Fabricando oro

A pesar de lo que me interesa es la economía, sigue sin interesarme para este espacio, entre lo moviditos que están los mercados financieros, es de locos hacer algo, mejor quedarse quietecito y sentadito a no ser que necesites liquidez.

Esperemos que pasen las turbulencias económicas, saber que ocurre en Italia, en Grecia, el resultado de las elecciones españolas (ya podemos suponer que las ganara Rajoy, pero falta saber si tendrá mayoría absoluta o no y en caso de no tenerla con quien firmara alianzas para poder formar gobierno), mientras tanto, miremos otros temas menos actuales, además los temas actuales no suelen ser mis preferidos para este espacio, eso ya lo hacen muchos blogueros, a mí me gusta hacer cosas diferentes.

La alquimia nació en el antiguo Egipto y floreció en Alejandría y su máximo esplendor lo tuvo en la Edad Media.

Sus siete principios básicos son: el fuego, el aire, el agua, la tierra, la sal, el mercurio y el azufre.

También cada metal se correspondía con un cuerpo celeste, así el hierro era influenciado por Marte, la plata por la Luna, el oro por el Sol, etc.

Hoy, aunque estoy un poco vago y como la cotización del oro esta por las nubes, fabriquémoslo…

La alquimia nos decía que es posible fabricar oro a partir de la piedra filosofal roja puede fabricar oro a partir de metales vulgares.

Con la piedra filosofal blanca en lugar de oro obtendríamos plata.

El origen de convertir metales comunes en oro deriva de la unión de la filosofía griega con la elaboración de los egipcios de sustitutos del oro.

Para el estudio de la transmutación de los metales podemos recurrir a los papiros de Leyden y de Estocolmo fechados a finales del siglo III.

La piedra filosofal y el elixir de la vida fue algo muy buscado ya que si conseguían obtener oro, también se podría obtener la forma de curar ciertas enfermedades, gracias a lo cual se podría obtener la inmortalidad.

Para fabricar el oro era necesario mezclar mercurio y azufre con un tercer material, aquí nos aparece la piedra filosofal, como el oro se oxida más lentamente que los demás metales se pensaba que por ello es oro es inmortal, por lo cual si se conseguía fabricar oro se esperaba poder hacer el cuerpo humano inmortal.

La piedra filosofal según “El Retorno de los Brujos” puede ser que sea una gas, plasma o elemento no sólido que puede penetrar en un cristal y conservarse en su interior.

También cuentan que la persona que posea la piedra filosofar puede convertir todo tipo de cosas en oro.

La alquimia también tiene un lenguaje confuso para que los no iniciados no consigan fabricar la piedra filosofal.

Realmente, sin piedra filosofal, hoy día es posible crear oro a partir del plomo, pero para ello es necesario utilizar la física nuclear y quitarle tres protones a cada núcleo de los átomos del plomo, así de simple…..

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.