La Santa Inquisición

 

En esta ocasión me apetece meterme en un terreno peligroso, un terreno en cual, si la Santísima Madre Iglesia tuviese el poder de antaño, me mandaría a su brazo ejecutor, la también, Santísima Inquisición y haría conmigo la fogata de San Juan…

Teniendo en cuenta, y por supuesto, sin olvidar a ese pobre fraile o sacerdote de barrio o de poblado perdido en los confines del mundo, que hace el bien a los necesitados, sigo sin comprender el motivo por el cual los poderosos de la Iglesia están rodeados de tesoros y no saben que hacer con el dinero, de veras que no lo entiendo.

Si miramos a Jesucristo, el no tenia nada, pero resulta que hasta en la más pobre de las Iglesias que yo he visto, beben la sangre de Cristo (vino dulce) en copa de oro… puede que exista alguna iglesia que no tenga copa (Cáliz) de oro, pero yo no la he visto y si la he visto no me he enterado.

Si miramos Roma (Vaticano) esta todo lleno de envidias, poderes ocultos y conspiraciones.

¿Por qué los mandatarios de la Iglesia no obedecen las leyes que promulgan?

Quizás porque solo ellos saben que el temino infierno no existe… o es que cuando mueran quieren ser carne asada…

Hablamos mucho de sectas últimamente, pero la religión ¿no es una secta?

Realmente no quiero comentar el tema de la Iglesia, solo de su brazo ejecutor… la Santísima Inquisición es mi tema de hoy.

Según la Wikipedia, aquí podéis leer la definición de “Inquisición”.

Hace algún tiempo en mi post “Buscando la verdad de la religión” os comentaba que la religión católica, parece ser una invención romana, basada en varias religiones muy anteriores que se le asemejan mucho.

También es muy curioso que la Santísima Inquisición, en la época medieval, en la mayoría de las ocasiones condenaba a muerte, en muchos casos en una hoguera, condenaba a morir calcinados a los que ella consideraba herejes.

Según nos cuenta la historia, la Santísima Inquisición nació en Francia (1884) para eliminar a los cátaros, como la influencia creciente de los cataros asusto a la Iglesia busco apoyo en la corona francesa, con la ayuda de la cruzada albigense, debilito y lentamente, consiguió erradicar el movimiento cátaro.

Este movimiento, el movimiento cátaro (también llamado albigense), era definido como adoradores del diablo en forma de gato.

En 1249 en el reino de Aragón nos llego esa maravillosa mano ejecutora de la Santísima Iglesia, la Santísima Inquisición…

Al unirse Aragón con Castilla creció exponencialmente la Inquisición española, curiosamente controlada por la monarquía española.

Como por esas fechas conquistamos las américas, con la conquista había que propagar el cristianismo y por supuesto la Santísima Inquisición.

La inquisición comenzó en el siglo IV, cuya pena habitual era la excomunión, aunque por esas fechas ya los emperadores romanos consideraban a los herejes enemigos del estado.

Realmente han existido varias inquisiciones…

La inquisición medieval, se creo en 1184 por el papa Lucio III, para terminar con los cataros, de donde nació la Santa Inquisición y del Santo Oficio, donde se daba poder a los obispos para juzgar y condenar a los herejes de su diócesis.

El papa Inocencio IV admitió el uso de la tortura en 1252 para que los herejes confesaran su delito.

La Inquisición Española creada en 1478 con el permiso del papa Sixto IV para controlar los judeoconversos de Sevilla.

La Inquisición Romana, creada en 1542 creada por el papa Pablo III contra el protestantismo, en 1633 proceso y condeno al mismísimo Galileo Galilei.

La Inquisición Portuguesa, creada en 1536, por el Rey Juan III, aunque bajo la autoridad del papa, hasta que en 1539 el rey nombro inquisidor a su hermano Don Enrique, en 1547 el papa acepto que la Inquisición dependiera de la corona portuguesa.

La Inquisición en México, viene de los tiempos de Hernán Cortes en 1520 con “ordenanzas” contra blasfemos.

El Tribunal del Santo Oficio encabezado por el inquisidor general de España intervenía en las decisiones graves tales como las torturas y las penas de muerte.

Milagrosamente en 2004 se abrieron los archivos secretos (¿secretos por qué motivo seria?) ordenada por Juan Pablo II en 1998, los cuales desmitifican en parte el genocidio por brujería (¿Quién me asegura que no se han eliminado misteriosamente documentos?).

Estos archivos secretos eran las “Actas del simposio internacional: La inquisición”

Ciertamente en la Edad  Media  se castigaban los delitos contra la fe, sus victimas eran las brujas, los homosexuales, los blasfemos, los herejes y los judíos.

Curiosamente los culpables eran interrogados en muchas casos con torturas, ejecutados y sus bienes se requisaban.

¿Por qué se requisaban sus bienes y quienes se los quedaban?

Ciertamente, no encuentro nada donde diga que se haya ajusticiado a los representantes de la Santísima Inquisición, ni a los responsables de la Iglesia, ni a los responsables de los gobiernos responsables… ¿Dónde esta la justicia?

Opino que tras las aberraciones de la “SANTISIMA INQUISION” la Iglesia debería estar tan avergonzada que debería haber desaparecido.

El tiempo dirá si digo tonterías o va por el camino de la desaparición la Iglesia, aunque sea por otros motivos, parece mentira lo poco que sabemos de historia el pueblo, yo el primero.

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.