Ir al contenido

Sam Brown – Stop (Para)

2014 abril 14

‘Stop’ no consiguió inscribirse en la lista de grandes baladas de la historia nada más dar sus primeros pasos en el universo musical de aquel 1988. Tuvo que esperar un año. Fue en 1989 cuando el single obtuvo un reconocimiento mundial, materializado en la venta de más de dos millones y medio de copias, cifra impensable para una artista novel y desconocida como Sam Brown, que hasta entonces no contaba con ninguna obra en el mercado.

La británica utilizó su voz fantástica, semirota y muy personal para contarnos una historia de engaños y mentiras dentro de una pareja. Es igual que el protagonista del amor roto fuera hombre o mujer. No importa el género del traicionado. Duele igual cuando se ha dado todo y te fracturan el corazón.

Un mensaje que San Brown sustentó sobre un gran acompañamiento musical e interpretó con una garganta dolida y enrabiada, con convencimiento cercano al dramatismo. La canción transita a través de una vereda ornamentada con un preludio de cuerdas de los violines, una tranquila batería y un piano soul apenas perceptible pero constante. A la postre, un conjunto tan simple como efectista que derivó en una obra elegante, de sensibilidad extrema, resolutiva, universal…

Una fórmula que resultó entonces y que mantiene su magia ahora, más de dos décadas después, cuando la rubia intérprete aún sigue emocionando cuando pide clemencia: «Será mejor que pares». ‘Stop’ nació en 1988, pero aún sigue creciendo, porque se mantiene viva. Lo demuestra cada vez que la volvemos a escuchar, cada vez que hace que nuestra imaginación vuele, cada vez que se convierte en banda sonora de nuestras existencias.

Producida por Pete Brown y ella misma para la multinacional A&M Records, ‘Stop’ contó con la participación de cuarenta cuarenta músicos, entre los que destacaban el exPink Floyd David Gilmour, Jon Lord o Fish (exMarillion). Cuando salió al mercado no obtuvo excesiva repercusión, pero un año más tarde si logró encaramarse a puestos altos de las listas de singles británicas, en las que permaneció doce semanas.

Todo lo que tengo es todo lo que me has dado
¿nunca te preocupó que llegara a depender de ti?
te di todo el amor que había en mí

Ahora me encuentro que has mentido
y no puedo creer que esto sea verdad…
Envuelta en sus brazos os veo cruzar la calle
y no puedo evitarlo, pero me pregunto
si ella sabe lo que está pasando…

Tú hablas de amor pero no sabes lo que se siente
cuando te das cuenta que no eres la única…
Hubiera sido mejor que pararas
antes de que me destrozaras completamente
hubiera sido mejor que pararas antes
de que vinieras a romperme el corazón
hubiera sido mejor que pararas…

Una y otra vez, he intentado alejarme,
pero no es tan sencillo cuando tienes
tu alma atormentada en dos,
así que sencillamente me resigno a esto cada día,
ahora todo lo que puedo hacer es dejarte a ti la elección

Hubiera sido mejor que pararas
antes de que me destrozaras completamente
hubiera sido mejor que pararas antes
de que vinieras a romperme el corazón
hubiera sido mejor que pararas…

Para si me quieres,
ahora es el momento de disculparse,
no me creeré que me abandonarás

Hubiera sido mejor que pararas antes
de que me destrozaras completamente
hubiera sido mejor que pararas antes
de que vinieras a romperme el corazón
hubiera sido mejor que pararas…

VERSIONES
La también cantante británica JAMELIA realizó en 2004 una nueva interpretación pop para la banda sonora de la película ‘Bridget Jones’.

El cantante de blues JOE BONMASSA llevó a cabo una revisión de casi siete minutos en 2009.

La noruega ANE BRUN firmó un dúo con LIV MIDELL en 2005.

La vocalista indie islandesa HAFDIS HULD también cantó este tema, en 2008.

La vietnamita MY TAM interpretó otro cover en 2010.

SAM BROWN y su privilegiada voz se han paseado por el pop, el soul, el rock, el blues o el gospel sin complejos a lo largo de una carrera basada tanto en su trabajo personal como en las colaboraciones con importantes nombres del rock. De hecho, comenzó haciendo coros para Small Faces, con sólo 12 años. Gracias a sus muchos registros y un timbre muy soul, a los 20 había prestado ya su voz para discos de Steve Marriott, Sade, George Harrison, Spandau Ballet, Barclay James Harvest, Adam Ant, Dexys Midnight Runners, Roger Champan, Jimmy Page o Paul Rodgers.

Samantha (Stratford, 1964) es hija del rockero Joe Brown y de la cantante de música clásica Vicky Brown, lo que le aportó los genes necesarios para encarnar la gran artista que anida en su ser. Pero eso no le posibilitó que su trayectoria hasta el éxito fuera una senda florida. De hecho, hasta ‘Stop’ no consiguió enfocar una vida musical en solitario.

A la vera de esa aureola, jamás repetida en la misma proporción, Sam Brown publicó varios discos más, siempre con referencia al cuidado de la calidad y de sus selectos seguidores.

Posteriormente se retiró durante un tiempo para formar familia, aunque volvió con un estilo más personal e intimista, hasta oscuro. Ahora camina alejada de los circuitos comerciales.

Manolo Tena – Sangre española

2014 abril 9

‘Sangre española’, que nos llegó junto a los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, es aún el mayor éxito de Manolo Tena. Vendió un millón de copias en todo el mundo, aunque el artista madrileño siempre mantiene que no llegó a ganar ni una peseta con esta canción.

Lo cierto es que con ella, ya en solitario tras pasar antes por Cucharada y Alarma, logró llegar al gran público. Para ello contó con la ayuda de músicos neoyorquinos habituales en las grabaciones de Michael Jackson o Quincy Jones y el respaldo de la gran multinacional discográfica Sony, que justo entonces se hizo con la histórica CBS.

