Blogs

Fernando Canales

Culinariosidad

El fin del mundo no pudo con Santo Tomás

La feria de Santo Tomás es una de las fiestas que más nos gusta a los bilbaínos. Es un mercado que data del siglo XIX en el que, cada 21 de diciembre, los baserritarras de la zona bajan a la ciudad a vender sus productos tradicionales. 

A pesar de que este año la feria coincidió con el supuesto fin del mundo, esto no amedrentó a los vascos, que tal vez quisieron despedir la humanidad con un vaso de txakoli y un talo con chorizo en la mano. La Plaza del Arenal acogió 278 puestos de productores que acudieron el viernes a la 65 edición de la feria, y que estuvieron repletos durante toda la jornada.

Yo soy fan de pasear por el mercado y, como cada año, pasé un rato examinando el género. Como siempre, la mayoría de los puestos ofrecía el tradicional talo (una tortilla de harina de maíz que se rellena de chorizo, morcilla o txistorra) y sidra, pero también encontramos verduras, frutas, nueces, quesos, dulces, caracoles…

Os dejo unas fotos del ambiente del viernes.

 

 

Temas

El mundo de la cocina, por Fernando Canales

Sobre el autor

diciembre 2012
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31