Ir al contenido

Jugando a médicos

2017 noviembre 17
por lurdes y mertxe

¿Quién no ha jugado a médicos e en su infancia?  Con primos, hemanos y o vecinos hemos ido descubriendo, muchos de nosotr@s, nuestro cuerpo, el del otr@ y  nuestra propia sexualidad.

Pues hoy, como ya es habitual, desvirtuamos el juego y lo hacemos más enrevesado que nunca.  De jugar a tocarnos, auscultarnos,  ponernos inyecciones con los dedos y profundizar en nuestras cavidades más íntimas, jugosas y palpitantes, hemos pasado a juegos más y más peligrosos.

Los aficionados niños que éramos nos hemos convertido en “perversos” adultos que no solo nos  disfrazamos  de médicos o enfermeras con “pijamas hospitalarios” que nos caractericen para dicho ritual. Nos ponemos guantes de latex, usamos bisturís, agujas,… y toda clase de instrumental médico, a poder ser desinfectado, que tenemos a nuestro alcance, el listado de “cositas” que podemos llegar a utilizar deja en pañales a aquellos jueguecitos de exploración física con los que nos introdujimos much@s en la adolescencia. ¡Y es que el fetichismo médico tiene muchos niveles! Algunos de ellos bastante peligrosos.

Y es que hemos pasado de que sea un recurso para juguetear con los otros a toda una experiencia  quirúrgica. Y es importante que los “jugadores” además de confiar el uno en el otro, requisito indispensable, no ponerse en manos de un extraño, sepan así mismo de anatomía y que estén preparados para poder “reparar” las heridas infligidas.

Este juego se ha convertido en una práctica del boundage. Aficionados y experimentados juegan casi al mismo nivel y se nutren los unos de los otros.

Si vais a jugar recordad simplemente en que pactéis con el otro, el tipo de juego, lesiones y demás que vais a consentir. Y que si no conocéis a esa persona…mejor os absteneis de jugar.

 

La sociedad donde el sexo se convirtió en virtual

2017 noviembre 14
por lurdes y mertxe

 

Hoy hemos evolucionado tanto a nivel tecnológico, porque a nivel emocional cada día estamos más en pañales, que todo o casi todo lo hacemos a través de la pantalla, ya sea del ordenador, de la tablet o del móvil.

La vida cotidiana se ve invadida por la tecnología y ¿quién no tiene más de una pantalla a su alcance en casa? La televisión ya no es la única pantalla de la casa, ahora todos tienen móvil, alguna tableta y cómo no, uno o varios ordenadores en su casa

Y a esto lo llamamos evolución o ¿tendríamos que decir que  hemos involucionado? Decidir vosotr@s la palabra que corresponda más. Cada uno con su forma de vivir, pensar o sentir.

Hoy compramos  la comida, la ropa, los muebles….desde cualquier pantalla que pueda conectarse a Internet vía wifi, cable… pero también tenemos aplicaciones que nos permiten ligar escondid@s. Tras la pantalla nos envalentonan a “entrarle” a cualquier persona que nos guste y sin salir de casa y casi sin enterarnos nos vemos inmersos en una relación sexual virtual con alguien que está a más de 10 km. de distancia de nosotros, y en muchos casos a más de 200.

Cerca estamos de esas películas futuristas que nos situaban en el año 2000  donde los protagonistas se colocaban unas gafas y tenían sexo sin tocarse “ni mezclar fluidos”, cosa importante porque no debemos olvidarnos del miedo que hace dos décadas había con el SIDA. Pero volvamos al tema, nos parecía imposible, curioso, novedoso… cómo esas dos personas tenían sexo en realidades virtuales donde no había contacto real, piel a piel entre ellos,  nos parecía una ficción inalcanzable. Pues sin las gafas de los protagonistas de “Demolition Man” hoy en día es lo que hacemos, en vez de tomar un café, achucharnos en persona, besarnos, chuparnos y mezclar fluidos, es decir, en vez de hacer guarrerías ricas, hacemos sexo aséptico, cada un@ en su casita cómo y con quien puede a través de la red. Y en muchos casos ni llegamos a conocer en carne y hueso a esa persona.

¿Evolución…involución?

 

Vamos a follar hasta que nos enamoremos

2017 octubre 31
por lurdes y mertxe

Empezamos con este  título sugerente del  libro de Ana Elena Penas. Un libro donde la escritora nos junta muchos tipos de vivencias sobre el sexo, el amor y los desamores, desde el consumo puro y duro del sexo hasta la pasión más desbordante. Cuento a cuento, poema a poema nos acerca a la vivencia del sexo.

