Un libro cada semana: 'Del otro lado' de Michael Connelly | Divergencias - Blog elcorreo.com

Blogs

César Coca

Divergencias

Un libro cada semana: 'Del otro lado' de Michael Connelly

En estos tiempos de dominio claro de los autores escandinavos –y vascos, en nuestro territorio– en la novela negra, nunca está de más darse una vuelta por lo que se sigue escribiendo en EE UU, el país que dio carta de naturaleza al género. Y Michael Connelly es uno de los grandes por su éxito pero también por la solidez de sus personajes y el grado de elaboración de las tramas.

Los seguidores de las novelas protagonizadas por Harry Bosch saben que ha tenido que dejar la Policía de Los Ángeles con una jubilación anticipada que no deseaba y por la que ha demandado al cuerpo. Lleva unos meses haciendo una vida tranquila, dedicándose a reparar una vieja motocicleta con la que quiere –algún día– recorrer el país y preparándose para el abandono del nido por parte de su hija, a punto de irse a la Universidad.

Esa tranquilidad se rompe cuando su hermanastro, el abogado Mickey Haller –otro personaje habitual de Connelly– le pide que investigue algunos aspectos oscuros de la acusación contra uno de sus clientes a quien le atribuyen el violentísimo crimen de una mujer que ocupaba un cargo en la administración municipal y que estaba casada con un policía. Bosch no quiere pasarse al otro lado, al de quienes, mediante artimañas de todo tipo, tratan de evitar que un culpable pague sus delitos. Si finalmente acepta es porque, en efecto, ve algo extraño en el expediente y porque pone la condición de que si encuentra pruebas de culpabilidad no serán ocultadas al tribunal.

En esta novela están los ingredientes habituales de Connelly: un personaje solvente, íntegro y eficaz; una Policía corrupta y enmarañada en no pocas burocracias; la defensa de la verdad y la justicia; una investigación muy bien contada y la dosis justa de violencia para que no falte nada. Los seguidores de Harry Bosch no se verán defraudados en esta nueva faceta de investigador frente a la Policía.

(Publicado en elcorreo.com)