Blogs

César Coca

Divergencias

Ningún fin de semana sin música: Concierto para violín y orquesta Nº 1 de Bruch

Hay compositores magníficos que se han visto perjudicados por coincidir en el tiempo de su carrera con los más grandes de la Historia. Y así es muy difícil destacar, en su tiempo y para la posteridad. ¿Imaginan lo que tuvo que ser para un músico que viviera en Viena a comienzos del siglo XIX, donde reinaba con poder absoluto un tal Ludwig van Beethoven, tratar de llamar la atención de críticos y aficionados?

Algo así le sucedió a Max Bruch, nacido en 1838 y muerto en 1920. Prácticamente tenía los mismos años que Brahms, Dvorak, Chaikovski y  Grieg y era solo unos pocos años más joven que Bruckner. ¿Y cómo competir con esos gigantes? Esa es la razón de que, teniendo un puñado de partituras muy notables, se interprete más bien poco fuera de Alemania. El primer concierto para violín, las Variaciones sobre Kol Nidrei, la Fantasía Escocesa y muy poco más. Incluso un concierto para dos pianos (con un excelente arranque, de los más hermosos del repertorio) que no es un género que pase inadvertido, se perdió y solo en fecha relativamente reciente fue recuperado y puesto en circulación. Para este fin de semana les dejo el tercer movimiento del Concierto para violín Nº 1, una obra del Romanticismo tardío. Disfruten.

Temas

brahms, Bruckner, chaikovski, dvorak, grieg