Sones de autobombo

Comentarios desactivados

 

MOBILIARIO URBANO por ÁNGEL RESA

La propaganda municipal del PP y las autoentrevistas del PSE van a acabar con el oficio

Siento interés por revisar el censo municipal para descubrir el número de Alicias empadronadas en esta capital de las maravillas. Lo dejo ahí, que el maestro Eduardo Mendoza tituló una novela de decorado barcelonés ‘La ciudad de los prodigios’ y este juntaletras ad-mira con prismáticos el talento del autor catalán. Lo escribo porque las campañas institucionales pro-movidas por el Ayuntamiento, que cantarían Los Refrescos, nos incitan a creer que habitamos en una Arcadia feliz. Les propongo un modo de echar la mañana, pero la gasolina corre a cuenta de cada lector. Sigan en coche y con la paciencia debida a cualquier urbano que cumpla la línea que le corresponda. A rebufo, cerquita de su propa. Y lean los caracteres aptos hasta para miopes recalcitrantes. Ahora circula la del plan de empleo para 1.930 personas que abandonarán la fría mazmorra del paro gracias al fomento de siete obras consistoriales.

Primero, me parece estupendo el contenido. O sea, que  clientes de Lanbide -a su pesar- puedan acceder al mercado del trabajo. Segundo, no considero decoroso tomar el todo por la parte, reducir cuestiones beneficiosas para la ciudadanía a propaganda del partido gobernante. Al margen de opiniones favorables o contrarias a la gestión de Javier Maroto, parece indudable que el alcalde vitoriano y sus asesores directos entienden la política como un gran almacén de ideas donde todo se vende. Y a cada proyecto se le imprime el ‘copyright’ popular. Hasta el color verde corporativo de VG se ha teñido durante un tiempo de azul gaviota. Por no comentar los mensajes del mobiliario urbano -título de esta sección dominical que quise bautizar como Mobiliario Humano- escritos en paneles y marquesinas. Lo dicho, una ciudad de hadas embutidas en el cuento ideal.

Claro que los sones del autobombo capaces de atronar oídos no se reducen a una sola formación. Sé de buena tinta que los socialistas andan soliviantados con Maroto por la propaganda. Nada nuevo bajo el sol porque entre el actual alcalde y su predecesor no cabe entendimiento alguno. Si tal pregunta la hora, el otro le responde las manzanas que lleva. Pero más valdría al PSE dejar de lanzar piedras porque lleva ocho años narrando las líneas de la mano. El tiempo del que datan sus autoentrevistas en las desconexiones locales de grandes cadenas radiofónicas.

Desde luego, el periodismo está hecho unos zorros. Entre las ruedas de prensa fantasmales donde se vetan las preguntas sin reacciones eficaces dentro del oficio, el plasma-riano (Rajoy Brey) que muestra a todo un presidente como enseñaban los monitores al Gran Hermano de 1984 (George Orwell) y los diálogos teledirigidos del socialismo alavés, más valdría bajar la persiana en las facultades del ramo. Ignoro si es por mi carácter ciudadano o por la deformación profesional, pero esos espacios de tres minutos donde un presunto informador ‘interroga’ a Txarli Prieto, Cristina González o Patxi Lazcoz me resultan prácticas chuscas e indefendibles.  Como centros al área pequeña para rematar un gol que nadie se cree por fuera de juego flagrante. Dicen que dos legislaturas después de engendrarlas, el PSE renuncia a ellas.

Y es que los colegas no hemos cursado estudios universitarios para recibir correos electrónicos que eran faxes hace una década. Ni para asistir mudos a campañas comerciales que venden gestiones públicas. Ni para mirar en el televisor una homilía sin debate cuando mejor estaríamos presenciando una buena película o un partidazo de baloncesto. Estos sones de autombombo me recuerdan al chiste. Pide uno  tabaco a otro y éste empieza a palparse para encontrar el paquete (con perdón). No lo halla, pero el esfuerzo tampoco resulta vano. “Pues no tengo, pero me estoy dando cuenta de lo bueno que estoy”.. Vale, ahora es el menda el que baja la persiana porque esta nieve de abril desquicia a cualquiera.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More

Comments are closed.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.