Diferente. Así lo definiría. Animaos a  leerlo y nos contáis vuestra opinión.

Como una y cuento veinte

2017 octubre 24
por lurdes y mertxe

 

No seáis mal pensados, no vamos a hablar de los y las que cuando consiguen echar un polvo dicen haber echado 20, o un montón.

No, no va de esto. Hoy “Esto va de sexo”, va de juego, de fantasía, de erotizar la espera, frase y juego que tanto nos gusta difundir desde Albora Bide.

Y es que no hay nada tan erótico como la espera, creer que pasará, desear que pase y que cuando pase, estés súper deseante, ardiente de deseo y lujuria.

Para eso sirven los juegos eróticos.

Hay muchos, del strip poker siempre hemos oído hablar. Pero sabéis que, ¿también está el Strip parchís?

Las reglas son las de siempre pero sumamos morbete golosote. Es decir, ponemos estas dos reglas más:

  • Si te comen una ficha te tienes que quitar una prenda.
  • Si logras meter tu ficha en casita puedes, o bien, recuperar una prenda que hayas perdido o…pedir que el otro jugador se quite una.

Risas aseguradas  y…deseo creciendo y creciendo a cada tirada de dados.

Animaros a jugar, el sexo es un juego, un juego muy divertido y que tenemos la mala costumbre de dramatizar.

Jugad y romped la rutina, esa que mata el deseo y despertad vuestro ingenio y…lujuria y…contagiaros.

¿Es amor? o¿ hablamos de otra cosa?

2017 octubre 17
por lurdes y mertxe

 

Hoy os queremos poner un texto que buscando por la red nos ha encantado. Y va en relación al último post que hemos publicado.

“Y uno aprende”

De  Jorge Luis Borges

 

Después de un tiempo,

uno aprende la sutil diferencia

entre sostener una mano  y encadenar

un alma,

y  uno aprende que el amor

no significa acostarse

y una compañía no significa seguridad

y uno empieza a aprender .

Que los besos no son contratos y los

regalos no son promesas

y uno empieza a aceptar sus derrotas con

la cabeza alta y los ojos abiertos y uno

aprende a construir

todos sus caminos en el hoy,

porque el terreno de mañana

es demasiado inseguro para planes…

y los futuros tienen  una forma

de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo

uno aprende que si es demasiado,

Hasta el calorcito del sol quema.

Así que uno planta su propio jardín

y decora su propia alma, en lugar

de esperar a que alguien le traiga flores. Y

uno aprende que realmente puede aguantar,

que uno realmente es fuerte,

que uno realmente vale,

y con cada día uno aprende.

Sin palabras, maravilloso, sublime. Quizás tengamos que aprender, sí. El amor no es depender, ni poseer al otro.

 

 

 

Amores fugaces, amores de moda

2017 octubre 10
por lurdes y mertxe

Amores fugaces, amores de moda

Cada vez vemos más pacientes y amig@s que tras haber tenido una relación larga  no quieren volver a “emparejarse de por vida”.

El compromiso agobia, la pérdida de libertad no es bien asumida tras por fin haberla recuperado, la persona no quiere renunciar a sus deseos…pero tampoco quiere renunciar a la compañía de una persona que satisfaga sus apetitos sexuales. Así y ya no tanto, que a veces también, por el miedo al compromiso, nacen, a nuestro entender, los amores fugaces.

¿El modelo de pareja estable y cerrada está caduco? Desde que la pareja es una opción y no una obligación debido a la independencia económica de ambas partes, nacen nuevos tipos de pareja y… hasta nuevos tipos de familias.

Los moldes se han roto y estamos creando los nuevos. Así que no hay reglas, patrones,.. modelos por los cuales guiarnos, el deseo se impone y el ir viviendo sin mapa y sin destino se convierte en el viaje. El viajar por el placer de viajar, sin un destino fijo al que llegar, se convierte en una forma de vida y en una nueva forma de amar.

El amar sin posesión de la otra persona, “no te quiero” sino que te amo, es una nueva forma. Porque el “te quiero” lleva mucha dosis de posesión, mientras el te amo lleva mucha de aceptación.

Las malas lenguas comentan que hoy en día no se quiere renunciar a nada, que sin renuncia no hay posibilidad de vínculo. Es verdad que en toda relación social, y la pareja no es sino otra relación social con componentes amorosos y sexuales, hay que renunciar a cosas, tu deseo se pone frente al deseo del otro, pero… ¿Por qué debemos de renunciar a todo? Ya se renuncia cuando se decide tener una relación abierta, se renuncia a la “posesión del otro”, se renuncia a tener planes en compañía más o menos asegurados, se renuncia a la falsa o verdadera seguridad que da el tener a alguien ahí siempre, siempre se renuncia a algo.

