Ir al contenido

Carta abierta al consejero de Cultura

2017 enero 25
por César Coca

Estimado Bingen:

Me permito este atrevimiento porque hemos sido colegas y porque, aunque pocas veces, algunas hemos coincidido en distintos actos. No voy a entretenerte más allá de tres minutos porque imagino que estarás muy ocupado. Pero quiero pedirte que dediques una atención especial a un tema. Ya sé que el capítulo más importante de tu Departamento, aquel sobre el que el lehendakari te ha pedido una actuación más profunda y seguramente más urgente es la reforma de EITB. No puedo estar más de acuerdo en la necesidad de la misma así que no me detendré en eso. Con todo, me gustaría que encargaras a alguien de tu departamento, o a una empresa especializada, que supongo que las habrá, un estudio acerca de las razones por las que el consumo de cultura se ha desplomado entre nosotros desde el inicio de la crisis. Y ya te adelanto que ni la crisis en sí misma ni el aumento del IVA a algunos productos culturales explican el fenómeno. Han agravado la caída, por supuesto, pero no son la razón de la misma.

Y eso se ha producido mientras los campos de fútbol, las canchas de baloncesto y los frontones -donde las entradas no son precisamente baratas ni han bajado de precio en estos años- siguen llenos. Lo mismo podría decirse de los restaurantes y los bares de moda, en los que no es fácil encontrar sitio. Y algo similar ocurre en muchos establecimientos de artículos de lujo, cuyas ventas no han descendido. Dicho de otra manera, puestos a recortar gastos los vascos hemos recortado sobre todo en cultura. El número de espectadores del ballet, el cine, el teatro y la música clásica ha descendido desde 2008 entre un 10 y un 20%. El caso de la ópera y la zarzuela es dramático: un 55%. Y aunque sin cifras tan concretas, lo mismo ha sucedido en cuanto a la venta de libros. Aún más: en 2016, hubo menos visitantes vascos en el Guggenheim que en el año 2000. En término medio de consumo aún estamos por encima de la media española, pero hemos perdido terreno, y aquí la crisis económica nos ha afectado en medida mucho menor.

¿Por qué ha sucedido eso? Averiguarlo me parece urgente. Porque ningún plan cultural puede establecerse sobre una base sólida si no se sabe lo que está ocurriendo y por qué. Y lo que aquí ocurre es extraordinariamente grave.

No te quito más tiempo.

Recibe un saludo cordial.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.