Estrellitas de cuajada con bombon

Otro postre simple y a la vez diferente, en este caso se trata de una simple cuajada con forma de estrella y con un bombón relleno en su interior, aunque os pongo la foto de antes del desmoldaje.

 

Ingredientes (4 personas):

 

1 sobre de cuajada

½ l de leche

Caramelo líquido

4 bombones

 

Preparación:

 

Como tenía bombones sobrantes de la receta de “Manzanas rellenas de crema pastelera sobre bombones rellenos de almendra,” se me ocurrió que podría combinar bien el sabor “soso” de la cuajada, con la sorpresa del sabor fuerte del chocolate y endulzado por una capa de caramelo líquido.

Preparamos la cuajada según las instrucciones del fabricante que habitualmente suelen ser.

Disolver el contenido del sobre en la mitad (1/4 litro) de la leche.

Se lleva a ebullición el otro cuarto de litro de leche.

Se une la leche mezclada con los polvos de la cuajada con el cuarto de litro de leche caliente y se llevan ambas a ebullición.

En moldes de silicona, volcamos generosamente caramelo líquido.

Colocamos en el centro del molde el bombón (en la receta de manzanas rellenas os explico cómo realizar los bombones).

Sobre el bombón volcamos nuestra cuajada.

Dejamos enfriar y guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Tomates cherry caramelizados

En esta ocasión, os presento una receta muy curiosa, que seguro que sorprenderá en cualquier mesa.

La idea la he sacado del blog “Cuchara, cucharilla, cucharón” en su receta “Tomates cherry con crujiente de caramelo” la cual me ha parecido un estupendo y original acompañamiento para unos mejillones picantes.

 

Ingredientes (13 tomates):

 

13 tomates cherry

100 g de azúcar

2 cucharadas de vinagre de Módena

Escamas de chocolate (son demasiado grandes, mejor solo las bolitas de azúcar de colores)

Bolitas de azúcar de colores

 

Preparación:

 

A pesar de ser una receta alucinante para el comensal, es de lo más sencillo de realizar.

Colocamos en un cazo el azúcar y el vinagre, lo calentamos a fuego lento, dándole vueltas, con la ayuda de una cuchara, hasta que se convierta en líquido.

Entre vuelta y vuelta, vamos pinchando los tomates con palillos, o como en mi caso con palillitos de plástico reciclados de unas banderillas comidas con anterioridad.

Sobre un trozo de papel de horno colocamos un puñado de bolitas de azúcar y el chocolate en escamas (si os decidís a usarlo).

Cuando el azúcar este líquido, vamos introduciendo uno a uno los tomates agarrados por el palillo, acto seguido lo pasamos por el chocolate y las bolitas de azúcar.

Dejamos enfriar sobre el papel de horno.

Cuando estén completamente fríos, los colocamos sobre un plato o una bandeja y quedan riquísimos.

Resta un problema…

Para limpiar la cuchara y el cazo, donde habéis hecho el caramelo, la mejor solución es llenarlo de agua y ponerlo de nuevo al fuego para que el azúcar se deshaga, porque si no os costara mucho limpiar el azúcar solificada.

Javier Romero, un cocinero muy grande

En esta ocasión, quiero escribiros sobre una gran persona, a la cual he tenido el placer de entrevistar, aunque más que una entrevista, fue una charla amigable, donde más que hablar de él, de su trayectoria en el mundo de la cocina y de los blogs, hablamos de mil cosas que nada tenían que ver del tema.

La misión de la entrevista, era saber quién es ese cocinero, que nos deleita publicando sus recetas con gran esmero y hasta nos las acompaña de un desenfadado y agradable video.

Javier Romero, que vive en Aldeanueva de Ebro, en la Rioja, es el propietario de una estupenda web de cocina que le encantara que visites, “Cocina Familiar,” donde podréis disfrutar de las estupendas recetas que nos publica.

Javier, nació un 12 de septiembre del año 1.959, por lo cual ya tiene unos cuantos años, tantos que como fui mal estudiante de matemáticas, no llego a saberlos contar, aunque he de reconocer que me aproximo a su edad, aunque soy más jovencito, chincha Javier.

