Ir al contenido

Fetichismo

2015 julio 24
por lurdes y mertxe

 

Que nos guste algo mogollón y nos haga llegar a estados de excitación enorme es lo más normal de mundo, ¿no? Pero si ese algo se convierte en la única forma de encontrar placer sexual y alcanzar niveles de excitación elevados eso ya… ¡es un fetiche!

El fetichismo se centra en objetos inanimados o en partes del cuerpo no genitales, cmo por ejemplo, los pies. En este caso hay una despersonalización de la persona,  ya que es reducida a una parte y no se la ve en su totalidad.

El fetiche se convierte en muchas ocasiones en algo a esconder, da vergüenza reconocer que “sin ese pañuelo negro de lunares blancos” somos incapaces de excitarnos y mucho menos de corrernos. Ocultamos nuestro secreto porque sabemos “que es algo raro”, “que no es normal que no nos excitemos más que con eso” “a la gente le excitan más cosas”…

El fetiche se suele formar en algún momento de nuestra vida en el que asociamos dicho objeto o parte del cuerpo a procesos físicos relacionados con la excitación.

Y como todo en esta vida, lo bueno y lo malo está separado por una fina línea muy fácilmente traspasable. Todo va a depender del grado de fijación del fetiche, si es muy incapacitante o no, si afecta en nuestra socialización,… hay grados que necesitan de un seguimiento psicológico y farmacológico. Y otros muchos podrían reducirse a una forma de fantasía, sin mayor transcendencia. Todo dependerá del grado, como hemos dicho anteriormente.

También comentar que cualquier tipo de agresión deja de ser fetiche para convertirse en eso, una agresión y como tal será juzgada.

Bueno y hoy ya nos despedimos hasta septiembre deseándoos que paséis un feliz y erótico verano.

¡Hasta la vuelta!

 

 

 

Delitos de odio

2015 julio 21
por lurdes y mertxe

Como tantas veces decimos, estamos en el siglo XXI, parece que somos una sociedad civilizada, avanzada en pensamiento… pero luego llegan determinadas noticias que nos hacen decir de avanzada, ¡nada! Más bien pudiera ser una noticia que correponde al siglo XVIII.

Os lo contamos porque realmente es algo que a estas alturas, pensar y ver que hay personas que se han quedado ancladas, de mala manera, en no sabemos dónde…

Mirad qué cosas siguen pasando en el mundo. Bueno en el mundo sí, pero en nuestra sociedad, en nuestras vidas no en tierras lejanas.  El Ministerio del Interior ha hecho público el informe sobre delitos de odio de 2014  relacionados con la orientación sexual y la identidad de  género y los datos hablan de un aumento de estos delitos. El 40% de los delitos de odio están relacionados con la orientación sexual o la identidad de género. De 452 delitos en 2013 a 513 en 2014. De ellos, 401 son mujeres y 112 hombres. Ahí está nuesta sociedad avanzada, tolerante y todos los calificativos que se nos ocurran ponerle.

Y a esto hay que añadirle que entre el 60% y el 90% de las víctimas que sufre alguna agresón de este tipo no lo denuncia con lo cual las cifras reales son mayores.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) asegura que “el perfil de la víctima de homofobia es predominantemente masculino y que los casos de lesbofobia son más reducidos porque las lesbianas están muy invisibilizadas”.

Hacemos un llamamiento a la sensibilidad ciudadana y que cada uno en su foro interno haga la reflexión oportuna.

50 sombras de Grey: cuarta parte

2015 julio 17
por lurdes y mertxe

 

Si, como lo leéis, ya tenemos en las librerías la cuarta parte de la que fue la trilogía más vendida y más “susurrada”  del mundo.

E.L. James acaba de dar a luz a cuarta criatura.

El primer día de venta en New York fue todo un bombazo, la autora firmaba los ejemplares y estos no solo se vendieron como churros, sino que generó colas para comprarlo que hubieran hecho desistir al más entusiasta lector, pero en este caso…¡no! Esperaron pacientemente horas y algunas (porque sobre todo fueron ellas) pasaron la noche hasta que se abrieron y se llevaron a sus camas, digo a sus casas, el apreciado ejemplar.

