Flor de pan negro de patata

En esta ocasión os traigo un pan muy curioso, que encontré hace unas semanas en Cookpad, se trata de la receta que nos presenta RobertoPM que le añade patata a la masa de pan y aunque a mí siempre las masas se me suelen dar mal, se trata de probar una receta tan curiosa.

Realmente me ha quedado un poco apelmazado, debería haberme subido más, lo que sí que os aseguro que como nos dice RobertoPM en su receta de “Pan de patata” es que pasados tres días el pan aún se mantiene tierno.

He realizado otra variación de este pan, doblando la cantidad de agua y utilizando un molde de silicona, así que nuevamente os presento esta receta.

 

Receta original:

http://cookpad.com/es/recetas/1745393-pan-de-patata

 

Ingredientes (500 g de pan):

225 g de harina integral

150 g de patatas cocidas

200 ml de agua

15 g de mantequilla

2 cucharadillas de levadura química

1 cucharada  de bicarbonato sódico

1 cucharada de miel

Sal

 

Preparación:

 

Como os comente en la receta anterior de “Pan de Patatas”, he realizado una nueva versión que aún está sin catar, pero sigue sin subir…

Pelamos las patatas que teníamos previamente cocidas y las troceamos  a daditos pequeños.

Colocamos la harina, la levadura, el bicarbonato, las patatas a daditos en una amasadora y dejamos mezclar cinco minutos a baja velocidad (si no tenéis amasadora, lo introducís todo en un bol y mezcláis hasta que todo se mezcle bien.

Agregamos a la masa la mantequilla, la miel y el agua y mezclamos cinco minutos más.

Una vez todo mezclado, añadimos la sal y dejamos amasar un par de minutos.

Colocamos la masa en un molde de silicona previamente untado con aceite, lo tapamos y lo dejamos fermentar hasta que doble su tamaño (en mi caso no subió).

Se coloca el molde en la bandeja del horno y se hornea a máxima temperatura unos 30 minutos.

Es recomendable colocar un vaso de agua con agua en el horno para dar humedad al pan.

Una vez tenga el punto de cocción que deseéis, dejar enfriar a temperatura ambiente, sobre la rejilla del horno.

Ensaladilla con mayonesa de aguacate

Aunque ya os he presentado muchas recetas similares a esta, en esta ocasión he querido innovar con una mayonesa de aguacate, decorando con tiras de calabacín y taquitos de rábano.

 

Ingredientes (2 personas):

 

4 huevos (2 cocidos)

2 puñaditos de ensaladilla rusa congelada

1 lata de atún

1 aguacate

2 dientes de ajo

½ limón (su zumo)

Pimiento y calabacín asado (sobrante de otra receta)

2 rábanos pequeños

Lechuga

Aceite de oliva

Sal

 

Preparación:

 

Comenzamos por realizar con la ayuda de una sartén cuadrada pequeñita, dos tortillas francesas.

Cocemos al microondas, agregando un poco de agua a la ensaladilla sin descongelar, cociéndola 5-7 minutos, o hasta que estén tiernas las verduras.

Dejamos escurrir y enfriar.

Mientras preparamos una mayonesa de aguacate.

Colocamos la carne del aguacate en el vaso de la batidora, desechando su piel y el hueso, añadimos los ajos, dos dedos de aceite, el zumo de limón y sal.

Trituramos con la batidora, probamos y rectificamos el punto de sal.

Si nos queda muy espesa podemos añadir más aceite para aligerarla un poco.

Troceamos los huevos cocidos.

Solo resta mezclar la ensaladilla, con los huevos, el atún escurriendo el aceite sobrante y mayonesa al gusto.

Se colocan dos o tres cucharadas soperas colmadas de la mezcla sobre cada tortilla y se envuelve con ella formando un brazo de gitano.

Decoramos con tiritas alternas de pimiento y calabacín asado.

Picamos la lechuga y la colocamos alrededor del brazo de gitano.

Pelamos y troceamos a daditos pequeños los rábanos, colocando estos sobre la lechuga.

Salamos la lechuga y la aceitamos con un chorrito de aceite.

Guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Ensalada de pepino con pétalos de sal ahumada

Aunque es una ensalada muy tonta, la que hoy os traigo, como me gusto la presentación, os la publico.

 

Ingredientes (2 personas):

 

1 pepino pequeño

2 pepinillos en vinagre grandes

1 tomate

Aceite en spray

Vinagre en spray

Pétalos de sal ahumada (puede ser sal normal)

Preparación:

 

Comenzamos por lavar y trocear el tomate a cuadraditos, colocando estos en el centro de la bandeja.

