Ir al contenido

Explosión inesperada

2013 mayo 17
por Eduardo Angulo Pinedo

De este asunto ya hemos hablado aquí, aunque, parece, hasta este año no ha merecido el Premio IgNobel. Trata del peligro de explosión cuando se cura algún tipo de lesión en nuestro tubo digestivo y, en concreto, en este caso hablaremos del colon y las colonoscopias. Los premiados, liderados por Emmanuel Ben-Soussan, de la Clinique de l’Alma de París, y Spiros Ladas, de la Universidad de Atenas, precisan que se tienen que dar tres factores para que explote el colon: que haya gases combustibles, como hidrógeno o metano, producidos en la fermentación por bacterias de carbohidratos que no podemos absorber en el intestino; presencia de gases inflamables, como el oxígeno; y aplicación de una fuente de calor que, en este contexto, suele ser alguna técnica que cierra heridas y úlceras como, por ejemplo, el electrocauterio o la coagulación con argón/plasma.

Los gases inflamables y combustibles que pueden intervenir en la explosión aparecen en porcentajes muy variables y dependen de la dieta, de las bacterias del tubo digestivo y de su actividad fermentadora. Así, el oxígeno aparece entre el 0.1% y el 2.3%; el metano entre el 0% y el 26% y el hidrógeno entre el 0.06% y el 47%. Las concentraciones de metano por encima del 5% y del hidrógeno por encima del 4% son potencialmente explosivas. Y, más o menos, la mitad de los pacientes (casi el 43%) con el colon no preparado y lavado tienen concentraciones de metano e hidrógeno potencialmente explosivas. Además, se necesita que el oxígeno esté por encima del 5%. Sin embargo, también es cierto que con el tratamiento adecuado, lavados y enemas, las concentraciones de metano e hidrógeno se mantienen por debajo del 0.01% y, entonces, no hay peligro de explosión.

Para acabar, los autores hacen una revisión de los trabajos publicados sobre explosiones en el tubo digestivo humano entre 1952 y 2006. Encuentran 20 casos de explosión: 11 en medio de una operación y 9 durante colonoscopias. Se produjo perforación de colon en 9 casos, lo que requirió cirugía, y una de estas perforaciones acabó con la muerte del paciente.

 

*Ladas,S.D., G. Karamandis & E. Ben-Soussan. 2007. Colonic gas explosion during therapeutic colonoscopy with electrocautery. World Journal of Gastroenterology 28: 5295-5298.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.