Ir al contenido

Los dinosaurios siguen aquí

2012 agosto 29

La década de los 80 ha quedado para la posteridad como un mundo de tecnopop y peinados imposibles. Algo de eso había, pero el cliché es tan reduccionista como si decimos que la música actual se limita a reggaetón y canciones con rapeado de Pitbull, como parece a veces al escuchar algunas emisoras de radio. Los 80 fueron también la época de Sonic Youth, de Hüsker Dü, de Big Black, de los Butthole Surfers, de los Swans, de Dinosaur Jr., de Black Flag, de los primeros Pixies y los primeros Fugazi y de decenas de bandas más que abrieron, como ratoncillos inquietos, nuevos caminos para esto que llamamos rock.

Sí, he mencionado solo bandas estadounidenses porque, precisamente, están a punto de editar álbumes dos de las luminarias de aquella escena. Los dos discos están anunciados para septiembre, pero, en fin, creo que buena parte de la afición interesada los está escuchando ya, recolectados de esas fisuras por donde chorrea todo en internet. Y resulta que ambos tienen muy buena pinta. Por un lado está I Bet On Sky, lo nuevo de Dinosaur Jr., que recuperaron hace unos años su formación original con el retorno de Lou Barlow, a quien ya en aquellos mismos 80 le dio tiempo a formar Sebadoh. El líder de Dinosaur Jr., el apático J Mascis, es un tipo que ha triunfado en la difícil empresa de hacerse con dos voces propias: la de cantar, maullante y soñolienta, y la de su guitarra, igualmente inconfundible. Yo sentía bastante hostilidad hacia los solos de guitarra en mi juventud, pero creo que fueron Dinosaur Jr. quienes me convencieron de su validez como medio expresivo. Aquí tienen Watch The Corners, sencillo de presentación del álbum, supongo que con un molesto anuncio previo.

 

 

Y el 4 de septiembre sale lo nuevo de Bob Mould, aunque ya saben todo eso de las fisuras y los chorreos, a lo que en este caso se suma la posibilidad de escucharlo íntegro aquí. Los más viejos identificarán a Bob Mould con Hüsker Dü, y los menos viejos (pero viejos también, no sonrían así) le recordarán en Sugar, su grupo de los 90, de más éxito comercial. El bueno de Bob se ha dedicado últimamente a repasar en directo el debut de Sugar, que ha cumplido veinte años, y quizá por contagio ha recuperado para su nuevo disco la contundencia sin rodeos de antaño. «Son 38 minutos de rock and roll», dice en Rolling Stone para describir su nueva referencia. Aquí abajo les encajo The Descent, también con vídeo y todo, aunque no quiero irme sin recomendar The Girl Who Lives On Heaven Hill, de Hüsker Dü, una de mis canciones favoritas de los 80 y de todos los tiempos: eso sí, no se lo cuenten a Bob Mould, porque la firma el otro compositor de la banda, Grant Hart.

 

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.