Hablamos de una obra maestra, de esas canciones que curan el alma. Sin embargo, la balada pilló por sorpresa hasta al propio autor, que no estaba acostumbrado a semejante repercusión. Manolo se quedó atónito al ver cómo las emisoras de radio, las televisiones y una gran parte de la población de distintas edades caían rendidas ante una faena que corría el peligro de ser boicoteada por su intrínsico nacionalismo español. Podría haber sido incluso tachado de facha.

Por ello no cabe hablar de culto a la comercialidad, al oportunismo o a la popularidad ni a fórmulas prefabricadas. Porque, según confiesa repetidamente en entrevistas, a Tena no le interesa «este tipo de éxito», sino el hecho de que sus temas «no se quedaran dentro de un cajón y llegaran a la gente. Que vengan a verme a la puerta del camerino para decirme que con ese tema se declararon a su novia. Yo creo que ése es el pago que me han dado mis canciones».

Y añade más. «Me la piden y la tengo que cantar porque no reniego de ella. La compuse como una especie de homenaje a la familia Flores, con la que estaba muy unido. El Pescadilla era la pasión gitana y Lola la sangre española, porque ella era paya. La lectura que saco es que la gente de corazón no tiene que ser de un sitio o de una etnia concretos. La canto con orgullo y sin ninguna connotación. Me parece bonita», sostiene.

Pero de cualquier manera su mente parió algo redondo, algo que aúna calidad y empatía, fruto de una reducción de visiones egocéntricas y la voluntad para aceptar la ayuda de músicos que no escatimaron autenticidad e intuición. Surgió de la nada, de sus momentos más subterráneos. «Estaba en la alcantarilla, sumido casi en la miseria física y moral», según confesó, cuando, de repente, la división hispana de Sony Music, se percató de su presencia en Miami y le propuso el contrato del que surgió ‘Sangre española’.

Y de ahí surgió el mejor fruto de las travesuras de este chico tímido y constante que comenzó a llenar estadios y plazas de toros con su literatura en forma de canción. ‘Sangre española’ fue la estrella que culminó una trayectoria intachable, que restableció su luz propia y colmó la ansiedad de su público, siempre convencido de que lo mejor de Manolo Tena estaba por llegar.

Lo hizo en forma de clásico contemporáneo, dotado de tempos suavizados por una percusión que parece jadear y por una guitarra hiriente, que introduce versos de añoranza. Pequeñas ideas engloban muchísimas variables con vientos contagiosos y ebrios en su flora rítmica. Una canción tan sencilla como etérea. Poderosa, apasionada. ‘Sangre española’ es donante universal de buenas vibraciones.

Cuando no estás, todo va mal
cuando no estás, no hay nada
cuando tú estás, me siento libre
cuando tú estás, es fácil ser ola en el mar

Paseo gitana mi sangre española
cuando estoy contigo a solas
paseo gitana mi sangre española
y el mundo en una caracola

Cuando no estás, quiero llorar
cuando no estás, la pena mi corazón encadena
cuando tú estás, no sé estar triste
cuando tú estás, tus brazos son mi libertad

Cuando no estás, pierdo el compás
siento los celos que arañan mi pecho
cuando no estás, quiero llorar
y sé que este amor ya no tiene remedio

VERSIONES

La veterana MARIA DOLORES PRADERA realizó en 1999 una sublime revisión del tema.

Otro histórico de la canción española, el ya desaparecido MANOLO ESCOBAR, también cantó ‘Sangre española’. Fue en 1996.

El propio Manolo Tena realizó una interpretación en directo junto a RAIMUNDO AMADOR en Gran Canaria.

El dúo AZÚCAR MORENO tampoco se resistió a incorporar esta canción a su repertorio.

PATRICIA VON QUILIS, especialista en reiterpretar temas de otros artistas, también ofreció su visión.

MANOLO TENA derrama arte desde que nació en Madrid el 21 de diciembre de 1952 en el seno de una familia de origen extremeño, aunque en forma de música nos la ofrece desde la adolescencia. Su niñez y su juventud fueron complicadas difíciles, como las de muchos que tuvieron que criarse en el seno de familias humildes. No quiso estudiar y desde joven se puso a trabajar: fue botones, aprendiz de imprenta, dibujante, vendedor, camarero, etcétera.

Los primeros ingresos los dedicó a hacerse con una guitarra, unos libros y escasos discos que cultivaron su creatividad. Su rebeldía la encaminó hacia la música, con canciones cargadas de sarcasmo y reivindicación social. Pasó por bandas underground como Spoonful Blues Band, colaboró con Luis Eduardo Aute o el Laboratorio Colectivos Chueca hasta que finalmente encontró cobijo en Cucharada, que dio forma a la fusión del rock and roll y teatro.

Con la desaparición de este grupo, llegó otro, Alarma!!!, marcado por el after-punk y el reggae, al estilo de The Police. Dejó obras reconocidas por el público y la crítica.

Así llegó el momento de caminar en solitario. Su primer trabajo fracasó por una fallida distribución y tuvo que volcarse en la composición para otros artistas. De su talento se beneficiaron Miguel Ríos, Ana Belén, Luz Casal, Los Secretos, Rosario, Siniestro Total y otros.

Se largó a México, a Nueva York y a Miami en busca de nuevos horizontes y, tras beber de la música caribeña y de la salsa, llegó Tomás Muñoz, vicepresidente de Sony, que le ofreció el contrato del que nació ‘Sangre española’. Entonces cambió todo y Tena, sin quererlo, se convirtió en una estrella de nivel mundial.

Ese éxito comercial no lo ha vuelto a protagonizar y quizás jamás lo vuelva a tener, pero el nivel de su obra no ha decrecido.

Mantiene una caminar con sonido propio, dejando claro por qué es parte de la historia del rock español.

