Un libro cada semana: 'Quijote' de Salman Rushdie | Divergencias - Blog elcorreo.com

Blogs

César Coca

Divergencias

Un libro cada semana: ‘Quijote’ de Salman Rushdie

Salman Rushdie ha manifestado en numerosas ocasiones su interés por la cultura hispana. No solo su admiración por García Márquez (Hijos de la medianoche fue calificada de realismo mágico indio) sino también, yendo a los orígenes, por Cervantes y su novela fundacional.
En Quijote, el escritor angloindio se atreve a hacer una versión contemporánea de la obra de Cervantes.

Un escritor mediocre especializado en novelas de espionaje (su apellido es DuChamp, la novela es un festival de referencias culturales) crea el personaje de Quijote. Se trata de un hombre mayor, nacido en India, que acaba de ser despedido de una empresa farmacéutica en la que trabajaba como viajante gracias a la ayuda de un pariente lejano, dueño de la firma. Quijote tiene un hijo imaginario llamado Sancho y un amor platónico: una presentadora también india llamada Salma que dirige un programa de éxito en la TV de EE UU.

Como en la novela de Cervantes, hay una historia central y numerosos relatos que crecen a su alrededor. Así, en esta, vamos conociendo aspectos de la vida de Quijote, su hermana la Cama Elástica, su pariente el empresario, el autor del relato y sus familiares, Salma y sus ayudantes… En su vagar por el país (en algunos momentos, también nos iremos hasta Bombay) en busca de Salma, Quijote y Sancho duermen en moteles de mala muerte, se enfrentan a racistas violentos, reciben amenazas y ayudas inesperadas…

Cada uno de esos episodios termina conduciendo la historia a su cauce central, pero cada uno de ellos es a su manera una novela. Y en todos, Rushdie hace un alarde de humor, juega con eso llamado metaliteratura (hay un momento en que el narrador cuenta que el autor de novelas escribe sobre un personaje que a su vez imagina a otro personaje… y en alguna escena uno de estos se rebela contra su autor inmediato, a lo Augusto Pérez en Niebla) y se desliza de manera desinhibida entre referencias literarias, pictóricas y cinematográficas. Una verdadera exhibición que requiere de una lectura atenta.

(Publicado en elcorreo.com)