Cerdo con melocoton

En esta ocasión os traigo una receta rara, pero rica.

La idea de esta receta surge de que tenía descongelados unos filetes de cabezada de lomo de cerdo, que eran de la mujer, pero se los robe para hacer algo diferente.

Rebuscando saque la idea de la web “Mis recetas,” en su artículo “Lomo de cerdo con melocotón.”

 

Ingredientes (2 personas):

 

4 filetes de cabezada de cerdo

2 mitades de melocotón en almíbar

1 cebolla

1 vasito de vino blanco (moriles)

Sal

 

Preparación:

La preparación de esta receta, independientemente de la cara que os pondrán en la mesa, cuando vean gajos de melocotón con la carne, cosa que seguramente no tendrá precio… es muy simple.

En primer lugar doramos los filetes de cabezada (son más feos que el lomo, pero están más ricos y son más baratos), reservamos en plato aparte.

Mientras, pelamos y troceamos en juliana la cebolla.

Introducimos la cebolla en el aceite de freír la carne, salando la cebolla, para ayudarla a sudar y la cocinamos hasta que esté transparente.

A continuación regresamos los filetes a la sartén, añadimos el vino.

Troceamos en cuatro gajos, cada mitad de melocotón, introduciéndolos en la sartén, a fuego lento, hasta que nos quede la salsa con nuestro espesor deseado, rectificando el punto de salado.

Servir caliente.

Bocadillo de tortilla de patatas con mayonesa de ajo

Como últimamente se está convirtiendo en mi especialidad la cocina para vagos, aunque buscando formas de trabajar poco y realizar comidas muy ricas, en esta ocasión toco de cena un triste bocadillo, que de triste nada tiene.

La realización de estos dos bocadillos fue rapidísima, aproveche sobras de una tortilla de patatas, que es similar a esta, que realice hace algún tiempo “Tortilla de patatas y cebolla al microondas,” aunque podría ser cualquier otra sobrante de vuestra nevera.

Como no me conforme con aprovechar solo los restos de la tortilla, también aproveche las sobras de una mayonesa de ajo casera, que había realizado por la mañana la mujer, no voy a trabajar yo siempre… similar a la que nos presentan en la web “Recetas con mayonesa.”

 

Ingredientes (2 personas):

 

2 bollos de pan

Sobras de tortilla

Sobras de mayonesa de ajo

Aceite de oliva

 

Preparación:

 

Abrimos por la mitad los dos bollos de pan, con un cuchillo de sierra los cortaremos con mayor facilidad.

Untamos bien ambas partes de los dos bocadillos con las sobras de la mayonesa de ajo.

Troceamos la tortilla, de forma adecuada para cubrir una de las mitades de cada bocadillo.

Cubrimos con la otra mitad del bocadillo también con mayonesa.

Cortamos dos trozos generosos de papel aluminio y lo aceitamos un poco.

Envolvemos con el papel cada bocadillo.

Colocamos en el horno frio a 150º unos 10-15 minutos.

Le damos la vuelta y seguimos horneando 5-10 minutos.

El papel se va sacando por cada comensal, por una de sus puntas para que el papel evite que se nos desmonte el bocadillo al comerlo.

Tortitas de bacalao con ajo y perejil

En Semana Santa, en muy habitual consumir estas tortitas, que a pesar de contener pescao, están muy ricas.

 

Ingredientes (4 personas):

 

2 huevos

1 paquete de 150 g de bacalao desmigado

200 ml de agua

5 cucharadas soperas de harina

3 ajos

Perejil fresco

½ cucharadita de colorante alimentario (azafrán)

½ cucharadita de bicarbonato

Sal

Aceite

 

Preparación:

 

En primer lugar colocamos en día anterior el bacalao en agua para desalarlo, cambiándole el agua unas tres veces.

Calentamos unos 200 ml de agua para que se nos disuelva mejor la harina.

En recipiente amplio, volcamos el agua y la harina mezclando bien para que no nos queden grumos.

Añadimos el bicarbonato.

Pelamos y picamos finamente los ajos y los añadimos a nuestra mezcla de harina.

Picamos el perejil y lo agregamos a la mezcla.

Añadimos el colorante y el bacalao previamente escurrido y mezclamos bien, sazonando con conocimiento que algo de sal aun le restara al bacalao.

Solo nos resta calentar abundante aceite en una sartén e ir tirando cucharadas soperas de esta mezcla hasta que cuajen.