Troceamos los pepinillos a trozos similares al tomate y los colocamos a ambos lados del tomate.

Pelamos y troceamos el pepino también a cuadraditos similares a los anteriores y los colocamos ordenaditos, como los demás ingredientes, en la parte exterior de la bandeja.

Solo nos resta espolvorear con pétalos de sal ahumada (recordar que es menos salada que la sal normal) y rociar con aceite y vinagre al gusto.

Guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Bocadillos de sobras de pollo y melón

Hace algún tiempo os presente una original forma de comer bocadillos, sin abrir el pan y sirviéndolo de pie.

La primera versión que os presente fue este rico y original “Bocadillo de Salsa Boloñesa”, en esta ocasión utilizaremos esta idea para aprovechar unos restos de pollo asado y combinarlos con melón para darle jugosidad.

 

Receta del bocadillo de salsa Boloñesa:

http://jorbasmar.blogspot.com.es/2017/02/bocadillo-de-salsa-bolonesa.html

 

Ingredientes (2 personas):

 

1 barra de pan anchita de 250 g

Sobras de pollo asado

2 rajas de melón

Aceite de oliva

Sal

 

Preparación:

 

A pesar de ser muy original, esta receta es muy fácil de hacer y además queda riquísima.

Comenzamos por desmenuzar el pollo, quitándole los huesos y colocándolo en una sartén con un poco de aceite caliente a fuego medio.

Cortamos a cubitos el melón, desechando su piel y sus semillas y lo introducimos junto con la carne.

Como el melón es dulce, salar el pollo abundantemente.

El melón nos soltara mucha agua, debemos cocinarlo junto la carne a fuego medio, hasta que se evapore el agua prácticamente en su totalidad, para que el exceso de jugo, no nos rompa nuestro bocadillo.

Partimos por la mitad una barra de pan, le sacamos la miga con la ayuda de una cuchara o un saca bolas, con cuidado de no apurar mucho y romper la corteza.

Una vez sequito el melón y el pollo, con la ayuda de una cuchara ir rellenando ambos bocadillos.

Colocarlos en unos vasos o tazas de aproximadamente el mismo diámetro que el bocadillo para que este nos quede vertical.

Servir caliente.

Tren de habas con guisantes

Hoy os traigo una receta muy llamativa, en cualquier mesa, realmente es una humilde tortilla de habas y guisantes, realizada al horno, pero con forma de vagones de tren, hasta con su máquina…

 

Ingredientes (2 personas):

 

2 puñados de habas peladas (pueden ser congeladas)

1 lata pequeña de guisantes

1 cebolla

1 tomate

1 vaso de vino blanco

Lechuga

1 pepinillo en vinagre

Aceite de oliva

Sal

 

Preparación:

 

Pelamos y troceamos en juliana la cebolla.

Calentamos un generoso chorro de aceite en una sartén, añadimos la cebolla troceada salándola, cuando esta comience a estar transparente, añadimos las habas y continuamos cocinando hasta que la cebolla esté blandita.

Añadimos el vino y bajamos el fuego hasta que las habas estén tiernas.

Cuando las habas estén tiernas, añadimos los guisantes escurridos y les damos unas vueltas para que se mezclen los sabores.

Aceitamos con aceite un molde de silicona (en mi caso de vagones de tren) y repartimos el contenido de la sartén entre los seis vagones de tren (o los moldes que tengáis).

Batimos 4 huevos, añadiéndoles unas hojas de menta fresca picada y sal.

Repartimos los huevos batidos entre los seis moldes de los vagones.

Introducimos en el horno a 180 grados, calor arriba y abajo, durante unos 15-20 minutos.

Mientras colocamos unas hojas de lechuga en el fondo de dos platos.

Cortamos el tomate a rodajas muy finitas y con ellas cubrimos la lechuga.

Aceitamos y salamos.

Desmoldamos nuestros vagones de tren colocando tres de ellos en cada plato, sobre el tomate.

Fileteamos el pepinillo en vinagre y colocamos dos lonchas en cada plato.

Que proveche.

Sandwich de tortilla, queso y anchoas

La otra noche nos quedaba poco pan para cenar y se nos ocurrió aprovechar el poco pan que teníamos y preparar un sándwich para la cena.

