Ir al contenido

Zorionak eta urte berri on!!!

2014 diciembre 22
por lurdes y mertxe

Hoy nos despedimos hasta después de las navidades deseándoos que paséis unas felices fiestas.

Esperamos que en cuanto a nuestro terreno se refiere, el de pareja y el sexual, invirtáis en ello y que el nuevo año traiga mucha felicidad y deseo.

¡¡¡Practicad!!! Ya sabéis aquello que no se practica, se olvida.

Zorionak eta urte berri on danori!!!

 

Mientras no digas te quiero…

2014 diciembre 16
por lurdes y mertxe

 

En la cama hay un lenguaje especial, eso todos los sabemos, y de ello hemos hablado en muchas ocasiones. Es más, os hemos invitado ardiente y fervientemente a hacerlo.

Con la frase que en consulta repetimos hasta la saciedad “Haz el amor durante el día con tu pareja para poder follar a la noche”, creemos que ya lo decimos todo.

¿Y esto significa que no podemos decirnos te quiero? ¡Claro que podemos! Antes y después, mejor que durante, jajaja.

Hoy con este título que hemos dado al post queremos animaros a leer un libro “Mientras no digas te quiero” de Lola Beccacia (Ed. Planeta), donde la autora hace una reflexión sobre el sexo y el amor.

Lola Beccacia se sirve de cinco mujeres que acuden a un taller de seducción más  la psicóloga que lleva dicho taller para hablar del amor y sus efectos sobre estas mujeres tan diferentes entre sí. En esa vivencia superaran miedos, prejuicios y darán solución a sus problemas.

Diferente y sin embargo mientras leíamos nos traía recuerdos de la película “La vida empieza hoy” la cual os la recomendamos encarecidamente.

No os lo perdáis. Si amáis la lectura echad un vistazo al libro y… sonreíd al amor y a sus vicisitudes. La vida nunca es plana. Eso ya es la muerte.

Y así como quien no quiere la cosa, podría ser un buen regalo de Navidad.

 

“Uno es lo que es después de una paja”

2014 diciembre 10
por lurdes y mertxe

 

¿Qué os parece esta afirmación? Al menos curiosa, ¿no?

No es una frase nuestra. Es una frase que aparece en el capítulo, “Hazte pajas positivas”, del libro titulado “El mundo amarillo”, de Albert Espinosa, quien en este libro cuenta su historia personal con el cáncer. Por cierto, os recomendamos su lectura.

Esta frase se la dijo un fisioterapeuta a Albert. “Después de hacerte una paja quien queda eres sólo tú. En esos dos o tres minutos después de la masturbación aparece la esencia de quién eres”, le explicó.

Atendiendo al título del capítulo, lo de las “pajas positivas” se refiere a aquellas pajas que te haces pensando en una persona y que le traen suerte. “Tras dedicarle una paja la suerte va al citado inspirador”. Es una reflexión curiosa, original…

Normalmente, la gente al masturbarse piensa en alguna persona con la que le gustaría estar, con esa persona que le encanta, pero que le parece imposible llegar a ella… Tú, ¿eres consciente de con quién fantaseas? ¿Le dedicas a alguien tus pajas?

Habla de pajas positivas, ¿hay negativas? Se supone que cuando una persona se masturba es porque tiene ganas y es una manera de autosatisfacerese. Pero sí que podemos hacer un inciso, y algo que vemos a menudo en consulta, es que hay gente que se masturba de forma compulsiva, pueden llegar a hacerlo unas 4-5 veces al día; quienes lo hacen porque tienen algún problema que no quieren reconocer y para satisfacer su deseo,… lo hacen y no tienen relaciones con su pareja, con lo cual doblan el problema: el sexual más el de pareja; quienes tienen miedo a relacionarse con otras personas y se sienten que tienen una vida sexual muy satisfactoria, ya que sus sexualidad es muy rica y frecuente…

Hay que cuidar tanto la sexualidad individual como la de pareja,  ya que es cierto que cuando convivimos con alguien, a veces la individual se queda relegada a un  segundo plano o llega a no existir.

