Ir al contenido

Earth, Wind & Fire – September

2016 septiembre 5

‘September’ constituye una mezcla perfecta de la ebullición creativa de Maurice White y de la filosofía positivista que siempre acompañó a Earth, Wind & Fire durante su caminar musical. El fruto de esa combinación es un tema sólido, dotado de arreglos impredecibles, con combinaciones inteligentes y estructurado en torno a una simbiosis casi metafísica de los instrumentos. En resumen, impecable.

No sé si hablamos de una canción soul o si la podemos encasillar en el sonido disco funk. Pero, qué más da. Sus magníficos coros y trompetas superan cualquier catalogación. Llegó a nosotros en el último tramo de 1978 y sus 3,37 minutos nos encandilaron de inmediato. El idilio pervive casi cuatro décadas después.

Los arreglos de Horn, Strings y White siguen creando en nuestra actualidad digital la misma magia que a finales de los setenta, en plena erupción del sonido disco, provocaron las agujas que pincharon los miles de vinilos que se vendieron con su single.

El paso del tiempo ha convertido a ‘September’ en una de las piezas musicales mas populares del pop del pasado siglo. Nadie puede negar que la obra que compusieron Maurice White, Al McKay y la letrista Allee Willis, que debutaba en la lídes de la creación, ha marcado a varias generaciones.

Aunque sólo llegó al octavo puesto de la lista de éxitos estadounidense Billboard Hot 100, ‘September’ vendió más de un millón de copias en su propio país. En Europa el éxito fue mayor, siendo número tres en Gran Bretaña, donde también recibió un disco de oro. En el resto del mundo también se erigió en una canción muy popular, con gran repercusión en los mercados.

En España la canción enganchó rápidamente, amparada en el hecho de que Televisión Española la eligió como sintonía de sus retransmisiones de Vuelta Ciclista a España de 1979, que paradójicamente por aquel entonces no se celebraba en septiembre, como ahora, sino en mayo.

A poco que su ritmo y su alegría nos contagien, comenzaremos este mes de reanudación laboral con ganas de celebrar cualquier acontecer, por nimio que pueda parecer. Hasta el regreso al trabajo tras las vacaciones se nos hará más llevadero. Satisfacción e ilusión nos impregnarán cada vez que escuchemos este tema dedicado al noveno mes del calendario juliano. Su espíritu positivo eclipsará cualquier temor a lo que se nos avecina, ahora que estamos a caballo entre dos estaciones astronómicas.

‘September’ no fue incluido en ningún álbum original de EW&F. Salió al mercado inicialmente como single y luego se incluyó en el disco recopilatorio ‘The best of Earth, Wind & Fire, Vol. 1’. Sus derechos fueron cedidos a Unicef, que lo incorporó al LP ‘Music for Unicef concert: a gift of song’, lo que proporcionó millonarios ingresos a la organización a favor de la infancia.

LETRA

El proceso creativo de la parte literaria de ‘September’ tuvo como escenario los estudios en los que Earth, Wind & Fire grababan su álbum ‘I am’, álbum que, sorprendentemente, luego no recogíó este tema. No fue, por tanto, una composición largamente meditada, sino que surgió de un brote de inspiración.

La teoría oficial sostiene que en una de las jornadas de trabajo, una vez finalizada la sesión programada para ese día, White regaló a Willis un libro sobre filosofía oriental. Su lectura la adhirió a la tendencia que ya profesaba el líder de la banda y que recomienda afrontar la vida de manera positiva. Todo ello se plasmó en ‘September’, ejemplo palpable de cómo la música puede transmitir mensajes de paz y amor.

La letra de Willis era inicialmente un largo poema que finalmente hubo que recortar para adaptarlo al formato de una canción pop. «Había comenzado a escribir la introducción en el estudio y luego me retiré. Al llegar, me sorprendí porque mis compañeros ya habían arreglado la canción y dije ‘Oh Dios, ellos se interesaron por mi trabajo’. Estaba segura que sería un éxito» explicó Willis en una entrevista concedida a un periódico estadounidense.

Willis también aclaró que la referencia a la noche del 21 de septiembre se debió a que fue Maurice White «quien escribió esa primera estrofa. Cuando la escuché, me llamó la atención y le pregunté ¿por qué el 21?. Entonces él me respondió que era un perfeccionista y que le gustaba atar todos los cabos muy cuidadosamente, por lo que colocar el 21 marcaría al oyente, ya que se cuestionaría lo mismo». Por lo tanto, parece que esta fecha no tiene ningún significado real, simplemente encajaba con letra y métrica: «White tenía esa manía de escribir canciones con fechas o cosas que despertaran la curiosidad de los seguidores. Eso se convirtió en una característica muy particular de Earth, Wind & Fire», añadió Willis.

Asimismo, la inclusión de la expresión ‘Bada-ya’ tampoco tuvo un objetivo concreto. Simplemente lo que ocurrió fue que otras frases previamente pensadas no se ajustaban a esa parte melódica o sonaban «anticuadas», según Willis.

