Blogs

César Coca

Divergencias

Se acerca San Valentín, contrate a un asesor para una declaración de amor

Lo cuenta Emma Reverter, entrevistada hoy en las páginas finales de XLSemanal. Ahora lo que se lleva en las sociedades más adelantadas y entre gente bien es tener un asesor sentimental. Nada de buscar pareja por el método tradicional, nada de sacar a relucir las artes de la seducción (y arriesgarse a un corte del tamaño de un piano de cola si la otra persona no está por nuestros huesos). Un profesional hace las gestiones y nos resuelve los problemas. Y a la hora de romper, lo mismo. Por qué pasar por un mal trago, si el asesor liquida el tema enviando un correo electrónico o haciendo una llamada de telefóno. “Que sepas que X no quiere saber nada de ti. Siguiendo mis instrucciones ya ha cambiado su número de teléfono para que no le llames…”

Me van a permitir que no opine sobre esta moda. Pero sí que lo haga sobre las consecuencias que puede tener para la literatura y el cine. La mayoría de las novelas y las películas, con otras tramas entrecruzadas claro, contienen historias de amor. ¿Resistirán la entrada en escena del profesional de la asesoría sentimental? ¿Cómo sería la historia de Romeo y Julieta, ahora que se acerca San Valentín, si en vez de estar el bueno de Romeo subiendo al balcón utilizara los servicios de un asesor que gestionara la cita? ¿Y cómo la dramática escena de la despedida de Casablanca, si se sustituyera a los protagonistas en mitad de la niebla, al pie del avión, por un asesor de Bogart enviando un correo electrónico y diciendo: “Señora, no se preocupe que siempre les quedará París”?

¿Hay algún cineasta o algún escritor capaz de hacer un relato memorable con estos nuevos usos amorosos?

Temas

amor, asesores, casablanca, romeo y julieta, san valentin