicana, con una lente más fina que la aplicada hasta ahora que no es sino la simple defensa de un presidente electo y eventualmente depuesto.

No se puede, no se debe ignorar la manifiesta existencia de un contexto geo-político creado, cuya voluntad es resquebrajar las instituciones para imponer poco después un modelo totalitario de gobierno que se materializa en una grotesca ficción, en una caricatura esperpéntica de lo que cualquier hijo de vecino entiende como democracia.

Las instituciones internacionales como la OEA o la ONU deberían someter a una reflexión esa anomalía institucional, pues en el fondo, en lugar de defender la democracia en América Latina, lo que están es ayudando a hundirla y a fomentar la figura monstruosa de dictaduras “constitucionales” a la carta.

Honduras descubrió a un consumado oportunista, dejó que forzara la barra y como dicen por allí lo desmadraron. El sainete castro-chavista quedó con el culo al aire y la Corte Suprema de Justicia ordenó a las Fuerzas Armadas deponer de su cargo al hoy ex Presidente Manuel Zelaya. Y sabiendo como actúa el ejército en Bananolandia, que lo saquen de la cama, lo metan descalzo y en pijama en un avión y lo suelten en otro país, me parece hasta “normal”.

Por cierto (y perdonen mi cinismo salvaje) pero hubiera sido bastante peor, o mejor (dependiendo del punto de vista) que aplicándole la Ley del Trabajo vigente, lo hubieran arrojado en pleno vuelo desde el avioncito de marras, en cuyo caso tanto la ONU como la OEA no hubieran tenido tanto quehacer a la hora de calificar el hecho pues se trataría sin duda de un claro acto de “despido”.

Para terminar diré que Manuel Zelaya pone ahora carita de “yo no fuí” y juega el papel de inocente, de víctima, de campeón de los desheredados, de adalid de la democracia, cuando en realidad quería meter gato por liebre e implantar en Honduras ese “revoltillo ideológico” mezcla de Jesucristo, Lenin, Hitler, Bolivar y El llanero solitario llamado Socialismo del Siglo XXI.

A los ojos del mundo democrático Zelaya pasa de aspirante a tirano a mártir de la democracia. Qué cosas…así se escribe la historia.

El sainete bananero no ha hecho más que empezar, amanecerá y veremos…

Cantaclaro

 …

Quiero a mi perro…

Cuanto más conozco a los hombres, más aprecio a Geure, solía decir mi padre. Geure era un perra callejera que teníamos en casa. Mi padre, a quien perdí siendo apenas un adolescente, era una de esas personas que logran mantenerse intactas sobreviviendo a la vileza, al miedo de la inseguridad de las persecuciones políticas, a la incertidumbre…. Cada día que pasa me acuerdo mas de él y de lo que pensaría del gobierno que hoy asola Venezuela, país que le recibió con los brazos abiertos en aquellos aciagos días de oscurantismo franquista. Esto es lo que yo pienso Aita:

Cada día que pasa el chavismo, o más concretamente el propio Chávez, comete desafueros más irritantes que si no fuera por el hábito de 10 años (además de lo demás) hubieran significado la caída de cualquier otro gobierno. Se trata de una provocación permanente, continua y progresiva llevada a cabo con la intención de ofender y herir en su diario andar.

Si el drama de ese régimen se midiera por la frecuencia y duración de las alocuciones propagandísticas de su presidente, que han llegado al paroxismo del desprecio al común de la gente por la cantidad de infundios, insultos y la magnitud de los improperios que lanza en cada intervención, llegaría a la conclusión de que el grasiento hombre del Palacio de Miraflores está acorralado, acabado. Y mientras más vulnerable se siente, con mayor radio y fuerza hace girar el ventilador de sus babas para salpicar a la oposición, sus líderes, dirigentes gremiales, medios de comunicación, Iglesia y en general a todo “contrarrevoluciónario” que no se doblegue a sus designios.

Después de 10 años de “proceso” pervive y se profundiza de manera terminante la violencia, agotamiento y vacío y se coloca al país en un plano de terrible agonía y en el camino de la más palmaria tragedia.

