Blogs

César Coca

Divergencias

Ningún fin de semana sin música: ‘Obertura cubana’ de Gershwin

Estos días Cuba ha estado muy presente en los medios, por razones políticas que conocen bien. Así que he pensado que quizá estaría bien proponerles una obra que, aún no habiendo sido escrita por un compositor de aquel país, tiene unas clarísimas influencias y no solo por el título. El autor de esta Obertura cubana de ritmo chispeante es George Gershwin, y la obra está inspirada en una estancia de dos semanas que el compositor estadounidense realizó en febrero de 1932. La pieza se estrenó ese mismo verano y tuvo un gran éxito. Gershwin actuó aquí como siempre lo hacía: tomó elementos del folclore y canciones de moda y lo mezcló todo en la coctelera de su inmenso talento.

Del carácter de la obra da buena idea el hecho de que el título en el que primero pensó Gershwin fue Rumba. Queda casi todo dicho con ello. Aquí están su fabuloso sentido del ritmo, la facilidad melódica y esa capacidad para crear sonidos envolventes que atraen al oyente y lo trasladan a otros mundos. No es una obra tan redonda como la Rapsodia in blue, pero de alguna forma es comparable. Si esta última está vinculada ya definitivamente a la ciudad de Nueva York, con el sonido de sus calles (el tráfico, las sirenas de los bomberos y la Policía, el jazz…), la Obertura cubana sugiere inevitablemente un paseo por el malecón de La Habana, escuchando la música que sale de los cabarés, la banda callejera, unos jóvenes que bailan al son de las maracas que otros manejan… Una Cuba seguramente idealizada pero que es la que está en nuestro imaginario de esos años. Disfruten.

Temas

cuba, gershwin, La Habana, Nueva York, Rapsodia in blue