¿Recuerdas la noche del 21 de septiembre?
El amor cambiaba
las mentes de los pretendientes
mientras espantaba las nubes

Nuestros corazones resonaban
en la clave que nuestras almas cantaban
mientras bailábamos de noche

Recuerda cómo las estrellas
se robaron la noche, yeah yeah yeah
hey, hey, hey
ba de ya, dime, recuerdas
ba de ya, bailar en septiembre
ba de ya, nunca estuvo nublado

Ba duda, ba duda, ba duda, badu
ba duda, badu, ba duda, badu
ba duda, badu, ba duda

Mis pensamientos están contigo
tomándome de las manos
de tu corazón para verte
sólo charla y amor

Recuerda cómo supimos que
el amor había llegado para quedarse

Diciembre encontró el amor
que compartimos en septiembre
sólo charla y amor
recuerda, el amor verdadero
que hoy compartimos

Hey, hey
ba de ya, dime, recuerdas
ba de ya, bailar en septiembre
ba de ya, nunca estuvo nublado

Había un…
ba de ya, dime, recuerdas
ba de ya, bailar en septiembre
ba de ya, sueños de oro
eran días brillantes

La campana sonaba
nuestras almas cantaban
recuerdas cada día nublado

Había un…
ba de ya, dime, recuerdas
ba de ya, bailar en septiembre
ba de ya, nunca hubo un día nublado

Había un…
ba de ya, dime, recuerdas
ba de ya, bailar en septiembre
ba de ya, sueños de oro
eran días brillantes

Ba de ya de ya de ya
ba de ya de ya de ya
ba de ya de ya de ya de ya
ba de ya de ya de ya
ba de ya de ya de ya
ba de ya de ya de ya de ya

VERSIONES

El bajista y contrabajista estadounidense de jazz y jazz fusión BRIAN BROMBERG degustó durante veinte años ‘September’ y en 1998 nos ofreció una revisión, a mi entender, fabulosa.

Diez años más tarde su compatriota GORDON GOODWIN –pianista, saxofonista, compositor y arreglista–y la BIG PHAT BAND dotaron al tema de su propia personalidad. La voz la puso la también norteamericana PATTI AUSTIN.

Ya en Europa, en 2000, la joven estrella ucraniana ASSOL grabó la obra de Earth, Wind & Fire con el título ‘V sentjabre’. Su voz infantil parece insuficiente para semejante composición.

La propia banda de Maurice White convirtió ‘September’ en ‘December’ para uno de sus últimos discos. Algunos cambios en los coros, en la melodía y en la letra bastaron para volver a obtener el éxito

SISGO AND VITAMIN C interpretaron la composición para los créditos de película ‘Get over it’ (Así es el amor), de 2001.

BIOGRAFÍA

EARTH, WIND & FIRE surgió alrededor de Maurice White, un joven que allá por 1967 estudiaba en el conservatorio de Chicago y trabajaba al mismo tiempo como músico de sesión para el sello Chess y de acompañamiento en las giras de Ramsey Lewis. Dos años más tarde, cuando consideró que ya había adquirido la suficiente experiencia, decidió formar el grupo Sally Peppers, con el que logró pequeños éxitos en el entorno de Illinois acompañado del teclista Don Whitehead y el cantante Wade Flemons.

Llegados los setenta su fusión de música disco, fun, jazz, soul, gospel, pop, blues, psicodelia, folk, música africana y rock and roll llamó la atención de la multinacional discográfica CBS, para la que refundó la banda bajo la denominación con la que ha llegado hasta nuestros días, la trasladó a Los Ángeles y alcanzó una presencia casi constante en las lístas de éxitos estadounidenses. El nombre de Earth, Wind & Fire nació inspirado en los tres elementos de la carta astral de White.

La banda primitiva estaba compuesta por White, su hermano Verdine (bajo), Sherry Scott (voz), Michael Beal (guitarra), Chet Washington (saxofonista), Alex Thomas (tambores) y Yackov Ben Israel, (percusión), además de los originales Whitehead y Flemons. En años posteriores se produjeron numerosos cambios, entrando en distintas épocas la vocalista Jessica Cleaves, Ronnie Laws (saxo), Roland Bautista (guitarra), Larry Dunn (teclista), Ralph Johnston (percusión), Al McKay (guitarra) y Johnny Graham (guitarra), además del cantante Philip Bailey, que incluso llegó a discutir el liderazgo a Maurice White.

Discos de larga duración como ‘The last days and time’ (1972), ‘Head to the sky’ (1973), ‘Open our eyes’ (1974), ‘That’s the way of the world’ (1975), que fue su primer número uno; ‘Gratitude’ (1975), que también llegó a lo más alto de las listas; ‘Spirit’ (1976) o ‘All ’n’ all’ (1977) dieron continuidad a una producción siempre bien acogida por público y crítica. Pero el nivel más alto de fama lo alcanzaron a partir de 1978, cuando constituyeron su propio sello, ARC, y lanzaron ‘I am’ (1979).

Con la llegada de los ochenta comenzó el declive y en 1983 el vocalista Philip Bailey optó por iniciar una carrera en solitario. E,W&F sacó al mercado su trabajo ‘Touch’, que fue un fracaso y White decidió tomarse un descanso de cuatro años. Retornó en 1987, recuperando a Bailey, con grandes giras mundiales, llegando hasta 2005. Su prestigio nunca mermó, pero los grandes éxitos nunca volvieron a llegar.

Sin embargo, nos dejaron temas inolvidables como ‘ Mighty, mighty’ (1974), ‘Shining star’ (1975), ‘That’s the way of the world’ (1975), ‘Sing a song’ (1975), ‘Getaway’ (1976), ‘Serpentine fire’ (1977), ‘Get to get you into my life’ (1978), el analizado ‘September’ (1978), ‘Boogie wonderland’ (1979), ‘After the love has gone’ (1979) o ‘Let’s groove’ (1981). Con ellos consiguieron numerosos números uno y seis premios Grammy.

Maurice White, el motor de la versatilidad del conjunto, murió el pasado febrero debido a las consecuencias de la enfermedad de Parkinson.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.