Blogs

Carlos Benito

Evadidos

Música ‘plantástica’

mort-garson

 

 

En mi casa las plantas nunca han tenido mucha suerte. En realidad, los animales tampoco: la única mascota de mi vida adulta fue un periquito llamado Tadeus, que no duró más que unos pocos e infelices meses. A la hora de elegir en la pajarería, me quedé con el animalito apartado del resto, que resultó no ser un inadaptado sino simplemente un enfermo. Pero hablábamos de plantas, de cómo en mi casa no prospera ni el perejil, una desgraciada circunstancia que ha dejado sin los oyentes idóneos a mis reproducciones domésticas de Mother Earth’s Plantasia. Porque, sí, se trata de un disco de música electrónica para plantas, una obra entre visionaria y majara que es hija de su tiempo: el sello Sacred Bones, que acaba de reeditar esta rareza, evoca cómo el libro La vida secreta de las plantas marcó tendencia a mediados de los 70, con su tesis de que los vegetales «pueden oír nuestras oraciones, son detectores de mentiras, son telépatas, capaces de predecir desastres naturales y recibir señales de galaxias lejanas» y, además, aman la música.

¿Cualquier música? ¡Quién sabe! El canadiense Mort Garson, autor de este disco singular, parecía convencido de que la música electrónica con pocos sobresaltos (música fotosintética, podríamos llamarla) era la ideal para estos oyentes. En realidad, Garson podría haber elegido otro estilo, porque su currículum abarcaba múltiples facetas: había compuesto para Brenda Lee o Cliff Richard, había trabajado de arreglista para Doris Day o Julie London y había editado versiones easy listening de los Beatles o Simon & Garfunkel, pero el descubrimiento del Moog supuso un cataclismo en su carrera. Con el sintetizador pionero grabó discos dedicados a los signos del zodiaco, música para acompañar mantras y, por supuesto, este Mother Earth’s Plantasia, que incluye cortes como Concierto para filodendro y pothos, Rapsodia en verde o No hace falta pasear a una begonia. Las plantas no sé, pero estos sonidos han hecho que en mi cabeza florezca la nostalgia, así que ahora mismo voy a escuchar aquella banda sonora de La aventura de las plantas, del francés Joël Fajerman, que me volvía tan loco de chaval.

 

 

Por Carlos Benito

Sobre el autor


abril 2019
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930