Ensalada de anchoas, champiñones y pimientos asados

Seguimos realizando ensaladas ricas y además con sobras de nuestra nevera.

En esta ocasión utilizaremos unas sobras de pimientos asados y unos restos de champiñones en vinagre para realizar una ensalada diferente.

Receta de boquerones en vinagre:

http://blogs.elcorreo.com/jorbasmar/2015/06/02/champinones-en-vinagre-con-ajo-y-perejil/

 

 

Ingredientes (2 personas):

 

1 lata de anchoas

1 pimiento rojo asado (aproximadamente)

2 cucharadas soperas de champiñones en vinagre

2 ajos

Perejil fresco

Aceite de oliva

Sal

 

 

Preparación:

 

En el recipiente que elijamos para servir, colocamos el pimiento asado, pelado y troceado.

Sobre el pimiento colocamos los champiñones en vinagre.

Abrimos la lata de anchoas y despegamos estas (suelen venir muy pegaditas) y las colocamos sobre el resto de ingredientes, incluyendo su aceite.

Pelamos y troceamos finamente los ajos, agregándolos a nuestra ensalada.

Removemos y retocamos el punto de aceite y sal, añadiendo aceite de oliva al gusto, sal probablemente no será necesaria, puesto que las anchoas ya llevan suficiente sal.

Picamos finamente una ramita de perejil y colocamos sobre nuestra ensalada.

Guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Ensalada picante de huevo y patata con perejil

Las ensaladas de patata cocida y huevo duro con mayonesa siempre son deliciosas, pero si siempre las hacemos iguales, al final terminan por aburrir, por ello en este caso he querido darle un ligero toke picante.

Ingredientes (2 personas):

 

2 patatas cocidas pequeñas

2 huevos duros

Pimentón picante

Mayonesa

Perejil fresco picado

 

Preparación:

Pelamos y troceamos las patatas cocidas (yo las tenía sobrantes de otra receta).

Pelamos, lavamos y troceamos los huevos duros (que también eran sobrantes).

Colocamos ambos ingredientes en el recipiente donde serviremos.

Espolvoreamos abundantemente de pimentón rojo picante.

Removemos para que se reparta el pimentón entre las  patas y el huevo.

Cubrimos con mayonesa y volvemos a remover.

Picamos finito el perejil y lo colocamos por encima de la ensalada.

Guardamos en el frigorífico y servimos fría.

Hamburguesas sin pan de jamón y queso

El otro día cotilleando la web “The Hitch Cook” encontré una curiosa receta donde introducían una ensalada en un tomate “Insalata caprese burguer” la cual me dio la idea de crear estas hamburguesas gigantes, sin pan, ni carne picada que os presento hoy.

 

Receta de Insalata caprese burguer

http://www.thehitchcook.com/2015/09/insalata-caprese-burguer.html?utm_source=facilisimo.com&utm_medium=Referral&utm_campaign=facilisimo

 

 

Receta de vasitos de pepino con atún:

http://jorbasmar.blogspot.com.es/2016/05/vasitos-de-pepino-con-atun.html

 

 

Ingredientes (2 personas):

 

2 tomates gigantes maduros (entre los dos pesaban cosa de 1 kg)

1 queso fresco pequeño (de los que van el packs de cuatro)

2 lonchas de queso de oveja

6 lonchas de jamón serrano

2 aceitunas muy gordas

Sal

 

Preparación:

 

A pesar de la espectacularidad de esta receta, es muy fácil de realizar, rápida y admite todas las variantes que se os ocurra, pienso repetirla, aunque con tomates más pequeños, no fuimos capaces de terminarlos, siendo plato único, acompañados de unos riquísimos vasitos de pepino.

En primer lugar con la punta de un cuchillo cortamos la parte dura del tallo de los tomates.

Cortamos cada tomate en tres lonchas gruesas, salándolas.

En la loncha de la parte inferior del tallo, colocamos 2 lonchas de queso fresco y una loncha de queso de oveja.

Cubrimos con la loncha central del tomate.

Sobre esta loncha central colocamos 3 lonchas de jamón salado, cortadas muy finitas.

Cubrimos con la loncha de tomate restante y en el lugar del tallo colocamos la aceituna.

Repetimos la operación con el otro tomate.

Guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Ensalada de pepino y nueces

En esta ocasión le ha tocado al cercano y conocido cocinero (Arguiñano), sufrir mi adulteración de una de sus recetas, en este caso de trata de su “Ensalada de pepino y nueces”.