Hemos de decir que nosotras hemos recomendado en muchas ocasiones la lectura de la triología, las que han podido con ella, claro, si no el primer volumen, ya que como era lectura de moda la leían sin necesidad de tener que esconderse. La recomendábamos para despertar el deseo y favorecer un poco la fantasía. La valoración global… muy buena, excelente, en la mayoría despertaba el deseo y a los parteners les hacía ponerse las pilas, en esto caso ponerlas las esposas.

En la cuarta parte la historia es contada por Grey y no por Anastasia. Si es que para repetir tanto hay que cambiar algo, porque si no…

Y por si esto fuera poco en los dos siguientes San Valentín podremos ir al cine a ver las dos siguientes películas, ahora tras el estreno del cuarto libro imaginamos que serán tres San Valentin más, en vez de dos. Así que ya tenéis el plan de los tres años siguientes para festejar dicho día.

¿Hoy no hay manera de llegar al orgasmo?

2015 julio 7
por lurdes y mertxe

A todos nos ha pasado alguna vez, estamos súper excitados, nos lo estamos pasando muy pero que muy requetebién, y sin embargo no terminamos de poner la guinda al pastel, ¡no hay manera de llegar al orgasmo!

Pensamos en esa persona que nos mola, fantaseamos con esa situación que generalmente no falla nunca, que siempre nos hace explotar de placer, tensamos nuestras extremidades,… ¡pero no llega!, estamos todo el rato a puntito y cuando casi lo rozamos… ¡se nos va!

Pues lejos de agobiaros y obsesionaros con el tema, olvidaros del orgasmo, el pastel está rico en sí mismo, dejar la guinda para cuando quiera colocarse ella solita porque sino el proceso de ansiedad por llegar al orgasmo os impedirá precisamente conseguirlo.

Daros cuenta de que la sexualidad se puede volver fácilmente en algo exigente, en una prueba de examen, donde hay que tener un orgasmo para uno… ¡satisfacer el narcisismo del otro!, que el otro se quede contento por lo bien que nos lo ha hecho pasar y así quiera repetir  y dos… mitigar nuestro miedo de que pueda pensar que no somos unos amantes de la leche. En el fondo solo hay miedo, miedo a que al otro no le guste y pueda no volver a quedar con nosotros o pueda dejarnos.

Y pensar que cuando nos empezamos a rayar con el “no llego, ay, parece que ahora sí, ¡vaya, se me fue!” en vez de estar en la piel y sentir y excitarnos nos estamos colocando en  una actitud de observador, nos estamos saliendo de la piel, del sentir, y solo estamos poniendo nuestras sensaciones bajo el microscopio, con lo cual nos alejamos más del sentir y por lo tanto más del orgasmo.

¡No siempre es domingo! Que todos queremos llegar al orgasmo, ¡pues claro! Pero que cuanto más nos obsesionemos  más se nos aleja ¡eso es impepinable!

Solo hay una forma de llegar: sentir. Y para sentir tenéis que ser los actores de vuestra película erótico-festiva, tenéis que vivir vuestra historia, no podéis ser observadores que van viendo cómo la posibilidad de llegar se aleja, se acerca,… Es decir, elegir en el sexo ser actores y no espectadores.

Y si no llegas un día… ¡no pasa nada! Y si no llegas nunca… ¡ponle solución!

La primavera y el verano…el deseo alteran

2015 junio 30
por lurdes y mertxe

 

Hace poco tiempo os hablabámos de las estaciones cómo afectaban al deseo. Vamos a reincidir en este tema.

Con la llegada del calorcito, nos quitamos la ropa extra que hemos llevado durante meses, de Noviembre a Marzo no se  nos ven ni los dedos de las manos, aquí en el norte, y cuando las temperaturas van subiendo… la ropa va cayendo. Los ojillos tienen más  cosas bonitas para mirar, se incrementa el estímulo visual.