Bueno, os invitamos a que reflexionéis sobre cómo os sentís y quedáis después de haceros una paja porque ya sabéis que, “Uno es lo que es después de una paja”.

Por qué separarnos de alguien que nos gusta o amamos

2014 diciembre 5
por lurdes y mertxe

 

A veces no nos queda más remedio que decir adiós. Hay muchos motivos para separarse de una persona, y no todos son porque no nos conviene,  ya no le amamos o deseamos. A veces, algunas veces, lo hacemos desde el dolor por la separación, porque nos parece lo más honesto y más ético, ya que sentimos o nos parece que permanecer hará más daño a ambas partes.

Separarse de alguien que nos hace daño, ya sea porque no se da cuenta, ya sea porque es malo, o porque no sabe hacerlo de otra manera, es…relativamente fácil.

Pero dejar a alguien que se porta bien contigo, que físicamente te gusta, le deseas,…eso ya no es tan fácil. Dejar a quien que te quiere bien… ¡cuesta!

Y os preguntareis ¿por qué habríamos de dejar a alguien en estas circunstancias? Si es lo ideal, lo que siempre hemos buscado. Pues la respuesta tampoco es sencilla. A lo mejor no era el momento, a lo mejor os embarcasteis en una historia que si hubiera empezado antes o después del momento en que empezó habría podido cuajar.

La frase de estar en el momento y el lugar adecuado…quizás también se pueda aplicar aquí.

Si no has superado un amor anterior, sea bueno o malo éste, no es un buen momento para embarcarte en una nueva aventura.

Hay que aprender a superar primero y a empezar algo nuevo después. Si no respetamos el orden… tenemos muchas posibilidades de hacer y hacernos daño. Lo de un clavo saca otro clavo… quizás sea un error, importa cómo ese nuevo clavo saca al anterior, a lo mejor destroza la pared,  y cómo queda ese clavo al intentar sacar al viejo, a lo mejor queda destrozado él.

El miedo a la soledad es un mal consejero. Es humano pero,… no es muy recomendable sucumbir a él.

Tenemos que aprender, desde la cuna tal vez. Un bebé que se siente solo o aburrido en su cuna tiene entre sus posibilidades, dos muy claras: una llorar para ser cogido en brazos y que le saquen de esa cuna-cárcel llena de barrotes altísimos, con lo cual pone su felicidad en las manos, en este caso, en los brazos del otro, o por el contario , se puede poner a jugar con sus manitas o con la sábana,… con lo que su felicidad dependerá de él, generará recursos propios .

Con el ejemplo del bebe lo que tratamos de deciros es que es importante que nosotros solos no nos encontremos solos, solo así, y valga la redundancia, podremos encontrarnos con alguien y mantener una relación sana y no dependiente.

¿Susurros y gemidos eróticos: excitan o asustan?

2014 diciembre 2
por lurdes y mertxe

 

 

Sí, para gustos están los colores. Nos cuentan las malas lenguas que hay gente que se muere porque su pareja gima y se retuerza de placer, ya que dicho sea de paso, se atribuyen esos sonidos y movimientos a “su buen hacer sexual”.

Pero como decimos… hay gustos para todo. Y otras personas echan a correr si su pareja sexual gime y chilla de placer. ¿Lo ven escandaloso y algo teatral quizás?

Nosotras, sin embargo,  decimos que pueden ayudarte a crear el mapa del momento, es decir, esos gemidos o palabras susurradas al oído te pueden ir diciendo si vas bien o mal encaminado, cuando gime o chilla de placer…¡vas bien! Si por el contrario,  la pareja permanece inmóvil, no se “retuerce” y no sale expresión alguna de su boca…, es decir , parece una estatua , uno o una no tiene ni idea de si  va bien o si es que ni siquiera va, si la otra parte está pensando en otras cosas, cosas que nada tienen que ver con el momento sexual que uno de los dos si parece que vive y siente y el otro… es una incógnita.

