Ir al contenido

Un libro cada semana: ‘La decadencia de Nerón Golden’ de Salman Rushdie

2018 enero 9
tags:

,

,

por César Coca

neronPor increíble que parezca, la condena a muerte dictada contra Salman Rushdie, que lo obligó a vivir oculto, cambiando de casa cada pocos días para burlar a sus perseguidores, no le restó ni un ápice de sentido del humor. Lo demostró en las obras inmediatamente posteriores a esa década de tinieblas y lo sigue haciendo en cada libro. En La decadencia de Nerón Golden lo hay en abundancia, aunque la novela comience como una comedia y termine como una tragedia griega.

En esencia, lo que el lector encuentra en la última obra del escritor angloindio es el relato que hace en primera persona René, un joven guionista que halla en Nerón Golden y su familia el material para preparar su gran película. Golden es un magnate indio que se instala ya en la edad madura en el corazón de Nueva York, en una casa enorme con un patio ajardinado, que ocupa con sus tres hijos. El millonario perdió a su esposa en el atentado contra el hotel Taj Mahal de Bombay y luego rehace su vida junto a una joven rusa con la que se casa.

Los hijos de Golden llevan nombres propios de la antigüedad clásica, que han transformado en otros más breves, y tienen problemas: uno siente terror si sale de casa, otro es un pintor de valía pero desubicado y el tercero está peleado con su identidad sexual. En el caso del padre, la cuestión es aún más compleja y se encuentra en algunas actividades que realizó años atrás en su país y que lo enriquecieron… de manera no muy legal, como el lector irá descubriendo.

A partir de esa trama, Rushdie arremete contra la postverdad, la corrección política, la superchería, la fama fácil, la ficción vendida como realidad a través de las redes sociales y otros muchos tópicos de hoy. Lo hace con una facilidad apabullante para la narración, para hacer que el lector crea los episodios más inverosímiles y se meta en los escenarios más improbables. Capítulo a capítulo teje y desteje la madeja del relato, con un narrador que irrumpe como un personaje más y que reivindica su protagonismo en no pocos momentos. Y retratando a los contendientes en la batalla electoral como Jocker y Batwoman. No hay que explicar de parte de quién se pone el joven guionista (y el novelista, claro).

(Publicado en elcorreo.com)

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.