Así ha sido y es todo con ese régimen, se buscan herramientas “institucionales”, se compran títeres sofisticados que hablan, y hasta a veces dan la impresión de que piensan, para engañar y ganar tiempo. Se disfraza al país con traje democrático, mientras con el tiempo ganado se adoctrinan muchachos para el combate urbano, se ideologiza con chatarra revolucionaria que oxida las neuronas y enferma al cuerpo con la tara incurable del desprecio y el resentimiento.

En el exterior hay un verdadero desconocimiento de lo que ocurre dentro de ese país. Cada día aparecen en escena más elementos para avivar y profundizar el drama. La complejidad y la confusión crecen. De allí la total incertidumbre, inestabilidad y pérdida de fe a todos los niveles.

¿Hacia dónde va? ¿Hacia la conformación de una sociedad organizada y resguardada por instituciones auténticamente democráticas? ¿Hacia una revolución cada vez más profunda y liberadora ? ¿Cuál es en fin el destino que están construyendo hoy allí? ¿La construcción de un porvenir pleno de democracia, justicia, belleza, amor y trascendencia? La respuesta es NO, la respuesta sería todo lo contrario.

El llamado del presidente Chávez a los soldados para que maten “oligarcas”, su orden a la Guardia Nacional a reprimir con “plomo parejo” o “gas del bueno” a cualquier manifestación oposicionista, la persecución a los petroleros y a los hijos de estos por secundar una huelga, la aprobación de leyes (via decreto) para mayor represión y obtención de más poder “revolucionario”, los abatidos por la guerra delincuencial y la propiciada por el propio Gobierno son el signo de ese régimen que esta dispuesto a todo, a utilizar todo para impedir el funcionamiento global de lo que podríamos llamar una sociedad normal.

Ha estado construyendo un racismo de Estado, asumiendo que los enemigos del Gobierno son los enemigos de las estructuras del Estado y tienen que ser amedrentados, perseguidos y aniquilados. Este estado de cosas ha despertado el fantasma de la intolerancia y la guerra, donde los extremos han perdido la capacidad de sobrevivir en un marco distinto.

Los malabarismos legales, la represión y la violencia contra opositores, el uso de los dineros públicos para sostener la base social que sustenta a su mamarracho presidente, pueden darle oxígeno por un tiempo, pero solo eso. La presencia militar cubana para enfrentarla a las Fuerzas Armadas nacionales en el supuesto de que se le puedan “voltear” cuando la defensa armada de su proyecto político así lo exija, son señales a tener muy en cuenta. La agresión permanente contra lo que queda de libertad evidencian el violento clima político que allí se vive con toda seguridad preámbulo de lo que será aun peor.

Para concluir diré que no hay nada malo en la idea de una revolución orientada a crear un “new deal” para los pobres. Ello sería magnífico para Venezuela. Lo malo es el hecho de que haya sido impulsada por quienes carecen de capacidad, estatura moral y valores democráticos. Lo que hace que el resultado final, me temo, sea aun más trágico de lo que hoy es.

Sería para mí más cómodo callar, total ya no vivo allí ¿Callar y formar parte de una camarilla de cómplices? jamás, eso nunca me lo perdonaría mi padre.

Además, después de lo anterior y tratándose de ese tipo de hombres…yo también quiero a mi perro.

Cantaclaro


Insulto, luego existo…

¿Qué pensaría Ud. amigo que me lee, si mañana al salir de casa a pasear a su perro, ir a su trabajo o simplemente a sentarse en un banco en una plaza cualquiera, se topara con un sujeto desagradable en extremo, con uniforme militar o camisa roja, sobre una tarima rodeado de cámaras y una comparsa de aduladores de oficio, que hablara, insultara, amenazara, cantara, echara chistes, todo ello en una diarrea verbal que no cesa, hora tras hora como si no tuviera nada más que hacer?

¿Y si llegado a su casa encendiera la TV con intención de poner las noticias del día o distraerse y descansar, se encontrara con el mismo fulano e idéntico rollo de: lineas estratégicas, planes estratégicos, producción estratégica, seguridad estratégica, industria estratégica, defensa estratégica, independencia estratégica, desarrollo estratégico, políticas estratégicas, socios estratégicos, países amigos estratégicos y más y más y dale que te pego con la estrategia estratégica?