Lorenzo Santamaría – Para que no me olvides

2014 abril 1

Nunca hay que olvidar a las personas que amas, aunque a veces se nos olvida que jamás deberíamos olvidarlas. Pero para sacarnos de nuestro error reaparece cada cierto tiempo Lorenzo Santamaría con su ‘Para que no me olvides’, canción romántica a más no poder publicada en 1976 –hace por tanto casi cuatro décadas–, pero que se ha convertido en un clásico inolvidable del pop hispano. De hecho, será el estandarte de una gira recopilatoria de sus mejores composiciones que el cantante protagoniza por estas fechas en Latinoamérica.

Hablamos de un tema que insistentemente piden al veterano cantante mallorquín en todos sus conciertos. ‘Para que no me olvides’ fue, junto a ‘Si tú fueras mi mujer’, la composición que le dio gran fama y éxito como baladista. Este single marcó un antes y un después en la carrera del intérprete. Su repercusión fue tal –con el ineludible número uno del momento– que pocos serán los amantes de la música de mediana edad que no la conozcan.

Fueron también muchos los que se enamoraron con el disco. Porque este bolero hecho balada ha provocado muchos estremecimientos en parejas y propiciado despliegues de arrumacos. Por ello, esta canción siempre ha formado parte de los repertorios de las numerosas orquestas que durante los estíos han recorrido la geografía festiva española. Cuando se pedía una lenta, seguro que una de las candidatas era ‘Para que no me olvides’. También era una de las canciones que se pedían a las radios para dedicársela a una novia que habíamos perdido esos veranos.

Sin embargo, resultó una obra de lenta repercusión. Según comentó recientemente Santamaría, ‘Para que no me olvides’ llevaba grabada casi una año sin que ocurriera nada, hasta que, de pronto, se dispararon las ventas sin ninguna explicación empírica. La verdad es que, como también señaló el artista balear, «por entonces todo era mucho, mucho más lento que ahora».

‘Para que no me olvides’ triunfó por su melodía de acordes mediterráneos y por el uso de la marimba y la armónica en la instrumentación, pero sobre todo por su preciosa letra, alabada a lo largo de su historia musical. Sublime composición poética que describe una amor imperturbable, tanto por el tiempo como por el desgaste. Homenajea al que sufre por amor, al que sufre por la amada o el amado, alerta sobre la injusticia del olvido…

Para que no me olvides
y me recuerdes cuando estés lejos
han sido mis caricias
nuestros abrazos nuestros besos

Para que no me olvides
y este presente en todos tus sueños
te he dado mi cariño
que es lo mas caro y mejor que tengo

Para que no me olvides
ni siquiera un momento
y sigamos unidos los dos
gracias a los recuerdos

Para que no me olvides
ni siquiera un momento
y sigamos unidos los dos
para que no me olvides

Para que no me olvides
y me dediques un pensamiento
te llegaran mis cartas
que cada día dirán te quiero

Para que no me olvides
y nuestro amor llegue a ser eterno
romperé las distancias y detendré para siempre el tiempo

Para que no me olvides
ni siquiera un momento
y sigamos unidos los dos
gracias a los recuerdos

Para que no me olvides
ni siquiera un momento
y sigamos unidos los dos
para que no me olvides

Para que no me olvides
ni siquiera un momento
y sigamos unidos los dos

VERSIONES

Casi quince años más tarde del original, ‘Para que no me olvides’ fue grabada por DYANGO y el mexicano MIJARES.

El también azteca FREDI, de ‘La academia 2’, cantó el tema el pasado año.

El maestro ANTONIO AGUILAR la interpretó en clave mariachi.

http://youtu.be/PPGyxe8dFGc

La agrupación musical del género sierreño LOS CICLONES DEL ARROYO también hizo que esta canción formara parte de su repertorio.

WILFREDO VARGAS no ofreció su visión merengue.

LORENZO SANTAMARÍA, que eligió su nombre artístico como homenaje a su localidad natal, ha sido, es y será un especialista en derretir corazones con sus baladas. Llorenç Roselló Horrach, como fue bautizado, tuvo su momento de mayor esplendor en los setenta del pasado siglo, pero ha sabido alargar su carrera hasta la actualidad, cuando rememora viejos temas para veteranos aficionados al pop más sentimental.

Paradójicamente sus primeros pasos musicales los dio en el rock, influenciado por los numerosos artistas que durante los sesenta visitaron Palma de Mallorca. Por ello, inicialmente en 1966 formó parte del grupo Z-66, que fue muy popular en aquella época con versiones de Elvis Presley o Chuck Berry y que compartió tablas incluso con Jimi Hendrix y Wilson Pickett.

Fue en 1971 cuando el balear comenzó a cantar como solista, cambiando totalmente de estilo. Alternando los escenarios con trabajos como presentador de televisión o actor romántico, tuvo su primera repercusión discográfica con ‘Canto al amor’, una adaptación de la Sinfonía número 8 de Franz Schubert. Luego llegó ‘Rosie’. Pero el éxito de masas tardó seis años en producirse. Lo hizo con dos números uno: ‘Para que no me olvides’ y ‘Si tú fueras mi mujer’.

Sin embargo, en 1978 hizo un nuevo guiño al rock con el disco ‘Quise ser una estrella del rock & roll’, que fracasó porque tanto el público como su discográfica le habían encasillado ya como baladista. En 1980 Lorenzo Santamaría volvió al romanticismo con ‘Bailemos’, pero con la nueva década su éxito se fue reduciendo. Por ello, probó grabando en catalán, un idioma que, lógicamente, redujo la repercusión de su obra.

Desde entonces ha sabido sobrevivir con dignidad. Con pocas, pero selectas, producciones llenas de recuerdos y vivencias, y que todavía evidencian su estilo personal y su voz.

