Ir al contenido

Un libro cada semana: 'El impresor de Venecia' de Javier Azpeitia

2016 agosto 29
por César Coca

El lector avanza en las páginas de El impresor de Venecia, ambientada en los primeros años del siglo XVI, y no puede por menos que recordar el célebre arranque de El 18 Brumario de Luis Bonaparte de Karl Marx, donde dice aquello de que los grandes hechos de la Historia se dan dos veces: la primera como tragedia y la segunda como farsa. Javier Azpeitia cuenta la peripecia de Aldo Manuzio, el gran impresor que impulsó la edición con fórmulas nuevas y una genuina preocupación por recuperar los clásicos. Y en esa Venecia que representa el centro de un mundo que no para de crecer –una globalización a la medida de aquel tiempo–, los impresores no dejan de quejarse de que se venden pocos libros, y los que se venden no se leen. Tampoco son ajenas a aquella época las campañas de mercadotecnia en las que cuenta el producto físico más que el contenido. ¿Les suena? Pues ya ven, nada nuevo bajo el sol.

Azpeitia recrea con detalle la Venecia de hace medio milenio, con sus costumbres y usos sociales. La historia de Manuzio, que próximo a la vejez se casa con la hija de Andrea Torresani, dueño de la mayor imprenta de la región –y un comerciante de un olfato para los negocios verdaderamente llamativo–, le sirve también para reflejar el debate de las ideas y la cultura. Hay episodios repletos de melancolía junto a otros que suscitan una sonrisa franca, como aquellos en los que cuenta cómo Manuzio, muy poco confiado en sus fuerzas, consigue ir demorando durante meses la consumación del matrimonio con su joven esposa.

La novela peca a veces de algunos excesos pero ofrece una lectura gozosa para cualquiera que ame la Historia, los libros y la literatura en general.

(Publicado en elcorreo.com)

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.