Sofrito de col

Realmente, lo importante de esta receta es el sofrito, que
aprovecharemos para hacer cantidad y congelar, para en futuras recetas
ahorrarnos tener que realizar el sofrito.

La idea de esta receta era hacer algo para consumir parte de
un bote de col cocida, que no tengo ni la más mínima idea del motivo por el
cual la compre, pero andaba perdida por mi armario de las conservas, aunque aun
me queda medio bote, que veremos en que lo consumo.

Esta receta os la coloco mas que nada para tener una
referencia en futuras recetas, para cuando os digo…”saco de mi congelador una
tarrina de sofrito congelado”, sepáis que secretos contiene esa tarrina.

Este sofrito lo he preparado para hacer las tostadas que
veis en la foto que también os contare, al final de la receta, lo que
contienen.

Ingredientes (para el sofrito y que os sobren unas tres
raciones para dos personas)

2 cebollas

1 pimiento italiano

6 ajos

2 tomates pochos que tenía en la nevera (optativos, pero
como estaban muy feos, a la cazuela que es gratis)

1 lata de kilo de tomate triturado

½ bote de col cocida (optativo, en este caso he realizado el
sofrito para gastar esta col)

½ pastilla de concentrado de carne

1 cucharadita de azúcar

1 pimienta de cayena para darle “alegría”

Aceite

 

Preparación:

La preparación de un sofrito es algo muy simple, que casi todos
sabemos realizar, pero cuando empezamos a meternos en el mundo de la cocina, lo
que para algunos es tontería leer, para otros es imprescindible.

Recuerdo, en mis principios de meterme en la cocina, que
cocinaba leyendo libros de cocina, si ponía que tenia que poner pimienta y yo no
tenia, no podía hacer la receta hasta que compraba pimienta del color que la
receta pidiera… hice una receta, (la verdad, no lo recuerdo muy bien) de pasta
o de arroz…(creo que era arroz)  y como
en la receta no decía que había que ponerle agua… pues Jorge “intento”
cocinarla sin agua, el resultado os lo podéis imaginar… (sin comentarios).

Pero bueno, pasemos a la receta del sofrito, que al final
algo tan simple como un sofrito para una tostada,  será mas largo que un día sin pan.

En primer lugar, colocamos un generoso chorro de aceite de
oliva en la sartén mas grande que tengamos en casa, y lo ponemos a calentar a fuego
fuerte.

Mientras se calienta el aceite, pelamos y picamos las dos
cebollas, quitamos las semillas del pimiento italiano, pelamos y troceamos a
trozos grandes los ajos.

Introducimos todo ello en la sartén, volteamos
frecuentemente para que no se nos queme, añadiendo la media pastillita de
concentrado de carne, desmenuzándola con los dedos.

Cuando empiece a estar blandita la cebolla y el pimiento,
podemos deshacernos de los tomates feos, de nuestra nevera, los rehogamos un
rato mas, si no tenemos tomates pochos, mejor, añadimos simplemente la lata de
tomate triturado.

Añadimos la pimienta de cayena

Añadimos el azúcar

Colocamos medio bote de col cocida (esto es opcional, no la
suelo poner), dejamos reducir a fuego lento, removiendo de cuando en cuando.

Cuando este listo, reservamos unas tres o cuatro cucharadas
soperas del sofrito, el resto lo repartimos en tarrinas individuales para
introducir en el congelador.

Etiquetamos estas y hasta que necesitemos un sofrito.

 

Ahora realizaremos las tostadas de la foto para las cuales
he hecho este sofrito.

Ingredientes (para las tostadas, 2 personas)

Sofrito anteriormente preparado

Atún en aceite

Sobrasada

1 kiwi

½ baguette (barra de pan de ¼ kg)

 

Preparación:

Cortamos 3 trozos de pan de unos 4 dedos de largos y los
abrimos por la mitad, como si fuéramos a realizar mini bocadillos.

Los tostamos en la tostadora (también os sirven rebanadas de
pan de molde tostadas o tostáis rebanas de pan de molde, en lugar de pan).

Mientras el pan se tuesta, vigilando que no se queme…
preparamos la cobertura de este.

En un recipiente mezclamos el sofrito de col reservadom a
partes iguales, con atún en aceite escurrido (para que no nos quede grasiento).

Recubrimos cuatro de las seis tostadas con esta mezcla

Las dos tostadas sobrantes las cubrimos con sobrasada, para
variar sabores y colores.

Como el plato queda un poco triste, he pelado y cortado, en
seis gajos, un kiwi, salado y colocado entre los panes, que lechuga ya tenemos
en la ensalada y es lo que siempre ponemos de decoración.

Espero que os guste la idea, las tostadas las podéis
recubrir de lo que mas os guste, así como variar el numero de tostadas.

Buen provecho.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.