Realmente, Javier es un personaje carismático, que saca simpatía hasta por las orejas, no me lo imagino con cara de enfado… je je je.

Javier, comenzó su batalla personal en el mundo de las sartenes, en el bar que regentaban sus padres.

Más tarde, comenzó a trabajar en un restaurante los fines de semana, fregando platos, eso sí con lavaplatos, que enchufao…

Poco después, le dieron trabajitos de hacer partes constitutivas de recetas, la primera cosa que le encargaron, fue hacer la salsa verde, en una cazuela gigantesca de unos 25 litros de capacidad.

Javier, como el mundo de la hostelería es muy esclavo, además es una persona de espíritu inquieto, se montó su propia empresa de servicios, dejando el mundo de la cocina a nivel personal, hasta hace unos cuatro años.

Durante una buena temporada se dedicó a diseñar y crear muchos de los jardines de Aldeanueva de Ebro.

Pero Javier no se conformó con el diseño, la creación y el mantenimiento de jardines, a su empresa como si de un árbol se tratara, la nacieron otras ramas, como la del sector de la limpieza y como con esto tampoco se conformó, su árbol empresarial saco otra rama que dedicó a la gestión de la seguridad y vigilancia para empresas.

Cuando llegó la crisis, afecto a su empresa, como a otras muchas pequeñas empresas, teniendo que bajar persianas y viendo que siendo mayor y voluminoso, tenía pocas opciones laborales, por lo cual intento abrirse un camino en mundo del internet.

Javier, está especialmente orgulloso de dos recetas creadas por él, su “Tarta de queso cremosa” y su “Bizcocho de Navidad” a los que yo añadiría sus famosas “Patatas a la Riojana.”

Aunque, la receta de Javier que no olvidare nunca, es su “Tarta de naranja y chocolate” que se la intente imitar (con variaciones), y no la conseguí realizar ni a la tercera “Tarta imposible de Javier.”

Nuestro cocinero familiar, Javier, también ha tenido un programa de televisión, en el cual protagonizó 101 programas en la cadena STV “Te lo vas a comer todo,” también ha aparecido en otros programas de TV como el de “Miel sobre hojuelas” en RTV CASTILLA-LA MANCHA con su receta de “Merluza dos salsas con langostinos”.

Además, Javier nos regala sus libros de cocina en formato PDF “Mis 100 primeras recetas” y “30 postres caseros”.

Suerte Javier y que consigas llegar a lo más alto.

Patatas bravas complejas

Aunque todos conocemos sobradamente unas simples y ricas patatas bravas, además, últimamente soy muy vago, en esta ocasión he querido complicar la vida a una rica y simple receta.

A unas patatas bravas, he añadido pollo y unos pimientos de dos colores fritos.

 

Ingredientes (dos personas):

 

10 pimientos de Padrón

10 pimientos rojos (del tamaño y forma que los de Padrón)

1 cuarto trasero de pollo

1 patata muy grande

Salsa brava (de bote, se puede sustituir por kétchup)

3 ajos

Sal

Aceite

Preparación:

 

Aunque realmente esta receta es una tontería, la publico porque aunque opino que una receta, como unas simples patatas bravas, que creo que no necesitan ningún acompañamiento, solitas están lo suficientemente ricas, se les puede dar una vuelta de tuerca y dales un aspecto y sabor diferente.

Realmente han quedado muy ricas y con el saludable aspecto que podéis observar en la foto.

En primer lugar deshuesamos el cuarto trasero del pollo, lo salamos, y lo freímos en aceite.

Por otra parte, en la freidora o en abundante aceite en una sartén, freímos los pimientos enteros, tanto los de Padrón (verdes), como los rojos de un tamaño similar a los de Padrón.

Cuando los pimientos estén tiernos los reservamos y escurrimos.

Pelamos una patata muy grande, la cortamos a cuadraditos y la freímos en la freidora a media potencia, para que se cuezan, más que freírse.

Cuando las patatas estén tiernas, subimos la temperatura del aceite de la freidora (o sartén) para que queden duras por fuera y blanditas por dentro.

Preparamos una mayonesa de ajo.

La mayonesa de ajo, es muy rica y podemos prepararla con facilidad.

