Ir al contenido

El fin del mundo no pudo con Santo Tomás

2012 diciembre 24
por Fernando Canales

La feria de Santo Tomás es una de las fiestas que más nos gusta a los bilbaínos. Es un mercado que data del siglo XIX en el que, cada 21 de diciembre, los baserritarras de la zona bajan a la ciudad a vender sus productos tradicionales. 

A pesar de que este año la feria coincidió con el supuesto fin del mundo, esto no amedrentó a los vascos, que tal vez quisieron despedir la humanidad con un vaso de txakoli y un talo con chorizo en la mano. La Plaza del Arenal acogió 278 puestos de productores que acudieron el viernes a la 65 edición de la feria, y que estuvieron repletos durante toda la jornada.

Yo soy fan de pasear por el mercado y, como cada año, pasé un rato examinando el género. Como siempre, la mayoría de los puestos ofrecía el tradicional talo (una tortilla de harina de maíz que se rellena de chorizo, morcilla o txistorra) y sidra, pero también encontramos verduras, frutas, nueces, quesos, dulces, caracoles…

Os dejo unas fotos del ambiente del viernes.

 

 

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.