Blogs

Carlos Benito

Evadidos

Canción de la semana: ‘You Made Me Realise’

Foto: Rune Evensen/AFP

Foto: Rune Evensen/AFP

 

Entre las minivacaciones y el trabajo de verdad, este pobre blog sigue la mar de descuidado. Ni siquiera he cumplido con mi misión sagrada de seleccionar siete u ocho conciertos del mes, aunque la verdad es que ahí parte de la culpa la tiene la estacionalidad de la música en directo: en cuanto llega el verano, empiezan a escasear los conciertos que a mí más me interesan. Así que al menos voy a darle un repaso de emergencia al cartel del Bilbao BBK Live, que en un principio me pareció más bien flojo pero, visto desde más cerca, ha ido ganando atractivo. La verdad es que me apetece ver un montón de cosas que a menudo se solapan: David Byrne (ya estuve en un concierto suyo, pero lo he olvidado por completo), Parquet Courts, The xx, King Gizzard, Maria Arnal i Marcel Bagés, Gaz Coombes, Fat White Family, Let’s Eat Grandma, Cigarettes After Sex, Triángulo (siempre Triángulo, ya saben), Nilüfer Yanya, Bad Gyal, The Zephyr Bones… Siento cierta desconfiada curiosidad por Carolina Durante y me atraen más que otras veces las zonas electrónicas, porque me gustaría pasar un rato en las sesiones de algunos desenterradores de discos perdidos que hay por ahí y también en la de Sutsche, los tipos que reproducen a 33 rpm los discos que deberían ir a 45. Vale, lo admito, soy un blando y me dejo convencer sin plantar resistencia: hasta a Childish Gambino, que en principio tiene poco que ver con mis gustos, he acabado encontrándole la gracia.

Pero, por supuesto, todo eso se queda en nada si lo comparo con la ilusión de ver por fin a My Bloody Valentine, uno de los grupos que marcaron mi juventud y, por lo tanto, mi vida. Como de costumbre, temo que tanta expectación y tanta impaciencia acaben en decepción, pero también sé que siempre será relativa: más allá de sus turbulencias de guitarras, del volumen abusivo, de esas voces casi soñadas (y también de ese contundente esqueleto de bajo y batería del que siempre nos olvidamos) están unas canciones de gran belleza, capaces de sobrevivir al directo más catastrófico o a una versión con acústicas y ukeleles. Ya he dicho demasiadas veces que mi porción favorita de My Bloody Valentine es Isn’t Anything, pero para la canción de la semana (qué cosas que nunca hubiesen aparecido en esta sección) resulta casi obligado elegir You Made Me Realise, el tema que en directo desemboca en el famoso holocausto estruendoso y catártico. Ay, qué ganas.

 

Por Carlos Benito

Sobre el autor


julio 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031