Blogs

Carlos Benito

Evadidos

Algunos conciertos de septiembre

Fru Katinka

 

Si nos ponemos sinceros, estas selecciones mensuales de conciertos siempre acaban siendo un poco caprichosas: más allá de la parte de la agenda de la que ni siquiera me entero, hay otra integrada por artistas que no he escuchado jamás y no me molesto en investigar. Pero, este mes, esa condición arbitraria e injusta se eleva al máximo, porque estoy de vacaciones y recién llegado de Galicia, con varios pulpos incorporados a mi organismo y con el cerebro felizmente abotargado, aletargado y, ejem, alcoholizado. Ni siquiera sé si seré capaz de teclear hasta el final estas siete recomendaciones en siete recintos diferentes. Vamos allá.

Chain Cult (día 7, Shake!). Una de las cosas más bonitas de la escena bilbaína es que de vez en cuando llegan rarezas como esta, Chain Cult, un trío ateniense que practica un post-punk oscuro pero impetuoso e incluso coreable, ya que a menudo pesa más lo punk que lo post. Telonean Mármol, que bien pueden ser sus equivalentes locales.

Villa de Bilbao (a partir del día 13, Bilborock). El Villa, que este año cumple los 30, es un tesoro bilbaíno y hay que recomendarlo siempre, aunque a mí me produce una punzada de tristeza y nostalgia: su horario es incompatible con mi jornada laboral, así que me lo pierdo de manera más o menos inevitable. Qué pena, porque esos concentrados de media hora, que obligan a las bandas a dar lo mejor de sí, son mi modalidad preferida de concierto. Los rutilantes seres humanos de la foto de arriba (no sé si la verán, porque la tecnología también parece estar de vacaciones) son los valencianos Fru Katinka, que oficiarán en la primera jornada junto a Wizard, Yawners y Giante. Vaya, veo que son cuatro grupos por jornada, así que este año a lo mejor llego a algo.

José Vital Caramelo y Laura Vital (día 15, Biblioteca de Bidebarrieta). Que sí, que me gusta el flamenco y muchas noches me duermo escuchando el programa de José María Velázquez-Gaztelu en Radio Clásica, pero también es verdad que eso no me ha servido para dejar de ser un ignorante infinito acerca del género. El caso es que me encanta el disco que Laura Vital, cantaora y psicóloga de Sanlúcar, editó hace tres años (Tejiendo lunas, se titula), así que voy a atreverme a recomendar esta actuación suya del ciclo Una ría con duende, aunque supongo que no tendrá mucho que ver con ese repertorio: mano a mano con su padre y con Manolo Franco al toque, trazarán un itinerario desde los cantes de Cádiz hacia otros rincones de Andalucía.

Fairport Convention (día 16, Plaza de la Estación de Las Arenas). La banda británica es un mito, la pieza fundamental en la creación del folk-rock de su país, pero reconozco que da un poco de miedo enfrentarse a un grupo que acumula ya 51 años de trayectoria. El pasado abril se cumplieron, además, los 40 años del fallecimiento de su vocalista Sandy Denny, aquella inolvidable voz femenina a la que en su momento decidieron no reemplazar, con lo que parece que estamos hablando de historia antigua, de pasado muy pasado. Pero leo por ahí que los conciertos de Fairport Convention (unos tipos que, por cierto, organizan su propio festival anual desde 1979) siguen siendo una cosa de mucha sustancia, mucha emoción y mucho disfrute. Ah, la actuación cierra el Getxo Folk, que por supuesto tiene más cosas interesantes.

Javier Corcobado (día 20, Sala BBK). Como devoto de Corcobado, celebro que su asentamiento en la Bizkaia rural nos permita verlo en directo con cierta frecuencia: no sé si sabrán que lo tienen muchos jueves en la cantina Txokomex, en Barrenkale, donde se centra en entonar “canciones clásicas y hermosas de pasión, dolor y amor”. Lo de la Sala BBK será seguramente otra cosa: se enmarca en las Jornadas de Poesía Vasca y lleva el título de El ruido en las palabras. Nuestro hombre estará acompañado por una bonita representación de sus músicos habituales: Oskar Aparicio (trombón), Jaime Yakaman (guitarra) y el grandísimo Nacho Colis (batería).

Batushka (día 26, Stage Live). Sé que a muchos les parecerá una patochada, pero a mí me atrae poderosamente esta banda polaca (en realidad, Батюшка), un octeto que practica lo que podríamos llamar black metal litúrgico: su álbum de debut, Litourgiya, combina pasajes que se atienen a los cánones del estilo con otros inspirados en el rito ortodoxo. Si quieren profundizar en el asunto, ya están tardando en pinchar aquí. A mí, esa combinación de cabalgadas apocalípticas y cavernosos cantos ceremoniales me mola, y la puesta en escena también parece prometedora, alabado sea Dios.

F.A.N.T.A. (día 28, La Nube). Grrrrrrrr. Grrrrrrrrrrrr. Grrrrrrrrrrrrrrrr. Llevo años esperando ver a F.A.N.T.A., mi favorito de los grupos ramonianos en español, y resulta que se van a plantar en mi barrio, a tres o cuatro minutos de mi casa, con The Daltonics calentando la fiesta, justo el viernes que debo viajar al Bierzo por boda familiar. Desde luego, el admirable local santutxí debería quedarse pequeño con unos visitantes tan ilustres, tan arrolladores y tan divertidos: tirando de fondo de armario, por aquí fueron canción de la semana e incluso encabezaron una minilista de lo mejor del año. A ver si, como compensación, en la boda me dejan pinchar alguno de sus hits.

Temas

Bilbao, Chain Cult, conciertos, Fairport Convention, Javier Corcobado, Laura Vital, sonidos de, Villa de Bilbao

Por Carlos Benito

Sobre el autor

agosto 2018
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031