Ir al contenido

Joan Isaac – A Margalida

2017 enero 25

‘A Margalida’ está inspirada en la ejecución en 1974 dentro de la cárcel Modelo de Barcelona del joven anarquista catalán Salvador Puig Antich, militante del MIL (Movimiento di Liberación Ibérico). La canción recuerda uno de los crímenes de estado más dramáticos de la historia reciente de Europa, allá por el 2 de marzo de 1974, cuando Puig fue ajusticiado por el franquismo con sólo 25 años, después de ser sometido a un consejo de guerra plagado de irregularidades y tras desoír miles de peticiones de clemencia que llegaron de todo el mundo. Partidos políticos, colectivos de derechos humanos y mandatarios extranjeros, como el Vaticano o el canciller alemán Willy Brandt, pidieron su indulto. Sin éxito.

Puig Antich fue acusado del asesinato en Barcelona del subinspector de la Brigada Político Social Francisco Anguas Barragán, muerto en el tiroteo que se desencadenó durante la captura del joven activista. Durante cincuenta años en España hubo muchos Salvadores. No podemos olvidarlos. Nunca.

Salvador Puig Antich mantuvo activa su lucha contra el franquismo durante la década de los sesenta y comienzos de la de los setenta. Hijo de una familia trabajadora, era el tercero de seis hermanos. Su padre, Joaquín Puig, había sido militante de Acció Catalana durante la República. Exiliado en Francia en el campo de concentración de Argelès-sur-Mer, fue condenado a muerte cuando volvió a España e indultado en el último momento.

El joven Salvador a partir de los dieciséis años compaginó el trabajo en una oficina con los estudios nocturnos del bachillerato en el instituto Maragall, donde hizo amistad con Javier Garriga y los hermanos Solé Sugranyes (Oriol e Ignacio), todos ellos futuros compañeros del Movimiento Ibérico de Liberación (MIL). Los episodios del ‘Mayo francés’ de 1968 y la muerte del estudiante Enrique Ruano en la Dirección General de Seguridad en 1969 fueron decisivos para que Puig Antich decidiera implicarse activamente en la lucha contra la dictadura franquista.

El tema fue compuesto por el cantautor Joan Isaac en 1976 y publicado por primera vez en 1977. Isaac es conocedor de la historia en primera persona dada su proximidad a la familia Puig durante la época en que se desarrolló el suceso. Trata la cuestión personalizándola no en el protagonista de la historia sino en su compañera sentimental, concretamente en la última carta que él envío a ella.

Por su belleza y sensibilidad se ha convertido en una obra popular que forma parte de la memoria colectiva en Cataluña, llegando a representar todo un himno contra la pena de muerte.

LETRA

Te fuiste no sé dónde
ni las cumbres ni las aves
no te saben los pasos

Volaste sin decir nada
dejándonos solo
el canto de tu risa

No sé dónde estás, Margalida,
pero el canto te llega,
tómalo como un beso

Grita el nombre de tu amante,
bandera negra en el corazón
y tal vez no sabrás
que su cuerpo menudo
nos crece en las venas
al leer su gesto
escrito por paredes
que lloran la historia

Y con esta canción
renazca su grito
por campos, mares y bosques,
y que sea su nombre
como la sombra fiel
que es nuestra a todas horas

PELÍCULA

En 2001, el periodista catalán Francesc Escribano escribió el libro ‘Cuenta atrás. La historia de Salvador Puig Antich’, en el que cuenta los hechos que llevaron a la ejecución. En septiembre de 2006, con guion basado en el libro de Escribano, se estrenó la película española ‘Salvador’, protagonizada por Daniel Brühl y dirigida por Manuel Huerga.

Joan Isaac interpreta la canción ‘A Margalida’ en todas sus actuaciones, generalmente precedida por un texto recogido en el libro ‘Cuenta atrás’ de Francesc Escribano. Con ello este cantautor rinde un homenaje continuado a Salvador Puig Antich, contribuyendo así al mantenimiento de la memoria colectiva histórica.

La última versión publicada tiene la particularidad de que es cantada en parte en catalán y en parte en euskera, en compañía por el artista vasco GORKA KNÖRR.

JOAN ISAAC es el nombre artístico de Joan Vilaplana i Comín (Esplugas de Llobregat (Barcelona), 1953). Defensor de la canción de autor, ejerce su oficio imprimiéndole a sus composiciones una extraordinaria belleza y sensibilidad. En ellas se habla del amor, del desamor, de la vida, reflejando y denunciando, a la vez, la incomunicación y la soledad de las personas en una sociedad cada vez más deshumanizada.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.