No hay nada más excitante que ver a nuestra pareja excitada y qué mejor forma que oírla.

Y si ya le vamos diciendo cositas al oido… ummmm.

Pero…no siempre es fácil, hay personas que se cortan, se inhiben, les da vergüenza por cómo les hace sentir o bien por el qué pensará de mí si le digo “una guarrada” o si muestro pasión y desenfreno.

Imagínate, por ejemplo, que tu pareja te va susurrando una fantasía que a ambos os gusta y excita… el calor del momento puede subir muy muy alto.

En la cama podemos decir cosas y palabras que jamás usaríamos fuera de ella porque incluso serían un insulto para el otro. Por ejemplo “eres mi puta” o “métemela ya cabronazo”, cosas que fuera del contexto erótico… mal, mal.

Puedes pedir, y hazlo con vehemencia, suplícaselo, y/o ordénaselo.

Y una cosa que nos excita mucho a todos es que nos sorprendan, pide y haz cosas nuevas cada día, cúrratelo, una cosa muy excitante a base de repetirla y repetirla pierde intensidad y excitación.

Y por otro lado… están los vecinos. S, sí, los vecinos. Esos, que si somos de los que gemimos y chillamos, nos miran en la escalera con una mezcla de envidia y molestia. Esos vecinos pueden hacer que nos cortemos en nuestra expresión del placer. Y los vecinos más cercanos que tenemos son nuestros hijos. Si podéis, elegid vuestra habitación un poco separada de la de ellos y que no pegue pared con pared con la de los vecinos. Eso puede dar intimidad y facilidad para poder expresarse.

Bueno, como siempre animaros a que uséis cuantos más sentidos mejor a la hora del sexo: la vista, el gusto, el olfato, el tacto se da por hecho, y cómo no …el oído.

 

Esa noche especial…

2014 noviembre 25
por lurdes y mertxe

La noche de bodas. La noche nupcial. La primera noche que pasáis juntos y comienza la convivencia. Esta noche a lo largo de los tiempos ha tenido su importancia y en muchas culturas ha sido una noche muy importante, en la que había muchas supersticiones, en la que había muchos nervios pensando en cómo iba a ser, qué iba a pasar…  y que era como una noche que podía marcar lo que vendría después.

Con el paso del tiempo, esta noche, sobre todo en nuestra cultura, ha dejado de tener el peso que tenía, también porque el número de parejas que se casan ha disminuido y quizás también porque hay momentos que dejamos pasar, sin más.

En la consulta, más o menos, las parejas normalmente sí recuerdan esa noche como algo especial, pero también hay muchas que, recordando, dicen: “no, si es que incluso esa noche fue un desastre. Fue como el anticipo de lo que nos esperaba”.

¿Hiciste algo especial esa primera noche que daba paso a una historia en común, a la convivencia? ¿Cómo la recueradas?

Hemos recogido rituales, que se dan en  esa noche en diferentes partes del mundo. ¡Curioso!

En la Antigua Roma, cuando una novia se disponía a atravesar el umbral de la casa del novio, adornado con una alfombra de ramas, la novia era levantada por el novio, en recuerdo al rapto de las sabinas. Esto nos suena, ¿no? Muy de las películas… Y, ¿has entrado con tu pareja en brazos?

En las bodas de la Antigua Grecia, el membrillo era un regalo que los novios compartían en la noche de bodas. La novia perfumaba su aliento con un bocado de membrillo antes de entrar en la cámara nupcial, para hacer más voluptuosos sus primeros besos.

En Marruecos,en la noche de bodas, los amigos del novio ‘raptan’ a la novia y la llevan a casa de los suegros de él. La chica es recibida con todos los agasajos posibles mientras el novio lee el Corán y besa en la frente a su amada. Luego se introduce la leche y el dátil como elementos igualmente purificadores y de buena suerte, que serán comidos y bebidos por los contrayentes, un manojo de llaves y pan, representando el nuevo hogar.