No es cuestión de egoísmo, es cuestión de deseo, de poder elegir tu forma de vida y tu forma de vincularte afectivamente hablando. A veces… ¡hasta es cuestión de valentía!

Las cosas han de fluir y si no fluyen, si hemos de esforzarnos por que salgan… a lo mejor, es que no tienen que ir. El amor no se fuerza, surge. Y si no surge…dejémoslo correr.

Amemos y que nos amen, y disfrutemos mientras este amor dure. Profundicemos en él, independientemente del tiempo que nos ocupe y de a cuántas personas estemos queriendo a la vez.

 

 

¿Rechazas el sexo anal?

2017 octubre 6
por lurdes y mertxe

 

Varias son las razones por las que se tiende a rechazar el ano como parte de las relaciones sexuales.

Pero para empezar deciros que el ano es una zona erógena universal. Te podrá gustar más o menos, te podrá gustar más con algo pequeño, como un dedito o dos, o con algo más contundente , como el pene o un vibrador.

Como segundo dato y para vuestra protección, deciros también que por favor no uséis nada en el ano que no tenga tope, tenéis varios tipos de masturbadores o vibradores anales, dejad las cosas que puedan suponer que se os vayan para dentro. La vagina tiene tope pero el ano no, y si metéis algo que se os escape de los deditos que lo agarran…¡la habéis hecho buena! Tan buena, que a lo mejor requiere de una asistencia a la urgencia de vuestro lugar de residencia. Y esperemos que no requiera de una intervención quirúrgica.

Pero vayamos a las razones por las que mayoritariamente se rechaza dicha práctica sexual.  Generalmente está el temor al dolor, ciertamente el ano es un esfínter y no se dilata, se cede por el uso. Pero para evitar estas molestias se puede ir preparando la zona, metiendo un dedito, lubricando bien el ano, masajeando un poco la entrada…

Otra de razones, si es  que  eres chico hetero, es que no quieres probar. Generalmente se rechaza el ano entre los chicos heterosexuales porque lo relacionan con prácticas homosexuales y quieren alejarse de ello. ¡Ay… cuánta fragilidad en la identidad! Eso sí, estos que rechazan que a ellos se les meta algo por su preciado agujerito…sí quieren meter su cosita por el agujerito de sus chicas.

Otra razón es que el ano se relaciona  con algo sucio, poco aséptico, facilitador de coger infecciones,…y se evita el contacto con él, salvo para la higiene diaria.

Otra razón es que se relaciona con la perversión. Ha sido tan tabú…que ha quedado solo para algunos pocos.

Antes el coito anal, y en algunos países aún sigue siendo así, se utilizaba para el control de la natalidad entre parejas heterosexuales, podían follar sin peligro de embarazos. Pero recordad que es una zona erógena universal y que para saber si algo gusta o no gusta…¡hay que probar!

 

Hotel algo más que nudista

2017 octubre 3
por lurdes y mertxe

¿Quién no conoce un Hotel nudista u hoteles con zonas para los nudistas? En Gran Canarias tuvimos la oportunidad de estar en uno de estos hoteles donde poder tomar el sol en un solarium como Dios nos trajo al mundo, es decir con “el culo al aire”.   Una gozada por cierto, ya que mientras en el resto del solarium la gente se peleaba por una hamaca, nosotras podíamos elegir en cuál de ellas poner nuestro body desnudo al sol.

Era gracioso ver cómo “los textiles”, como se les llama en el argot nudista a las personas que van en bañador y/o bikini, se asomaban por un muro de cristal opaco para ver qué “se cocía” al otro lado de ese muro. Qué chasco se llevaban, éramos simplemente personas que tomaban el sol desnudas, de lo más natural del mundo, pobres… qué poco morbo encontraban.

A lo mejor si hubieran ido Al Resort Hedonism II en Negril, Jamaica, al que llaman “el parque de juegos para adultos más icónico del mundo”… pues quizás habrían saciado un poco su sed de mentes calenturientas, con algo más de morbo, probablemente para ellos, y algo más de naturalidad para nosotras.

En este resort tienes zona nudista y zona donde puedes vestirte, para ir a desayunar, cenar… pero lo más novedoso es que puedes estar en la playa, a la vista de todo el mundo, haciendo sexo oral, coito,… es decir, si te entran las ganas y tienes o te agencias con quién, puedes hacer lo que desees a plena luz del día y sin esconderte.

