Odio

En esta ocasión, os escribiré sobre un sentimiento, que suele ser un mal compañero de viaje en este corto viaje, que es nuestra vida en este mundo.

El odio consiste en un sentimiento muy destructivo, que además es contagioso, el odio suele engendrar odio, solo tiene un curación… el amor.

El odio, si lo combatimos con odio, generamos más odio, así de simple.

El odio ensombrece la consciencia y desata los sentimientos más hostiles.

Este sentimiento, obstruye el pensamiento quitándonos la paz, incitando a los pensamientos y actos hostiles hacia la persona o cosa odiada.

El sentimiento de odio desencadena la furia, la mala uva, el afán de hacer mal, de perjudicar y destruir.

Curiosamente la persona que odia sufre sintiendo odio, es más, la persona odiada puede pasar olímpicamente de su sentimiento de odio sin afectarle en nada.

Los mejores fármacos contra el odio son; la benevolencia, el afecto incondicional, la indulgencia, la tolerancia, la indulgencia, el perdón, los buenos sentimientos en su conjunto.

Un sentimiento de afecto incondicional es el mejor de los afectos, simplemente se regala, sin tener que tener en marcha la calculadora, ni un grueso libro de “condiciones” que tengamos que estar analizando constantemente.

Las personas inteligentes jamás tienen odio en su corazón, son lo suficientemente listas para comprender que su odio no les generara ningún beneficio, el odio simplemente les causaría a ellas malestar y generaría odio y enemistad, hacia ellas, de las personas odiadas.

Realmente el odio es uno de los peores sentimientos, a pesar de no generar nada bueno a la persona que lo siente, generarle malestar, siembra para que quien es odiado, genere odio a la persona que le odia.

Consiste en un sentimiento que solo genera ulceras a quien lo alberga, siembra odios y enemistades, además de multiplicarse por contagio.

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.