Prodigio, prodigio | Divergencias - Blog elcorreo.com

Blogs

César Coca

Divergencias

Prodigio, prodigio

Un muchachito de nueve años llamada Marc Yu, nacido en Macao pero residente en Los Ángeles, asombró el pasado domingo al público de los Proms londinenses interpretando a cuatro manos con Lang Lang una sonata de Schubert. Según las informaciones de agencia, Marc Yu recibió sus primeras clases de piano a los 2 años, a los 3 dio su primer concierto público y a los 6 debutó como solista junto a una orquesta. El pequeño, a quien alguien ha bautizado enseguida como un nuevo Mozart ha dicho que preferiría parecerse a Liszt, un gran virtuoso, porque el salzburgués fue sobre todo un compositor, aunque también “fuera un buen pianista”.

Dejemos a un lado que también Liszt fue un gran compositor, y Mozart un pianista descomunal, según todos los testimonios de la época. Lo verdaderamente llamativo es esa figura de nueve años dando un concierto en un festival tan importante y con una obra de un grado de dificultad nada desdeñable. Mientras otros niños de esa edad tienen como ocupación casi exclusiva jugar a la play, Marc Yu da conciertos por el mundo adelante. Después de verlo, esas tiernas criaturas que pululan por nuestras cadenas de televisión cantando con voz destemplada o bailando como si les hubiesen dado cuerda parecen un poquito patéticas.

(En el vídeo pueden ver a Marc Yu hace seis meses tocando el Concierto Nº 1 para piano y orquesta de Beethoven).