Ir al contenido

Celtas Cortos – 20 de abril

2013 mayo 24

La más conocida y pegadiza de las canciones de Celtas Cortos nos llegó en los noventa en forma de fecha, aunque no es la de hoy, que hubiera sido lo más lógico. ‘20 de abril’ salió al mercado en 1991 con un éxito inmediato, vendiendo más de 300.000 discos y llegando a lo más alto de todas las listas. Su popularidad radicó –según explicó Jesús Cifuentes, líder de la banda vallisoletana, en una entrevista– en que hay mucha gente a la que «le han pasado cosas ese día y se ha visto reflejada en ella».

‘20 de abril’ fue concebida en la mente del músico varios años antes. «Estaba destinado como trabajador social en el instituto Claudio Sánchez-Albornoz de la localidad abulense de El Tiemblo. «En ese año que pase allí extraditado me beneficié de ciertos entornos melancólicos y de ahí salió la canción», recordó. El tema, presentado como una carta a un antiguo amor, «relata una situación ficticia que posteriormente se ha convertido como quien dice en una pesadilla», añadió.

Sin embargo, por aquella época corrió el rumor de que se trataba de una historia real referida al propio ‘Cifu’ y unos días de vacaciones con unos amigos en los Pirineos, donde se encuentra la famosa Cabaña de Turmo.

El autor sabe que su misiva nunca será contestada y que el mensaje que pretende trasladar será ignorado, pero aún así lo lanza por una necesidad interna de trasladar sentimientos, aunque sea mediante una epístola. Es difícil dejar atrás a personas que alguna vez significaron algo en tu vida. Es fácil, por el contrario, caer en la nostalgia y preguntarte cómo estarán, qué les pasará o si se acordarán de ti.

El aroma del pasado impregna ‘20 de abril’ dos décadas después de su salida al mercado y cuando los tiempos han cambiado mucho y los contactos se pierden a mayor velocidad salvo que estés inmerso en una red social donde puedas desvelar tus secretos y poner tu vida privada a disposición de los demás. La obra nos hace rememorar retazos de nuestra propia vida.

La letra de Cifuentes, con la sencillez que la ocasión precisaba, recoge esa sensación de angustia y opresión que sentimos cuando realmente somos conscientes del paso del tiempo y de la caducidad de unos recuerdos que jamás volverán a plasmarse y que están destinados a residir sólo en la memoria hasta que el alzheimer los devore.

De cualquier manera lo mejor de los recuerdos es haberlos vivido antes. Nos fuera como nos fuera. Y sobre todo, lo correcto es luchar para que el presente genere un recuerdo imborrable para el futuro.

20 de abril del 90
hola chata, ¿cómo estás?
¿Te sorprende que te escriba?
Tanto tiempo, es normal

Pues es que estaba aquí solo
me había puesto a recordar
me entró la melancolía
y te tenía que hablar

¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?
Las risas que nos hacíamos
antes todos juntos
hoy no queda casi nadie
de los de antes
y los que hay han cambiado,
han cambiado, sí!

Pero bueno, ¿tú que tal? di,
lo mismo hasta tienes críos
Qué tal te va con el tío ese?
espero sea divertido

Yo la verdad, como siempre
sigo currando en lo mismo
la música no me cansa
pero me encuentro vacío

Bueno pues ya me despido
si te mola me contestas,
espero que mis palabras,
desordenen tu conciencia

Pues nada chica, lo dicho
hasta pronto si nos vemos
yo sigo con mis canciones
y tú sigues con tus sueños

VERSIONES

Celtas Cortos y SEGURIDAD SOCIAL colaboraron para cantar esta canción en un concierto celebrado en el estadio Vicente Calderón de Madrid.

También AMARAL se unió al grupo castellano para interpretar este tema. Eva le dio su propio toque.

Los rockeros de MOSKEO hicieron una revisión más fuerte.

COVERS la cantó en las fiestas de Sant Andreu de 2007.

NOMADI la grabó en italiano.

Jesús Cifuentes (voz y guitarras), Carlos Soto (flauta travesera, flautín, mandolina, charango, pito midi, flauta alta, saxo alto, whistle y gaita irlandesa), Nacho Castro (batería), Alberto García (violín y trombón), Óscar García (bajo), Goyo Yeves (saxo y whistle), César Cuenca (guitarra eléctrica, acústica y banjo), Nacho Martín (teclados y acordeón), Fernándo Gómez (teclados) y Luis María Tejada (violín) conforman los inicios y los primeros pasos profesionales de CELTAS CORTOS, nombre en honor a la popular marca de tabaco sin filtro.

Su germen fue un grupo de alumnos del Instituto Delicias de Valladolid, allá por 1984. Decidieron presentarse a un concurso de una discoteca local con piezas tradicionales bretonas, jigas irlandesas, jotas castellanas y un par de versiones de Gwendal.

Consiguieron el triunfo y les animó a competir de nuevo en otro certamen que como premio tenía la grabación de un disco, un vinilo promocional que compartieron con los otros dos finalistas: Yedra y Ágora.

En busca de una compañía con la que editar nuevos trabajos enviaron maquetas a todo tipo de casas discográficas, pero sólo recibieron respuesta de Twins, con quien sacaron al mercado sus dos primeros álbumes, cosechando un éxito inesperado.

La absorción de Twins por DRO-Gasa impulsó su carrera, que evolucionó con la inclusión de voces y letras de alto contenido social, además de influencias new age, rap o reggae. El cóctel les llevó a los primeros puestos de las radiofórmulas.

La consagración de la banda llegó a 1991 con el LP ‘Cuéntame un cuento’, que incluía la mencionada ‘20 de abril’ y la canción que da título al disco. Este trabajo les valió el Premio Ondas al grupo revelación de ese año y batió todos los récords de ventas.

La tendencia se confirmó en 1993 con ‘Tranquilo majete’ y la compra por parte de la multinacional WEA de DRO, que supuso una mayor promoción del grupo. Fue su máximo pico de popularidad.

Con más de quince álbumes y pese a diversas alteraciones en su composición, el grupo sigue en lo más alto del panorama musical español con un folk electrificado al que últimamente ha añadido algo de reggae o electrónica. El legado de Celtas Cortos es increíble y todavía perdura en su seno el sentido de su música inicial.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.