Ryanair

¿De qué país va a ser reyes el Príncipe Felipe y la Princesa Letizia? He estado viendo las fotos de posado que han publicado los medios de comunicación, y me han entrado las dudas. Hagan la prueba. Tan rubios, tan guapos, tan sonrientes, tan en su peso, parecen príncipes de un país nórdico de esos que sólo salen en las noticias cuando tiene un volcán en erupción o cuando un chalado se lía a tiros con todo un pueblo. También podrían ser, perfectamente, los protagonistas de una película de domingo por la tarde; la clásica familia feliz que a la vuelta de los primeros anuncios ya tiene un problema de salud importante, o un fantasma que se aparece en el espejo del cuarto de las niñas. Ese es otro tema que me indigna, ¿no tiene bastantes connotaciones negativas la tarde del domingo como para animarla con bodrios melodramáticos de serie b? Que me despisto, al lío. Pues eso que tenemos unos príncipes demasiado perfectos como para que trasmitan ilusión, garra monárquica, apego a la corona. Si al menos el sofá donde descansan y supuestamente hacen zapping tuviera unas manchas de Ketchup o migas, sería otra cosa. Tampoco es cuestión de imitar a la familia real británica, que no hacen más que enseñar los pezones por las revistas. Por cierto, eso es algo que me llama la atención – no el pezón de Catalina – no, lo sencillo que es acceder a la intimidad de esta gente que se supone que están custodiados por una tropa de James Bonds. O eso, o es que son unos exhibicionistas reprimidos, que mucho me temo que “agua lleva” el río que tanto suena. Ah, ya, ¿que por qué el título de Rayanair? Por llamar la atención de ustedes, sin más; puro morbo. Aunque, a estas alturas del día, malo será que otro avión de dicha compañía no haya tenido que dar algún susto a los pasajeros. Yo lo tengo claro, el éxito de la tele, ahora mismo, sería un programa concurso en el que gente con miedo a volar tuviera que coger diez aviones seguidos de la compañía irlandesa. Presentado, eso sí, por Anne Igartiburu y Mariló Montero, tan guapas, tan sonrientes, tan princesas ellas, tan del norte. Pasen buen día y no me digan Diego donde dije digo.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.