Ir al contenido

Un libro cada semana: ‘El caso del mayordomo asesinado’ de Marco Malvaldi

2013 septiembre 9
por César Coca

Marco Malvaldi es un químico de profesión que ha conseguido cierta fama literaria con una serie de novelas protagonizadas por un grupo de jubilados cuya ocupación principal es jugar a las cartas en un bar. En El caso del mayordomo asesinado, no se trata de esa serie, pero hay un nexo común. Aquí, lo que Malvaldi cuenta es el relato de cuatro días en el castillo del séptimo barón de Roccapendente, situado en la Toscana.

Un fin de semana de la primavera de 1895, a esa mansión llegan un fotógrafo y un célebre cocinero. Son los dos invitados a una casa en la que están el barón y sus hijos: uno, el típico inútil que solo sabe beber y frecuentar burdeles; otro, un poeta menor que desea pasar la vida haciendo rimas; y una chica lista a la que no dejan estudiar porque su destino es casarse. También hay abuelas de lengua viperina, tías solteronas para las que ningún hombre es desdeñable y debe ser acosado con o sin disimulo, tímidas chicas de servicio, un médico con tendencia a la pedantería y un comisario de Policía más listo de lo que parece.

La acción se desencadena cuando el mayordomo aparece muerto tras la cena con los invitados. Parece un caso difícil porque el cadáver se halla en el interior de una estancia que solo tiene una puerta y ha sido cerrada por dentro, y sin embargo es obvio que no se trata de un suicidio. La novela narra la investigación del crimen, pero eso no es ni de lejos lo más interesante. Lo que hace diferente a este libro es la voz del narrador, tan omnisciente que sabe no solo lo que sucede en todos los escenarios, sino incluso lo que piensan los personajes. Y ese narrador no duda en intervenir en el relato con descripciones desternillantes de los personajes o anacronismos deliberados pero muy ilustrativos sobre un estilo de vida trasnochado hasta lo cómico.

Ese punto de desvergüenza del narrador que lo mismo se detiene en los estúpidos privilegios que aún defiende el barón que en el debate eterno sobre la unidad de Italia (ojo, tan actual allí y más cerca) aporta una enorme frescura a un relato que de otra forma sería una novela en el estilo Agatha Christie. Aunque es obvio que en este caso el mayordomo no podría ser nunca el asesino.

 

(Publicado en elcorreo.com)

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.