Blogs

César Coca

Divergencias

Un libro cada semana: 'Nunca ayudes a una extraña' de J.M. Guelbenzu

José María Guelbenzu ha creado uno de los personajes más interesantes de la novela policial española: la juez Mariana de Marco, que protagoniza ya la séptima novela de una serie que nació como un divertimento y se ha ido consolidando con cada entrega.

Tras Muerte en primera clase, que hizo un homenaje más que evidente a Agatha Christie y se llevó a la protagonista hasta un crucero por el Nilo, Guelbenzu vuelve a situar a la juez en la localidad de G., a orillas del Cantábrico. Ahora debe investigar qué se esconde tras lo que parece un suicidio, que se ha producido horas después de que un periodista de paso por la ciudad auxilie a una mujer que acaba de ser violada. Mariana de Marco ha de indagar en el mundo subterráneo de tres familias muy relevantes en la ciudad, que esconden secretos y miserias en abundancia. Lo hace ayudada por el periodista que se ha visto involuntariamente implicado en el asunto y que tiene un interés propio porque se ha enamorado de la juez.

La novela cumple con todos los rituales del género y retrata a un periodista a la vieja usanza, de los que investigan sobre el terreno y se lanzan tras las pistas para intentar comprender el asunto en toda su complejidad. Ahí está también la juez, a quien esta vez el autor no enredará con ningún hombre peligroso pero la colocará en cambio ante la coyuntura de seguir viviendo sola y con aventuras ocasionales, como decidió hace algún tiempo, o entregarse a una relación distinta. Intriga de la buena, retratos psicológicos interesantes y la buena escritura que siempre ofrece Guelbenzu. Estos son los ingredientes de Nunca ayudes a una extraña.

 

(Publicado en elcorreo.com)

 

Temas

literatura policial, Mariana de Marco