 

Receta original:

http://www.hogarmania.com/cocina/recetas/ensaladas-verduras/201503/ensalada-pepino-menta-nueces-28265.html

Biografía de Arguiñano:

https://es.wikipedia.org/wiki/Karlos_Argui%C3%B1ano

Receta de vinagre de fresas:

http://jorbasmar.mex.tl/blog_vinagre-de-fresas.html

 

Ingredientes (2 personas):

 

½ pepino pequeño

1 huevo duro

1 puñado de nueces peladas

1 huevo duro

Aceite de oliva en spray

Vinagre de fresas

Sal

Menta fresca (para decorar)

 

Preparación:

 

Realmente esta ensalada, es una receta muy sencilla, pero os la publico por tratarse de una ensalada muy diferente, tanto por la presentación, como por su sabor.

Lavamos el pepino y lo cortamos con un aparatito de esos de cortar en zig-zag, ese que se utiliza para cortar patatas rejilla, podéis apreciar su corte en el huevo duro.

Colocamos en la base del plato las rodajas finitas de pepino cortadas en forma de rejilla (si lo cortáis a rodajas finas normales tampoco pasa nada) y salamos dichas rodajas.

Decoramos con el huevo duro, previamente pelado y cortado longitudinalmente con el aparatito anterior o nos conformamos con cortarlo con un cuchillo normal.

Troceamos las nueces y las colocamos sobre ambos ingredientes.

Salamos de nuevo y rociamos con aceite de oliva en spray, a falta de spray vale con un chorrito de aceite, pero sin abusar.

Rociamos con el vinagre de fresas que podéis sustituirlo por algún vinagre de sabor suave.

Cortamos en juliana unas hojas de menta fresca (se puede sustituir por perejil fresco) y espolvoreamos sobre la ensalada.

Pollo con patatas y alcachofas

Hace tiempo que no comíamos pollo en casa, últimamente me ha dado por cocinar cosas diferentes y tengo injustamente el pollo bastante olvidado, puesto que es un ingrediente barato y muy apreciado en casa.

 

Ingredientes (2 personas):

 

1 contramuslo de pollo grande

5 alcachofas

3 patatas pequeñas

2 tomates rojos

1 cabeza de ajos

Mix de especias picantes en molinillo (se puede sustituir por pimienta molida y pimentón picante, por ejemplo)

Sal

Aceite de oliva (no es necesario)

 

Preparación:

 

El secreto de esta receta, reside en la cazuela utilizada y especialmente en cocinarlo a fuego casi apagado y a excepción del dorado de la carne, se cocina siempre tapado para aprovechar todos los jugos.

Colocamos a fuego medio la cazuela (de acero inoxidable con fondo grueso o similar), con un generoso chorro de aceite de oliva (el aceite no es necesario, puesto que con la propia grasa del pollo es posible cocinarlo, pero personalmente prefiero ponerle aceite que también es sano, se cocina mejor y le da un estupendo sabor).

Mientras se nos calienta la cazuela, con aceite o sin él… troceamos el contramuslo en 6 trozos (1/4 de pollo, también puede ser pechuga, pero la parte del muslo queda más jugosa) y doramos el pollo en la cazuela una vez caliente.

Mientras, pelamos las patatas y las cortamos en dos.

Quitamos las hojas duras a las alcachofas, les cortamos las puntas, las cortamos en dos partes, las alcachofas tal como las vamos teniendo preparadas, las vamos añadiendo al pollo con la parte cortada mirando el aceite para que no se nos pongan negras (también podemos ir rociándolas con limón y colocarlas posteriormente, pero no es necesario).

Una vez el pollo está dorado, añadimos las patatas, las alcachofas (si no las hemos colocado mientras las preparábamos), dos tomates (le aportan jugo y van de muerte para mojar sopitas en el tomate) y la cabeza de ajos previamente desgranados sus dientes, pero sin pelar los ajos (para mi paladar la piel da mejor gusto a los guisos que el ajo pelado).

Sazonamos con sal y el mix de especias.

Tapamos y dejamos cocer 60-90 minutos a fuego muy flojo, lo más flojo que podamos ponerlo, este es el secreto de la receta, hacerlo con el fuego casi apagado.

Cada 15 o 20 minutos vamos vigilando y dándole la vuelta a los ingredientes contenidos en la cazuela, hasta que las patatas y las alcachofas estén tiernas.

Servir caliente.

Recomendación: aderezar en la mesa con limón, para mi gusto queda mucho más rico, pero claro yo soy adicto al limón.

Bocadillo de claras de huevo

Seguramente, en alguna ocasión, habéis realizado alguna receta solo con yemas de huevo y no habéis sabido que hacer con las claras, pues eso mismo me ocurrió a mí la otra noche, tenía 8 claras con sin su yema, sobrantes de otra receta y se me ocurrió hacer una simple tortilla de espárragos trigueros con ella, en bocadillo.