Se dejan escurrir el aceite sobrante sobre papel de cocina.

Servir calientes.

Macarrones con tocino y huevo

El otro día, Silvia, mi mujer hizo macarrones a la Boloñesa, y como le quedaban pocos macarrones en el paquete los coció todos.

Pues los macarrones cocidos, que le sobraron a Silvia, fue una estupenda base para al día siguiente hacer una cena.

 

Ingredientes (2 personas):

 

2 huevos

100 g de macarrones cocidos

100 g de tocino a taquitos

Queso rallado

Aceite

Sal

Orégano

 

Preparación:

 

Como la pasta la tenemos cocida, tenemos la mitad del trabajo realizado.

Aceitamos bien dos recipientes aptos para el horno y repartimos los macarrones entre ambos recipientes, dejando espacio en el centro para cascarle el huevo.

Cascamos el huevo en el centro de nuestro recipiente.

Salamos y espolvoreamos con el orégano.

Cubrirnos generosamente de queso rallado.

Horneamos a partir de horno frio a unos 160º 15-20 minutos y posteriormente gratinamos hasta que termine de cuajar el huevo, procurando que la yema no se nos solidifique (5-10 minutos).

Servir caliente.

Pink slime

Hoy os escribo sobre un aditivo alimentario, el cual en un principio comenzó a utilizarse para pienso animal y aceite de cocina, no es otra cosa que desechos y subproductos cárnicos, a los cuales se les aplica un tratamiento químico, para obtener el permiso para el consumo humano, eliminando bacterias a través de dichos procesos.

Año 1.990, el Departamento de Agricultura e Inspección de Alimentos, aprueba la utilización de la tecnología para la obtención de pink slime, bajo la denominación de carne de textura fina.

Año 1.994, Eldon Roth, como respuesta a la preocupación por las bacterias E. coli, en la carne de vaca trabaja en un sistema (sistema de mejora de pH), para desinfectar la carne mediante la inyección de gas amónico, la congelación rápida, unida al estrés mecánico.

En el año 2.001, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, aprueba el uso de pink slime para el consumo humano, con la condición de mezclarlo en proporción inferior al 25% con carne picadas o carnes procesadas.

Este producto pink slime (baba rosa), lo bautizó así en el año 2.002 el microbiólogo  Geraldo Zirnstein, del Servicio de Inspecciones de Seguridad de Alimento Americano.

Año 2.003, BPI encarga un estudio a la Universidad Estatal de Iowa, para comprobar la eficacia y la seguridad del proceso de desinfección de la pink slime, sin encontrar ningún problema.

Año 2.007, el USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos), afirma que es tan seguro el sistema de desinfección de la pink slime, que considera insecesario realizar pruebas rutinarias a las hamburguesas que contengan pink slime que son vendidas al público.

Diciembre del año 2.009, el New York Time publica un artículo donde duda de la seguridad de la carne tratada por este proceso, así como hace público el termino de pink slime.

Abril del año 2.010, publica el New York Time un editorial recordando el anterior artículo y observando que la pink slime, no ha sido vinculada a ninguna enfermedad.

Según el BPI (Beef Products Inc), pink slime contiene entre un 94% y un 97% de carne magra, conteniendo un 90% del valor nutricional de la carne picada sin grasa, siendo alta en proteínas, baja en grasa, conteniendo hierro, zinc y vitaminas del grupo B.

Al pink slime, tanto su fabricante Beef Products Inc como el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, lo definen con BLBT (recortes de carne magra deshuesados) y LFBT (recortes de carne finamente texturizados).

Realmente, este producto, el pink slime consiste en recortes de carne de baja calidad procedentes del espinazo, así como de áreas intestinales que son impregnados en un gas amónico o en otras ocasiones en ácido cítrico para eliminar bacterias como la E. coli y la salmonella.

En el mes de marzo del año 2.012, ABC News publicó que alrededor del 70% de la carne picada de res, que se vendía en los supermercados estadounidenses contenían pink slime.

25 de marzo del año 2.012, BPI cierra 3 de sus cuatro plantas de pink slime y despidió a 700 de sus trabajadores.

El abril del año 2.012, también Carlgill Beef cerró su planta en Vernon (California), despidiendo a unos 50 trabajadores, reduciendo la producción en otras de sus plantas y cerrando su planta de procesamiento de carne de res de Plainview de Texas, despidiendo alrededor de 2.000 personas.

