Ir al contenido

Un libro cada semana: 'El jilguero' de Donna Tartt

2014 marzo 31
por César Coca

Tres novelas en treinta años no parece una gran producción. Aunque sean libros de dimensión fuera de lo normal, y con sus 1.145 páginas El jilguero lo es. Se trata de la última creación salida de la pluma de Donna Tartt, una escritora estadounidense que dio un aldabonazo con El secreto, publicada hace ahora dos décadas. Desde ese momento, Tartt ha mantenido un ritmo de producción invariable: diez años de escritura para cada una de sus novelas, acogidas con un notable éxito de crítica y ventas millonarias en el mercado anglosajón.

El jilguero arranca cuando Theo, un muchacho apenas llegado a la adolescencia, es testigo de una explosión en el Metropolitan de Nueva York. Poco antes, ha visto en una sala del museo a un anciano que va acompañado de una niña pelirroja. Será él quien, en mitad del humo, rodeado de cascotes e instantes antes de morir, entregue a Theo un anillo y un pequeño lienzo, El jilguero, pintado en el siglo XVII por Carel Fabritius. El protagonista de la historia sabrá horas después que su madre ha muerto a consecuencia de la misma explosión, lo que lo convierte en algo parecido a un huérfano, puesto que su padre ha abandonado el hogar tiempo atrás.

La novela recorre diez años de la vida de Theo, que transcurren entre Nueva York, Las Vegas y Amsterdam. Años de amigos entrañables y complicados, de pérdidas y desarraigos, de drogas y alcohol, de aprendizaje doloroso, mentiras y pequeños triunfos. Theo va entendiendo lo que significa la palabra soledad mientras conserva el secreto del cuadro desaparecido y persigue el sueño de la niña pelirroja que acompañaba al anciano.

El jilguero es un relato en el que están presentes el culto por la belleza, las reflexiones sobre la vida y la muerte, la dificultad de hallar segundas oportunidades para hacer cuanto debió hacerse, la falsedad de tantas relaciones y de tantas vidas, el papel del azar, los miedos y la esperanza… Se trata de una novela en la que no es difícil hallar ecos dickensianos a lo largo de una narración que genera una lectura adictiva. La vida de Theo, sus amigos Boris y Andy, el viejo restaurador de muebles Hobie y Pippa, la niña pelirroja tan fuerte y tan desvalida, es un fresco que representa la sociedad contemporánea.

La descomunal novela -no solo por su dimensión- termina por hacerse tan corta que el lector siente que se acabe. Con esto, está todo dicho.

 

(Publicado en elcorreo.com)

 

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.