Dicen unos amigos que han estado que cuando uno sale del hotel se da cuenta de la tranquilidad que han respirado allí, la ligereza en la vida y lo sencillo que puede ser todo si lo intentamos simplificar.

¿Quién se anima a probar?

Bodas de plata que saben a… ¿hiel o a miel?

2017 septiembre 26
por lurdes y mertxe

¡Qué bueno!,  ayer tomando café en el bar de siempre oímos a dos señores hablando de su vida sexual  y de repente hubo algo que dijeron que nos llamó mucho la atención y prestamos , valga la redundancia,  atención, porque la conversación no tenía desperdicio, y sí, fuimos cotillas , pero fue brutal.

En medio de las desventuras que contaban uno de ellos dijo lo siguiente: “Es que a mi mujer, tras 25 años de casados,  es como si fuese de la familia y tener sexo con ella es como mantener una relación incestuosa”.

Muertas, a nosotras nos  dejó… muertas.

Y es que se han pasado ya tantas cosas juntos, tantos cambios de vida, a lo mejor se han tenido hijos, el crecer de estos con sus problemas, los cambios de trabajo, ascensos, despidos, la muerte de los padres o de algún allegado,… son muchas las cosas que ocurren en el devenir  de la vida y cuando se está en pareja estas cosas pueden unir… o separar. Las parejas que afrontan los problemas como una unidad lograrán un vínculo enorme durante su  trayectoria , mientras que aquellas que usan cualquier situación para atacarse o echarse mierda el uno al otro… acabarán… odiándose por mucho que nos suene fea esa palabra.

En el sexo ocurre igual, si has cultivado la relación, si no te has acomodado,  que es lo fácil, se podrá tener una vida sexual satisfactoria, donde ambos gracias a la confianza y al conocimiento del cuerpo del otro y viceversa  que da el haber tenido muchas relaciones ya con esa persona, pueden crecer ,  innovar.  Pero si por el contario te has acomodado, prepárate para un vejez seca de sensaciones y deseos, preferirás ver la tele… planchar… cualquier cosa será más grata que el sexo .

Pues ya sabes, está en tu mano: ¿miel o…hiel?

 

Sexo oral: ¡Qué rico!

2017 septiembre 21
por lurdes y mertxe
  • A veces por pudor, por asco o por vergüenza de cómo saben o huelen nuestros fluidos nos perdemos algo tan delicioso como la caricia oral, suave, húmeda y muy, muy embriagadora.

    También a veces a los chicos hay que animarles a que bajen un poquito con su lengua a los genitales, muchos sienten asquito mientras que ellas sí les chupan, succionan y les hacen ricas guarrerías en su pene.

    ¿Quién ha dicho que el sexo es aséptico? El sexo es aquello que en condiciones de no excitación nos puede parecer asqueroso: metemos la lengua en la boca del otro y hacemos que nuestras lenguas se retuerzan de placer  en la boca del otro, chupamos y lamemos todos nuestros orificios (orejas, ombligo,…) tragamos fluidos impensables con sabores, densidades y olores no habituales.

    Pero el componente de excitación hace que todo ese asco se transforme en algo rico, excitante y el sexo oral es una de las prácticas, que si os la permitís, formará parte de las guarrerias más y más y más extasiadoras que podáis probar.

    El sexo oral  es la práctica sexual más común, solo le gana en la cama, la penetración.

    Y para que tengáis alguna noción básica del sexo oral y lo hagáis bien, lo primero a recordaros es que la imperfección en la cama es la mejor de la perfecciones. No hay reglas, todo vale, improvisa. Pero prepara la zona, no llegues de repente y te pongas a chupar como un loco o una loca, ve despacio. ¿Qué prisa tienes? Alarga el goce. Prepara la zona, haz que  desee una caricia más continua, más intensa, haz que te pida. No llegues como un elefante en una cacharrería.

    Varía los ritmos, más lento y ahora más rápido, más suave…más intenso, ahora succiona, luego chupa, imagina hacer formas con tu lengua sobre sus genitales,  en definitiva: no seas predecible, la sorpresa excita.

    No pidas que se corra, eso hace que el otro pueda bloquearse. Déjale que siga su ritmo, no importa llegar o cuándo llegar, importa disfrutar, que otro día se quiera más.

    Y sigue el mapa que te marcan sus gemidos, los cuales te irán diciendo por ahí sí, por ahí no. Diviértete. El sexo es algo lúdico.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.