Pelamos y troceamos tres dientes de ajo.

Colocamos los ajos troceados en el  vaso de la batidora, les añadimos sal y aceite más un huevo.

Dejamos reposar unos 15 minutos para que se estabilice la temperatura de los ingredientes y trituramos con la batidora, hasta formar una rica mayonesa de ajo.

Ya solo nos resta montar el plato.

En una bandeja de barro, colocamos en el fondo las patatas fritas a taquitos.

En el centro colocamos en pollo también cortado a taquitos.

Sobre todo esto colocamos los pimientos rojos y los pimientos de Padrón.

Decoramos con la mayonesa de ajo.

Añadimos la salsa brava o el kétchup.

Servimos bien caliente y a disfrutar de este simple y excelente plato.

Hangar 18

En esta ocasión, voy a escribiros sobre un supuesto almacén de OVNIS, supuestamente, situado en la base militar estadounidense de Wright Patterson, de Dayton (Ohio), se trata del Hangar 18.

Dayton es la ciudad más grande de Ohio, fundada el 1 de abril del año 1.796, por un pequeño grupo de colonos y fue admitida en la Unión en el año 1.803.

En el año 1.805 fue constituida la ciudad, dándole el nombre de Jonathan Dayton, que fue capitán en la Guerra de la Independencia, además de firmante de la Constitución de los Estados Unidos.

También Dayton, durante la Segunda Guerra Mundial, albergo el Proyecto Dayton, el cual formaba parte del Proyecto Manhattan, desarrollando algunas partes de la Fat Man, nombre que fue dado a la bomba atómica que fue arrojada sobre Nagasaki.

El día 1 de noviembre del año 1.995, en la base aérea de Wright Patterson, cercana a Dayton, fueron firmados los Acuerdos de Dayton los cuales sellaban la paz en la Guerra de los Balcanes

La población censada es de 143.355 personas, en el año 2.013, conteniendo su área metropolitana 843.577 habitantes (2.005).

Dayton, fue el lugar donde nacieron los pioneros de la historia de la aviación, los hermanos Wright.

Algunas personas creen que se habla de que en el “Área 51” se realizan investigaciones alienígenas para despistar, pero que los verdaderos experimentos alienígenas se realizan en el Hangar 18.

El 5 de julio del año 1.947, se produjo el “Caso Roswell” donde primero se dijo que en Roswell (Nuevo México), había caído un disco volador, que mas tarde se convierte en un globo sonda, pero que sus restos fueron retirados y colocados bajo custodia militar, son transportados a Dayton (Ohio), a la base Wright Patterson, a su hangar numero 18.

Poco después de transportar el “globo sonda,” al Hangar 18, se trasladan miembros de la Universidad de Guerra Aérea del Ejército, a la base Wright Patterson para examinar un globo sonda destrozado… ¿o quizás un OVNI?

Esta base militar comenzó llamándose Whight Field, pero tras transportarse a ella los materiales (según se cree) del Caso Roswell, paso a ser conocida formalmente como Wright-Patterson Air Force Base.

Los rumores que circulaban sobre  la base Wright Patterson y su Blue Room (Hanger 18) hizo que en la década de los años 60, Barry Goldwater, senador por Arizona, solicito al general Curtis LeMay permiso para visitar el Hangar 18, petición que levanto un gran revuelo, siendo negada tajantemente por el general LeMay.

En el año 1.986, algunos investigadores de OVNIS, creen que aun sobrevive uno de los alienígenas del Caso Roswell y vive en la condición de invitado en la base Whight Patterson.

En el año 1.990, el piloto Oliver “Pappy” Henderson, afirmo en una reunión con su equipo de bombarderos de la Segunda Guerra Mundial, que voló con los cuerpos de cuatro de los extraterrestres del Caso Roswell, en julio del año 1.947 en un C-54.

Año 1.991, en su libro “UFO Crash en Roswell,” escrito por Don Schmitt y Kevin Randle, publican una entrevista al general de brigada Arthur Exon, donde este afirma, que además de los restos del accidente, fueron trasladados cuatro cadáveres de unos pequeños alienígenas que fueron trasladados a la base Wright Field (Wright Patterson).