Abril del año 2.012, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos recibe la solicitud de algunos procesadores de carne de res de etiquetar los productos que contengan el aditivo voluntariamente.

Día 13 de septiembre del año 2.012, BPI anuncia la presentación de una demanda por 1.200 millones de dólares contra ABC News, sus reporteros Diane Sawyer, Jim Ávila, David Kerley y otros.

Junio del año 2.013, un juez federal retorna la demanda de la corte federal a la corte estatal.

En el año 2.013, se calcula que solo está presente el LFBT (pink slime), en el 5% de la carne picada.

27 de marzo de 2.014, el juez Cheryle Gering, de la corte del estado de Dakota del Sur, permite avanzar la demanda por difamación contra ABC.

Año 2.014, Carguill comienza a utilizar la etiqueta “contiene carne de textura fina” (pink slime).

Se ha propuesto como fecha, para el juicio final, por la demanda contra difamación se realice en febrero del año 2.017.

 

Fuente principal:

http://en.wikipedia.org/wiki/Pink_slime

Banderillas de tocino, patata, pepinillo y tomate

Hoy os traigo una cena para salir del paso, pero aunque he de reconocer que las típicas patatas fritas para acompañar un huevo frito están deliciosas, es algo que está muy visto y me gusta sorprender en la mesa.

Hablando de sorprender, me estoy acostumbrado a las cazuelitas de barro, el otro día vi estas cuadradas y a casa se vinieron conmigo, total por 2 euros que costaba cada una, además tienen el tamaño perfecto para meter dos en mi horno, a la misma altura.

 

Ingredientes (2 personas):

 

2 patatas cocidas

2 chorizos de freír

2 lonchas de tocino con beta

12 tomates cherry

2 huevos

2 pepinillos en vinagre muy grandes (tamaño chorizo)

Aceite

Sal

 

Preparación:

 

Colocamos un poco de aceite de oliva en una sartén y freímos en el los huevos, reservándolos.

En el mismo aceite freímos el tocino a fuego lento.

Cuando este el tocino frito, en el mismo aceite freímos los chorizos, pero poquito que después los hornearemos.

Dejamos enfriar un poco para trabajar con comodidad para montar las banderillas.

Troceamos en seis rodajas cada chorizo.

Desechamos la corteza del tocino y lo cortamos también en seis partes, con ayuda de las tijeras de cocina.

Pelamos las patatas que las teníamos previamente cocidas y las cortamos también en seis trozos.

Ya solo nos falta poner el huevo en el centro de un recipiente e ir montando las banderillas.

Insertaremos en cada palito por este orden, un tomate cherry, el tocino, el pepinillo, el chorizo y por último la patata que nos servirá de base para que la banderilla se nos quede de pie.

Antes de servir, calentar en el horno a 160º, a partir de horno frio 15-20 minutos.

TTIP (Transatlantic Trade and Investiment Partnership)

Seguramente, las siglas TTIP no os suenen de nada, ni tampoco su traducción al castellano ATCI (Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión), ciertamente, los medios hablan poco de un tema, que a mi humilde parecer es muy importante, consiste en un tratado de libre comercio, entre la Unión Europea y los Estados Unidos, acuerdo, que en la actualidad aún se está negociando.

Los principales beneficios que generaría el TTIP, seria la creación de empleo y crecimiento económico, favoreciendo el acceso a los diferentes mercados (especialmente a las multinacionales), buscando una compatibilidad reglamentaria y generando unas pautas en las normas mundiales.

Los defensores del TTIP, argumentan a su favor, que dicho tratado, aumentaría enormemente la libertad económica de los países que lo integren, creando empleo y beneficios económicos.

Los detractores, afirman que el TTIP aumentara el poder de las grandes multinacionales, desregularizaría los mercados, disminuiría tanto las protecciones sociales como las medioambientales, disminuiría la capacidad de los gobiernos de legislar a favor de sus ciudadanos y trabajadores, favoreciendo a la empresa.

El origen del TTIP, tiene sus orígenes en la Declaración Transatlántica, donde esta es firmada, en noviembre del año 1.990 por George Bush, Giulio Andreotti y Jacques Delors.

En el año 1.998, la Unión Europea, junto con los Estados Unidos, realizan una Declaración común sobre el acuerdo económico transatlántico.

