Ir al contenido

The Art Company – Susanna

2017 octubre 9

Pocos nombres femeninos son musicalmente tan sugestivos como el de Susana. Así lo han entendido multitud de compositores, con Leonard Cohen a la cabeza. Sin embargo,fue el grupo holandés The Art Company el que logró darle altavoz a mediados de la década de los ochenta del pasado siglo y colocar a la mujer que protagoniza la letra a la cabeza de todos los hit parade europeos.

‘Susanna’ llegó a nuestras tiendas de discos en 1984, aunque en los Países Bajos se popularizó ya un año antes. Basados en un sonido reggae pop, los 4:41 minutos de esta obra compuesta por Caroline Bogman, Ferdi Lancee y Mark Foggo, con la producción del francés Pierre Geoffroy Chateau. permitieron a la multinacional CBS recaudar millones.

El tema había nacido en 1983 como ‘Suzanne’, pero se rebautizó como ‘Susanna’ al comprobar el éxito -fue número uno nada más salir al mercado- que había cosechado en su propio país interpretado por la banda VOF de Kunst. Los directivos de la discográfica le vieron un potencial internacional que también llevó al grupo a convertirse en ‘The Art Company’.

Y acertaron porque la ‘Susana’ anglosajonizada vendió más de veintidós millones de discos alrededor del mundo, amparada en una fórmula de interpretación que asemeja un directo que por las mismas fechas ya le valió al grupo austríaco Opus un aldabonazo similar con ‘Live es Life’. Ambos temas han quedado grabados a fuego en la generación contemporánea de su devenir. La fuerza de las intervenciones del falso público lograron incrementar la sonoridad.

La canción, sin lugar a ninguna duda, y nadie podrá negarlo, es muy pegadiza. También el vídeo sobre el que se asentó el tema, aunque el tiempo ha hecho mella en él, sigue siendo divertido por la forma en la que describe una escena de seducción. Todo iba bien con la chica hasta que los amigos de él entraron en escena. Fue rodado en clave de comedia, recordando un episodio que más de uno pudimos vivir durante nuestra adolescencia. Soñamos con la primera parte de la canción, nos despertamos con la segunda.

LETRA

Nos sentamos juntos en el sofá
con la música muy bajita
he esperado tanto tiempo este momento
que es difícil pensar que ya está aquí
la puerta está cerrada, no hay nadie en casa
han salido todos, estamos completamente solos

Susanna, Susanna
Susanna te quiero con locura

Pongo el brazo sobre su hombro
paso los dedos por su pelo
es un sueño, no puedo creerlo
ha tardado tanto que justo
entonces el teléfono empieza a sonar
y una voz de un extraño al otro lado de la línea
dice oh, me he equivocado, perdón por malgastar tu tiempo
y pienso, por qué ahora, por qué yo, por qué…

Susanna, Susanna
Susanna te quiero con locura
Susanna, Susanna,
Susanna, él te quiere con locura

De nuevo, me siento junto a ella
intento coger su mano con la mía
el momento ha pasado, el sentimiento ha terminado
ella mira a su alrededor para conseguir tiempo
y luego dice que podríamos solo sentarnos y charlar
y pienso, bueno, hasta aquí hemos llegado

Susanna, Susanna
Susanna te quiero con locura

Y seguimos sentados en el sofá
con el estéreo a tope
la magia ha desaparecido, es un desastre
no hay manera de empezar de nuevo
ella dice “creo que es mejor que me vaya”
dice adiós y yo digo… ¡No!

Susanna, Susanna
Susanna te quiero con locura
Susanna, Susanna,
Susanna, él te quiere con locura
te quiero tanto, con locura

VERSIONES

El veterano cantante italiano ADRIANO CELENTANO durante los últimos años de su carrera, ya con escasa creatividad propia, se ha resignado a interpretar canciones de otros artistas. Ocurrió con ‘Susanna’, el mismo año 1984, si bien tuvo la delicadeza de cambiarle el texto. Lo incluyó en el LP ‘Mis americanos’, dedicado a éxitos del otro lado del Atlántico. Todavía no entiendo la lógica de la relación. De cualquier manera, el éxito que cosechó fue importante.

Fue mayor la repercusión que obtuvo el puertoriqueño RICKY MARTIN ocho años más tarde al interpretar el tema en castellano para su álbum de debut.

También el colombiano Luis Javier Piedrahita Gaviria, conocido artísticamente como FAUSTO, se fijó en ‘Susanna’ para incorporarla a su repertorio en 1986. Su cóver fue bien recibido en su país y en gran parte de Latinoamérica.

El exotismo llegó por la inclusión del tema, interpretado en idioma tamil, en la banda sonora de la película ‘VAALI’, que llegó a la gran pantalla en 1999. De ‘Susanna’ pasó a ‘Oh Sona’. Pura creación de Bollywood.

Además se grabaron versiones en alemán, estilo merengue o bachata, algunas ciertamente peculiares.

GRUPO

THE ART COMPANY nació como VOF de Kunst, un grupo que difícilmente hubiera traspasado las fronteras de Holanda si no hubiera topado con ‘Susanna’. El tema tuvo tal éxito que la discográfica lo lanzó al mercado internacional. VOF de Kunst no era un nombre exportable y por ello llegó el cambio de denominación.

the-art-company

Antes, la banda de Tilburg había tenido un recorrido limitado, aunque con cierta repercusión en las listas nacionales. Sus años fueron 1983 y 1984, cuando su canción franquicia le permitió realizar una gira por Países Bajos, Reino Unido, Alemania, Austria, Suiza, Noruega, Suecia, Portugal, España y Brasil.

Lo volvieron a intentar con ‘Get it out of your head’, pero este nuevo single editado en inglés no tuvo repercusión alguna. Todo quedó ahí y la formación liderada por Nol Havens tuvo que volver a recluirse en el territorio holandés para cantar temas navideños dirigidos a los niños, sólo exportables a la región flamenca de Bélgica, y producir a jóvenes valores locales, generalmente fuera de la escena pop.

Desde entonces, sólo han abandonado su feudo para algunas concentraciones de nostálgicos de los ochenta, tan valoradas en Centroeuropa.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.