Aun en el siglo XXI, continúan las dudas sobre el Caso Roswell y si el mayor Jesse Marcel y sus hombres recogieron un globo sonda o un platillo volante, junto con cinco extraterrestres, donde se cuenta que los cuerpos fallecidos de cuatro extraterrestres fueron transportados al Hangar 18 y el quinto cadáver al servicio mortuorio de la USAF en Lowry campo.

http://i.imgur.com/DamKOJK.jpg

En esta ocasión os traigo una estupenda tartaleta gigante rellena de algo tan simple y a la vez tan rico como es una crema pastelera.

 

Ingredientes (4 personas):

 

1 bote de crema pastelera en polvo

150 g de harina

75 g de mantequilla

1 huevo 50 g de azúcar glas

Frutas confitadas varias

Sal

 

Preparación:

 

La preparación de esta tartaleta gigante, es muy sencilla.

Introducimos en un recipiente lo suficientemente grande para introducir todos los ingredientes de la masa.

Tamizamos la harina (pasara por un colador para evitarle grumos), el huevo y el azúcar glas.

Calentamos la mantequilla en el microondas para que se mezcle con facilidad con la masa.

Añadimos la mantequilla y una poquita sal a la masa y volvemos a amasarla.

Dejamos reposar un rato la masa (30-60 minutos).

Estiramos la masa con el rodillo y la introducimos en un molde de silicona previamente engrasado.

Adaptamos la masa a la forma del molde y colocamos sobre la masa medio kilo de garbanzos para hacer peso en la masa y no se nos deforme.

Horneamos a 160º la masa hasta que esta endurezca y adquiera un color tostado, entre 15 y 20 minutos, a partir de horno frio.

Retiramos los garbanzos y los reservamos para otra ocasión.

Hacemos la crema pastelera según las instrucciones del fabricante.

Si queréis hacer vosotros la crema pastelera os remito a este enlace.

Dejamos enfriar la crema pastelera y la volcamos sobre nuestra tartaleta.

Alisamos la crema pastelera y decoramos con fruta escarchada.

Reservamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Ensalada de huevo, pepino y patatas

Aunque con estos fríos apetecen cosas calentitas, para los amantes del ajo o traigo una ensalada que es un estupendo acompañamiento para cualquier carne o pescado.

 

Ingredientes (2 personas):

 

3 huevos (2 cocidos)

2 patatas pequeñas

1 pepino pequeño

3 ajos

Aceite

Sal

Perejil

 

Preparación:

 

La preparación de esta ensalada, aunque tiene el trabajo añadido de preparar una mayonesa de ajo, cocer patatas y además cocer huevos, podemos cocer más huevos, más patatas y suficiente mayonesa para que nos sobre, y poder así utilizar este exceso de trabajo para otras recetas.

 

En una cazuela con agua introducimos los huevos y dejamos hervir unos 15 minutos a fuego medio.

En otra cazuela con agua, colocamos las patatas y las cocemos hasta que estén tiernas.

Mientras se nos cuecen los huevos y las patatas, preparamos una mayonesa de ajo.

Pelamos y fileteamos los ajos, los colocamos en el vaso de la batidora, añadimos 3 o 4 dedos de aceite, sal al gusto y un huevo crudo.

Dejamos reposar 15 o 20 minutos, para asegurarnos que tanto el huevo como el aceite igualan su temperatura (así no se nos cortara la mayonesa) y batimos con la batidora hasta formar nuestra rica mayonesa de ajo.

Una vez fríos los huevos cocidos, los pelamos y troceamos a taquitos.

Escurrimos y pelamos las patatas, cortándolas también a cuadraditos.

Pelamos y troceamos el pepino.

Colocamos todos los ingredientes en una cazuelita de barro, colocamos sobre ellos dos cucharadas soperas bien colmadas de nuestra mayonesa de ajo y removemos bien.

Decoramos con perejil fresco picadito.

Near field comunication (NFC)

La tecnología NFC, consiste en un sistema de transmisión inalámbrico, el cual transmite en la banda de los 13.56 MHz, que deriva de las etiquetas RFID (utilizadas en abonos de transporte y sistemas de seguridad en las tiendas).