¿Y si ya desesperado pusiera la radio y más de lo mismo? ¿cómo se sentiría si esta situación que describo se repitiese mañana pasado, el mes siguiente, el año siguiente y así por 11 interminables años siguientes?

Este fulano estratega dice ser presidente y asegura ejercer de ello. Gobierna un país como si fuera suyo que se cae a pedazos y solo habla de planes, de lineamientos, de estrategias, de un futuro luminoso que nunca llega, de un bienestar que nadie ve, de una revolución que nadie entiende…

Además insulta

Este supuesto presidente es un mal disco y rayado, es monodiscursivo, repetitivo, cargante hasta la saciedad, pesado como el plomo, feo, incómodo e irritante como piña bajo el brazo.

Además insulta, sí amigo lector el tipo es una máquina de insultar, lo hace por igual a amigos (pocos) y enemigos (todos), reyes y presidentes, curas y cardenales, civiles y militares, ricos y humildes a quienes dice representar, perros, gatos, patos y guacharacas. No acepta ni entiende que pueda haber bajo este sol que nos alumbra a todos, alguien que no comulgue con sus ruedas de molino, supuestamente socialistas, pero que ni son tales ni son fu ni son fa.

En un lenguaje de carretero borracho, este psicópata-estadista, de manera cotidiana le dedica lo peor de su léxico cuartelario y barriobajero a todo aquél que osara contradecirlo o simplemente manifestara no estar de acuerdo con sus trasnochados delirios de grandeza planetaria.

Para este elemento el insulto es el sustento ideológico del que se nutre su revolución enferma, producto de su mente enferma y cuyos resultados tienen que ser inexorablemente enfermos. Enfermantes además para toda sociedad que los sufra y los padezca.

Aquí les pongo una lista que he recopilado (seguro que incompleta) de las perlas que han salido y sin duda seguirán saliendo de la bocota del mamaracho en cuestión:

Las perlas

  • Barack Obama: El premio Nóbel de la guerra…está perdido en las nebulosas.. debe estudiar más…hipócrita…pobre ignorante…
  • Hilary Clinton (Secretaria de Estado de los EE.UU: Es Ud. una estúpida Sra. Clinton
  • Condoleezza Rice (Secretaria de Estadi de los EE.UU) Analfabeta…indigna
  • Obama y Uribe: Vayan a lavarse ese paltó…
  • Presidente George W. Bush (EE.UU): Gran ignorante…asesino…borracho…genocida… burro…
  • Patrik Duddy (Embajador de EE.UU) : Te doy 72 horas para que salgas de Venezuela yanki de mierda…basta de tanta mierda yankis de mierda…váyanse largo al carajo yankis de mierda…váyanse al carajo 100 veces…
  • Presidente Vicente Fox Quesada (México): Cachorro del imperio…
  • Presidente Felipe Calderón Hinojosa (México): Gran ignorante…corrupto…caballerito…
  • Presidente Alán Gabriel Ludwig(Perú): Truhan…bandido…ladrón de cuatro esquinas…corrupto de siete suelas…el Carlos Andrés Pérez del Perú…
  • Angela Merkell (Canciller de Alemania) vaya Ud. señora a la mier… (como es una dama no le digo más)…es Ud. una nazi eso si se lo digo…
  • Alvaro Uribe (Presidente de Colombia) : Lacayo y entreguista…cínico…tiene una capacidad sin límites para manejar el excremento…triste peoncito del imperio…cobarde…narcotraficante…cizañero…solo sirve para ser jefe de la mafia…paramilitar…
  • Gabriel Silva (Ministro de defensa de Colombia): Retardado mental…
  • Jaime Bermudez (Canciller de Colombia): Desgraciado…como desgraciado tu presidente…
  • Comisión Interamericana de Derechos Humanos: Imbéciles… cínicos…váyanse largo al cipote…parásitos…excremento puro…
  • José Miguel Insulza (Secretario General de la OEA): Inmoral…insulso Dr. Insulza…virrey del Imperio…pendejo desde la P hasta la O…
  • OEA (Organización Estados Americanos): Cadáver insepulto…signo del Imperio…
  • A todos los que han denunciado a su gobierno: Estúpidos…son burguesía lacaya…
  • John Sweeney (Corresponsal de la BBC) : Esa pregunta solo se le puede ocurrir a un estúpido…no le voy a contestar porque no contesto estupideces…
  • Globovisión (canal de Tv crítico con su gobierno): Golpistas… terroristas…cloaca…responden al Imperio…los voy a cerrar como cerré a RCTV…
  • A la rectora de la UCV: Embustera…endemoniada…burguesa…
  • Herique Salas Feo (Gobernador del Edo. Carabobo): Pollo pitiyanki…golpista…si ganas te enviaré un batallón de tanques…
  • Ramón Martinez (Gobernador del Edo. Sucre): Asqueroso, traidor, mafioso…
  • Gobernadores de oposición en general: Burgueses de orilla..pitiyankis de pacotilla…
  • Manuel Rosales (Alcalde y Gobernador del Edo. Zulia): Lo voy a meter preso…narcotraficante…degradado… imbécil… capo…fascista…pandillero…
  • César Pérez Vivas (Gobernador del Edo. Táchira): Eres un fascista…
  • Antonio Ledezma (Gobernador Distrito Federal): Eres del pasado…eres de los hijos de Carlos Andrés Pérez…eres de la peor plaga… eres un adeco perverso y facista…quieres derrocarme…
  • Lorenzo Mendoza (Grupo Polar): Te voy a quitar todita la Polar…niño bien…
  • Diputados de la UE de centro derecha: Son unos indignos fascistas…
  • José Ma. Aznar: Fascista, me querías derrocar…me querías matar…
  • Juez Baltasar Garzón: Mercenario…payaso…
  • Estudiantes opositores: Burguesitos…pitiyankitos…patiquincitos…hijos de papá…
  • Opositores en general: Burgueses…pitiyankis…apátridas…escuálidos…oligarcas de pacotilla…inmorales…sinvergüenzas…traidores a la patria…golpistas…saboteadores…contrarrevolucionarios…vendidos al imperio…arrastrados…ricachones…tendremos que barrerlos…van a quedar como caimán arponeado…los voy a pulverizar…voy a freír sus cabezas en aceite…les voy a entrar a batazos…son la podredumbre…
  • Oposición Nicaragüense contra Celaya: Loros… lacayos…ladrones…son unos lame cu…de los yankis…me dan asco…
  • A los españoles: Genocidas que nos vinieron a masacrar…ahora quieren derrocarme…el rey y Aznar son bagres del mismo charco…España es mala madre…Colón era peor que Hitler…España es un estado espantosamente corruptivo… su jefe de estado es un alcohólico …un rey de copas indeseable… obtuvo el cargo a punta de adular a un anciano dictador fascista…no otra cosa es el rey Juan Carlos de Borbón…son endogamicos…emofilicos… están llenos de taras genéticas, así como suena…
  • Cardenal José Castillo Lara: Fariseo…hipócrita… bandido… diablo…alcahueta…golpista…inmoral…
  • Superman (comic): Es un bobo de acero…es el símbolo del Imperio…
  • Cardenal Jorge Urosa: No aprende…perdió la capacidad de razonar…no ha leído la constitución es un estúpido… es otro golpista disfrazado…no tiene moral…mentiroso…insensato…
  • Conferencia episcopal: Demonios…estúpidos…vagabundos…
  • Partido Comunista de Venezuela: Desleales, mentirosos…manipuladores…comprados…

——————————-

Les he descrito no una pesadilla… es la realidad de un presidente de pesadilla…de un país de pesadilla… esto pasa en la Venezuela de hoy… una nación desesperada que no ve salida a sus desgracias.

Un país conducido por un impresentable que no gobierna, que habla y habla todo el día de lo que no sabe ni sabrá y que además te insulta .. actitud (por decir lo menos) propia de un pobre loco, de un soberano imbécil o de ambas cosas a la vez.

He usado y usaré con este desgraciado energúmeno el mismo lenguaje que él emplea. Disculpas a los lectores, pero lo dicho dicho queda y escrito también.

Cantaclaro

——————————-

http://www.youtube.com/watch?v=0bt7VaAMnkY


El comandante

La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos, nada es tan peligroso como dejar permanecer a un mismo ciudadano largo tiempo en el poder, el pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo, de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la libertad republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado, que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente. El derecho a la libertad de disentir públicamente ni la ley misma lo puede prohibir.