Prince – Raspberry beret (Boina frambuesa)

2014 marzo 26

‘Raspberry beret’ es pura magia colorista. La magia está en manos de los magos y Prince lo es. Sobre todo en la producción, faceta por la que destaca este tema de 1985, que hizo que el norteamericano ganara adeptos incluso en ese sector del público que en sus primeros años le calificó de «negro, sucio y degenerado». Sin embargo, la canción se tuvo que conformar con el número dos de la lista de éxitos norteamericana.

Su alegre melodía y la incorporación de los violines bastaron para encandilar a los aficionados al pop de todo el mundo. Hubo incluso quien quiso ver en la composición del de Mineápolis ciertos tintes de la estética musical de los propios Beatles. Para ello se olvidó de su querencia a las exhibiciones de guitarra y redujo los punteos al mínimo.

‘Raspberry beret’ resultó exitosa y comercial, a pesar de que dio un golpe de timón tras ‘Purple rain’, el disco que convirtió a Prince en dios musical. Abandonó incluso sus habituales provocaciones sexuales, para centrarse en la conquista del mercado de masas, aunque siempre de la mano de la calidad y de la exigencia creativa. Incorporó instrumentos de cuerda, violines, cello, percusión oriental e incluso una armónica en la versión extendida, pero sin olvidar algunas gotas de funky. En el proyecto colaboraron grandes instrumentistas como Suzie Katayama o David Coleman, además de las coristas Wendy & Lisa.

‘Raspberry beret’, como las grandes obras, también tiene su anécdota. Prince, en la cúspide de la fama tras el éxito anterior de ‘Purple rain’, prefirió no interrumpir su gira y rechazar la invitación a participar en el multitudinario disco ‘We are the world’ y el proyecto USA for Africa, diseñado para recaudar fondos con los que combatir la perenne hambruna que asuela el continente negro. No obstante, sí mostró su compromiso con el proyecto con la donación de ‘Raspberry beret’ para que fuera incluida en el LP. Sin embargo, su regalo fue rechazado por la organización.

El videoclip  también contribuyó en buena medida al éxito de ‘Raspberry beret’. Fue filmado cargado de efectos especiales. Esos colores, esos dibujos animados, ese fondo en movimiento, la chaqueta celestial de Prince acompañado por el grupo The Revolution, ese público presente durante la interpretación del tema a modo de concierto… Todo genial. Lastima que ahora casi sea imposible verlo porque el propio Prince ha decidido borrar toda su obra de formato visual. Cosas de genios o locos.

La letra nos relata un romance adolescente y la primera experiencia sexual con una chica que lleva la boina que da título a la canción.

Yo estaba trabajando a tiempo parcial
en una tienda de cinco y diez centavos

Mi jefe era el señor McGee
él me dijo varias veces que no le gustaba
porque yo era un poco pausado

Parecía que estaba ocupado haciendo algo
diferente que el día anterior
pero cuando la vi, oh, la vi
cuando ella entró por la puerta de salida

Llevaba una boina frambuesa
del tipo de las que se encuentran
en una tienda de segunda mano
boina frambuesa

Y si es caliente ella no gastará mucho más
boina frambuesa
creo que me enamoré

VERSIONES

La banda HINDU LOVE GODS, compuesta por los antiguos miembros de REM excepto Michael Stipe, que fue sustituido por Warren Zevon, intentó ofrecer una nueva visión de ‘Raspberry beret’, sin demasiado éxito.

El grupo BELLY BUTTON también ofreció su punto de vista del tema.

La banda tributo PRINTS AND THE RESOLUTION no podía olvidar esta gran canción.

Los miembros de la banda texana THE DERAILERS ofrecieron un cóver mezcla de rock y country.

Bajo el nombre de DUMP, James McNew, bajista de Yo La Tengo, grabó también el éxito del genio de Mineápolis.

Asimismo existen versiones de D’Angelo, El Presidente, Kate Ceberano, Neil Hannon o Ben Nichols. Hasta Justin Timberlake se ha inspirado en este tema.

PRINCE es, o quizá ya fue, uno de los artistas de mayor talento. Nos ofreció lo mejor de su obra en los ochenta, década en la que se salió del carril por el que caminaba la mayoría de la comunidad musical negra, adicta por aquella época al funk o al hip hop. Sin embargo, el de Mineápolis (7 de junio de 1958) se empeñó en mantener viva la herencia de los grandes genios de color de las décadas anteriores.

Su afición al mundo de la música la heredó de sus padres, quienes, a pesar de trabajar en la construcción y como asistenta social, en los tiempos libres actuaban en modestos clubes de jazz. Sus primeros pasos sobre los escenarios los dio como integrante del grupo Grand Central a comienzos de los setenta, aunque su primer paso por los estudios de grabación lo realizó dentro de otra banda, 94East.

Pero pronto quiere caminar solo y comenzó a trabajar en proyectos individuales. Con una maqueta de catorce temas grabada interpretando él todos los instrumentos se marchó a Nueva York con la firme intención de conquistar el mundo. Fracasó en el primer intento y tuvo que regresar a su ciudad natal.

Desde casa mantuvo su empeño y consiguió un contrato con Warner Bros, discográfica con la que sacó varios álbumes que llamaron más su atención por sus portadas provocativas que por su música. El éxito tardó en llegar. No lo hizo hasta 1984, con la banda sonora de la película ‘Purple rain’, una especie de autobiografía que se llevó un Óscar.

La mezcla de rock, jazz y funk atrajo a un numeroso público y le hizo acreedor de un gran audiencia, reforzada un año más tarde por el LP ‘Around the world in a day’, que contenía ‘Raspberry beret’. Pero Prince es un genio y como todos los genios es un tipo muy especial. Su carácter peculiar salió de inmediato a relucir, cuando de repente renunció a su nombre y decidió ser designado por un símbolo gráfico o pseudónimos como Love Symbol o TAFKAP (El artista anteriormente conocido como Prince).

Con la llegada del nuevo siglo, su peculiar personalidad se agudizó y su obra se distanció de los mercados. Sin embargo, con más de cien millones de discos vendidos, no se puede negar que Prince es una de las principales figuras de la música moderna. Su adicción al trabajo permite afirmar que su producción no se detendrá.

