Ningún fin de semana sin música: Suite de 'Malena' de Ennio Morricone | Divergencias - Blog elcorreo.com

Blogs

César Coca

Divergencias

Ningún fin de semana sin música: Suite de ‘Malena’ de Ennio Morricone

Si sigues este blog ya sabrás que trato no solo de no repetir ninguna recomendación musical, sino también de distanciar obras firmadas por el mismo compositor. Me voy a saltar esta norma, porque hace apenas un mes, cuando se anunció que el Princesa de Asturias de las Artes de este año iba a parar a John Williams y Ennio Morricone, traje hasta aquí la Suite de La misión, de este último, en homenaje a ambos compositores.

Pero esta semana ha muerto Morricone y el cine, sobre todo el europeo pero también el estadounidense, con el que colaboró no poco aunque sin trasladarse en ningún momento a Hollywood, ha quedado mudo. Su filmografía resulta casi inverosímil. Cómo se puede escribir tanta música (hasta veinte películas algún año, y además componía otras cosas) y que en muchos casos sea tan buena. Escribía el martes en EL CORREO que con él se cierra una etapa de oro de la música cinematográfica porque creo que, con Williams ya virtualmente retirado, ya no queda nadie con su carisma y su capacidad para componer melodías inolvidables que ponen tanta emoción a las imágenes.

Ya el año pasado te propuse el tema principal de Cinema Paradiso y en mi texto comentaba el de La leyenda del pianista en el océano, así que para no repetirme sugiero esta vez la suite de la música que escribió para otra película de Tornatore: Malena. Cuánto lirismo, cuánta capacidad de evocación en esa música que suena mientras vemos al joven protagonista buscar una y otra vez el encuentro con la mujer más bella del pueblo (y, para él, del mundo). Un dato: esta banda sonora fue candidata al Oscar en 2000, junto a las de Chocolat (Rachel Portman), El Patriota (John Williams), Gladiator (Hans Zimmer) y Tigre y Dragón (Tan Dun), que fue la que lo ganó. Disfruta.