En algunas sociedades, en la noche de bodas, a lo que se le daba importancia era a la virginidad. Entonces lo que hacían era qu en esa oche, la recién casada tenía su primera relación sexual con penetración, y se mostraban públicamente las sábanas manchadas con sangre a la mañana siguiente.

En algunas culturas nativas sudamericanas, hindúes e indonesias, otorgan a la virginidad poderes mágicos destructores sobre los hombres, por lo que tienen la costumbre de romper el himen de la niña cuando todavía son bebés.

En las bodas chinas, en la noche de la boda, los novios  realizan un ritual de velas . Las velas del ave Fénix y el dragón se encenderán en la cámara nupcial, para expulsar a los malos espíritus. La pareja luego beberá vino de tazas que están atadas con una cuerda roja. Algunos rituales incluyen también alimentar a la novia con bolitas de masa hervidas a medio cocer, que se supone simbolizan la fertilidad.

Como coméntabamos al comienzo, la nohe de bodas antiguamente era muy esperada, hoy en día, aunque el significado ha cambiado, sigue tenindo un encanto especial, ¿no?

¿Te cuesta eyacular?

2014 noviembre 21
por lurdes y mertxe

 

Si os pensabais que el orgasmo del hombre era “coser y cantar…”, estabais equivocados como vais a ver…. o  ¡padecéis!

El no llegar al  orgasmo  no solo es un problema de las mujeres. A la consulta llegan hombres que también tienen problemas con el suyo, unos porque eyaculan pronto y otros porque tardan o incluso no eyaculan.

En la eyaculación precoz el chico eyacula antes de lo que desea. La pareja sexual se queda por lo general a dos velas, a no ser que tiremos de deditos, lengua, juguetitos,… Para él es una frustración, por un lado dejan insatisfecha a la pareja lo cual ocasiona miedo en él y, muchas veces,  enfado en ella y por otro lado casi no disfrutan de la sensación de orgasmo, en palabras de algún paciente aquejado de este problema “es como si orinase”.

Y en la eyaculación retardada tenemos lo contrario. La pareja llega (si es de llegar) a varios orgasmos, lo cual es genial en un principio, pero si él sigue y sigue, acaba irritada y frustrada igual que en el caso anterior, porque ¿a quien no le gusta ver a su churri tan excitado que tenga que parar,…? Y él acaba sudoroso, agotado del esfuerzo físico que supone un coito tan largo y si hay suerte y acaba eyaculando guay, pero si ni siquiera lo consigue,…. malo, malo, la autoestima de la pareja se resiente porque no se ve lo suficientemente deseada… y comienza a disminuir el deseo y la frecuencia sexual para no enfrentarse a estas sensaciones y sentimientos.

En la eyaculación retardada como su nombre indica el orgasmo se retrasa, y hay grados en el retraso. Hay chicos que ellos solos, haciéndose una pajita llegan “cuando quieren al orgasmo”, otros ni así pueden acelerar y hay incluso chicos que no logran eyacular nunca. Y entre esos extremos tenemos los que logran eyacular en presencia de la pareja, ya sea si se masturban ellos y/o si son masturbardos, los que apunto del orgasmo penetran y eyaculan dentro,…y todo un abanico de posibilidades.

Por supuesto cuanto más cueste eyacular en tiempo y esfuerzo y menos se eyacule en presencia de la pareja más difícil y menos expectativas de solución hay. Pero si logras eyacular en su presencia… ¡anímate, haz terapia!

Es verdad también que pueden existir causas físicas que hay que descartar y que explicarían a nivel físico esta patología: la prolactina alta, algunas cirugías de la pelvis, la diabetes, alguna obstrucción en la vías seminales, algunos medicamentos como los antidepresivos o incluso el alcohol podrían explicarlo y solucionando esto… solucionarlo.

Las causas más comunes que encontramos nosotras en Albora Bide son sin embargo psicológicas: el miedo a tener hijos, la ansiedad por complacer, “el miedo a la mujer”, mal aprendizaje.