Luego tenemos más horas de día con lo cual al salir del curro muchas veces quedamos con amigos y vamos a  tomar algo, nos socializamos más, no tenemos tantas ganas de irnos a casa, apetece disfrutar de la tarde, con lo que el conocer a alguien se ve facilitado.

Un dato curioso que hemos encontrado en Internet es que el calor aumenta la producción de testosterona en el hombre y de estrógenos en la mujer, y con ello aumenta la posibilidad de un encuentro sexual ya que el deseo sexual aumenta.

Por otro lado, tanto en hombres como en mujeres aumenta la secreción de endorfinas y cuando uno está contento se ha demostrado que el deseo sexual también aumenta. Vamos más felices y más satisfechos sexualmente parece ser que en otoño e invierno.

Y ojo al dato, parece que son los madrileños los que más aumentan su deseo sexual en la época estival,…¡si es que hace un calor en Madrid en estas fechas!

También es verdad que empieza la época de vacaciones y esto nos hace coincidir más con la pareja, no estamos tan cansados y baja el estrés y todo ello repercute de forma positiva en nuestro deseo. Recordar  que las personas necesitamos parar y descansar para que nuestra salud mental no se deteriore.

Pues nada, ya sabéis, a disfrutar del veranito.

 

Enamorado de mi suegra

2015 junio 23
por lurdes y mertxe

 

“Pues sí, si la hija estaba estupenda… ¡resulta que su madre estaba tremenda! Llevábamos ya dos años juntos cuando me presentó a su familia y ya me fijé en ella”, así nos contaba esta semana un paciente atormentado.

“Todo iba bien entre nosotros, alguna que otra discusión sin mayor importancia, buen sexo, aficiones comunes,… habíamos alquilado un piso y llevábamos ocho meses allí cuando  la madre y el padre  de mi novia se trasladaron temporalmente a nuestra casa porque iban a arreglar los baños y la cocina en la suya. Cada día que pasaba no podía evitar sentirme más y más atraído por esta mujer, trataba de disimular,  de no mirarla, temía que todos se diesen cuenta y se desatase la tormenta. Ahora ya se han ido pero yo estoy hecho un lío, no me atrevo a decírselo a mi novia pero tampoco quiero vivir así”.

Este paciente tiene depresión, ha venido a la consulta para que le ayudemos a tomar una decisión, es incapaz de dar un paso, por un lado sabe que ya no puede seguir con su  novia, y por otro al separarse de ella no volvería a ver a “su amada”. Su novia no entiende qué le pasa, y él no se atreve a contarle a nadie lo que está viviendo.

Separarse es la única solución,  pero cuando uno está tan dentro del pozo… tomar una decisión así, requiere de una fuerza que uno no tiene y sin embargo es la única salida para superar la depresión y recuperar su paz.

Ha pensado decírselo todo a su pareja, ¿para qué? Si lo hace se va a volver a enamorar de ella, ¿se va a desenamorar de su suegra?, solo le va a causar dolor, y ya es bastante dolorosa la ruptura, si se atreve a ejecutarla, como  para sumar más elementos.

¿Decírselo a la amada, a la madre de ella? El mismo sin sentido.

Difícil situación. ¿Qué haríais? ¿Qué le recomendaríais?

¿Cúando más sexo: en verano o en invierno?

2015 junio 16
por lurdes y mertxe

¿Te has parado a pensar si te afecta la estación del año en tus relaciones sexuales? Cuántas veces oímos: “A mí en invierno me da una pereza… quitarte la ropa con el frío que hace”. “Con el calor no puedo, menudo agobio… solo pensar en que voy a pasar más calor, el sudor…”.

A cada persona el calor o el frío le afecta de una determinada manera y ello favorece o elimina el deseo sexual. El invierno normalmente lo que hace es aumentar la intimidad, crear un ambiente más propicio, ya que el frío nos ayuda a quedarnos en la cama, a juntarnos y a sentir el calorcito de tu pareja cerca, con lo que es más posible el abrazo, los besos, las caricias… Las emociones, el acercamiento parece que van más ligadas a la época de frío y ello hace que aumente la posibilidad de tener relaciones sexuales.

