Blogs

César Coca

Divergencias

Ningún fin de semana sin música: Sinfonía Nº 4 de Chaikovski

El pasado sábado, el director alavés Juanjo Mena obtuvo un gran éxito con la interpretación del ciclo completo de las sinfonías de Chaikovski, a cargo de tres orquestas distintas: Jonde, ONE y RTVE. A lo largo de todo el día, en el Auditorio Nacional se interpretaron piezas del compositor ruso, en el 175 aniversario de su nacimiento, y de algunos de sus coetáneos.

Chaikovski es siempre un valor seguro en cuanto al agradecimiento del público. Sus largas y hermosas melodías, su magnifica orquestación, la capacidad de evocación de su música, gustan a un público que busca emocionarse y sentir, más allá de una intelectualización que queda para los ensayos y algunos estudiosos diletantes. A Adorno,por ejemplo, Chaikovski no le gustaba nada. Se lo comenté una vez a Eugenio Trías, filósofo y gran melómano, autor de dos libros imprescindibles sobre música, y mostró su perplejidad ante las críticas de Adorno. En un plano más personal, me contó que, durante un duro tratamiento médico que había recibido, unos pocos compositores le salvaron la vida. Uno de ellos era el ruso.

Les dejo con el arranque de la particular Sinfonía del Destino de Chaikovski, la número 4. La interpretación es de la Sinfónica de Chicago con Barenboim a la batuta. Disfruten de la música y de esos increíbles metales.

Temas

Adorno, chaikovski, Daniel Barenboim, Eugenio Trías, Juanjo Mena