Los sistemas NFC, en su protocolo NFCIP-1, poseen dos modos de funcionamiento, activo, donde ambos dispositivos crean su propio campo electromagnético, para el envío de sus datos y el pasivo,  donde solo uno de los dispositivos genera el campo electromagnético y el otro dispositivo utiliza la modulación de la carga para transmitir sus datos.

El protocolo NFCIP-1 puede funcionar a diversas velocidades, 106, 212, 424 y 848 Kbit/s.

Aunque la tecnología NFC fue aprobada en el año 2.003, hasta el año 2.008 no se empezó a utilizar su implantación en diversos periféricos, sistema tecnológico que se combina con el más conocido Bluetooch.

Esta tecnología está pensada para su uso en dispositivos móviles y teléfonos, su velocidad de transmisión de datos puede alcanzar los 848 kbit/s.

El alcance de esta transmisión de datos es bastante reducida, pues solo funciona a una distancia máxima de unos 20 cm.

Otra de la ventaja de esta tecnología es que puede emitir y recibir datos al mismo tiempo entre distintos dispositivos.

La tecnología NFC se puede utilizar para la identificación, recogida e intercambio de datos o pagar con el teléfono móvil.

Hace pocos días fue presentado el nuevo DNI-e en España, que está siendo experimentado en Lérida, que dispone de tecnología NFC, por lo cual una persona podrá ser identificada sin tener que sacarse el DNI de la cartera.

En la web de “Gizmodo” podéis encontrar cinco aplicaciones en las cuales podéis experimentar la utilización de la tecnología NFC con vuestro móvil, si dispone este de esta tecnología.

Piña con palo santo y uvas

 

Como siempre ando buscando restos en la nevera, ayer vi que restaban dos rodajas de piña en almíbar en una lata perdida en la nevera y un palo santo muy blandito, pues se me ocurrió montar un postre para vagos que quedo riquísimo.

 

Ingredientes (2 personas):

 

2 rodajas de piña

1 palo santo

10 uvas

Cristales de azúcar roja

 

Preparación:

 

En dos cazuelitas de barro del tamaño aproximado de la rodaja de piña, colocamos ambas rodajas de piña en el fondo.

Antes de colocar las rodajas de piña, las cortamos a trocitos, para facilitar el comerlas.

Sobre cada rodaja de piña colocamos medio palo santo.

Alrededor del palo santo vamos colocando las uvas, partidas por la mitad y sacándoles las semillas.

Espolvoreamos con cristales de azúcar roja.

Reservamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Flan de zanahorias con crema de judias

La idea de esta receta surgió porque en la nevera tenia perdidas unas zanahorias y no sabía qué hacer con ellas.

Viendo la receta de “Hogar Util” en su “Receta de Flan de zanahoria con crema de judías verdes” se me ocurrió imitarla, versionándola.

Ingredientes (2 personas)

 

3 o 4 zanahorias

½ cebolla

100 g de judías verdes

2 huevos

Leche

Queso rallado

Nuez moscada

Sal

Aceite de oliva

 

Preparación:

 

En realidad esta receta son dos recetas diferentes que se unen al final.

En primer lugar pelamos, trocemos y cocemos al vapor las zanahorias.

Aprovechamos a cocer de igual forma las judías verdes.

Mientras se nos cuecen las verduras pelamos y trocemos la cebolla.

Freímos la cebolla en un poco de aceite hasta que quede transparente.

Una vez cocidas las verduras pasamos a preparar la crema de judías verdes.

Introducimos en el vaso de la batidora las judías y colocamos leche en el hasta algo menos de la mitad del volumen de las judías, salamos y trituramos.

Reservamos esta cremita, para ponerla de base a nuestro flan.

Batimos los dos huevos, añadimos un generoso chorro de leche, la cebolla frita y escurrida del aceite, sal y nuez moscada.

Introducimos la mezcla en dos moldes de silicona individuales y horneamos a partir de horno caliente a unos 160º durante unos 15-20 minutos.

Repartimos la crema de judías verdes en dos cazuelitas de barro.

Sobre la crema de judías colocamos nuestros flanes (previamente desmoldados), espolvoreamos con queso rallado y gratinamos unos 10 minutos antes de servir.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.