 

Ingredientes (2 bocadillos):

 

8 claras de huevo

1 puñadito de espárragos trigueros (de maceta)

Cúrcuma

Sal

2 tomates

2 ajos (opcional)

Aceite de oliva

 

Preparación:

 

En primer lugar prepararemos mi habitual salsa para untar el pan, triturando los tomates troceados con sal y aceite con la batidora, con la salvedad que en esta ocasión añadí dos ajos crudos, puesto que las claras sin la yema son sositas, pues se trataba de darle alegría a la tortilla.

Con esta salsa untaremos el pan del bocadillo y reservamos.

Preparamos la tortilla, añadiendo a las claras abundante sal y cúrcuma, para que nos quede una tortilla amarilla, para disimular la falta de yemas.

Repartimos la tortilla entre ambos bocadillos.

Antes de servir calentamos unos 15 minutos a 150º a partir de horno frío.

Ya tenéis dos deliciosos bocadillos de claras de huevo, calentitos y crujientes, que se pueden preparar con anterioridad y solo es necesario darles 15 minutos de horno antes de servir.

Ensalada liquida de aguacate y tomate

Otra deliciosa ensalada líquida (salad shakes), la verdad es que en casa abusamos de las ensaladas líquidas, aunque la verdad es que son un estupendo acompañamiento para cualquier plato, cómodas de comer y sirven estupendamente para ir eliminando ingredientes olvidados en la nevera.

 

Ingredientes (4 personas):

 

1 aguacate

6 tomates maduros

1 pepino pequeño

1 huevo cocido

2 ajos

½ limón (su zumo)

Azúcar

Sal

Aceite de oliva

 

Preparación:

 

En primer lugar necesitaremos un recipiente donde nos quepan todos los ingredientes y sea apto para triturarlo con la batidora.

Lavamos y troceamos el pepino, no es necesario pelarlo, su piel también tiene estupendos nutrientes, colocándolo en el recipiente donde trituraremos nuestra ensalada.

Desechamos la semilla y la piel del aguacate, introduciendo su carne troceada junto con el pepino.

Lavamos y quitamos la parte dura  de los tomates, troceamos estos y los unimos al resto de ingredientes.

Pelamos, lavamos y troceamos el huevo duro, colocándolo también en nuestro recipiente.

Pelamos los ajos, incorporándolos a nuestra ensalada.

Añadimos el aceite, el zumo de limón, la sal y el azúcar para matar el ácido y trituramos todo.

Agregamos agua para obtener la textura deseada en nuestra ensalada y probamos para rectificar el punto de sal, aceite, azúcar y limón.

Servir muy fría, en vasos largos y con pajita.

Corazones de platano negros

Continuamos aprovechando restos de nuestra nevera para realizar espectaculares postres.

En esta ocasión con dos plátanos muy maduros nos han salido estos espectaculares corazones.

Realmente la idea la saque de la web Cookpad de la receta que nos presenta Marrongal de “Flan de bananas casero”.

Receta original:

http://cookpad.com/es/recetas/101108-flan-de-bananas-casero#comments

 

 

 

Ingredientes (4 personas):

 

2 plátanos muy maduros

250 ml de leche

150 ml de chocolate a la taza de tetrabrik

4 huevos

4 cucharadas soperas de azúcar

Fresas para decorar

Aceite de girasol en spray

 

Preparación:

 

En primer lugar pelamos los plátanos, los troceamos y los introducimos en un recipiente apto para la batidora.

Añadimos los huevos, la leche, el chocolate y el azúcar.

Trituramos hasta que nos quede como una cremita negra.

Aceitamos unos moldes de silicona con forma de corazón (o las que tengáis) con el aceite en spray.

Horneamos a 180º hasta que nos cuaje (unos 40 minutos).

Una vez fríos, desmoldamos y decoramos con unas fresas.

Pastel de atún y jamón

Hoy os traigo una cena muy simple, pero rica y con muy poco trabajo.

En esta ocasión, la receta la preparo mi mujer, Silvia.

 

Ingredientes (2 personas):

 

6 rebanadas de pan de molde

1 huevo cocido

2 lonchas de jamón salado

1 lata de atún en aceite

4 aceitunas sin hueso para decorar

2 tomates maduros

Aceite de oliva

Sal

 

Preparación:

 

En primer lugar lavamos y troceamos los tomates, les añadimos aceite y sal al gusto y triturándolos con la batidora.

Untamos una de las caras de una rebanada de pan de molde con la salsita de tomate que hemos triturado y colocamos sobre ella una loncha de jamón salado.

