Respirando mejor

 

Hoy intentaremos mejorar nuestro organismo aprendiendo a respirar mejor.

Respirar es muy importante para nuestro organismo, normalmente respiramos demasiado poco profundamente y demasiadas veces en un corto espacio de tiempo.

Parece ser, que la longevidad también esta relacionada con la velocidad de respiración, si nos fijamos en el mundo animal, los animales que respiran lentamente (tortugas, serpientes) viven muchos años, los animales que respiran rápido (perros) viven pocos años….

Entonces, si probablemente viviríamos más y mejor ¿por qué no nos molestamos en aprender a respirar?

Según la web de euroresidentes, respirar correctamente permite los siguientes beneficios:

Una correcta respiración proporciona una mayor oxigenación a las células.

Beneficia la circulación de la sangre, gracias a lo cual funcionaran mejor especialmente el corazón y el estómago.

Esta mayor oxigenación permitirá que nuestro estomago trabaje mejor y asimile mejor los alimentos.

Tendremos los pulmones más limpios, estos tendrán una mayor oxigenación y favorecerán la eliminación de toxinas.

Permite que nuestro organismo queme mejor las grasas, por lo que nos ayudaría a perder peso, pero también si estamos faltos de peso, la mayor oxigenación alimentara mejor a nuestros músculos, por lo cual nos ayudara a regular nuestro peso automáticamente.

Mejora nuestro sistema nervioso, cerebro, columna y nervios, gracias  a esa mayor oxigenación.

Una mayor oxigenación rejuvenece las glándulas pituitarias (glándula relacionada con el hipotálamo) y las glándulas pineales (glándula que segrega la melatonina).

El cerebro se beneficia de esa mayor oxigenación, puesto que el solito consume tres veces mas oxigeno que todo nuestro organismo.

También una mejor respiración favorece el rejuvenecimiento de la piel, así como también evita la aparición de arrugas en nuestra cara.

Si nuestra respiración es profunda, favorece que el diafragma masaje nuestros órganos internos (estomago, intestino, hígado, páncreas, e incluso el corazón) mejorando la circulación de la sangre en estos órganos.

La respiración lenta y profunda reduce el trabajo del corazón, por lo cual este descansa y se fortalece.

Mejora la relajación y la concentración, ayudando a tener los músculos menos tensos.

Si respiramos profunda y lentamente, mejoramos la oxigenación del cerebro, rediciendo los niveles de ansiedad.

Swami Sivananda nos dice de la respiración yóguica:

 “El cuerpo se vuelve fuerte y sano: le exceso de grasa desaparece, el rostro resplandece, los ojos centellean y un encanto particular se desprende de toda la personalidad. La voz se vuelve dulce y melodiosa. El adepto ya no es presa de la enfermedad. La digestión se hace con facilidad… Todo el cuerpo se purifica….”

Como respirar bien será entonces una misión importante que deberíamos aprender.

Para respirar bien, deberíamos realizar el siguiente ejercicio, un ratito cada día, los beneficios los recibiremos, poco a poco durante todo el día.

Debemos inhalar por la nariz, con la boca cerrada, hasta que los pulmones se expandan.

Mantener el aire unos segundos en nuestros pulmones.

Expirar lentamente el aire por la boca.

Con este simple ejercicio, notaremos como nos sentiremos mejor, practicándolo un simple ratito.

Parte de este post esta basado en el post de Taringa:

“Cómo respirar bien y los beneficios”.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.