El verano, tan deseado, pues tiene también lo suyo. El buen tiempo, verano unido a momento de vacaciones, de descanso… posibilita el acercamiento. Aunque si las temeperaturas son muy altas pueden tener el efecto contrario de no querer hacer ningún sobreesfuerzo, ya que el calor en muchas personas no es tolerado de buenas maneras porque provoca agobio, bajonazo, se sienten sudadas, y ello dificulta que el deseo sexual aparezca.

También es una época que muchas veces provoca más cansancio. Si es una pareja que tiene hijos, que están por ahí de vacaciones, el estar 24 horas seguidas con ellos, de aquí para allá hace que cuando llegue el momento de estar solos, el cansancio es tal, que priorizan el descanso. Muy entendible, por cierto. Pero, habrá que buscar otros momentos porque si no esa parte íntima va perdiendo protagonismo. Y la pareja se va acostumbrando a no tener relaciones sexuales.

Por otro lado, el verano favorece el poder tener escenarios diferentes. Llevamos menos ropa, con lo cual hay más contacto de piel con piel, que por cierto al estar más morenita nos hace sentirnos más favorecidas; el estar en la playa, el darnos un baño juntos da pie a juguetear o algo más; el monte, disfrutar con todos los sentidos en esos paisajes alucinantes; en casa, no estamos como la cebolla, con un montón de capas de ropa encima… Y tenemos la ayuda del sol que nos ayuda a segregar determinadas hormonas que van a ayudarnos en nuestro deseo.

Ahora iniciamos, esperemos,… el verano, el tiempo de calorcito. Aprovechémoslo para acercarnos a nuestra pareja y para invertir en nuestra intimidad. Eso va a beneficiar a la relación en todos sus aspectos y hará que el invierno sea más calentito.

 

 

 

 

 

¿Se recupera a un agresor sexual?

2015 junio 12
por lurdes y mertxe

 

Aunque la práctica clínica no es muy esperanzadora sobre estos casos y lo escrito sobre este tema aún menos, nosotras vemos que cuanto  más joven es el agresor más posibilidades tenemos de  éxito terapéutico.

En todos los tratamientos con agresores sexuales, ya sean adolescentes o adultos, lo que tratamos de hacer es que empaticen con las víctimas, que se pongan en su piel, en lo que pudieron sentir, las repercusiones que les puede haber ocasionado en su presente…etc para que esto sirva de impedimento en esas posibles agresiones futuras.

Tratamos de identificar, recogiendo su biografía, las causas que le han convertido en un agresor, muchas veces nos encontramos con que ellos mismos fueron víctimas en su pasado de una agresión sexual, entonces les hacemos recordar la experiencia, sus pensamientos y emociones para que les sea más fácil empatizar con su víctima.

Qué fácil es pasar de ser víctima a ser verdugo, las dos caras de la misma moneda,  que a veces parece girar de forma macabra.

Y también hemos de decir que alguna vez, gracias a Dios, muy pocas,  hemos trabajado con algunas pocas personas que no parecían sentir culpa, donde no existía la capacidad de empatía  y la barrera entre el bien y el mal solo atendía a su satisfacción personal.

La reincidencia de los agresores sexuales tiene que ser tenida en cuenta, pero hay que distinguir entre las agresiones intrafamiliares, las de niños, las de adultos fuera de la familia y la de los violadores. Indiscutiblemente los más difíciles son los violadores, no creemos en el éxito terapéutico, violen niños o adultos, da igual. Aunque las intrafamiliares suelen ser recurrentes y la víctima se ve agredida una y otra vez por el mismo agresor.

Desde aquí  por supuesto animar a todas las víctimas a denunciar o confesar a alguien, en quien puedas confiar, lo que te está sucediendo padre, madre, hermano, profe, amigo… Muchas veces “solo” con amenazar con decirlo la agresión para.

Y el decirlo además de liberarnos y  permitirnos  sentir apoyo y ayuda, es un acto de valor que no queda ahí, va más allá de nosotros, con tu denuncia proteges y evitas que esa persona vuelva a agredir a otras personas.