La pareja puede ayudar bastante a que el problema se solucione, entendiendo que no es porque él quiere, ni porque no se sienta excitado en su presencia, y sobre todo no presionando, ya que se generaría más ansiedad y ésta agravaría el problema.

Todo se puede mejorar. Entrénate. Y resuelve el conflicto psicológico unido al problema

¿Fueron buenas las segundas oportunidades en el amor?

2014 noviembre 19
por lurdes y mertxe

 

¿Cuántas  cosas podemos decir de esto? Pues muchas y desde distintos lugares. Desde los motivos que se dieron para tener que dar una segunda oportunidad a las razones de quien da la segunda oportunidad y las razones de quien las pide. Y la credibilidad de los participantes.

Hay opiniones de todo tipo, que igual que en las películas las segundas partes nunca fueron buenas… que en las  parejas si se ha roto algo… difícil ya de resolver.  Otros, sin embargo opinan que merece la pena intentarlo.

Y claro, es que la historia  anterior que haya habido también cuenta, si ha sido buena es más fácil que “triunfe el amor” pero si ya había habido mal rollito… esta situación puede ser la que colme el vaso.

Y luego están los motivos de tener que dar una segunda oportunidad. Hay motivos…y ¡¡¡motivos!!!

Y luego está la capacidad de poder perdonar y la capacidad de arrepentimiento. Hay quien dice perdonar y en el fondo aprovecha la oportunidad para machacar al otro y estar todo el tiempo echando en cara lo sucedido. Y luego  hay quien pide perdón y al día siguiente vuelve a las andadas. Los motivos o razones de la separación son determinantes, por supùesto.  No es lo mismo romper por desamor, por mala o nula  comunicación, por adicciones, mal trato, infidelidad, la rutina,… Pero hemos de decir que lo más importante cuando trabajamos en pareja es la capacidad para el cambio de las personas que tenemos delante. Si es posible o no el cambio de actitud o de conducta. Y si el que perdona, aunque no olvide, es capaz de no echarlo en cara, porque aún haya dolor o ganas de venganza. Si estas dos cosas no se cumplen… ¡No te molestes!

No te encadenes a la nostalgia de los buenos tiempos. Eso es pasado y el pasado… pasado está. Vive en el aquí y el ahora. Piensa si el presente es bueno y si lo es a por él, pero si dejó de serlo,… márchate. Date una nueva oportunidad para ser feliz y crecer. Pero crea una historia nueva, la vieja te trajo aquí. Más de lo mismo… trae más de lo mismo. No repitas escenario.

Y ya la segunda oportunidad la das por pena o presión… vas mal. Empoderate de tu destino, de tu vida y responsabilízate para contigo mismo. Es algo que te debes y te mereces.

Si lo que te hace dar una segunda oportunidad es el miedo, la economía,… que sepas que te estás prostituyendo. Atrévete. Siempre no estuvo ahí y saliste adelante, pues ahora igual.

Pero si ha sido un desliz y te hizo “siempre feliz” perdona, cuando se perdona también se crece, si este perdón es sincero y no anulación y sometimiento.

Las parejas han de sacar lo mejor de uno mismo. Si sacan lo peor de ti, ¿qué haces ahí?

¿Por qué darías una segunda oportunidad y por qué no? ¿Y quién se la  merece y quién…?.

 

¿Eres de las que fingen un orgasmo?

2014 noviembre 11
por lurdes y mertxe

El hecho de que las mujeres fingan orgasmos es un tema que genera mucha controversia y que da pié a muchas investigaciones. ¿Por qué se finge? ¿Es necesario? ¿Conlleva algún tipo de beneficio?

La última investigación que se ha realizado en Estados Unidos nos habla de unas cuatro razones que muchas mujeres tienen para fingir un orgasmo:

-          Por miedo e inseguridad: “Con el objetivo de reducir las emociones negativas relacionadas con el encuentro sexual”. No las tienen todas consigo y el hecho de poder fingir les da la tranquilidad y seguridad de que no va a haber problemas.