Navajita Plateá – Noches de bohemia

2014 marzo 19

Cerrar los ojos y escuchar ‘Noches de bohemia’ puede derivarnos a uno de los momentos más placenteros o dolorosos, según nuestra situación emocional. Llegaremos a la primera estadio si jamás hemos sido víctimas de una situación de desamor o si la hemos superado ya y la vemos como un recuerdo borrado de nuestra memoria. Estaremos en la segunda circunstancia si aún nos quedan heridas por cicatrizar de una relación que no fue lo que se esperaba y que además nos deparó una sensación de traición.

Y una tercera opción es, si nuestro pasado nos permite mantenernos distantes del mensaje de su letra, disfrutar sin condicionamientos de un gran tema, dotado de introducción, música, acordes sencillos y letra de gran calidad. Esta rumba flamenca de ritmo lento estremece al describir un romance fallido. Cuántas sensaciones transmite, cuánto llanto, cuánto recuerdo… El que no llegue a sentir algo parecido a lo largo de su vida morirá incompleto. ‘Noches de bohemia’, tan amada como odiada, está destinada sólo a gente con sensibilidad a flor de piel.

Pese a que confieso que jamás me he sentido atraído por el flamenco, esta canción me emociona, quizá por su guitarra, por la voz rota e intensa con que la interpreta ‘El Pelé’, el cantante de Navajita Plateá. Después de oírla queda flotando la pregunta inevitable: ¿cómo se puede amar tanto a una persona y al mismo tiempo provocarle tanto daño?

‘Noches de bohemia’, que llegó a nosotros allá por 1989, es el único éxito de nivel nacional –en gran parte porque fue utilizado como sintonía por Televisión Española– e internacional que tuvo el dúo flamenco de Jerez de la Frontera. La fama les llegó en su tercer disco. Para entonces ya tenían un labrado prestigio en su entorno y en el mundo de la rumba, pero eran unos desconocidos fuera de ese ámbito. Por lo tanto, pueden ser considerados ‘one hit wonder’, o sea, unos artistas con una sola canción conocida.

Eso sí, firmaron una espectacular obra, habitual entre los aficionados a la guitarra, por lo que es frecuente encontrarla entre los catálogos y tutoriales destinados a quienes se inician con este instrumento. Pasarán años, pasarán generaciones… pero este tema perdurará en el tiempo convertido en un clásico del romanticismo cruel.

Hay quien al oír ‘Noches de Bohemia’ rememora el tema ‘Por tu ausencia’, que el llorado Manzanita regaló a sus seguidores unos años antes. Ambas composiciones están dotadas de una fuerza enorme, que derrochan en cada nota surgida de las cuerdas de la guitarra. Preciosa balada.

Yo no me doy a la razón
como te olvidaste de eso
busco y no encuentro
una explicación
sólo la desilusión
de que falsos fueron tus besos

Ya no sé cómo olvidarte,
eh eh eh
como arrancarte de mis adentros
desde que te marchaste
mi vida es un tormento

Yo ya no quiero recordarte,
eh eh eh
ni siquiera ni un momento
pero llevo tu imagen
grabada en mi pensamiento

Noches de bohemia y de ilusión
yo no me doy a la razón
como ya te olvidaste de eso

Yo quiero vivir distante,
eh eh eh
de todo aquello que era nuestro
pero el aire me trae
aroma de recuerdo

No me pidas que me calle
eh eh eh
tú no sabes lo que siento
me has hecho una herida
en mis sentimientos

Noches de bohemia y de ilusión
yo no me voy a la razón
de como te olvidaste de eso
busco y no encuentro
una explicación
sólo la desilusión
de que falsos fueron tus besos

Noches de bohemia y de ilusión
yo no me doy a la razón
tú como te olvidaste de eso
busco y no encuentro una explicación
sólo la desilusión
de que falsos fueron tus besos

Noches de bohemia y de ilusión
Yo no me doy a la razón
de como te olvidaste
de eso…

VERSIONES

Navajita Plateá redefinió su canción franquicia con la ayuda de ALBA MOLINA, la hija de Lole y Manuel, que da luz especial a la creación. Aquí les tenemos en un especial de Navidad grabado para la televisión en 2010.

El maestro PACO DE LUCÍA y ANTONIO DE LOS RÍOS mejoraron, si cabe, el tema del dúo jerezano gracias a la voz de ALBA CARMONA.

NURIA FERGÓ y MANU TENORIO, concursantes de la primera edición de ‘Operación triunfo’, se examinaron con este tema.

También los rockeros de MAGO DE OZ firmaron un cóver de esta balada.

Los hispanoalemanes DANIEL y RICARDO MUÑOZ dieron más ritmo al tema, en clave de pop.

NAVAJITA PLATEÁ nació y se desarrolló en la localidad gaditana de Jerez de la Frontera. Allí vieron la luz y viven sus dos componentes: Ildefonso de los Reyes (1969, voz y compositor) y Francisco Carrasco Soto (guitarrista, 1976), provenientes ambos de familias de origen flamenco del barrio de Santiago. Ildelfonso es conocido como ‘El Pelé’, sobrenombre que le puso su abuelo porque durante el Mundial de fútbol de 1970 cuando marcaba goles el astro brasileño el entonces niño Ildefonso lloraba por el ruido que escuchaba. Francisco es, como es lógico en Andalucía, simplemente Curro.

El dúo desde sus inicios fusiona pop, rock, blues e incluso punk o hip-hop con raíces flamencas. Esa mezcla desemboca en un producto natural, exótico y caliente. Integrados en una nueva generación de flamencos que se decanta por híbridos musicales, su inspiración lo mismo bebe de Camarón que de los Rolling Stones. Siempre con unos propósitos modestos que, sin embargo, logran calar hondo en el público.

