Blogs

César Coca

Divergencias

Ningún fin de semana sin música: Sinfonía Nº 25 de Mozart

Hace unos días murió el gran director de cine checo Milos Forman, autor de un puñado de excelentes filmes. Entre ellos, nos interesa uno de manera muy especial en este blog: Amadeus. A partir de la obra teatral de Peter Shaffer (fallecido también hace un par de años), Forman construyó una película bastante fiel a la figura histórica de Mozart (se toma libertades, por supuesto, como que el compositor escribió música hasta apenas unos minutos antes de su muerte o el hecho de que Salieri estuviera tan cerca en momentos cruciales de su vida, agonía incluida) pero que sobre todo es una verdadera obra de arte capaz de plasmar en imágenes el tamaño del genio. Para la banda sonora lo tuvo fácil: qué mejor que la propia música del salzburgués, con algunos pequeños añadidos.

Hay dos obras que tienen un significado especial en la película. Una es el Réquiem, en esa penúltima escena sin diálogos (la del entierro) que encoge el corazón. La otra, más presente, y asociada en general a la figura del padre, es la Sinfonía Nº 25, cuyo arranque suena en varias ocasiones. Esta es la propuesta de hoy. Y en homenaje a Forman se la dejo en una versión ilustrada con un vídeo con escenas de la película. Disfruten.

Temas

Amadeus, Milos Forman