Los Estados Unidos, consideran el TTIP como una prolongación del TPP (Trans-Pacific Partnership), que fue firmado el 3 de junio del año 2.005, entre Brunéi, Chile, Nueva Zelanda y Singapur, el cual entro en vigor, el día 1 de enero del año 2.006.

En el año 2.007, Bush, Barroso y Merkel crean el Consejo Económico Transatlántico para la armonización legislativa.

En marzo del año 2.008, es cuando el TPP toma una importante relevancia de la mano de George W. Bush, el cual comunica al Congreso, el 22 de septiembre del año 2.008, la intención de formar parte Estados Unidos del TPP.

Durante el año 2.011, es creado un Grupo de Trabajo de Alto Nive, para estudiar la reducción de los obstáculos al comercio.

El día 13 de febrero del año 2.013, Obama, van Rompuy y Barroso, anuncian que se han comenzado las negociaciones, para firmar un acuerdo comercial.

Aunque en la Unión Europea, el TTIP está siendo negociado con un alto nivel de secretismo, en marzo del año 2.014, se filtró un borrador del proyecto, lo cual obligo a la Comisión Europea a crear un programa de consulta a los ciudadanos interesados, pero sólo sobre algunas de las clausulas del TTIP.

En el borrador filtrado, se descubría que los gobiernos, no tendrían poder para crear leyes, que regularan los sectores económicos estratégicos, tales como la banca, los seguros, los servicios postales y las telecomunicaciones, también si un estado expropiaba a alguna empresa, esta podría demandar al estado, exigiendo la devolución de su inversión, compensaciones e intereses.

Este acuerdo del TTIP, privatizaría la justicia, puesto que todas las discrepancias comerciales deberían ser resueltas por juicios arbitrales privados.

El TTIP, se calcula que estará firmado a finales de este año (2.015), este tratado permitiría la libre circulación de capitales, pero establece cuotas para la circulación de trabajadores.

La Comunidad Europea, considera que la entrada en vigor del TTIP podría aumentar el comercio entre ambos bloques, aproximadamente en un 50%.

El TTIP, también podría reducir los derechos laborales europeos, equiparándolos a los estadounidenses.

También reduciría los poderes de los sindicatos europeos.

Provocaría la pérdida del principio de precaución de estándares técnicos y normalización industrial en Europa.

Se privatizarían los servicios públicos y se crearía una pequeña lista de los servicios públicos que no se podrían privatizar.

Podría causar una rebaja salarial en Europa.

En Estados Unidos, aumentaría la dependencia del petróleo, puesto que se tiene previsto restringir el uso de carburantes menos contaminantes.

Los productos transgénicos no deberán ir etiquetados.

Flexibilización de las estrictas normas en los mercados financieros de los Estados Unidos.

En Estados Unidos, no serian obligatorias las evaluaciones independientes de fármacos, no producidos en los Estados Unidos.

Estados Unidos, debería eliminar su preferencia nacional, en los contratos de concursos públicos.

Además del TTPI (Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión y del TPP (Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico), también se está negociando paralelamente el Acuerdo para la liberalización de servicios en el marco de la Organización Mundial del Comercio.

Y como guinda de este artículo os dejo un vídeo de JL de la web “Mundo Desconocido”, en su vídeo “TTIP, el secreto mejor guardado.”

Melon con fresas y flan de chocolate

Aunque este melón de Galia, lo compramos con la idea de hacer el habitual “Melón de Galia con vino dulce,” como era un poquito demasiado grande, me apeteció realizar un postre diferente.

 

Ingredientes (2 personas):

 

1 melón de Galia

8-10 fresones

Flan de chocolate con avellanas (se vende en cubitos de 1 kg)

 

Preparación:

 

Como el melón era grande corte los dos extremos del melón para usarlos como cuenco para presentar este postre en la mesa.

El centro sobrante del melón lo reserve en la nevera para realizar otra receta que quedó fabulosa.

Se vacían con un saca bolas o con un cuchillo ambas partes del melón y se coloca el melón (la piel vaciada) en dos recipientes para que esta se nos mantenga estable y poderla utilizar como cuenco.

Se trocea el melón que hemos sacado con el saca bolas, si fuera necesario.

Se trocean los fresones.

En el fondo de nuestros cuencos de piel de melón colocamos al gusto flan de chocolate y avellanas.