Su caminar artístico comenzó en 1993, cuando vio la luz su primer disco. No fue fácil promocionarlo y tuvieron que patear mucha calle y subir a muchos escenarios modestos para conseguir algo de trascendencia. Pero por esa época fueron descubiertos por el productor Paco Martín, que supo afilar a Navajita y hasta consiguió que el director de cine vasco Imanol Uribe incluyera varias de sus canciones en la banda sonora de la película ‘Días contados’. Y hasta llegaron a compartir cartel con Chuck Berry en la inauguración del café Hard Rock de Madrid.

Su segundo trabajo fue publicado por una multinacional, vendiendo más de 50.000 copias y logrando un disco de oro. La navajita era ya dorada. El éxito llegó con el tercer long play y ‘Noches de bohemia’. Fueron 300.000 los vinilos que compraron sus seguidores, un triple álbum de platino. La pareja de Jerez estaba ya afianzada en el panorama de la música española. Mucho se había andado desde su primer concierto en los Caños de Meca, donde tocaron por el cámping y la comida.

Con la llegada del nuevo siglo la calidad se mantuvo, pero no tanto la repercusión. Su «música gitana que sale del corazón», sin embargo, topó con problemas con la compañía que editaba sus productos. Por ello ‘El Pelé’ y Curro estuvieron algunos años fuera de los circuitos comerciales. Volvieron en 2006 para ganarse de nuevo el prestigio mediático con su canción ‘Esta vida está de lujo’, usada por la Junta en una campaña de promoción de productos andaluces.

Bill Medley y Jennifer Warnes – (I’ve had) The time of my life (He vivido el mejor momento de mi vida)

2014 marzo 13

‘(I’ve had) The time of my life’ está indisolublemente unida a la película ‘Dirty dancing’. Desde 1987 nada más escuchar sus primeras notas nuestra mente se encamina al filme protagonizado por Patrick Swayze y Jennifer Grey. Ese año esta canción consiguió un éxito sin igual, cosechando un Grammy, un Globo de Oro y un Óscar. Ni que decir que fue número uno en medio mundo.

Nos encontramos ante un tema de encargo. El productor Jimmy Ienner solicitó al compositor Franke Previte que escribiera un obra que tenía que durar sobre unos siete minutos y contar con un contenido rítmico creciente. Además, todas estas condiciones deberían plasmarse en estilo mambo. Inicialmente la invitación fue rechazada, pero Ienner consiguió finalmente convencer a Previte con una sola frase: «Esta canción va a cambiar tu vida». Y así fue. El devenir de Previte, de John de Nicola y de Donald Markowitz, que colaboraron en el proceso de creación, nunca fue el mismo desde el estreno de ‘Dirty dancing’. Leer más

Camilo Sesto – Vivir así es morir de amor

2014 marzo 7

Corría el año 1978 cuando se manifestaron los primeros síntomas de mi melomanía. Estaba en plena adolescencia. Aunque ya escuchaba música con anterioridad, no fue hasta entonces cuando me descubrí adicto. Gran culpa de ello tuvo un radiocassette en formato maletín que llegó a mí de manos de un primo que navegaba y que lo compró en Holanda. Tenía la herramienta, pero me faltaba el material. Carecía de cintas, porque hasta entonces en mi casa el equipamiento sonoro lo integraba en solitario un tocadiscos traído por mi padre de una de sus travesías en la marina mercante. Junto a él malvivían unos pocos singles.

Por eso comencé a hacerme con algunos cassettes abandonando los habituales pedidos de libros en Círculo de Lectores y sustituyéndolos por cassettes. Uno de mis primeras adquisiciones fue el álbum ‘Sentimientos’, de Camilo Sesto, entre cuyas diez canciones estaba ‘Vivir así es morir de amor’, el tema más vendido de su discografía. Por supuesto, fue número uno en España y en numerosos países latinoamericanos. Leer más

Avicii – Levels (Niveles)

2014 febrero 11

 

Hoy toca describir cómo es la vida de muchas personas que a lo largo de tantos años –ahora hasta los 67 gracias a nuestros gobernantes– vamos y venimos, con las mismas rutinas, cada uno de los días de todos esos años. Deambulamos por la vida con una sintonía sistemática que se repite hasta la saciedad y que es siempre igual.

Caemos en la monotonía, nos dejamos llevar, todos los días son peligrosamente iguales, pasan como un anuncio de televisión, como el hojear de un periódico, como un programa de radio al que no prestamos atención por mero aburrimiento, como el piloto automático por el que te dejas llevar. La rutina de la vida cae como una losa triste y repetitiva de la que deseas escapar rabiosamente, pero no puedes y no debes, y menos aún tal y como anda el panorama. Es un lujo que no nos podemos permitir. Leer más

The Weather Girls – It’s Raining Men (Están lloviendo hombres)

2014 febrero 9

La historia de esta canción es similar a la de aquellas películas que grandes actores rechazan protagonizar y que luego se convierten en grandes éxitos de taquilla. Los protagonistas del error de elección se pasan el resto de su vida tirándose de los pelos. ‘It’s Raining Men’ ‘puso en peligro los cabellos de Donna Summer, Grace Jones, Diana Ross, Cher, Chaka Khan, Aretha Franklin, Teena Marie, Gloria Gaynor o Barbara Streisand, que rechazaron incorporar este tema a sus repertorios.

Fue escrito por Paul Jabara y Paul Shaffer en 1979 y las únicas que se avinieron a interpretarlo fueron Izora Armstead y Martha Wash, conocidas desde entonces como The Weather Girls (Las chicas del tiempo). Lo hicieron en 1983 y lo integraron en su premonitorio álbum ‘Success’ (Éxito). Leer más

Coz – Las chicas son guerreras

2014 febrero 7

‘Las chicas son guerreras’ nació unida a la polémica. Esta buena canción de Coz fue objeto de numerosas críticas por parte de los movimientos feministas, que entendían ofrecía una imagen de la mujer totalmente machista y servilista. Además, los puristas del rock acusaron a los integrantes de la banda madrileña de vender su talento heavy a la discográfica CBS, en un intento de convertirse en los Bon Jovi o Europe nacionales, primando la comercialidad sobre la autenticidad defendida, por ejemplo, por agrupaciones como Leño.