Simón Bolívar (Discurso de Angostura 20 febrero 1.819)

———————————————–

Un aprendiz de dictador con delirios de grandeza llegado del mundo rural venezolano, se ha creído hasta ahora capaz de pasarle una apisonadora por encima a todos los derechos de sus conciudadanos, para aplastarlos y convertirlos en migas:

El sujeto

Hugo Chávez es un individuo realmente insoportable: mandón, arbitrario, prepotente, petulante, machista, ignorante, demagogo, incompetente, populista, pendenciero, vulgar, militarista, déspota, narcisista, megalómano, ególatra y…feo, tiene un poco (mucho) de todo eso.

Este elemento, debe pasar el tiempo libre que le conceden sus eternas peroratas por TV, en algún recóndito escondrijo inaccesible a profanos del Palacio de Miraflores, sintetizando pócimas y recitando conjuros, que un anciano moribundo le manda todos los días desde una isla caribeña de su propiedad. ¿Logrará dar con la formula milagrosa que saque del caos en que ha metido (de puro disfuncional) a un país que alguna vez se llamó Venezuela?

El predicado

El ejercicio de la primera magistratura por parte de ese sujeto, no ha sido otra cosa que una sostenida cadena de artimañas y despropósitos. Los desafueros que caviló durante sus primeros siete años de gobierno, los puso en práctica de manera lenta, calculada (nunca ocultaron su “plumero”) para no disparar las alarmas y dejar al descubierto sus verdaderas intenciones.

Pero a partir de las elecciones del 3 de diciembre de 2.006, sintiéndose ya César, cambió el ventilador de sus babas por el cetro con forma de ametralladora y dispara amenazas que día a día se hacen realidad. Para ello ha contado con la inestimable e imprescindible colaboración de los poderes públicos (Legislativo, Judicial y Electoral) fraguados claro está, bajo la indignidad de sus integrantes.

Si sumamos a la jerga cuartelaría el decir llanero (tan familiares ambos para el susodicho) se podría concluir en que: cumplidos todos los objetivos, Venezuela ha llegado al llegadero.

El verbo

Fue con uno de los 200.000 relucientes fusiles Kalachnikov, recién adquiridos a golpe de petrodólares al nuevo emperador ruso Vladimir Putin y apuntando a una cámara de televisión, cuando el año pasado lanzó su primer edicto contra las televisoras privadas en general y Radio Caracas Televisión en particular. Y fue también en diciembre del mismo año, ante sus subalternos militares reunidos en Fuerte Tiuna, donde sentenció la muerte definitiva de ese canal. (*)

Quienes creyeron que el Tribunal Supremo de Justicia se atrevería a desafiar al amo, pecaron más que de ingenuos, y aquellos que pensaron que retrocedería ante la reacción internacional, no conocen la psiquis del personaje. Una de las características predominantes del narcisismo y la megalomanía, es la creencia de que no existe poder superior alguno del que tiene quien las padece.

Cerrado por robolución

El cierre de RCTV, la emisora de televisión independiente más antigua y de mayor audiencia, es un daño irreparable a la democracia imperfecta, hecha por una dictadura perfecta. Todas las mentiras que han dicho Chávez y sus monaguillos, más la argumentación confusa, sesgada y falaz de la sentencia emanada del Tribunal Supremo, no pueden ocultar el fin ulterior que se persigue: acallar un medio de comunicación libre.

Acabamos de presenciar la muerte de un canal de televisión que no se arrodilló frente al poder, como sí lo hicieron “otros” (radio y prensa escrita incluida) más dispuestos a soportar un régimen de sumisión, silencio y obediencia realmente vergonzosa. Es indignante, sí.

La clausura de un medio de comunicación hay que verla, no como una afrenta contra el ente objeto de la medida, sino como un asesinato del sistema de libertades. Por ello, el mundo democrático no aceptó el argumento oficial según el cual, no se renovó la licencia porque ese canal servía de plataforma a la “desinformación”. En este sentido, abrumadoramente, la prensa occidental y demás medios informativos libres a los que tengo acceso, se han hecho eco de este disparate, que lo llamen como lo llamen y como lo quieran llamar, no es otra cosa que la conquista por parte del régimen de la hegemonía del poder mediático.