 

Ingredientes (2 personas):

 

8 rebanadas de barra de pan

4 rebanadas de pan de molde

2 huevos

2 pepinillos grandes

Atún en aceite

4 volovanes pequeñitos

Lonchas de queso de pimentón

1 lata de anchoas en aceite

1 tomate

Aceite de oliva

Sal

 

Preparación:

 

Comenzamos preparando mi habitual salsa de tomate.

Se lava y se trocea el tomate, se introduce en el vaso de la batidora, se le añade sal y aceite al gusto y se tritura.

Una vez realizada esta mezcla, con la ayuda de una cuchara de postre untamos una de las caras de todas las rebanadas de pan, incluso de las de pan de molde.

Realizamos dos tortillas francesas cuadradas utilizando una sartén cuadrada de aproximadamente el tamaño de una rebanada de pan de molde (si no tenéis esta sartén pues las hacéis redondas con la sartén más pequeñita que tengáis y dobláis los bordes de la tortilla, para que no sobresalga del pan).

Colocamos las tortillas sobre dos rebanadas de pan de molde, previamente untadas de tomate.

Sobre cada tortilla colocamos tres lomos de anchoas en aceite.

Cubrimos con el queso las anchoas.

Fileteamos longitudinalmente el pepinillo en vinagre en cuatro filetes y colocamos dos filetes de pepinillo sobre el queso.

Tapamos con las rebanadas de pan de molde sobrantes.

Cortamos en cuatro trozos cada sándwich y los colocamos separados en cada esquinita del plato.

Rellenamos los volovanes con atún en aceite y colocamos dos volovanes en cada plato.

También cubrimos las rebanadas de pan restantes con atún y colocamos estas en ambos platos.

Que aproveche.

Campos de concentración españoles (Los Almendros, Alicante)

Seguimos con la serie sobre campos de concentración españoles, en el día de hoy, conoceremos uno de los campos de concentración situado en Alicante, se trata del Campo de Concentración los Almendros.

De los 72 campos de concentración construidos en España, una docena fueron situados en Alicante, el Campo de los Almendros, Abatera, Plaza de Toros de Alicante, Castillo de Santa Bárbara, Palacio de Altamira de Elche, Convento de las Comendadores y Seminario Diocesano de San Miguel de Orihuela, fábrica la Estambrera y Hospital el Sueco de Alcoy, cine Cervantes y colegios Eliseo Verdú y Padre Manjón de Elda y la plaza de toros de Monóvar.

Dicho campo estaba situado en el actual barrio alicantino de La Goteta, se trataba que un campo de concentración de reducidas dimensiones, con unos 200 metros de longitud, por 80 metros de anchura, aunque fue utilizado por unas 20.000 personas.

El Campo de los Almendros, creado el 30 de marzo del año 1939, fue preparado por los militares italianos, pertenecientes a la división Littorio, con alambre de espinos, para retener a los militares republicanos, la mayoría de ellos refugiados en el puerto de Alicante, con la esperanza de poder marchar en algún barco camino del exilio.

El día 31 de marzo, comenzaron a llegar los presos, siendo custodiados por los soldados italianos y algunos soldados de origen marroquí.

Los presos eran llevados al campo a pie, se les quitaba todo lo que poseyeran, menos la ropa que llevaban puesta.

Custodiados por soldados italianos y marroquíes los propios presos levantaron las alambradas del campo.

Algunas columnas de presos, fueron ametralladas antes de llegar a Los Almendros, desde las laderas del castillo de Santa Bárbara.

El día 1 de abril se acaba la guerra, es cuando llegaron la mayoría de los presos.

Durante la semana, que se mantuvo abierto el campo, no se entrego ningún tipo de alimento a los presos, a excepción que algunos soldados italianos, viendo la extrema escasez de los presos, dieron alguna de sus propias raciones.

Los almendros que había en el campo (de ahí su nombre), rápidamente fueron despojados de sus frutos, hojas y brotes tiernos, ante la falta de alimentos.

En campo hubo varios suicidios, fueron abatidos varios presos al tratar fugarse y todas las noches hubo sacas de presos a cargo de los falangistas.

A pesar de la corta vida del campo, las cifras de muertos oscilan entre 600 y 2.000 fallecidos.

Las condiciones de los presos eran tan extremas que los mandos de la división de Littorio en día 3 hicieron llegar a los cuarteles generales la insoportable situación que se vivía en el campo.

Este campo fue utilizado hasta el día 4 de abril del año 1939 y desmantelado el día 6 de abril, puesto que este campo tuvo un carácter provisional.

Aunque la mayoría de historiadores cifran en cerca de 20.000 personas las llevadas a este campo, el ejército franquista habla de 6.800 militares llevados a dicho campo.