Incluso, tres décadas después, Coz volvió a cohabitar con el escándalo cuando el autor de ‘Las chicas son guerreras’, el bajista y cantante Juan Márquez, fue expedientado por la SGAE por prácticas fraudulentas en la producción de música de fondo para televisión y para pequeños videoclips de rock que proveen de contenido a los espacios de madrugada de las cadenas. «Es una música que nace muerta y acaba normalmente en esa casi clandestina explotación», se quejaba la sociedad de derechos de autor en su comunicado hace no mucho tiempo. Leer más

Neil Diamond – Sweet Caroline (Dulce Carolina)

2014 febrero 4

El secreto de ‘Sweet Caroline’ se mantuvo desde 1969 a 2007. Sabíamos que fue escrita en menos de una hora en la habitación de un hotel de Memphis el día antes de su grabación. Pero Neil Diamond nunca desveló quién era la afortunada protagonista de su canción franquicia. Las especulaciones fueron numerosas y diversas hasta que hace seis años el cantautor norteamericano confesó que encontró la inspiración en Caroline Kennedy, la hija del expresidente estadounidense John F. Kennedy.

Durante las horas de soledad con las que estaba obligado a convivir en el transcurso de sus giras, aburrido, comenzó a hojear una revista. En ella se encontró con la fotografía de la pequeña Caroline, dulce, inocente, angelical hasta en el sepelio de su padre. Ella fue la musa. Leer más

Víctor Jara – Te recuerdo Amanda

2014 enero 31

Víctor Jara es sinónimo de cultura popular y de lucha suicida contra la dictadura, pero sobre todo un artista inmenso que, por desgracia, apenas pudo exportar al mundo nada más que una canción de su buen repertorio. ‘Te recuerdo Amanda’ es internacional, porque el tiempo la ha convertido en una historia de lucha de clases.

Desbordó su objetivo inicial para convertirse en un tema que ilustra el combate de los chilenos contra el régimen de Augusto Pinochet, del que fue víctima el propio Víctor Jara. Sin embargo, la composición es anterior. Data de cuando Chile estaba gobernada por el Gobierno progresista de Eduardo Frei Montalva, época en la que surgieron fuertes movimientos sociales que anhelaban una mejora en las condiciones laborales y de vida.

La creación más famosa de Jara representa a la lucha de la clase obrera a través de la historia de amor de una muchacha llamada Amanda y de un obrero que respondía al nombre de Manuel. Él trabajaba duramente en una fábrica, donde ella la visitaba durante los cortos descansos, cinco minutos escasos hasta que la sirena indicara el regreso al trabajo. Un día su rutina cambió radicalmente, porque Manuel faltó a la cita, víctima de la injusticia del sistema explotador y la codicia de los patronos. Leer más

Ángela Carrasco – Quererte a ti

2014 enero 25

Qué pena ver ahora a Ángela Carrasco arrastrando su labrado prestigio por los platós de vergonzantes programas televisivos. El escenario de sus primeros y últimos pasos artísticos es, por tanto, este medio. Pero olvidémonos de ello y centrémonos en su obra musical. La cantante dominicana nos ofreció su mejor creatividad plasmada en canciones románticas de los años setenta y ochenta del pasado siglo. ‘Quererte a ti’ es, tal vez, una de las mejores.

El alto contenido sentimental de su letra ha quedado grabado en nuestras mentes desde que salió al mercado en 1979. Esta composición nos llegó entonces de la mano de Camilo Sesto, gran mentor de Ángela desde que llegó a España. Ella se convirtió en musa del alicantino y él en su mejor sastre musical, bien como compositor, bien como productor.

La calidad vocal de la intérprete caribeña pudo expresarse en ‘Quererte a ti’, tema que el público convirtió en un éxito rotundo y demandó de manera inusitada. Hablamos de una canción que nos invita a cerrar los ojos y escuchar presos de la oscuridad. Está destinada a personas que saben dar y recibir amor, para finalmente tener que sucumbir ante el desamor. Un contenido, sin duda, eterno, que se repite, generación tras generación de cantantes, sin que pierda vigencia. Leer más

Sade – Smooth operator (Persona astuta)

2014 enero 20

Sade tuteó con el éxito desde sus primeros singles y así ha llegado hasta la actualidad. Aquel ‘Smooth operator’ de 1984 hizo popular a una de las mejores voces femeninas del soul internacional de las últimas décadas, mediante una leltra y un sonido que conducen a una atmósfera sumamente grata y cálida, aunque tal vez un poco tendente a la melancolía.

La composición fue escrita dos años antes por la propia nigeriana radicada en Gran Bretaña y por Ray St. John, antiguo compañero de banda en Pride, el primer contacto de la Diosa de Ébano con la música. ‘Smooth operator’ es básicamente triste, pero como dice Sade «si la tristeza es bien tratada trae la felicidad». Con la belleza inclasificable de su arte sonoro nos robó el corazón y se niega a devolvérnoslo. Pero, pese a ello, ese vital músculo herido obtiene consuelo en su voz aterciopelada. Leer más

Marillion – Kayleigh

2014 enero 19
marillion

Hoy toca balada. También de los ochenta. Concretamente de 1985, año en cuyo verano arribó ‘Kayleigh’ de la mano de la banda británica de rock progresivo Marillion. Desde entonces es su canción más famosa, convertida en un clásico desde el día que se publicó. Supuso un punto de inflexión en la historia de la banda, coincidiendo con el punto más álgido de su trayectoria. Nada fue igual tras su publicación.