 

 

 

¿Conoces el beso de Singapur?

2015 junio 9
por lurdes y mertxe

En el sexo no hay que “dormirse”, no podemos o no debemos de hacer siempre lo mismo ya que por muy bueno que sea, al final acaba por ser rutina y no nos estimula lo suficiente.

Todo lo que se nos pase por la cabeza, que nos apetezca hacer, es válido siempre y cuando, la otra parte esté de acuerdo. Podemos jugar con los escenarios, con los olores, con la juguería sexual, con las posturas, con la técnica…

Pues precisamente de posturas y de técnicas os vamos a hablar hoy. Últimamente se está hablando mucho de ello, de una técnica llamada el “beso de Singapur”, “pompoir” o “kabazza”. ¿Habéis oído hablar de ello? Pues os vamos a dar unas pinceladas de en qué consiste. Su objetivo es mejorar la vida sexual de las parejas.

El beso de Singapur se practica con la mujer encima del hombre, o de lado. Y en vez de moverse cabalgando ella o embistiendo él, hay que permanecer quietos y el músculo pubococcígeo de la vagina es el que va a estimular la erección de él. Es como practicar los ejercicios de Kegel. Y nos viene de maravilla para nuestra musculatura vaginal, y el suelo pélvico, y, evitar en un futuro la incontenincia urinaria.

La mujer utiliza su vagina para estimular el pene del hombre como si lo estuviera succionando. De ahí viene que se le llame tambiém “pompoir”, que en francés seía algo como”chupadora”. Y lo de “kabazza” es porque a parte de la musculatura vaginal se utiliza también el abdomen.

Esta tradicón viene de la India hace más de 3.000 años y luego de ahí se extendió a Tailandia y Japón. De hecho a las gheisas se les entrena en esta técnica. No es algo fácil, pero con entrenamiento se pude conseguir.

Además lo mejor de todo es que no consiste en hacerlo perfecto, solo con intentarlo sería suficiente, porque algo diferente y nos va a hacer pasar un rato divertido.

Así que a practicar muchos besos de Singapur… y a experimentar nuevas sensaciones. El se deja llevar y ella dirige.

Negar la evidencia: infidelidad

2015 junio 5
por lurdes y mertxe

¿Por qué será que ningún infiel reconoce serlo? Lo niegan a muerte, o les pillas con las manos en la masa o… te puedes dar por… En el típico skech de televisión veríamos a uno escondido en el armario,  al marido de la infiel abriendo la puerta (puede ser al revés, ehh) y el de dentro diciendo: “no es lo que parece”.

El miedo a perder lo que tenemos, sea bueno o malo, nos hace aferrarnos a un clavo ardiendo, y el infiel se apega a lo seguro pero… coge oxígeno en otro sitio. Mientras,  el engañado se quiere creer aquello que le cuentan, por muy rocambolesco que parezca,  para no tener que actuar, para no dar un golpe en la mesa y mandar a paseo al que le ha traicionado y “maltratado” porque está claro que la infidelidad cuando existe la sospecha es un sin vivir que uno acepta o traga, algunas veces mejor que otras.

¿Por qué tragamos? Nos dejamos llevar por el miedo a la soledad tan humano como la humanidad misma. Y no nos damos cuenta de que en realidad ya estamos solos, peor que solos, estamos mal acompañados y mientras mantengamos esta mala compañía no podremos tener una buena.

Esperamos que cambie, ¿pero cómo podemos esperar que alguien cambie si ni nosotros mismos somos capaces de cambiar?, de dar el salto, de enfrentarnos a nuestros fantasmas. Pedimos un imposible.

Quien haya leído el libro de “Quién se ha llevado mi queso” sabe que siempre tenemos que tener puesto el chándal y las zapatillas de deporte, la vida es movimiento y debemos de estar preparados para los cambios que se nos plantean.

¿Y sabéis que? Cuando nos atrevemos resulta que el fantasma no era ni tan grande, ni tan malo.

Tanto al infiel como al traicionado animarles desde estas líneas a que se pongan el chándal y las zapatillas y afronten el cambio que la vida les pide.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.