Ir al contenido

Ningún fin de semana sin música: Trío Nº 2 de Schubert

2013 junio 7
por César Coca

Uno de los directores de cine que mejor ha utilizado la música clásica en sus películas ha sido, sin duda, Stanley Kubrick. A veces, en mis clases de Periodismo Cultural en el Máster de Periodismo de EL CORREO y la UPV/EHU, cuento que en su última película, Eyes wide shut, da un magnífico ejemplo de cómo con la música que uno de los protagonistas pone en un reproductor de discos en una escena del comienzo (Nicole Kidman termina de arreglarse para una fiesta y Tom Cruise ameniza la espera) da un carácter distinto a la escena. Esa pieza es el Vals de la Suite de Jazz Nº 2 de Shostakovich.

Pues bien, en Barry Lindon usa el Trío para piano Nº 2 op. 100 de Schubert, concretamente el segundo movimiento. Una música serena, melancólica, de una belleza extraordinaria. Se la dejo para este fin de semana que se anuncia (una vez más) gris y lluvioso.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.