A pesar de que formaba parte de una obra conceptual, esta canción funcionó muy bien como single a ambos lados del Atlántico. Marillion logró asombrarnos con su capacidad compositiva en el mayor éxito de su historia, llegando al número dos de las listas británicas en un momento en que la música caminaba por senderos distintos de los que ellos labraban. Los cánones comerciales de ‘Kayleigh’ funcionaron de maravilla en el mercado, gracias a una base melódica, nostálgica, hasta amarga, y con un punto dramático. Eso sí, siempre romántica. Leer más

Frank Sinatra – My Way (A mi manera)

2014 enero 16

Cambio total de registro. Abandonamos los ochenta y la música pop para adentrarnos en los clásicos y rendir el homenaje que se debía a Frank Sinatra. Lo haremos apoyados en la canción ‘My Way’, quizás la que está unida con mayor solidez a su extraordinaria carrera. El genial estadounidense la grabó en 1968 y consiguió dotarla de la popularidad que su creador, el francés Claude François, no consiguió un año antes bajo el título ‘Comme d’abitude’.

El tema original llegó a Estados Unidos de la mano de otro histórico crooner, Paul Anka, que por 2.000 dólares compró los derechos de la obra de François tras escucharla durante unas vacaciones en la tierra de los galos. Cambió su letra y hasta rehízo la música para transformarla en la obra que alcanzó la trascendencia que hoy goza. El canadiense, consciente de su potencial, se lo ofreció a Sinatra durante una cena en Florida y el italonoamericano acabó por redondear el producto con su garganta. La transacción se cerró por 40.000 dólares. Ahora es imposible calcular el dinero que obtuvo Sinatra con su explotación. Millones y millones. Leer más

Desireless – Voyage, voyage (Vuela, vuela)

2014 enero 14

Seguimos en los maravillosos ochenta, pero nos adentramos en la canción francesa, un territorio bastante inhóspito para el mundo del pop-rock internacional. Siempre ha sido difícil para los artistas galos trasladar sus creaciones al universo musical externo y mucho más convertirlas en éxitos en todo el planeta. La cantante Claudie Fritsch-Mentrop, conocida artísticamente como Desireless, lo consiguió en 1987, año en el que cruzó las fronteras de su país con un tema que ya el año anterior fue reconocido por sus compatriotas, aunque se quedó en el número dos del hit parade.

Hablamos de ‘Voyage, voyage’, que se convirtió en un tremendo hit en muchos países europeos -incluido España y otras naciones tradicionalmente impermeables a la chançon- y que incluso logró saltar el océano Atlántico para llegar hasta Sudamérica y Estados Unidos, aunque allí en menor medida. Hasta una buena parte de los cinco millones de copias que distribuyó se vendieron en Asia, un mercado por aquella época todavía cerrado para el pop europeo. Leer más

Black – Wonderful Life (Maravillosa vida)

2014 enero 10

Lo confieso. Incluso yo, que intento mantener una prudencial distancia de los sentimientos navideños, parece que he sido imbuido por pensamientos positivos, como recomendaba Peter Pan. ‘Wonderful Life’, que llegó al gran público en 1987, puede ser un ejemplo adecuado para representar la cínica bondad que siempre impregnan las fechas que reciente y afortunadamente hemos dejado atrás.

Pero, imposiciones comerciales y convencionalismos al margen, sí, la vida es maravillosa, como nos lo cantaron los integrantes del conjunto británico Black en los estertores de los ochenta con una entonación de garganta negra en sus juveniles cuerpos blancos. Consiguieron que este tema se convirtiera en perenne, de esos que llegan a nuestras vidas por casualidad, pero que luego se quedan para siempre. ‘Wonderful Life’ se ha hecho con un sitio en la historia musical del último cuarto del pasado siglo. Fue un superéxito en su momento y es una obra genial casi tres décadas después. Leer más

Opus – Live is life (Vida es vida)

2013 diciembre 13

Los austriacos de Opus abandonaron su anonimato en 1985 gracias a ‘Live is life’, que seguro será la única canción que conozcamos de ellos. O al menos ése es mi caso. Pero ¡qué recuerdo! Comenzar a sonar sus primeras notas e identificarla es lo que nos ocurre a todos. Fue un bombazo comercial extraordinario que ha sabido superar los achaques de la edad y mejorar con las canas. Es, sin duda, su único tema, pero un buen tema.

Esta obra que escuchamos en el pasado y volvemos a escuchar ahora con la misma frescura, nació cargada de una energía positiva que no ha perdido intensidad y que incluso la ha elevado a la categoría de himno con el paso de los años. Lo dejaron siempre claro: la vida es vida cuando todo el mundo consigue algo. Leer más

Baltimora – Tarzan boy

2013 noviembre 13

Nuevo ejemplo de música nacida en Italia. La electrónica dominaba en 1985 en las radios y en las pistas de baile, y el grupo Baltimora, con su ‘Tarzan boy’ ejerció una dictadura de éxito durante ese año y el siguiente a ambos lados del Atlántico. Subió hasta lo más alto en los hit parade de Canadá, Bélgica, Holanda, España y Francia. En Estados Unidos no llegó tan arriba, pero gracias a su participación en un programa televisivo conducido por Dionne Warwick su repercusión fue elevada. En la actualidad, tras aparecer de forma habitual en las recopilaciones de eurodance publicadas desde entonces, esta canción es ya un clásico de los ochenta.

Además, ‘Tarzan boy’ –conocida popularmente como ‘Kiwi y melón’– ha sido constantemente objeto de diversos remixes (Ext dance vers, Ext dub rmx, Summer edit vers, Summer mix, 1993 rmx, etcétera– que la han mantenido en la actualidad. Era asimismo habitual en las bodas, en esos momentos que todos luego queremos olvidar en los que nos atamos las corbatas en la cabeza y formamos cadenas de ridiculez. También ha sido un himno gay desde que el líder de la banda anunciara su homosexualidad. Leer más

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.