El único servicio con el cual contaba el campo era una pequeña fuente agrícola instalada con anterioridad, acordonada por los soldados para acceder a ella era necesario sufrir una extenuante cola.

Los presos fueron llevados al cierre del Campo de los Almendros,  al Campo de Concentración de Abatera, a la plaza de toros de Alicante, al castillo de Santa Bárbara, al Reformatorio de Adultos y a la Cárcel Provincial.

 

El 11 de junio del año 2012 el Ayuntamiento de Alicante inaugura un parque con el nombre de Campo de los Almendros.

El 25 de octubre del año 2014 es inaugurado un monumento conmemorativo.

 

 

Fuentes:

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Campo_de_concentraci%C3%B3n_de_Los_Almendros

http://lugaresconhistoria.com/los-campos-de-concentracion-de-alicante-los-almendros

http://www.alicantevivo.org/2008/01/esther-lopez-barcel-y-el-campo-de-los.html

Paraguallos y kiwi con yogurt

Realizar postres ricos es una tarea fácil, sólo combinando alguna fruta, pero peladita y sin semillas, para que nuestros vagos comensales, no se manchen las manos pelándolas, o los dientes comiendo las semillas.

En esta receta he optado por tres ingredientes básicos, paraguayos, kiwis y yogurt.

 

Ingredientes (2 personas):

 

2 kiwis

2 paraguayos (unos melocotones con forma de pelota con poco aire)

1 yogurt natural

2 cucharadas de azúcar

2 bombones

Azúcar de oro

 

Preparación:

 

Comenzamos por pelar y trocear ambas frutas, a trocitos pequeños, para poder comerlos con la cuchara de postre.

Repartimos los trocitos de frutas mezclados entre dos copas.

Repartimos entre ambas copas el yogur, cubriendo la fruta.

Colocamos en el centro de cada copa un bombón.

Alrededor el bombón colocamos una cucharada sopera de azúcar y la quemamos con el soplete de cocina.

Espolvoreamos abundantemente de azúcar de oro.

Guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Jamón y mortadela con melón

En Cataluña es típico el pan untado con tomate y el melón con jamón, uniendo ambas costumbres, he querido realizar una cena tonta, con una estupenda presentación.

 

Ingredientes (2 personas):

 

24 rebanadas de pan (aproximadamente media barra de ¼)

Jamón serrano cortado finito

Mortadela con aceitunas

Melón

1 tomate

Aceite de oliva

Sal

 

Preparación:

 

Comenzamos por preparar mi habitual salsa de tomate (en Cataluña, se acostumbra a untar el pan con tomate, fregando las rebanadas de pan con tomates maduros), pero yo suelo hacer una salsa introduciendo un tomate en el vaso de la batidora, aceite y sal al gusto del cocinero triturando todo posteriormente.

Cortamos el pan y untamos con esta salsa, con la ayuda de una cucharilla de postre, una de las caras de cada rebanada.

Sobre cada rebanada colocamos un trocito de melón de aproximadamente el tamaño de la rebanada.

Repartimos las rebanadas entre dos platos y colocamos sobre el melón de la mitad de las rebanadas, lonchitas de jamón.

Sobre la mitad restante de rebanadas, colocamos mortadela de aceitunas, sobre el melón.

Que aproveche.

Gulas con guisantes y huevo frito

Hoy os presento un apetitoso plato, muy fácil de realizar, uniendo simplemente un paquete de gulas congeladas con unos guisantes de lata.

 

Ingredientes (2 personas):

 

1 blister de gulas congeladas

1 lata pequeña de guisantes

2 patatas medianas

2 huevos

1 pimienta de cayena

4 ajos

Aceite de oliva

Sal

 

Preparación:

 

Comenzamos pelando y lavando las patatas.

Las freímos a baja temperatura (yo use la freidora), hasta que estén tiernas.

Mientras pelamos y fileteamos los ajos.

A continuación colocamos un generoso chorro de aceite en una sartén a fuego medio, doramos los filetes de ajo y bajamos un poco más el fuego e introducimos las gulas (no es necesario descongelarlas), la pimienta de cayena y salamos.

Cuando las gulas estén fritas, añadimos los guisantes de lata (escurridos), dándoles unas vueltas junto las gulas hasta que se calienten.

Solo resta colocar la mitad de las gulas y los guisantes en el centro de cada plato.

Alrededor de las gulas colocamos las rodajas de patata cocidas en aceite a baja temperatura.

Freímos los huevos y colocamos un huevo encima de las gulas.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.