Cubrimos con otra rebanada de pan de molde, la cual cubriremos con atún en aceite.

Colocamos sobre  el atún otra rebanada de pan de molde que también untaremos con la salsa de tomate.

Cortamos todo el montadito que tenemos preparado en cuatro trozos para facilitar comerlo.

Decoramos con medio huevo duro (el huevo cocido de la foto tiene forma de pez, se obtiene esta forma, pelando el huevo recién cocido e introduciéndolo en un molde).

Decoramos también con dos aceitunas sin hueso cortadas por la mitad.

Repetimos la operación con las otras tres rebanadas restantes.

Guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Stanley Meyer

Aunque comercialmente, el motor de agua es casi una quimera, seguro que  todos hemos escuchado hablar de inventores que han conseguido hacer funcionar un motor con agua, se ha escuchado durante un tiempo hablar de ello, posteriormente el tema queda perdido en algún escondido cajón.

Hoy dedicaremos este espacio a uno de esos inventores, Stanley Meyer.

Meyer, que nació en la ciudad de Grove City (Ohio), tras 30 años de investigaciones, inventó un dispositivo eléctrico que mediante la electrolisis del agua separaba de esta el hidrógeno y el oxigeno, consiguiendo hacer funcionar un motor de explosión.

Llego a fabricar un coche que funcionaba únicamente con agua, patentando su invento en el año 1.998.

El aparato de Meyer, consistía en una celda de combustible que descomponia el agua en oxigeno e hidrógeno, el hidrogeno alimentaba un motor de explosión, al cual se le sustituían las bujías por unos inyectores de hidrógeno/oxigeno, mezcla que alimentaba los pistones y generaba el movimiento del cigüeñal, emitiendo por el tubo de escape vapor de agua.

Este sistema, rompe las moléculas del agua, mediante impulsos eléctricos positivos de varios kilovoltios, a una frecuencia entre 10 y 15 kilohercios, esta mezcla es inyectada en el motor, produciendo la combustión del agua, la cual puede volver al depósito, por lo cual según Meyer el circuito puede funcionar sin añadirle más agua, retroalimentándose este.

Este dispositivo necesitaba menos energía para producir la electrolisis del agua que el utilizado convencionalmente, aunque entendidos en la materia afirman, que si el dispositivo de Meyer funcionaba como este había dicho, violaba las leyes de la termodinámica.

Meyer afirmó que con 1.500$ bastaría para equipar un automóvil para que funcionara con agua en lugar de gasolina.

En el año 1.996, Meyer fue demandado por dos inversores que habían puesto dinero en su proyecto, si poder ser examinado su coche por estar bajo la investigación del departamento de Energía y de Defensa de los Estados Unidos.

Posteriormente, pudo ser investigada su célula de combustible de agua, por tres testigos de los tribunales, afirmándose que en su sistema no había ningún tipo de electrolisis revolucionario, estaba utilizando un sistema de electrolisis convencional, tras lo cual fue declarado culpable y tuvo que retornar los 25.000$ que sus inversores habían invertido en su proyecto.

Meyer, firma el día 20 de marzo del año 1.998, un contrato con el Ministerio de Defensa de los Estados Unidos.

El 21 de marzo del año 1.998, con 57 años de edad, tras  cenar en un restaurante con dos inversores belgas, salió corriendo del restaurante diciendo que le habían envenenado (según su hermano Steve), posteriormente fue encontrado en un estacionamiento de Grove City, los forenses afirmaron que sufrió un aneurisma (pequeña protuberancia con forma de globo, llena de sangre, la cual se forma en los vasos sanguíneos).

Otras fuentes, afirman que fue envenenado, probablemente por las corporaciones del petróleo.

También Michael Laughton, decano de ingeniería en Mary College (Londres), el almirante Sir Anthony Griffin (ex controlador de la Marina británica) y el Dr. Keith Hindley (químico británico) afirman que curiosamente la célula de combustible de Meyer, pasadas varias horas produciendo hidrógeno, estaba fría y además consumía poco miliamperios, mientras que la electrolisis convencional necesitaría amperios.

Posteriormente Steve Meyer (hermano de Stanley), afirma que tanto el vehículo que fabrico Stanley, como todo su equipo fue robado.

Existe un proceso denominado Voltrolysis que permite la ruptura del agua, convirtiendo esta en hidrógeno y oxígeno.

El sistema de Voltrolysis, utiliza una pequeña corriente (baja intensidad) con un alto voltaje, lo opuesto al proceso habitual de electrólisis que utiliza grandes corrientes (gran intensidad) y bajo voltaje.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.