-          Engaño altruista: “Para no herir los sentimientos de su pareja”. Este es un motivo muy peligroso. Si la pareja se entera de que finges, la herida y el dolor que se causan son mucho mayores. Hay que saber enfrentarse a las situaciones y como se suele decir: “hay que coger al toro por los cuernos”.

-          Aumentar la propia exitación: Fingiendo un orgasmo se aumenta el placer de ese momento. Esto en la consulta lo aconsejamos muchas veces ya que le pone a la mujer en un punto más álgido de excitación, y en aquellas que no conocen el orgasmo, se acercan un poquito más a él.

-          Terminar pronto el encuentro sexual: Aunque no han llegado al orgasmo, la relación ya no les está complaciendo y cuanto antes acabe, mejor. ¿Cómo la terminan? Pues fingiendo un orgasmo…

 

A la hora de hablar de fingir un orgasmo deberíamos de hacer una distinción previa entre aquellas mujeres que fingen porque no puden tener un orgasmo y en vez de enfrentarse al problema, lo esquivan y sobrellevan de esta manera, y, aquellas que utilizan el fingir porque les viene bien en un momento determinado, pero que sí tienen orgasmos de manera habitual.

Cada cual debe reflexionar y saber por qué finge y qué es lo que saca de beneficio. De las razones expuestas, la de para aumentar la propia excitación, pues como hemos dicho en terapia se aconseja a determinadas mujeres por el beneficio que les va a causar a ella y a la pareja. De hecho, nos encontramos muchas veces que en mujeres multiorgásmicas, alguno de sus orgasmos, normalmente de los primeros, son fingidos en un punto muy álgido de excitación ya que “eso le pone mogollón a mi pareja, se mete más en la faena, y yo sé que en un momentito voy a tener de verdad mi orgasmo”, “es com ser un poco actriz y eso me pone”… Realmente esto se lo puede “permitir” quien no tenga problemas con su orgasmo.

A las que no tienen orgasmo, en el tratamiento, en las atreas que tienen que realizar a solas, sí les animamos a fingir su orgasmo y que lo hagan exageradamente. Nos da pistas para ver cómo se lo imaginan y ver dónde tiene puestas las barreras.

 

 

 

 

 

 

Oposiciones y pareja: o, ¿la oposición se opone a la pareja?

2014 noviembre 7
por lurdes y mertxe

 

 

“Estoy sin trabajo, sin esperanza de encontrar algo digno, me meto en una academia y preparo una oposición, trabajo asegurado de por vida”.

Esta decisión es tomada por mucha gente, pero conlleva muchas varibles que tenemos que tener en cuenta. ¿Tenías una vida, es decir, antes de animarte a preparar una OPE, ya existías? Sí, ¿verdad? Pues prepárate. O te organizas o tu vida deja de ser tuya y pasa a no existir vida alguna. La OPE se transforma en tu vida, adios hobbys,  amigos, hijos,… pareja.

La clave es la organización. Hay una frase que usamos mucho en la consulta con nuestros pacientes y es la siguiente: “Tu eres una locomotora con muchos vagones (familia, curro, amigos, pareja, ocio…), vagón que dejas en el andén, ahí se queda, porque la vía es de sentido único, no hay posibilidad de dar marcha atrás. Nuestro aprendizaje será cómo hacer para poder tirar de todos los vagones a la vez; qué velocidad le tenemos que imponer a nuestra locomotora para no morir en el intento”. ¡Vamos, que fácil no es!

Es un proceso largo y que exige un sacrificio enorme. Pero de ahí a renunciar a nuestra vida, va un mundo.

Y tenemos que pensar que muchos preparan la OPE ya trabajando, entre el tiempo del curro, el de comer, dormir,… más estudiar,… ¿qué les queda? Y si ya tienes familia ¡flipa!

