Ir al contenido

Tina Charles – I love to love (Me encanta amar)

2013 julio 23

Pues sí era blanca. Aunque sonaba a negra y toda la música disco de aquella época provenía de gargantas de color, Tina Charles tenía un tono de piel que desmentía cualquier ascendencia africana. Fue la reina de las discotecas de toda Europa a mediados de los setenta gracias a ‘I love to love’ , que batió récords de ventas y popularidad, al tiempo que convirtió en inmortal a la cantante londinense.

‘I love to love’ alcanzó el número uno en las listas del Viejo Continente en 1976, erigiéndose en un clásico que hoy, casi cuarenta años después, es obligatorio en cualquier recopilación de música de baile. Incluso todavía sigue sonando en algunos locales durante el verano, ya que también podría ser considerado un tema estacional que dio mucho que hablar en las zonas playeras.

Al otro lado del Pacífico su repercusión fue menor. Las emisoras de radio especializadas de Estados Unidos no la apoyaron y su caminar por aquellos lares se circunscribió a las discotecas. Sin embargo, en la actualidad es utilizada en presentaciones, eventos, desfiles e incluso bodas. En Canadá, país que mira hacia Europa con más condescendencia, se vendieron cientos de miles de copias del single.

Bajo la producción del angloindio Charles Biddu, que había tenido un éxito internacional con la canción ‘Kung fu figthing’ interpretada por Carl Douglas, la composición de Jack Robinson y James Bolden supuso el lanzamiento definitivo de Tina Charles, considerada la Gloria Gaynor británica y encumbrada al reinado de la música disco de aquella época cuando sólo tenía 22 años de edad. Estuvo acompañada en los estudios por los músicos de Manchester Richie Close (teclado), Clive Allen (guitarra), Des Browne (bajo) y Tom Daley (percusión).

La letra está dotada de la superficialidad que requerían este tipo de composiciones. A la protagonista lo que le interesa es amar. Él, por contra, tiene centrada toda su atención en el baile. Por lo tanto, no hay opción de compatibilidad en la pareja.

Me encanta amar
pero a mi chico le gusta bailar
quiere bailar
él quiere bailar,
le encanta bailar

Me encanta amar
pero no hay tiempo para el romance
oh no, no, no, me gusta amar
pero a mi chico le gusta bailar

En el momento en el que la banda empieza
él ya está moviendo sus pies
y baila toda la noche
estoy girando como una peonza,
bailaremos hasta caer
pero si fuera por mí…

Me encanta amar
pero a mi chico le gusta bailar
quiere bailar
él quiere bailar,
le encanta bailar

Oh, me encanta amar
pero no hay una oportunidad para nuestro amor,
no, no, no, oh…
Oh, me encanta amar
pero a mi chico le gusta bailar

Estoy girando como una peonza,
bailaremos hasta caer
pero si fuera por mí…
el amanecer en vez de ir al centro,
nos quedaríamos en casa y llegaríamos
a lo que estoy intentando decir

Oh, me encanta amar
pero no hay una oportunidad a nuestro amor,
no, no, no, oh…
Oh, me encanta amar
pero a mi chico le gusta bailar

En el momento en el que la banda empieza
él ya está moviendo sus pies
y baila toda la noche
la música es agradable, pero tal vez
no creo que sea consciente
de que no soy Fred Astaire

Oh, me encanta amar
pero no hay una oportunidad a nuestro amor,
no, no, no, oh…
Oh, me encanta amar
pero a mi chico le gusta bailar

VERSIONES

Diez años después de que saliera al mercado ‘I love to love’ la remezcla firmada por THE DMC (DISCO MIX CLUB) volvió a tutear con el éxito.

En Finlandia VICKY convirtió la canción en ‘Saisinpa vain’ en 1976.

Sus compatriotas de CATCAT hicieron lo propio con ‘Mun beibi ei haluu’ en 1992.

‘I love to love’ se cantó en checo con el título de ‘Mám ráda tvuj smích’, de la mano de JANA KRATOCHVILOVA.

Las españolas LAS SEVENTIES le dieron un toque flamenco.

El dúo de música eurodance germano-estadounidense LA BOUCHE también la incorporó a su repertorio en 1995.

Tina Hoskins adoptó el nombre de TINA CHARLES (1954 / Whitechapel, Londres) para lanzarse a los escenarios musicales de la mano del crooner Engelbert Humperdinck, del que fue telonera. Previamente había tenido un intento fallido de cantar en solitario y llegó a sacar un single en 1969, en el que incluso hizo coros un novel Elton John. Luego pasó a formar parte del grupo 5000 Volts junto a Martin Jay en 1975, logrando un éxito considerable con el tema ‘I’m on fire’.

Fue entonces cuando el caza talentos Biddu se fijó en sus condiciones vocales y la hizo grabar ‘I love to love’. El estrellato llegó de inmediato y eso le permitió sacar al mercado otros temas como ‘Love me like a lover’, ‘Dance little lady dance’, ‘Dr Love’ o ‘Love bug’, que tuvieron buena repercusión aunque nunca llegaron al nivel de su canción franquicia.

En 1979 su carrera comenzó a declinar, de forma paralela al decaimiento de la música disco. Tina Charles se tomó un descanso, se casó y tuvo un hijo. Cuando quiso volver en 1980 su tiempo había pasado, aunque siguió realizando conciertos con las canciones que la hicieron famosa.

Con la llegada del nuevo siglo y el renacimiento de la música disco regresó a la escena de la mano del productor Dave Ford. Su nuevos trabajos sonaban a los ochenta y las pistas de baile volvían a poblarse.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.