Ir al contenido

Cinco de 2007

2007 diciembre 30

Cada vez resulta más difícil elegir los discos favoritos del año saliente. La falta de tiempo y el cambio tecnológico están llevando (bueno, me están llevando) a una escucha fragmentaria, que prima las canciones sueltas sobre los álbumes completos, prescinde del formato físico y muchas veces ni siquiera repara en cuestiones como la portada, que siempre venían bien para reunir varios temas en ramillete. Además, hay tanta música que la selección no es ya subjetiva, sino casi arbitraria. Pero bueno, sigue resultando igual de divertido alzarse en árbitro cutre y proclamar que los Cinco Mejores Discos del Año en Mi Casa son…

Amy Winehouse – Back To Black: puedo copiarles el subterfugio a los chicos de Jenesaispop y decir que en España salió este año, puedo puntualizar que se trata de la edición de lujo prenavideña con cedé extra, la cuestión es colar este disco de 2006 que me ha acompañado durante todo 2007 y sigue sin dar muestras de agotamiento. Las desgraciadas peripecias de Amy en su sprint hacia la autodestrucción no hacen más que resaltar la maravilla del álbum, un portento de composición, interpretación y producción que logra sonar a la vez clásico y convencidamente contemporáneo.

Triángulo de Amor Bizarro – Triángulo de Amor Bizarro: yo pagaría de buena gana un impuesto para que en España hubiese más grupos como éste. Mucha pasta no, pero sí una tasilla que borrase del mapa el indie pop degradado de guitarras post-parroquiales y devolviese un poco de brutalidad y amor por la distorsión. Me encanta cómo suena esta gente, aunque eso no serviría de nada si no firmasen canciones gloriosas como Quiénes son los curanderos, El himno de la bala o El fantasma de la transición. Y, como ya he dicho antes por aquí, unas veces no entiendo lo que dicen y otras veces no entiendo lo que quieren decir, pero esas letras que atentan contra la lógica, la lírica y quizá la gramática son la guinda a su fascinante rareza.

Group Inerane – Music Of Niger, Guitars From Agadez: ya entiendo que, a muchos de ustedes, la perspectiva de escuchar un disco entero de música eléctrica de Níger les resultará aún menos apetecible que ver el concierto de Año Nuevo entre sofocos y mareos de alcohol, pero les aseguro que resulta adictivo. Desde luego, las canciones de esta banda, con su estructura libérrima y repetitiva que fluye de manera natural, son mucho menos aburridas que la mayor parte del pop euroamericano, tan igualito. Pero, mejor que leerme a mí, y como supongo que les faltarán ganas para buscar el vinilo (!) en el que esto está editado, echen un vistazo al primer comentario de esta página que les enlazo y obren en consecuencia.

Low – Drums And Guns: he aquí otro de esos grupos con un sonido tan definido que, a menudo, hace olvidar su faceta de estupendos compositores. Low se han impuesto durante toda su carrera el rigor de un estilo hiperlento y ascético, y aquí se mantienen fieles a esa línea aunque soslayen un poco las guitarras en favor de teclados y percusión, en una especie de gospel al otro lado del hardcore. Al principio me dejó bastante frío, pero ha ido conquistándome a través del random: cada vez que sale una de sus canciones, es como un paréntesis de música seria que exige atención e impone respeto.

Varios – Savage Pencil presents Lion vs. Dragon In Dub: el perroflautismo y el piesnegrismo han hecho mucho daño a la imagen de la música jamaicana, al dibujarla como un género conformista y mentalmente vago cuando en realidad anda sobrada de inquietud y sofisticación. El dub, la joya de la corona, es un mundo extraño, que se ha desarrollado según sus propias normas y resulta apto simultáneamente para la contemplación y el baile. En esta recopilación aparecen clásicos como King Tubby, Augustus Pablo, U Roy o Lee Perry, pero con especial atención a su faceta más pasada de rosca, la que queda a un paso de la vanguardia. Un paso, a menudo, por delante.

Muy cerquita de los puestos de cabeza se me han quedado Burial, Lagartija Nick, PJ Harvey, The National, Michael Cashmore y la recopilación de Robert Foster y Grant McLennan. Y, un poco más atrás, Fovea Hex, Meg Baird, The Young Gods, George Brigman, Les Savy Fav, Liars, Stielas Storhett y Jon Rauhouse. Ya que han llegado aquí, dejen un comentario con sus favoritos, caramba.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.