¿Pero qué hacemos? Pues planificar y seguir viviendo. El aprobar la  oposición es un objetivo pero no es tu vida, nunca ha de serlo. El presente es lo que hay, el futuro es incierto y el pasado… pasado está. No renunciemos a vivir por opositar, porque además eso nos dará fuerza para volver a sentarnos a estudiar. Prémiate por la consecución de cada pequeño objetivo que vayas consiguiendo. Importantísimo la planificación, gastar un tiempo en planificar es mejor que ponernos sin más. Esa planificación es un tiempo ganado, jamás perdido.

Y dejarnos contaros un cuento:

“Fueron contratados dos leñadores, el capataz les dijo a ambos: lo normal es talar 7 árboles en la jornada laboral. No exigimos más.

Los leñadores aplicados comenzaron su trabajo. El primer día, al acabar la jornada laboral, Jon había talado 7 y Ander 10. El segundo día Jon 7, Ander 9. Tercer día 7 frente a  8… y según fueron pasando los días Jon mantenía 7 y Ander había bajado hasta 4.

El capataz habló con Ander: Yo veo que te esfuerzas, cuando paso por donde estás siempre te veo en la faena, ¿qué es lo que te ha pasado? De 10 árboles has pasado a 4.

Ander avergonzado le comenta al capataz que no sabe, que él trabaja sin descanso, que al ver que ha descendido su rendimiento que ni siquiera para a comer, tala y tala sin parar.

El capataz le hace callar: Ander, ¿has afilado en estos días alguna vez tu hacha?

Sorprendido Ander responde: no. Nunca paro”.

Y tú, querido lector, ¿ya afilas tu hacha? Para a descansar, sal con tu pareja a tomarte un café, da un paseo, coge unas olas,… Vive, para poder volver. No pierdas lo importante de la vida que es vivir. Organízate.

Hay cosas que has de hacer por narices, tendrás que alimentarte, pues procura que sea un tiempo compartido con tus amigos o tu pareja. También tendrás que salir a ventilarte.  Haz que te entiendan y sean ellos los que se acerquen donde tu estés. Que te faciliten ese encuentro.

Los amigos, las parejas y los hobbys nos pueden ayudar a afilar el hacha. No tienen por qué ser un estorbo, sino un apoyo sin el cual las oposiciones pueden ser una bajada al infierno de Dante.

Tomarte una tarde de descanso puede suponer un adelanto porque vuelves con la satisfacción de haber hecho algo gustoso y con las pilas cargadas, el hacha afilada siempre tala mejor, más rápido y de forma más eficaz.

Todos los días no son buenos, la irascibilidad, la frustación, el agobio… estarán presentes en muchos de esos días y la pareja, los amigos y la familia muchas veces serán el blanco donde descargar. Procura pararte antes de disparar, no siempre será posible. Y entonces llegará la petición de perdón. No lo olvides, no trates mal a los que te quieren bien. Esos que están apoyándote y esperándote.

El incomprendido opositor no sabe cuan incomprendida es la gente que tiene a su alrededor y qué poco se piensa en ellos. Si ser opositor es difícil ser pareja de uno…

Pero todo pasa y con apoyo pasa mejor.

Divide la materia, organiza, subraya, resume, haz esquemas… y no olvides amar a tu pareja.

Un buen descanso puede ser tumbarte con ella, echar un polvo, salir a tomar algo,… No olvides vivir porque la vida no espera.

Suerte.

Y antes de acabar hacemos  un paréntesis irresistible:  decir  que nos da mucha pena que  en un país como el nuestro lleno de gente súper preparada, donde abunda la gente licencia, con postgrados,… no se vea más solución al paro que preparar una OPE.

¡Que de gente desaprovechada! Así nos va. Recortes en educación y sanidad. No hay recursos para la investigación,… ¡En fin! Ya compraremos las patentes fuera y nuestros licenciados trabajarán por Europa.

Este post se lo dedicamos a Iñaki. No abandones  las olas en este proceso y el cariñito que tengas a tu alrededor.

 

 

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.