Blogs

Carlos Benito

Evadidos

Algunos conciertos de diciembre

rata-negra

 

 

Tres de los ocho conciertos de la selección de diciembre son el día 1, así que más vale que me apresure a colgar este post antes de que se me pase la fecha. ¡Ya siento la concentración! Como de costumbre, se celebrarán en otras tantas salas diferentes, que tenemos muchas.

Zarata Fest (30 de noviembre y 1 de diciembre, Espacio Open, Zorrozaurre). Lo que decía el mes pasado del MEM también sirve, cómo no, para este primo suyo, pero algo que se consagra a la «música rara y afines» siempre contará con todas mis simpatías. Ya ven que son dos jornadas: la del 1, que es la que entra en nuestra selección mensual (vamos a podernos ultraortodoxos), abarca oscuras delicatessen como el black metal de Enxamio do Carneiro, el rock psicodélico de Lubok o la improvisación libre de Phicus.

Rata Negra (día 1, Muelle). Es la segunda vez que recomiendo un concierto de estos seres humanos: la anterior, en marzo del año pasado en la taberna Arana de Portu, se acabó suspendiendo por «problemas de logística en forma de camas». Esperemos que esta no corra la misma suerte, porque tengo muchas ganas de ver en directo a Rata Negra, que es el nuevo (ya no tan nuevo) grupo de Violeta, la cantante de Juanita y los Feos. Y ya saben que, en esta casa, Juanita y los Feos están considerados uno de los mejores grupos españoles de la última década. Ah, tienen a los tres rateros en la foto de arriba y estarán como teloneros Oki Moki.

Anntona (día 1, Serie B). Los Punsetes son otro de los mejores grupos españoles de la última década. Va a parecer que soy un taradete que reparte medallas honoríficas por todas partes, pero no, qué va, ha sido pura casualidad que salgan tan seguidos. Anntona es, ya saben, uno de los guitarristas de la banda, que en su carrera en solitario ejerce de campeón de la autoironía y la antisolemnidad. Ah, felicidades a la tienda Serie B, que cumple trece añitos.

Las Ligas Menores (día 5, Shake!). A mí se me hace justito el Shake! para Las Ligas Menores, pero también es verdad que nunca acierto en mis estimaciones de aforo. Estamos hablando, en cualquier caso, de uno de los nombres más relevantes del indie argentino, con su bautismo inspirado en un tema de Pavement, sus letras de emociones cotidianas y su tono de encantadora ingenuidad. Tengo también mucho interés por ver a los teloneros, Buenas Tardes, Comandante, que son de aquí pero se prodigan poquito.

Revocation (día 13, Stage). Vale, lo de presentar así el concierto es una simplificación un poco grosera, porque tocan nada menos que cuatro bandas internacionales, pero Revocation debutan como cabezas de cartel y tengo debilidad por ellos porque, en su momento (bufff, hace ya casi diez años), escuché un montón su tema ReaniManiac. Pero bueno, al death técnico del cuarteto bostoniano se suman los canadienses Archspire, los suecos Soreption y los pensilvanianos Rivers Of Nihil, todos en una línea sonora bastante similar, aunque supongo que los eruditos metaleros apreciarán mil sutiles diferencias entre unos y otros.

Walk On Festival (día 14, Euskalduna). El festival de la gente de WOP (dos veces bueno, ya saben, por música y por solidaridad) alcanza su octava edición a lomos de tres caballos ganadores que corren por veredas clásicas: al pop con guitarras de Matthew Sweet se suman Corizonas y Sex Museum (a unos cuantos les tocará trabajar doble, porque militan en ambos grupos), además de la divisón roquera de la casa, The Walk On Project Band.

Sílvia Pérez Cruz y Marco Mezquida (día 19, Arriaga). A mí Sílvia Pérez Cruz no solo me gusta, sino que también me impone, porque canta de maneras que me parecen casi imposibles. Veo vídeos suyos y me acongojo, con vértigo de que la voz se le pueda venir abajo en alguno de esos vuelos sin red que emprende. Ahora anda de gira con el pianista menorquín Marco Mezquida, en un formato que más o menos les permite elegir el repertorio que les venga en gana, como standards de jazz o joyitas brasileñas e hispanoamericanas.

La Secta y Silver Surfing Machine (día 20, piso superior del Kafe Antzokia). Tengo que decir que Izar & Star, el ciclo en el que grupos locales se miden con repertorios ajenos, es recomendable siempre, aunque por aquí solo destaque las entregas que me llaman más la atención. Esta era inevitable, y creo que las tres siguientes también lo van a ser. Por un lado tenemos a La Secta, supervivientes de aquella transición entre los ochenta y los noventa que tanto añoro, viéndose las caras con una selección de psicodelia sesentera; por otro están Silver Surfing Machine metiéndole mano a uno de mis grupos favoritos, Spacemen 3, tan entroncados con aquellos viajes astrales de la tradición lisérgica. Habrá que abrirle la tapa al cerebro para que vuele.

Vámonos de excursión campestre con Las Ligas Menores.

 

Por Carlos Benito

Sobre el autor


noviembre 2018
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Contenido Patrocinado