Misión imposible

Tocó la visita al Bernabéu en un momento inoportuno. Real Madrid y Barça vuelven a tutearse e intercambian bravuconadas como la que pagó el Almería y su técnico a precio de oro. Se acerca el clásico del lunes y todos quieren situar un pie por delante de la línea de salida. Ante esa misión poco menos que imposible el Athletic hizo lo que pudo. Plantó cara a los de Mourinho en la primera mitad. Y no se dio por derrotado cuando el Bernabéu hizo valer la norma de que dos errores valen dos goles, que en este caso firmaron Higuaín y Cristiano Ronaldo. Casi habíamos dejado de preguntarnos qué hacía Amorebieta de lateral.

Nos fuimos al descanso con el gol de Llorente -parece fuera de juego- que acercaba el milagro. Pero no hubo tal. En la segunda parte el Real Madrid se subió a la apisonadora. Sergio Ramos y Cristiano (que completó un hat trick) pusieron el 5-1 en el marcador. En el gol de Ramos tras un penalti tonto, Mourinho se desgañitó. No comprendió que el jugador portugués cediera el lanzamiento a su compañero. Ya estaba en la primera fila de la grada y Karanka parecía un convidado de piedra. En el siguiente gol del largo calvario, Iraizoz acabó por cabrear a la parroquia rojiblanca con un error inexplicable al intentar despejar con el puño un balón que le venía a las manos. Lo mejor era hacer las maletas. Se acerca un clásico emocionante, pero el nuestro, el viejo clásico, queda cada vez más lejos.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.