La nueva heredera de Salinger: Miriam Toews | Divergencias - Blog elcorreo.com

Blogs

César Coca

Divergencias

La nueva heredera de Salinger: Miriam Toews

Adelgazar los excesos de literatura en la literatura, para hacerla así más próxima a la vida corriente, ha sido el objetivo de muchos escritores norteamericanos, con los “realistas sucios” a la cabeza. Es también lo que quiere la canadiense Miriam Toews en “Complicada bondad” (Anagrama), el emocionante relato de una chica menonita que sueña con salir de su gueto religioso.
Como dice la protagonista, Nomi Nickel, una comunidad menonita que se rige por la sobriedad y el trabajo no resulta muy atractiva para una chica de dieciséis años, los que tiene ella. Además, la “gente guapa”, como su hermana y su madre, se han ido de allí y le han dejado sola con su padre, un tipo callado, rutinario y honesto. A Nomi le agobia el silencio del lugar y añora lo que nunca ha vivido, el rock, el cine, el baile, las relaciones con los chicos, estar por ahí después de las nueve de la noche. Por otro lado, a la chica no se le escapa que su pueblo se ha convertido en una atracción para los turistas que desean de “admirar” el modo de vida de su pueblo, sacar unas fotos y salir corriendo.
La sencilla voz de Nomi se adapta a la perfección con el personaje y con su ingenua y la vez profunda rebeldía, como si fuera una versión femenina de Holden Caufield, el protagonista de “El guardián entre el centeno”. Toews recoge muy bien el clima opresivo de una comunidad en la que todo intento de modernidad se ve como pecado. Por eso es tan seductor para personajes como Nomi.

Temas