Ir al contenido

Islas Shetland del Sur

2013 enero 17
por Pakea Bizkaia

Nuestra arribada a las Islas Shetland del Sur no ha podido ser mejor. Tras las dificultades vividas a bordo durante la última semana con la asistencia en el último rincón del Cabo de Hornos y el cruce del Paso de Drake regateando contra una fuerte borrasca, fondear en Caleta Potter y ser invitados a unas pizzas extraordinarias por el Jefe de la base Argentina “Carlini”, Néstor, con el calor de toda la comunidad científica, fue como trasportarnos de nuevo a la tranquilidad de un hogar y de un fuego.

Al día siguiente mientras el Pakea descansaba frente a un glaciar impresionante, bien agarrado con su ancla en 20 metros de fondo, la tripulación casi al completo, fuimos invitados a cenar y a una buena ducha en el barco de la Armada argentina “Castillo” que se encarga de velar por la seguridad de las embarcaciones en esta siempre complicada zona y por evitar actos que puedan hacer peligrar el frágil ecosistema marino Antártico. Su capitán Javier, junto con nuestro amigo del “Irizar”, Eugenio hicieron de anfitriones. Un verdadero placer compartir con estos marinos que conocen la Antártida como nosotros el Golfo de Bizkaia.

Cuando ya el viento dio un respiro, tuvimos la suerte de disfrutar de un inolvidable paseo entre elefantes marinos, focas y observar los nidos de los petreles gigantes. Gracias a Damián, el científico invernante. ¡Alguien capaz de sobrevivir y disfrutar de todo un año en estas latitudes, y a nuestro amigo zamorano Juantxu!.Y por supuesto, a Oscar, a pesar de que su trabajo no le permitió estar más tiempo con nosotros. ¡Eskerrik asko a todos!.

Nuestras primeras impresiones aquí, en el continente helado, son muy positivas tanto en lo que se refiere al paisaje y fauna, como con lo que es igual de importante, la calidad humana de las personas que nos vamos encontrando.

Quizás sean las dificultades de vivir en estas latitudes, o la integración en la naturaleza y el clima extremo, lo que hace que se respiren vientos de solidaridad y amistad entre los pocos humanos que habitan aquí.

Seguimos navegando hacia el Sur, más al Sur mejor tiempo. Eso dicen los expertos…pero desde la ignorancia cuesta creerlo, una especie de sensación así debían sentir hace siglos los marinos cuando alguien les planteaba una navegación más al oeste de Finisterrae.
63 grado SUR.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.