Blogs

César Coca

Divergencias

Un libro cada semana: ‘La sospecha’ de Fiona Barton

 

portada_la-sospecha_fiona-barton_Hace dos años, Fiona Barton publicaba La viuda, una novela que partía de la desaparición de una niña y ponía en el acento en la esposa del inculpado por el secuestro y en el grado de confianza o desconfianza que va mostrando respecto de su marido. En la novela salían policías agobiados, una reportera y otros personajes habituales de este tipo de relatos. Pues bien, en La sospecha, el policía que llevaba la investigación y la reportera vuelven a escena –también, y muy fugazamente, algunos otros– en una trama que arranca cuando dos chicas que han viajado a Tailandia en su último verano antes de entrar en la Universidad desaparecen en aquel país. La reportera se desplaza a cubrir la información, con un interés añadido: tratar de localizar a su hijo mayor, que hace un par de años se trasladó también a la región para dar un giro a su vida y de quien reciben pocos y muy distanciados mensajes.
Pronto las muchachas aparecerán muertas a consecuencia de un incendio en el ‘hostel’ en el que se alojaban y una comitiva formada por policías, familias y más reporteros se instala en Bangkok para hacer los trámites del traslado y tratar de averiguar lo sucedido. Es entonces cuando se sabe que el desaparecido hijo de la reportera estuvo con las chicas, de manera que recaen sobre él algunas sospechas. Sobre todo porque, pese a haber resultado herido en el mismo incendio, escapa del hospital sin dejar rastro. Así, la reportera pasa a estar implicada directamente en el suceso, con todo lo que ello conlleva.
La sospecha es una novela que sigue el esquema tradicional en este tipo de relatos. Incluso los personajes cumplen con el canon: el policía sufre por la grave enfermedad de su mujer, las madres de las chicas terminan enfrentadas por su forma de abordar el duelo y la investigación, hay una divorciada que desearía matar a su ex, una periodista siempre en el límite de lo que es ético y lo que no, un buen colega, etc. Pero, convencionalismos aparte, Barton ha ganado en agilidad y consigue que las casi 600 páginas (de letra generosa, eso sí) de la novela, se lean con facilidad.

(Publicado en elcorreo.com)

Temas

La viuda