Ir al contenido

Mari Trini – Te amaré, te amo y te querré

2013 mayo 1
por Anje Ribera

Nos encontramos ante una promesa en forma de canción, de las que miles de personas han realizado a la persona amada. En ‘Te amaré, te amo y te querré’ Mari Trini derrama sobre los versos calidad, memoria y melancolía gracias a una voz impactante y una letra con un velo de tristeza y una profunda emoción de los sentidos.

Esta preciosa balada de oro llega a retrotraernos a recuerdos de amores lejanos e insensatos que derivaron en soledad, silencio y sensación de vacío al ser por fin conscientes de la fugacidad de la vida. Pero que aún hoy perduran en nuestras mentes porque, como dijo alguien, el amor es un accidente donde siempre hay heridos, pero que nunca mata a los que aman. No obstante a veces olvidamos que el orgullo nunca es buen consejero.

Se publicó en forma de single de avanzadilla del LP ‘Oraciones de amor’, lanzado en 1981 dentro de la discográfica Hispavox, y en cierto modo consagró a Mari Trini en una década en la que las tendencias musicales cambiaban y ella, por su estilo, corría el peligro de caerse de la ruleta del éxito.

Te amaré, te amo y te querré
a pesar de nuestra situación
fui cobarde y no supe comprender que
se iba a pique lentamente nuestra unión

Te amaré, te amo y te querré,
aunque tenga que temer un poco más
De puntillas tu ausencia vestiré
y a la ruleta el futuro apostaré

Te amaré, te amo y te querré,
nunca es tarde, creo yo, para empezar
pues el mundo aún está en su lugar
y si revienta a tu lado quiero estar

Sólo quiero dejar claro ante ti
que no es fácil hablar de amor así
el amor siempre casa con honor
qué error amor mío qué error

Te amaré, te amo y te querré,
a pesar de nuestra situación,
fui cobarde y no supe comprender
que se iba a pique lentamente nuestra unión

Te amaré, te amo y te querré
aunque tenga que temer un poco más
de puntillas tu ausencia vestiré
y a la ruleta el futuro apostaré

Te amaré, te amo y te querré
y a las calles se lo pienso gritar
por orgullo te dejé marchar
pero te juro que te volveré a encontrar

Te amaré, te amo y te querré
nunca es tarde creo yo para empezar
te dejaré apagar de un soplo el sol
y vivirás en mis brazos y calor.

VERSIONES

El cantante gitano JUNCO la interpretó con mucho sentimiento dentro de un disco de grandes temas de otros artistas que publicó en 2000.

El peruano RUBÉN DÍAZ LÓPEZ le dio su propio aire.

MARI TRINI fue una de esas personas aquejadas por el mal del principiante. Sus ojos tristes, melancólicos, impresos de lagrimas, se obcecaron siempre en mantener el ímpetu del arranque, sin aceptar que la vida evoluciona y que los ritmos a veces deben decrecer.

Recuerdo una entrevista radiofónica que le realizaron en un programa de madrugada y en la que me transmitió un sentimiento de soledad, de melancolía, con el que siempre la he asociado a pesar de que su imagen exterior pretendía ser la de una mujer fuerte, rebosante de dignidad, como lo demostró en los últimos años de su vida cuando ocultó hasta su muerte el cáncer que la consumía.

La murciana era una gran cantante, pese a que siempre resultó inquietante en su intento de vincular su historia a un amor perfecto que, según confesó en aquella conversación nocturna con el micrófono, nunca le llegó.

Fue una voz prodigiosa, comprometida, llegando incluso a tener que buscar refugio en Francia en busca de un reconocimiento que el franquismo le negó. Sus éxitos fueron innumerables, desde ‘Amores’ hasta ‘Una estrella en mi jardín’. Pero no es cuestión de realizar una relación de ellos. Me conformo con hacer referencia a su leyenda musical.

Siempre genial, tanto como poetisa o cantante, hizo bandera de una rebeldía almibarada con talento y sensibilidad. Fue una estrella que nos guió en muchos momentos y que nos dejó un legado que se mantendrá vivo, para siempre. «La muerte viene cuando el alma se detiene» confesó una vez en un diario chileno. La suya sigue en funcionamiento.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.