Sobre el flan, que realmente no es un flan, es una crema tipo natillas muy rica y además barata, repartimos mezcladas las fresas y el melón troceado.

Se puede espolvorear con azúcar o escamas de chocolate, pero yo preferí no espolvorearlo con nada, puesto que el flan y la fruta ya son suficientemente dulces.

Aguacate con semola de trigo, queso y jamon

Hoy traigo una receta que llama la atención y nos da un estupendo color a nuestra mesa.

La receta la encontré en la web “Entre 3 fogones” bajo el título “Juego de Blogueros 2.0: Verrinas de Aguacate con Cuscús.”

 

Ingredientes (2 personas):

 

1 aguacate

½ vaso de agua de sémola de trigo

70 g de jamón muy picado (del que venden preparado en los supermercados)

70 g de queso de untar (media tarrina)

1 cucharada sopera de mantequilla

1 cucharadita de café de tomillo

1 cucharadita de café de jengibre molido

1 limón

Colorante alimentario verde

1 pastilla de concentrado de caldo de carne

 

Preparación:

 

Colocamos la mantequilla en una cazuela, añadimos ¼ l de agua, el tomillo y la pastilla de concentrado de carne.

Cuando comience a hervir, añadimos la sémola, tapamos y apagamos el fuego (aprovechando el calor residual de la vitrocerámica), si no, lo dejáis a fuego lento hasta que se consuma el agua.

A continuación partimos el aguacate, le quitamos su semilla y lo vaciamos en un plato, haciéndolo puré con la ayuda de un tenedor.

Añadimos el zumo de un limón y el jengibre molido, mezclándolo bien con la ayuda del tenedor.

Una vez fría la sémola, añadimos la crema de aguacate que hemos realizado y la mezclamos bien.

Al mezclarlo, para mi gusto el verde era muy triste y le añadí colorante alimentario verde, para darle un verde más llamativo.

Ya solo nos resta repartir esta pasta en dos vasos.

Sobre el aguacate con sémola colocamos el queso de untar.

Sobre el queso colocamos los taquitos de jamón

Reservar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Tortilla paisana al microondas

Hacía tiempo que no me metía a destrozar recetas de “Javier,”  como me encanta hacerlo rabiar, pues que proteste un poquito, a ver si se quita esa sonrisa encantadora que siempre tiene.

En este caso, pensaba cocinarla en sartén, pero en el último momento pensé…

¿Y si la hago, tal cual está, al microondas, que pasaría?

Pues al microondas se fue la tortilla, en el recipiente de batir los huevos y el resultado fue muy apetecible.

La receta está basada, en la que nos presenta Javier Romero, en su web “Cocina familiar” en su artículo “Tortilla Paisana vasca, receta casera.”

 

Ingredientes (6 personas):

 

6 huevos

90 g de jamón picadito

1 lata de champiñones fileteados

1 tata pequeña de pimientos rojos en conserva

1 cebolla

1 pimiento italiano

100 g de guisantes

Sal

Aceite de oliva

 

Preparación:

 

En primer lugar pelamos y cortamos en juliana la cebolla.

Eliminamos las semillas del pimiento y también lo cortamos en juliana.

Colocamos un generoso chorro de aceite en una sartén, introducimos en ella la cebolla y el pimiento, sazonando las verduras para ayudar a su sudado.

Cuando las verduras estén tiernas, las retiramos del fuego y las dejamos reposar un poco.

Mientras en un recipiente grande, apto para el microondas, cascamos los huevos y los batimos bien.

Añadimos el resto de los ingredientes a los huevos batidos, (los champiñones escurridos, el jamón picadito, los pimientos rojos previamente troceados y los guisantes previamente cocidos o de lata).

A continuación el contenido de la sartén, la cebolla, el pimiento y el aceite de freírlo, para que al cocinar la tortilla al microondas, no nos quede reseca.

Mezclamos todo bien y envolvemos muy bien con plástico de cocina.

Introducimos dos tandas de 4 minutos a máxima potencia en el microondas.

Dos tandas más de 4 minutos a media potencia y miramos su nivel de cocción puesto que los tiempos de microondas son muy relativos.

Cuando la veamos terminada, le damos la vuelta y le damos otra tanda de 4 minutos a media potencia.

Observamos si nos gusta el nivel de cocción y dejamos enfriar un poco.

Desmoldamos y a comer, esta rica fría o caliente.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.