Ir al contenido

La misión china en la Luna demuestra que los alunizajes fueron un fraude (inocentada)

2013 diciembre 28
por Manu Arregi Biziola

Esto fue tan solo una broma del día de los inocentes.

No nos lo terminábamos de creer, pero uno de los descubrimientos de la misión china Chang’e 3 en la Luna es que, definitivamente, queda demostrado que las misiones Apollo americanas fueron un fraude. Los estadounidenses han sido siempre muy reticentes a la entrada de China en la era espacial. Ahora sabemos por qué.

El asunto ha quedado al descubierto de la manera más tonta: resulta que el suelo lunar no es gris, tal y como simularon los norteamericanos en el estudio de Hollywood en el que lo recrearon. Como muestra la imagen que abre este artículo, el suelo es, en realidad, marrón. Aquí otra foto china y una de las que distribuyeron fraudulentamente los americanos.

Ahora cobran sentido algunas declaraciones recientes de los americanos, muy nerviosos a cuanta de la misión lunar china. Como nos cuenta Javier Pelaéz en este artículo: Un detalle en la misión Yutu que ha mosqueado a Europa

…desde algunas instancias gubernamentales de Estados Unidos ha surgido la idea de realizar una ley para calificar los históricos emplazamientos de las misiones Apollo como “Parques Nacionales” con el objetivo de protegerlos de futuras amenazas que puedan producirse, ya sea con vehículos automáticos o directamente con nuevas misiones tripuladas.

Claro, ahora sabemos cual es el problema: no quieren que los chinos vayan a donde supuestamente estuvieron ellos porque ALLÍ NO HAY NADA.

Encontrareis muchos más detalles y pruebas al respecto en este sitio que os despejará todas las dudas: Fraude lunar: pruebas definitivas.

Para cerrar este vídeo de Imagine Dragons que hace mes y medio publicaron este premonitorio vídeo.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.