Un libro cada semana: 'Con la Biblia y la Parabellum' de Pedro Ontoso | Divergencias - Blog elcorreo.com

Blogs

César Coca

Divergencias

Un libro cada semana: ‘Con la Biblia y la Parabellum’ de Pedro Ontoso

portada_con-la-biblia-y-la-parabellum_La presencia de la Iglesia, aunque sería mejor decir de algunos miembros de la misma, en el origen de ETA es asunto que ya estuvo sobre la mesa hace décadas. Era una etapa en que las víctimas de los terroristas y sus familiares se quejaban de, en el mejor de los casos, la frialdad con la que eran tratados en las parroquias. El tema daría para un estudio en profundidad, pero no faltan ensayistas que apuntan que en cierta medida ese comportamiento respecto del terrorismo ha contribuido a hacer que Euskadi pasara en unos treinta años de ser una de las comunidades con mayor asistencia a oficios eclesiales y práctica de la religión a situarse muy cerca de la cola.

El libro de Pedro Ontoso indaga en la presencia de la Iglesia en todo lo relacionado con ETA y en las negociaciones no solo entre el grupo terrorista y los sucesivos gobiernos españoles, sino también entre el entorno de las víctimas –por ejemplo, en el caso de los secuestros– y los militantes de la banda. A través de numerosas entrevistas, documentos depositados en los archivos eclesiásticos y crónicas de la época, reconstruye conversaciones, procesos de diálogo, operaciones frustradas e iniciativas que salieron adelante. En todas ellas, a veces de manera muy discreta, otras no tanto, estuvieron presentes sacerdotes, obispos y frailes vascos y de otras partes del mundo, cuya presencia fue requerida normalmente por alguna de las partes.
Con la Biblia y la Parabellum aporta información inédita en muchas ocasiones sobre un período especialmente dramático de la Historia del País Vasco. El libro está escrito además sin prejuicios: no hay una postura de partida –por ejemplo, criticar una actitud parcial de la Iglesia, algo bastante habitual– sobre el tema que vaya siendo avalada por los datos. Ontoso aporta información y el resultado escocerá a unos cuantos. Y no todos llevan sotana.

(Publicado en elcorreo.com)