Por citar solo uno, el editorial del 25 de Mayo del diario español El País, resume muy bien cómo se ve desde fuera esta medida: en ningún país respetuoso con las libertades se silencian los medios críticos (aunque sean muy críticos, como es el caso) a golpe de boletín oficial del Estado y con el pretexto de que expira una licencia, hecho éste incluso sometido a controversia. Los jueces suelen estar ahí para impedirlo.

Este atentado es un nuevo paso hacia la cubanización de Venezuela, como lo son: el partido único del Estado chavista, la reelección presidencial indefinida, la creación de consejos comunales a todo lo largo y ancho del país, la verticalización corporativista de la vida social y deportiva, la ideologización y entrenamiento castrista del ejército, la creación de milicias y policías populares (especie de reserva de choque bebe-sangre de cazadores de brujas) etc. etc.. Todo ello en el marco de una revolución de tipo continental, con Venezuela y sus recursos económicos producto del petróleo, por un lado, y Cuba con su amplia experiencia de 45 años de represión interna y otros tantos de participación directa en guerras extranjeras, por el otro.

Señor… !! Sí señor ¡¡

La de Chávez es una administración despótica y militarizada hasta el tuétano en sus fundamentos. Muchos de quienes todavía aplauden hasta los malos chistes del “líder” y callan ante sus abusos y arbitrariedades, comentan en voz baja los potenciales peligros de un régimen signado por el militarismo autocrático del nuevo Ayatolá del Caribe, un iluminado, enfermante y enfermo que en ocho años y medio de desquiciante ejercicio, ha utilizado y desechado a miles de sus conciudadanos civiles y militares que o creyeron en él (sin programa definido) o decidieron acompañarlo en un supuesto proyecto común de dignificación popular y justicia social.

La función pública se ha ido perfilando como una de las más controladas por la “renovada clase militar” de que se tenga historia. En todos los ministerios, empresas del Estado, fundaciones e institutos gubernamentales, Chávez ha inoculado metódicamente el factor militarista de su propio ser y para su control.

Sistemas de seguridad interna comandos por militares activos o retirados, muchos de los cuales actúan desde empresas privadas de seguridad y empresas suplidoras de sistemas tecnológicos y equipos (telefonía, Internet, radiotransmisores, grabaciones ilegales, espionaje, etc. etc.), interconectados con la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) del Ministerio de la Defensa, de la Dirección de los Servicios de Inteligencia Policial (DISIP) del Ministerio del Interior y de la Casa Militar, reportan de modo directo al Jefe del Estado. Toda la burocracia chavista está vigilada por el mismo implante militarista, cuya característica fundamental es la desconsideración humana y la inexistencia de escrúpulos de todo tipo en cuanto a lo que a derechos ciudadanos se refiere.

En definitiva, por los pasillos burocráticos gubernamentales todos los civiles están de paso. Son las mafias y camarillas militares quienes reinan, mandan y campan por sus fueros determinándolo todo, los demás les sirven, acatan y cumplen. Los militares están en la salsa de la putrefacta corrupción administrativa que caracteriza la indigesta receta chavista. Cebados en ese caldo podrido que se ha instaurado, acechan las pocas gobernaciones y alcaldías todavía en manos de civiles de distintas tendencias políticas e ideológicas. Los ministerios de Defensa, Interior y Justicia, Salud, Infraestructura, Telecomunicaciones y las posiciones claves en el área de finanzas, hacienda, economía, relaciones exteriores y empresas básicas del Estado, están bajo la plaga del desenfrenado militarismo del “comandante”, cuyo resultado final es el régimen más corrupto y corruptor de la historia venezolana de todos los tiempos.

El problema es que mientras estos nuevos señores feudales hacen de las suyas, el pueblo, ese mismo pueblo que el “dueño del trono” dice amar tiene que retroceder en la máquina del tiempo hasta épocas de bayonetas y polainas que se creían superadas, tragar sapos y culebras y contemplar impasibles la destrucción de instituciones que con tantos esfuerzos costó crear.

