Ir al contenido

Las relaciones sexuales después de una infidelidad…

2013 febrero 12
por lurdes y mertxe

 

¿Has sufrido una infidelidad? ¿Has dado una oportunidad a tu pareja y a ti para intentar retomar la pareja? Ya os hemos hablado en muchas ocasiones de este tema que da tanto de sí. La infidelidad, para quien la está haciendo, mientras no es descubierto está muy bien. Adrenalina a tope, emoción, muy buen sexo,… Pero, claro, si te pillan, la situación se vuelve totalmene contraria: enfados, malas caras, situación de riesgo, posible ruptura… ¡Un infierno! Entendible totalmente ya que a la otra parte le han golpeado en el peor sitio: el alma.

Nos vamos a poner en el caso de que os deis la oportunidad de seguir en pareja. Hay un aspecto muy importante que hay que conseguir: la confianza. Es un camino duro. Al principio todo son recelos, suspicacias, control de los movimientos de la persona infiel… Y las dos partes lo viven muy mal. Pero sin duda uno de los terrenos en los que se hace muy difícil es el sexual. ¿Cómo retomar el sexo?

La persona que ha sufrido la infidelidad se tortura imaginando a la otra parte con la tercera persona y eso hace que no pueda acercarse a su pareja. Como dicen muchas personas: “Me da asco pensar con quién ha estado, lo que habrán hecho y que ahora me lo haga a mí”. Es algo que hay que superar si queremos continuar. También hay personas a las que por miedo a la pérdida, su deseo sexual aumenta y son los mejores polvos que han echado en su vida. Otra posibilidad es que en quien ha sido infiel, por muchos factores, haya alguna disfunción. Por ejemplo en el hombre es muy frecuente el que haya una pérdida de erección o en la mujer, que no pueda llegar al orgasmo.

Retomar la intimidad es algo que va a llevar su tiempo. No hay que obligarse si realmente el deseo no está ahí. Ya llegará. La traición no se olvida de la noche a la mañana.

No es aconseable recordar, preguntar para saber de forma recurrente sobre la infidelidad, aunque sientas que lo necesitas. A eso, que en un primer momento es lógico, hay que ponerle fin. Se agobia a quien se le pregunta, aunque debe de asumir que explicación, la que sea, la tiene que dar y, perjudicial para la parte que sufre porque cada vez que toca el tema se remueve y no le deja avanzar y llegar a tener otra serie de sensaciones. Y menos, preguntar en la cama.

Es buen momento para hacer cosas diferentes, en lugares difrentes, el cambio de escenario es importante, el permitirnos una escapada romántica, lejos de todo…

Permitirse lo que quizás has tenido ahí escondido por vergüenza, porque no confías en lo que va a decir la otra parte, ¡líberate!, deja volar tu fantasía.

Es un camino duro y largo, pero paso a paso.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.