Ir al contenido

Leonard Cohen – Suzanne

2017 enero 24

El maestro Leonard Cohen se ha ido, pero nos ha dejado su extenso legado. Todo él merece una atención pormenorizada, pero hoy vamos a dedicarnos a su primer gran éxito, ‘Suzanne’.

Un nombre tan sugerente, tan femenino como Susana se repite constantemente en el mundo de la música, pero a la hora de elegir una canción con ese título casi todos derivamos hacia la obra de Cohen, quien convirtió este tema en especial gracias a esa forma suya de interpretar que genera paz, mediante una voz acariciadora que nos traslada a una isla sólo poblada por la tranquilidad. Una terapia que debería estar cubierta por la Seguridad Social.

Somos muchos los seguidores del cantante canadiense los que recurrimos a esta composición cuando pretendemos desconectar del mundo que nos rodea y viajar a través de nuestra propia mente para quedar finalmente con la sensación de haber visitado lugares no recogidos por los mapas.

‘Suzanne’ es un himno, una canción que se utilizaba en las discotecas de los años sesenta y setenta para anunciar que comenzaban los bailes agarrados. Una obra maravillosa, pese a su extremada tristeza, tan bien recibida por los melancólicos

La dama medio loca que paseaba de la mano de Leonard Cohen por la orilla de un río vistiendo ropas viejas del Ejército de Salvación cumple cincuenta y un años de vida. Ella dio título a una de las canciones más traducidas del mundo, la primera de Cohen que atrajo la atención de público gracias a esa mezcla de amor lánguido y meditación religiosa, tan habitual durante su ya dilatada carrera.

Estandarte musical y poético, ‘Suzanne’ fue escrita en 1966 e inicialmente la popularizó Judy Collins. El tema se inspiró en Suzanne Verdal, la vieja esposa de un amigo íntimo del autor, el escultor de Montreal Armand Vaillancourt. «Suzanne me invitó a su casa cerca del río y me sirvió un té que estaba lleno de pedacitos de naranja. Esos elementos me dieron el rocío para soñar con la canción, pero sólo fueron el rocío», explicó Leonard Cohen en una entrevista.

LETRA

Suzanne te lleva abajo
a su sitio junto al río
tú puedes oír pasar los barcos,
puedes pasar la noche junto a ella
y sabes que ella está medio loca
pero eso es por lo que quieres estar allí
y ella te ofrece té y naranjas
que vinieron todo el camino desde China
y justo cuando tú quieres decirle
que no tienes amor que darle
ella te sintoniza en su longitud de onda
y deja que el río conteste
que tú siempre has sido su amante
y tú quieres viajar con ella
y tú quieres viajar ciego
y tú sabes que ella confiará en ti
porque tú has tocado su cuerpo perfecto con tu mente

Y Jesús fue un marinero
cuando caminaba sobre las aguas
y pasó mucho tiempo observando
desde su solitaria torre de madera
y cuándo supo seguro
que sólo los hombres ahogados podrían verle
dijo: «todos los hombres serán marineros entonces
hasta que el mar los libere»

Pero él mismo fue roto
mucho antes de que el cielo se abriera
abandonado, casi humano,
se hundió bajo tú sabiduría como una piedra
y tú quieres viajar con él
y tú quieres viajar ciego
y piensas que quizás confíes en él
porque el ha tocado tu cuerpo perfecto con su mente

Ahora Suzanne te toma de la mano
y te conduce al río
ella lleva ropas viejas y adornos
de los estantes del Ejercito de Salvación
y el sol se derrama como miel
sobre nuestra señora del puerto
y ella te enseña dónde mirar
entre la basura y las flores

Hay héroes entre las algas
hay niños en la mañana
ellos se asoman buscando amor
y lo harán así para siempre
mientras Suzanne sostenga el espejo
y tú quieres viajar con ella
y tú quieres viajar ciego
y tú sabes que puedes confiar en ella
porque ella ha tocado tu cuerpo perfecto con su mente

LEONARD COHEN fue el gran poeta de la canción anglosajona. Nació en Montreal en 1934 en el seno de una familia judía de clase media y ascendencia lituana. Tras aventuras con más o menos éxito en el mundo del country-western, se lanzó a la poesía, más como escritor que como cantante. En ello influyó los viajes que realizó por Europa, donde se vio influenciado por canciones francesas de cabaret de entreguerras.

Su primer contacto con el mundo discográfico tuvo lugar en 1967, cuando grabó tenas como la mencionada ‘Suzanne’ y otras joyas como ‘The stranger song’, ‘Sisters of mercy’ o ‘So long, Marianne’. Desde entonces toda su carrera ha seguido un mismo camino, sustentado por un estilo minimalista, sólo variado ligeramente en los ochenta con la experimentación con instrumentos más modernos que la tradicional guitarra con la que cabalgó durante décadas entre la lírica y la poesía.

Un caminar, sin embargo, interrumpido por largos períodos de silencio trascendental por su interés por la filosofía zen. De hecho, Cohen estuvo retirado en un monasterio, donde fue ordenado monje con el nombre de Dharma de Jikan, el silencioso. La concesión del Premio Príncipe de Asturias de las letras de 2011 le recuperó de su Shangri-La. Nos ha dejado definitivamente. Le echaremos de menos.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.