A todo lo anterior, añadir también las intrigas y sordas luchas carroñeras entre facciones, que las hay y muchas…me consta.

El carnaval del miedo

Ante este panorama, mascarada de iniquidades y desafueros, incluida la comparsa de los “tirapiedras a mangos bajitos revolucionarios de siempre”, es que Chávez se siente como caimán en boca de caño. Suele aparecer disfrazado de “quiensabequé” (quepis, boina, pelo-guama, botas, casaca, charreteras, galones, liqui-liqui, guayabera, traje de Armani) gritando y amenazando…como si el miedo reverencial de sus “incondicionales amigos” fuese trasladable al resto de la sociedad.

Sirve de consuelo quizá saber que el pavor que trata de infundir, es posiblemente menor del que padece. Mientras mayor es su poder, mientras más arbitrarias sus acciones, mientras más individuos, grupos o sectores son atropellados, mayor es el temor a la reacción en forma de rabia revanchista. Entonces se rodea de guardaespaldas, usa chalecos antibalas, ya no se atreve a comer ni un bocado sin que alguien lo pruebe antes, ya no se deja tocar o manosear por ese pueblo al que dice amar, ya no duerme tranquilo. El fantasma del magnicidio lo persigue y el espanto por la posible venganza popular lo consume… así ha sido siempre.

Reír… por no llorar

La incompetencia de ese Presidente de la hasta hoy República Bolivariana de Venezuela es de antología. Han ingresado recursos económicos por exportación petrolera, como para asegurar el desarrollo y porvenir por un siglo o más. Han sido ingresos significativamente superiores a los obtenidos (juntos) en toda la historia republicana que comenzó 1.958 y terminó en 1.999, con todo y ello el atraso es exponencialmente mayor. Hay más miseria, hay más subdesarrollo, hay más inseguridad, hay más corrupción. Cada día el progreso de la nación está más lejano, cada día hay más pobres, cada día hay más desempleados y cada día hay más (de lo que si me apuran es lo peor) lumpen social de militantes, activistas y seudo-intelectuales “orgánicos”, es decir, que organizan su desorganización… mental, sus más bajos instintos, carencias y complejos de todo tipo en función de una idea o ideal matriz, la del iluminado araguato aullador de Sabaneta el “comandante en jefe”.

Las corruptelas de los acólitos burócratas y testaferros de los que se sirve este “guía iluminado” no tienen parangón en América Latina y el Caribe. La diarrea verbal de sandeces que le caracteriza, son ya harto conocidas por los distintos mandatarios de los países que visita. A sus espaldas, hacen chistes del dictadorzuelo folklórico (por no tener, no tiene ni sentido del ridículo) que una vez distrajo su curiosidad. Después que le han “sangrado” el petróleo que necesitan, lo dejan hablando y hablando y hablando…solo. La monserga del comandante comediante, capaz de aburrir a las ovejas hace tiempo que colmó las aguantaderas de sus “oyentes espectadores de piedra” y de estar presente la del mismísimo Job.

Pero dejando de lado la carga de incomodidad, malestar y sufrimiento que ocasiona, todo es en vano, pues sin el dineral petrolero que regala alegremente dentro para corromper y fuera para coaccionar, duraría menos al frente del país de lo que uno tarda en apagar la luz.

Citable

Les pongo unas frases cuyos autores ya olvidé (algo normal por lo demás):

  • Se puede engañar a alguien, todo el tiempo,.. se puede engañar a todos, parte del tiempo… pero jamás se puede engañar a todos …todo el tiempo.
  • El poder tiende a corromper …y el poder absoluto corrompe absolutamente.
  • La dictadura es un estado en el que todos temen a uno… y uno a todos los demás.
  • Ninguna revolución es buena o es mala, en un sentido o en otro… todas son como las personas que la realizan.                                                                                                                           

Cantaclaro

———————————

(*) Nosotros no podemos ser tan irresponsables de seguir dándole concesiones a un pequeño grupo de personas para que usen el espacio radioeléctrico que es del Estado, es decir, del pueblo, contra nosotros, en nuestras propias narices. A mí me importa un comino lo que diga el mundo.

Hugo Chávez (Discurso en Caracas 15 Febrero 2.007)

 

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.