Ir al contenido

Remolacha ligeramente dulce, absolutamente antigua

2010 agosto 25

La raíz de la remolacha, que es el tallo de una planta llamada “Beta vulgaris”, los humanos la han consumido desde la prehistoria. Antes era más alargada y hay que esperar hasta el siglo XVI para ver la talla y el color actual. Las que consumimos en la mesa tienen un 3% de azúcar, pero las especiales de las azucareras tienen hasta un 20%, son especies modificadas. La remolacha cocida sigue siendo morada si no se corta (pues su tono se debe a un pigmento llamado betaína que es soluble en agua) e incluso su textura después de cocida sigue siendo inusualmente firme. Es además poseedora de un aroma que a mucha gente le recuerda al sabor de la tierra, al principio se creía que era debido a los microorganismos del suelo, pero en recientes investigaciones se demostró que lo produce la misma planta. Algunas veces su alto contenido en azúcar (respecto a otros tubérculos) hace que se pueda utilizar en pasteles, chocolates y jarabes.

Actualmente podemos encontrar la remolacha ya cocida y envasada al vacío. La forma más práctica de comerla es en ensalada, por ejemplo, con un queso Mascarpone, ¡una delicia!, ya si quieres rematarla puedes hasta rellenar esta remolacha-vaciándola previamente-con una crema de Mascarpone, le añades un poco de pimienta negra recién molida y unas gotas de aceite de sésamo puro. Disfrute de la receta y ¡suerte!.

foto phxpma

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.